Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

Ubits capta US$5 millones para seguir por el mercado de las capacitaciones corporativas

Con esta inyección de capital duplicarán a más de 1.000 el catálogo de cursos.

Publicado

on

Julián Melo y Marta Forero, cofundadores de Ubits.

Ubits, la empresa de capacitación corporativa online de Latinoamérica recibió de Owl Ventures, -uno de los fondos de educación más grande del mundo cuyo enfoque es la tecnología educativa- una inversión cercana a los 5 millones de dólares, como parte de una ronda de inversión Serie A. Además, contó con co-inversionistas como Roble Ventures, fondo de Sergio Monsalve quien también es miembro de la junta de Udemy, Salkantay y Amador Holdings.

En el 2020, Ubits recibió una inversión de la Universidad de Stanford, que fue la primera inversión realizada por esta universidad en Latinoamérica y a comienzos del 2021, la compañía anunció una alianza con Coursera, en la que seis cursos desarrollados por esta compañía estarán en la plataforma de la empresa estadounidense. Forbes consideró a Ubits este año una de las 30 promesas de los negocios.

Julián Melo, CEO y cofundador de Ubits, señaló que: “los recursos de esta ronda de inversión serán utilizados para lograr expansión en Latinoamérica: principalmente Chile y Centroamérica y consolidarse en Colombia, México y Perú. Además, duplicaremos a más de 1.000 el catálogo de cursos y desarrollaremos tecnología para brindar mayor valor a nuestros clientes corporativos”.

A raíz de la pandemia, se evidenció una alta demanda de entrenamiento en línea, por lo que Ubits brindó capacitación de forma gratuita a más de 500 empresas en la región con el fin de ayudarlas a adaptarse a “la nueva normalidad” y así facilitarle a las personas la adquisición de nuevas habilidades. “Gracias a esto, logramos impactar a más de 50.000 empleados y la empresa evidenció un crecimiento 3x en el 2020 con clientes corporativos en más de 10 países de todo Latinoamérica” afirmó Melo.

Cabe destacar que Ubits ya había contado con inversionistas previos como YCombinator, Stanford GSB Impact Fund, S28 Capital y Magma Partners.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Emprendedores

Coljuegos sanciona a Rappi por operación ilegal de su juego de azar ‘RappiPolla Mundial’

La sanción contempla una multa por 78 millones de pesos y una inhabilidad para operar juegos de azar por cinco años.

Publicado

on

La autoridad de juegos de suerte y azar, Coljuegos, anunció este martes una sanción hacia Rappi por “operación ilegal de juegos de suerte y azar en la modalidad de promocional”, es decir, aquellos que buscan promocionar bienes y servicios en donde se ofrece un premio sin necesidad de un pago para participar.

La sanción de Coljuegos a Rappi se da particularmente por el juego ‘RappiPolla Mundial’ y contempla el pago de una multa por 78 millones de pesos. Además, establece una inhabilidad para operar juegos de suerte y azar durante cinco años.

Lea también: Estos son los propietarios de equipos deportivos más ricos del mundo 2021

A través de un comunicado de prensa Coljuegos hizo un llamado a las empresas para que “a la hora de realizar sus juegos promocionales soliciten autorización”, además destacó que “los dineros que se recaudan por estos conceptos se destinan para la salud de las poblaciones más vulnerables en Colombia y que las instituciones, entidades y personas naturales que realizan este tipo de actividades promocionales deben tramitar los permisos respectivos”.

Según reveló la organización, actualmente se adelantan siete investigaciones, similares a las de Rappi a otras empresas y personas naturales que han evadido la autorización de Coljuegos para la realización de su promocional. “Coljuegos recuerda que, si un juego cumple las condiciones de cubrimiento nacional, requiere autorización del regulador pero que, si se desarrolla únicamente para una ciudad, lo autoriza la entidad delegada correspondiente, por ejemplo, en el caso de Bogotá se encarga la Lotería de Bogotá o en Medellín, la Beneficencia de Antioquia”, puntualizó.

