Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Covid-19: mortalidad asociada a dos signos fáciles de medir en casa

Según los autores del estudio, cualquier persona que reciba un resultado positivo en la prueba de detección de covid-19 puede controlar fácilmente estos dos signos en casa.

Publicado

on

Foto: AFP

El simple control de la frecuencia respiratoria y la saturación de oxígeno en sangre en casa puede reducir el riesgo de muerte por covid-19, según un estudio de la Universidad de Washington, Estados Unidos. 

De acuerdo con las orientaciones actuales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., las personas con covid-19 deben buscar atención médica cuando experimentan síntomas manifiestos como “dificultad para respirar” y “dolor o presión persistente en el pecho”, indicaciones que pueden estar ausentes incluso cuando la respiración y el oxígeno en sangre han alcanzado niveles peligrosos, señalan los investigadores del estudio publicado en la revista Influenza and Other Respiratory Viruses.

Lea también: Chile flexibiliza restricciones para los vacunados contra covid

Así, en el caso de algunas personas con covid-19, cuando se sienten lo suficientemente mal como para acudir al hospital, puede haber pasado la oportunidad de una intervención médica temprana, señalaron.

Los científicos recomiendan que las personas con resultados positivos en la prueba COVID-19, en particular las que tienen un mayor riesgo de sufrir resultados adversos debido a la edad avanzada o la obesidad, compren o pidan prestado un oxímetro de pulso y controlen si el oxígeno en sangre está por debajo del 92%.

Intervención temprana para salvar vidas

“Estos resultados se aplican a la experiencia vivida por la mayoría de los pacientes con covid-19: estar en casa, sentirse ansioso, preguntarse cómo saber si su enfermedad progresará y preguntarse cuándo tiene sentido ir al hospital”, dijo el Dr. Neal Chatterjee de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.

“Al principio, la mayoría de los pacientes con covid no tienen dificultades para respirar. Pueden tener una saturación de oxígeno bastante baja y seguir siendo asintomáticos”, afirma Sotoodehnia. “Si los pacientes siguen la orientación actual, porque puede que no les falte el aire hasta que el oxígeno en sangre sea bastante bajo, entonces estamos perdiendo la oportunidad de intervenir pronto con un tratamiento que salve la vida”.

Lea también: Para Maduro, Colombia tiene plan para infectar con covid a Venezuela

Elena Ruiz, de 53 años, respira oxígeno con la ayuda de una enfermera, como parte del tratamiento de recuperación de COVID-19, en Lima, Perú.

Hipoxemia y taquipnea

Para el estudio, los investigadores examinaron los casos de 1.095 pacientes de 18 años o más que ingresaron con covid-19 en los hospitales UW Medicine de Seattle o en el Centro Médico de la Universidad Rush de Chicago entre el 1 de marzo y el 8 de junio de 2020.

En comparación con los ingresados con un nivel de oxígeno en sangre normal, los pacientes hipoxémicos (con una saturación de oxígeno en sangre baja; del 91 % o menos) tenían un riesgo de mortalidad entre 1,8 y 4,0 veces mayor, según los niveles de oxígeno en sangre del paciente.

Asimismo, en comparación con los pacientes ingresados con frecuencias respiratorias normales, los que presentaban taquipnea (respiración rápida y superficial; 23 respiraciones por minuto), tenían un riesgo de mortalidad entre 1,9 y 3,2 veces mayor.

Lea también: Latinoamérica y el Caribe rebasan millón de muertos por Covid-19

Casi todos los pacientes con hipoxemia y taquipnea necesitaron oxígeno suplementario, que, cuando se combina con glucocorticoides reductores de la inflamación, puede tratar eficazmente los casos agudos de covid-19.

Aunque los pacientes presentaban con frecuencia hipoxemia o taquipnea, pocos informaron de que les faltaba el aire o tosían independientemente del oxígeno en sangre.

Contactos clínicos de primera línea

Según el comunicado de prensa de la Universidad de Washington, los hallazgos tienen relevancia para los médicos de familia y los proveedores de atención virtual, que suelen ser los contactos clínicos de primera línea para las personas que han recibido un resultado positivo en la prueba COVID-19 y quieren controlar los síntomas significativos.

“Recomendamos que los CDC y [la Organización Mundial de la Salud] consideren la posibilidad de reformular sus directrices para tener en cuenta a esta población de personas asintomáticas que realmente merecen ser ingresadas y atendidas en el hospital”, dijo Chatterjee.

Lea también: Israel le dirá adiós a las restricciones contra el coronavirus

Investigadores recomiendan uso de oxímetro

Sotoodehnia recomendó que las personas con resultados positivos en la prueba COVID-19 compren o pidan prestado un oxímetro de pulso y controlen si el oxígeno en sangre está por debajo del 92%. Estos dispositivos, similares a un clip, se colocan en la yema del dedo y pueden adquirirse por menos de 20 dólares.

DW

Publicidad
Publicidad