Seguir Leyendo

Emprendedores

‘Se vuelven adictivos’: CEO de Jokr sobre los domicilios rápidos de supermercado

Los domicilios rápidos son la tendencia del momento en las plataformas digitales. Forbes habló en exclusiva con Ralf Wenzel, cofundador y CEO de Jokr, una plataforma europea que aterriza en Colombia para incursionar el mercado de ‘súper’ que lideran Merqueo y Rappi.

Publicado

on

Jokr
Ralf Wenzel, CEO de Jokr.

A la popularidad que las plataformas digitales de domicilios han ganado en los últimos años se está sumando una nueva categoría: la de los domicilios rápidos.

Cuando se refieren a rápido, consiste en que un pedido de supermercado llegue en menos de 15 o 10 minutos. Lo hacen posible instalando ‘tiendas ocultas’ casi que por manzana para acaparar zonas estratégicas en la ciudad. Espacios que alojan el inventario y desde donde despachan los domicilios para estar cerca de los usuarios.

Al segmento del supermercado a domicilio, que en Colombia dominan Merqueo, Rappi y Cornershop, está entrando un nuevo jugador que inicialmente solo está en algunas zonas de Bogotá, pero que tiene detrás nombres reconocidos de la industria de las plataformas digitales.

“Reemplazamos la ida al refrigerador”, le dijo a Forbes Ralf Wenzel, cofundador y CEO de Jokr, una plataforma digital creada en Alemania que está haciendo inversiones agresivas para crecer en América Latina y Estados Unidos. “Se vuelve adictivo de usarlo, lo tienes en 15 minutos en tus manos, vamos a este tipo de usuario que quiere eliminar el desperdicio”.

Wenzel fundó antes Foodpanda, una plataforma que fue integrada al conglomerado Delivery Hero. También fue socio en el fondo de inversión de Softbank, el poderoso grupo japonés que ha invertido más de US$1.000 millones en Rappi. Softbank también está respaldando a Jokr, junto a HV Capital, Tiger Global, Monashees y Kaszek.

“He estado construyendo empresas desde hace 20 años”, sustenta el CEO de Jokr, al plantear que todas han sido de carácter global. “Como equipo tenemos la experiencia para resolver problemas en la industria minorista”.

Frente al liderazgo de Rappi, que ya lanzó Turbo, un servicio de entregas en 10 minutos; Merqueo, que prepara Ultra, de entregas en 10 minutos y Cornershop, que cuenta con el respaldo de Uber, Ralf considera que, como más del 90 % del comercio minorista, todavía no está en línea y que las plataformas existentes no alcanzan para atender toda la creciente demanda que se aceleró con la pandemia. “La competencia para nosotros está fuera de línea, no las plataformas en línea”, acota.

“Se vuelve adictivo de usarlo, lo tienes en 15 inutos en tus manos. Por eso, vamos a ese tipo de usuario que quiere eliminar el desperdicio”.

Ralf wenzel, cofundador y ceo de jokr.

Sin embargo, resalta diferencias. Mientras que Rappi y Cornershop funcionan con el modelo de economía colaborativa en el que los repartidores son independientes, en Merqueo y Jokr son empleados de la compañía.

“Estamos cambiando la dinámica de consumo”, complementa Germán Peralta, quien lidera la operación en Colombia y es uno de varios cofundadores de Jokr en América Latina. “Vamos con responsabilidad social con los domiciliarios, pero no se trata de robarle consumidores a la competencia, lo que vamos a hacer es acelerar el cambio a digital”.

Los inversionistas de capital de riesgo han puesto cerca de casi US$14.000 millones en plataformas de domicilios desde cuando comenzó la pandemia, según Pitchbook Data, y lo que han invertido en el primer trimestre de 2021, ya superó la financiación de todo el año anterior.

El foco de estas inyecciones de capital son esta nueva generación de plataformas de domicilios ultra rápidos, que se hacen realidad con la instalación masiva de ‘tiendas ocultas’ por todas las zonas posibles, emulando en otros sectores lo que con éxito han hecho los restaurantes con las ‘cocinas ocultas’. La alemana Gorillas, la turca Getir, la estadounidense GoPuff, la española Glovo y la brasilera Daki también están haciendo millonarias inversiones para entregar pedidos en el tiempo que prometen.

“Con la crisis del Covid los precios de los lugares han caído significativamente”, rescata Ralf, seguro de que encontrarán espacios desocupados en toda las locaciones que sean necesarias para instalar las tiendas ocultas que necesitan para que esto funcione.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Seguir Leyendo

Emprendedores

NotCo, la startup chilena que está revolucionando la producción alimentaria

La foodtech alimentaria chilena NotCo comenzó hace apenas cinco años a crear alimentos basados en plantas, para reducir el impacto ambiental de la industria basada en animales. a su CEO, Matías Muchnick, no le basta con haber fundado un negocio multimillonario que ya se ha expandido a siete países del hemisferio: quiere que la empresa sea el ‘Intel’ de los alimentos, el chip que mueva en el futuro la industria alimentaria global.

Publicado

on

NotCo, fundada en Chile en 2016, elabora mayonesa, leche, helados y hamburguesas con base en plantas, y es la súper estrella de las startups chilenas. Sin embargo, para Matías Muchnick, su CEO, el mayor valor de la empresa no radica en sus productos, que por lo menos en Chile han atrapado a los consumidores -su hamburguesa hecha con plantas tiene el 5 % de todo el mercado de hamburguesas del país-, sino en Giuseppe, el algoritmo que usan para desarrollarlos.

NotCo “no es una nueva marca, no es un nuevo producto, es una tecnología que te permita hacer las cosas extremadamente mejor que como se venían haciendo”, dice Muchnick en entrevista con Forbes, donde confirma que ya tiene acercamientos de empresas que quieren producir alimentos basados en plantas utilizando a Giuseppe.

Lea también: Chazki, la app de delivery peruana que llega a Colombia

“Sí, es una posibilidad, lo estamos hablando”, confirma el ejecutivo, de 32 años de edad. “Hay varias compañías que se nos han acercado para producir con Giuseppe, con nuestra tecnología y con nuestra gente”.

La historia de NotCo fue noticia internacional en 2019 cuando se supo que Bezos Expeditions, la empresa de capital de riesgos del hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, invirtió en ella. Desde entonces, la foodtech se convirtió en la empresa chilena que más inversión extranjera ha atraído en la historia con unos US$120 millones en capital tanto de Bezos como de otras firmas vinculadas a Silicon Valley.

NotCo fue fundada en 2016 por Muchnick; el doctor en Computación Karim Pichara (ahora jefe de Tecnología), y el doctor en Biotecnología Pablo Zamora (ahora asesor científico), quienes trabajaban en un antiguo laboratorio farmacéutico financiado por familiares y amigos.

La empresa partió de la premisa de sacar al animal de la ecuación alimentaria y producir de manera sostenible alimentos deliciosos, de consumo masivo, que repliquen o mejoren lo que a millones de personas les fascina sobre las proteínas animales.

Esta preocupación, dice el CEO, viene de su incursión en la industria alimentaria en 2012 con una empresa de alimentos veganos, donde tomó más conciencia sobre la sostenibilidad de los alimentos en un mundo en donde la población no para de crecer.

Lea también: El silencioso ascenso de Tpaga que le podría llevar a ser un futuro unicornio colombiano

“El mundo se está cayendo a pedazos y lo estamos viendo en vivo y en directo…el denominador común de todos los males ambientales conocidos por el hombre vienen del proceso que decidimos para generar la nutrición para esta población”, afirma Muchnick.

“Hoy día el animal farming pasa a ser el principal factor del cambio climático. Deforestación, uso de agua, uso de tierra, contaminación de los océanos, pérdidas de especies, deforestación del Amazonas, emisiones de CO2. ¿Adivina quién es el number one? Es la industria de alimentos”, explica.

De hecho, esta industria -incluyendo la agricultura, el uso de suelos y bosques, la cría de animales y su alimentación, el procesamiento de alimentos, refrigeración, transporte y empaques- es responsable de una cuarta parte (26 %) de las emisiones de gases de invernadero que contribuyen al cambio climático, según el centro de datos Our World in Data de la Universidad de Oxford.

Según Muchnick, esa urgencia por desarrollar rápidamente una producción sostenible está en la empresa desde sus comienzos y “si uno no está con urgencia en NotCo, está en el lugar equivocado”. “Para nosotros siempre la solución tenía que venir de un cambio y un cambio rápido. Las revoluciones no se hacen en un periodo extenso, se hacen en periodos cortos”, dice el ejecutivo. “Nosotros siempre estábamos convencidos de que la única manera de ser revolucionarios en la industria era inventar una tecnología nueva”.

El motor del rápido cambio del que habla el CEO fue desarrollado por Pichara y se llama Giuseppe, la tecnología en el corazón de NotCo recién patentada el pasado mes de marzo en Estados Unidos.

Lea también: ‘Es difícil decirle que no a Warren Buffet’: David Vélez, CEO de Nubank

Giuseppe es un algoritmo que permite a NotCo concebir, desarrollar, probar y llevar a las góndolas de los supermercados un producto basado en plantas en un máximo de cuatro meses, según Muchnick. El algoritmo analiza la estructura molecular de los alimentos de origen animal (leche, mayonesa, carne) y busca en su base de datos qué plantas contienen moléculas similares.

Por ejemplo, la leche, el coco y la piña comparten unas moléculas llamadas “lactonas”, que le dan al lácteo ese gusto cremoso que tanto gusta. Giuseppe pronostica cómo deberían mezclarse las moléculas de coco y piña y en qué cantidades para producir una bebida similar o mejor que la leche. La NotMilk, por ejemplo, está elaborada con repollo y piña que le agrega sabor y olor; guisantes que aportan proteínas y fibra de achicoria para mejorar la digestión. La NotMayo está elaborada con vinagre de uva, garbanzos, aceite de canola y semillas de mostaza.

“El producto que sale ya en la segunda semana de pruebas es mejor que el primero”, asegura el CEO, acelerando dramáticamente el desarrollo de los alimentos. El algoritmo, además, le ha permitido a la compañía entrar a la misma vez en múltiples categorías de alimentos: mayonesa, leche, helados y hamburguesas.

En la industria tradicional, dice, ese proceso de investigación y desarrollo de alimentos toma un mínimo de 18 meses. A Impossible Foods, de Estados Unidos, por ejemplo, desarrollar su popular Impossible Burger le tomó cinco años

NotCo, por otra parte, no fabrica los alimentos que crea, sino que una vez que tienen la fórmula final busca proveedores globales de ingredientes, cada proveedor contribuye una parte de la receta “para que nadie tenga la fórmula por sí sola, se la mandan a la planta y la planta lo escala con ingredientes simples”, explica el ejecutivo.

Lea también: Los postes inteligentes colombianos que alumbrarán playas de El Salvador

Desprenderse de la fabricación “nos permite tener menos complejidad operativa, enfocar todos nuestros recursos en lo que realmente genera valor: la tecnología, la ciencia y la gente de investigación y desarrollo”, dice Muchnick.

El ejecutivo sostiene que su manera de producir alimentos deliciosos basados en plantas para consumo masivo, no solo para veganos, es el camino que la industria alimentaria en general debe seguir para alcanzar la sostenibilidad y que Giuseppe es ese ‘chip’ de Intel que liderará la revolución.

“No hay otra compañía en la que me guste pensar más que en Intel. Viste que Intel es un microchip para todos los procesadores, y nosotros decimos, bueno, tenemos una tecnología muy parecida a Intel, pero de los alimentos. ¿Por qué no hacer productos que le permitan al resto cambiar hacia la manera en que nosotros estamos diciendo que la industria tiene que ir?”, dice el ejecutivo.

Si bien la “revolución” apenas se está gestando, hay indicios de que NotCo podría convertirse en un hito realmente importante en la industria alimentaria.

En cinco años la empresa ha logrado recaudar 120 millones de dólares en financiamiento, expertos la han valorado en unos US$300 millones y Muchnick, quien no confirmó en cuanto está valorada porque es confidencial, afirma que su valor llegará a los US$1.000 millones en el último trimestre este año, convirtiéndose en la primera startup “unicornio” chilena.

Lea también: Cómo una joven convirtió a la fallida Vimeo en una empresa de miles de millones de dólares

“Cruzando los dedos, creo que el camino de NotCo, efectivamente, y los niveles de crecimiento que hemos ido teniendo hablan de una compañía con un potencial de one billion este año. La verdad que creemos que en último quarter de este año vamos a lograrlo y créeme que cuando lo logremos, sí lo vamos a decir”, dice Muchnick.

NotCo ya vende sus productos en Chile, Argentina, Brasil, Estados Unidos y Colombia, y durante 2021 desembarcarán en Perú, México y Canadá.

Seguir Leyendo

Emprendedores

Chazki, la app de delivery peruana que llega a Colombia

La startup prevé iniciar operaciones en Bogotá y Medellín a finales de julio. Su nuevo accionista, el grupo Falabella, será su principal aliado.

Publicado

on

Hace seis años, cuando Chazki, una startup de mensajería para empresas, comenzó a operar en Lima, puede que ni se imaginara la posibilidad de estar entre los emprendimientos peruanos voceados a convertirse en un unicornio. Sin embargo, lograr una valorización de más de mil millones de dólares para Gonzalo Begazo, CEO y fundador de la empresa, hoy es más que un deseo entusiasta. 

“Esperamos que Chazki se convierta en el primer unicornio peruano”, afirma el ejecutivo quien, antes de poner en marcha a Chazki, trabajó por más de diez años en tecnológicas como Google y Microsoft. Con operaciones en 25 ciudades en Perú, Chile, Argentina y México, la startup experimentó un crecimiento exponencial durante el 2020, apalancado por la expansión de las compras en línea y la necesidad de envíos de última milla durante el confinamiento obligatorio por la COVID-19 en la región.

Así, el primer año de la pandemia, Chazki aumentó sus ventas en 600%, lo que la llevó a duplicar su ritmo de crecimiento anual promedio. Fue un despegue “parejo” en los cuatro países en los que están presentes, el cual se fortalecería con la llegada a Colombia, dice Begazo. De acuerdo con el ejecutivo, la firma estima pasar de los 10 millones de envíos del año pasado a 35 millones en 2021.

Arribo a Colombia

Que hayan decidido aterrizar este año en Colombia no es casual. El CEO de Chazki reconoce que se han preparado para ello “con respeto”. Es que Colombia, para Begazo, no solo es un mercado con competencia, sino también pionero en conceptos de logística moderna en la región, en particular aquella asociada a aplicativos de delivery, basados en modelos de economía colaborativa.

El respeto que tenemos por Colombia lo ejemplificamos por el hecho que hemos decidido entrar ahora. Tradicionalmente, para los emprendedores peruanos, Colombia, por su cercanía, es el segundo país al que arriban. En nuestro caso, estamos entrando cuando somos una empresa mucho más madura”, sostiene el ejecutivo- Begazo comenta que las métricas alcanzadas en toda su operación en la región –98% de las entregas realizadas con éxito por sobre un 90% de la industria– les dan la seguridad necesaria para aterrizar en este nuevo e importante mercado sudamericano. 

En efecto, según cuenta, el plan es posicionarse en la entrega de envíos en menos de 24 horas (por ventanas horarias y exprés), toda vez que Chazki hoy logra hacerlo con el 94% de la mensajería en los mercados donde opera, anota Begazo. En Colombia, el 60% de los paquetes llega a manos de sus dueños en ese plazo y, la mayoría, en 72 horas, compara.

Además, al posicionarse en el mercado como operador logístico, la startup busca diferenciarse de los aplicativos de delivery conocidos como “agregadores”, lo que garantiza a retailers y supermercados acceso directo a información customizada sobre los pedidos de sus clientes. Según explica, es un asunto sensible que está creando una relación de “amor-odio” en el sector, no solo porque los repartidores acceden a datos valiosos, como tipo y frecuencia de compra, sino por la competencia que comienza a vislumbrarse, explica.

“En Estados Unidos le llaman ‘frenemies’ (amigos-enemigos, en inglés), porque algunos agregadores tienen sus propios almacenes oscuros, donde tienen sus productos de supermercados. Entonces, el supermercado dice ‘estoy vendiendo a través de ti esta botella de aceite y tú también la estás vendiendo al consumidor final’. Entonces, empiezan a tener una relación de competencia”, precisa Begazo.

“Nosotros no tenemos el modelo de agregadores, llámese agregadores a Rappi, Pedidos Ya o Glovo. No vendemos nada. Solo somos distribuidores”, sostiene y cuenta que en Perú y Chile distribuyen bajo ese modelo los pedidos de Fazil, app de delivery de las tiendas del grupo Falabella (Falabella, Tottus y Sodimac).

La meta ya está trazada. De acuerdo con Begazo, prevén comenzar a operar en Colombia el próximo 28 de Julio, fecha en la que se conmemora el Bicentenario de la declaración de la Independencia del Perú, que será asimismo el día que asuma el Gobierno electo. La diversificación de mercados también ayuda a la empresa a sortear los vaivenes políticos, dice Begazo sobre la incertidumbre que por estos días vive su país a raíz de la demora en los resultados electorales de la segunda vuelta presidencial.

“Esperamos entrar a Bogotá y luego a Medellín. Estamos evaluando entrar a la misma vez en ambas. El objetivo que tenemos es izar la bandera el 28 de Julio para celebrar el Bicentenario del Perú (…) y celebrar el Bicentenario como empresarios peruanos que somos”, afirma. 

En el 2020, la flota de Chazki creció de manera proporcional al negocio, dice Begazo. Hoy el 50% está compuesto de banners, 40% de motos y 10% de otro tipo de vehículos. Además, están analizando la conversión total a motores eléctricos, anuncia. 

Las oportunidades

La estrategia de Chazki sintoniza con las tendencias del mercado latinoamericano, que la pandemia por COVID-19 pondera. Para empezar, el comercio electrónico creció 66,7% en la región el año pasado respecto al 2019, según Euromonitor International. En Colombia, las ventas online aumentaron 53%, promoviendo la diversificación de las categorías preferidas (incluyendo alimentos y cuidado del hogar, además de tecnología) y segmentos (de jóvenes de 30 y 40 años a generaciones mayores), explica Paula Goñi, analista senior de la consultora.

Pero si algo abrió campo a Chazki es el rol protagónico que los supermercados han adquirido en el negocio online. En Chile –donde la startup inició operaciones el año pasado– las ventas vía e-commerce en el canal moderno pasaron de 1% a 6% del total, explica Diego Gizzi, líder de Consumer Intelligence para Cono Sur en NielsenIQ. En Argentina –donde Chazki aterrizó en 2016– y en Perú el despegue fue de 5%, agrega. En Colombia, representó el 6,6% de mayo del año pasado a mayo último, según la consultora. Ese dinamismo hizo del delivery una necesidad y redefinió la función de los proveedores de ese servicio. En palabras de Gizzi, los volvió los “especialistas en logística” de sus clientes y, con ello, sus “fuentes de información”.

Esta última función adquiere especial interés en un contexto de desaceleración del consumo, que hizo del ahorro una prioridad. “El consumidor quiere ahorrar y saber dónde pone su centavo. El shopper no es el mismo desde hace un año a la fecha”, acota Gizzi y dice que si hay una manera en que las app de delivery puede empujar el carrito de compras es a través de la personalización, apoyándose en el Big Data Analitycs. De allí la aparición de otra tendencia en boga: las alianzas.

Los socios detrás

Las alianzas son esenciales en la estrategia de Chazki. “Sabemos que en ningún caso empezamos a operar si no tenemos algún partner con nosotros”, dice y recuerda que en la región operan para Amazon y Mercado Libre, entre otros clientes. Al respecto, repara que 60% son grandes corporaciones, mientras que 40% son pequeñas y medianas empresas.

En Colombia, el aliado inicial de la startup será el holding Falabella, que en abril pasado se convirtió en su socio minoritario, tras participar de una ronda de inversión junto al fondo mexicano Talipot Holding e inversionistas de Perú, Colombia y Estados Unidos. En dicha ronda, Chazki levantó US$7 millones.

La multilatina no será una socia más. En efecto, de acuerdo a sus estados financieros, en el 2020 las ventas vía comercio electrónico del grupo crecieron 24%, sumando 30 millones de órdenes entregadas, valorizadas en US$3.300 millones. En dichos resultados pesó el incremento de las ventas online de las tiendas por departamento Falabella y la cadena de mejoramiento del hogar Sodimac, que en ambos casos se dispararon 49% y 10%, respectivamente, según informa el grupo a los inversionistas. Ambas cadenas operan en Colombia.

En todo caso, aterrizar con socios “seguros” no debería dejar de ser la opción para Chazki, el nombre que los incas usaban para referirse a los mensajeros o informantes que atravesaban a pie el imperio (que, por cierto, se extendió hasta el sur de Colombia). Mucho menos cuando la startup decida entrar a Centroamérica y Brasil, que según revela Begazo, son los próximos blancos de la firma. Quizá entonces –o quizá antes– la startup peruana llegue a su fabulosa última milla, la de convertirse en unicornio.

Para Begazo, ese sería un logro simbólico. “Estamos trabajando muy fuerte para que esto suceda. Un unicornio en el contexto de lo que está sucediendo en el Perú sería el mejor ejemplo de que tenemos las bases dadas para que un grupo de personas empiece una empresa de cero y (…) mostrar al mercado que el Perú ha generado las condiciones para que esto suceda”, concluye.

Seguir Leyendo

Emprendedores

Cómo dos hermanos están cambiando la moda masculina con ropa de algodón orgánico

Hace 8 años, Felipe y Sebastián Falla crearon Whitman, una empresa textil que utiliza algodones orgánicos y poliéster reciclado para la creación de sus diseños. Hoy tienen cinco tiendas y planean abrir operaciones en México, Perú y Chile. Esta es su historia.

Publicado

on

Apasionados por el diseño, la música y el arte, dos hermanos crearon hace un poco más de ocho años una marca que busca ajustar los parámetros de la moda masculino y competir con los grandes del país. Ya no solo suman cinco tiendas, tras su más reciente en dos centros comerciales en Bogotá, sino además van por más en un plan que compone el posible ingreso a mercados como Ciudad de México, Santiago, Quito y Lima.

Se trata de Whitman, una empresa textil y de moda creada en 2013 por Felipe y Sebastián Falla, que busca ahora irrumpir en la moda tradicional. Su concepto plantea propuestas con materia prima reciclada, en la que se usan algodones orgánicos y regenerados, así poliéster reciclado para el desarrollo de sus chaquetas.

“Desde muy jóvenes hemos sentido mucha curiosidad por el arte y la música que son dos grandes fuentes de inspiración para el universo que hemos creado alrededor de la marca”, cuenta a Forbes Felipe, cofundador de Whitman. “Yo hacía parte del mundo publicitario trabajando en campañas para diferentes marcas nacionales e internacionales, Sebastián que es nuestro director creativo estaba viviendo en Buenos Aires estudiando gastronomía, que es otra de sus grandes pasiones”.

Lea también: #Las30DeForbes | Bohio Playa

Inspirados en desarrollar una marca textil, los dos abandonaron sus trabajos para dedicarse a la empresa. Así, lograron empezar de cero y poco a poco plantear una estrategia omnicanal, que ha estado enmarcada en un fuerte impulso al e-commerce y a su ecosistema digital.

“En el 2020 facturamos casi un 30% online”, dice Felipe, quien recalca que ya se realizó una inyección de capital que asciende a los US$192.000 ($700 millones) para su plan de expansión, “que abarca la apertura de nuevas tiendas ubicadas en los centros comerciales Fontanar (Chia) y Parque Colina (Bogotá).

En medio de la pandemia, y una crisis económica sin precedentes que vivió no solo Colombia, sino también el mundo, Whitman alcanzó ventas al cierre del año pasado de casi US$1.5 millones ($5.500 millones). De hecho, este año proyectan incrementar esta cifra en más de 30%.

“Somos una marca colombiana diseñando para un mercado masculino exigente y universal. En la región hay ciudades con mucho potencial y mercado, estamos evaluando Ciudad de México, Santiago, Quito, Lima”, confirma el cofundador. Por ahora no hay fechas de apertura en estos nuevos destinos, pero se estiman que ya a 2025 completarán tres ciudades en Latinoamérica.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado