Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Hunter Biden, hijo de Joe Biden, cuenta su trágica historia en “Cosas Bonitas”

El segundo hijo de Joe Biden escribió un libro con su trágica historia: la pérdida de su madre y su hermana en la infancia, la enfermedad y la muerte de su hermano Beau, sus años de adicciones al alcohol y el crack, los ataques del antecesor de su padre, Donald Trump. Vea aquí parte del prólogo.

Publicado

on

Cuando, en noviembre de 2019, empecé a escribir este libro desde la calma relativa de mi despacho, me hallaba en medio de una tormenta política cuyas consecuencias alterarían el rumbo de la historia.

El presidente de Estados Unidos me calumniaba casi a diario desde el jardín sur de la Casa Blanca. Invocaba mi nombre en los mítines para arengar a sus bases. «¿Dónde está Hunter?» sustituyó a «¡Enciérrala!» como su lema publicitario predilecto. Si querías, incluso podías comprar una camiseta de ¿dónde está hunter?directamente en su página de campaña: veinticinco dólares, tallas de la S a la 3XL.

Poco después de que esa llamada a las armas se convirtiera en parte de su repertorio habitual, aparecieron simpatizantes con gorras rojas de MAGA* a la entrada de la casa que tenía alquilada en Los Ángeles con mi mujer, Melissa, en aquel momento embarazada de cinco meses. Gritaban con megáfonos y blandían carteles en los que yo aparecía como el protagonista de los libros ¿Dónde está Wally? Las gorras de color rojo sangre y los fotógrafos nos seguían en coche. Para ahuyentarlos, nosotros y algunos vecinos llamamos a la policía. Sin embargo, las amenazas —entre ellas un mensaje anónimo enviado a mi hija cuando estaba en la escuela para advertirle que sabían dónde vivía— nos obligaron a buscar un lugar más seguro. Melissa estaba aterrada, por ella, por nosotros y por nuestro bebé.

Me convertí en la encarnación del temor de Donald Trump a no ser reelegido. Este difundió teorías conspiratorias ya desmentidas sobre mi trabajo en Ucrania y China, a pesar de que sus hijos se habían embolsado varios millones en China y Rusia y de que su director de campaña estaba en la cárcel por blanquear millones de dólares desde Ucrania. Hizo todo esto mientras su política exterior en la sombra, encabezada por su abogado personal,

Rudy Giuliani, se desarrollaba a la vista de todos. Era una táctica bastante predecible, salida directamente del manual de estrategia de Roy Cohn, su mentor en las malas artes y gran mago del macartismo. Yo esperaba que el presidente ahondara mucho antes en lo personal para sacar provecho de los demonios y adicciones con los que he batallado durante años. Al principio, cuando menos, dejó esa táctica en manos de sus secuaces. Una mañana, mientras trabajaba en el libro, vi en la televisión a Matt Gaetz, un congresista de Florida y esbirro de Trump, leyendo un extracto de una revista que detallaba mi adicción y citando el informe del Comité de la Cámara de Representantes sobre el Poder Judicial relativo a la normativa sobre procesos de destitución.

—No quiero menospreciar los problemas de nadie con el consumo de drogas… —dijo Gaetz, sonriendo ante las cámaras mientras menospreciaba mis problemas con el consumo de drogas—. Repito, no estoy… juzgando las dificultades por las que pasa nadie en su vida personal —insistió mientras juzgaba mi vida personal.

Estamos hablando de una persona que fue arrestada por conducir el BMW de su papá bajo los efectos del alcohol y que más tarde logró que se retiraran los cargos misteriosamente. Lo que haga falta para mantener viva la narrativa de la telerrealidad.

Tampoco es que nada de eso importe en un clima político orwelliano en el que todo está patas arriba. Trump pensaba que si podía destruirme a mí, y por extensión a mi padre, lograría acabar con cualquier candidato decente de ambos partidos a la vez que desviaba la atención de su conducta corrupta.

¿Dónde está Hunter? Aquí estoy. Me he enfrentado a cosas peores y he sobrevivido. He conocido los extremos del éxito y la ruina.

Teniendo en cuenta que mi madre y mi hermana pequeña murieron en un accidente de tráfico cuando yo tenía dos años, que mi padre sufrió un aneurisma cerebral y una embolia que pusieron su vida en peligro cuando no había cumplido aún los cincuenta y que mi hermano falleció demasiado joven de un horrible cáncer cerebral, provengo de una familia forjada por la tragedia y unida por un amor extraordinario e inquebrantable.

No me voy a ningún sitio. No soy un souvenir ni una atracción secundaria de un momento de la historia, que es como intentan pintarme los caricaturescos ataques. No soy Billy Carter ni Roger Clinton, que Dios los bendiga. No soy Eric Trump ni Donald Trump Jr. Yo he trabajado para personas que no eran mi padre, he ascendido y caído solo. Este libro lo dejará bien claro.

Para que quede constancia: Soy un padre de cincuenta y un años que ayudó a criar a tres hermosas niñas, dos de las cuales están en la universidad y una se licenció el año pasado en Derecho, y ahora tengo un niño de un año. Estoy graduado por la facultad de Derecho de Yale y por Georgetown, donde también he trabajado como docente en el máster de la Escuela de Relaciones Internacionales.

He sido directivo de una de las instituciones financieras más importantes del país (desde entonces adquirida por Bank of America), he fundado multinacionales y he sido asesor de Boies Schiller Flexner, que representa a muchas de las organizaciones más grandes y sofisticadas del mundo.

He formado parte del consejo de administración de Amtrak (nombrado por el presidente republicano George W. Bush) y he presidido la junta directiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en Estados Unidos, una organización sin ánimo de lucro que participa en la misión más importante del planeta en la lucha contra el hambre. En mi condición de voluntario del PMA, he viajado a campos de refugiados y zonas devastadas por desastres naturales en diferentes lugares del mundo: Siria, Kenia y Filipinas. He estado con familias traumatizadas en casas hechas con contenedores de aluminio y después he infor-
mado a miembros del Congreso, o directamente a jefes de Estado, sobre la mejor manera de ofrecer una ayuda rápida para salvar vidas.

Antes de eso representé a universidades jesuitas. Contribuí a obtener financiación para clínicas dentales móviles en Detroit, una ciudad carente de servicios sanitarios, para programas de formación extraescolar en barrios de Filadelfia con pocos recursos y para un centro de salud mental destinado a veteranos necesitados y discapacitados de Cincinnati.

Adonde quiero llegar es a que he desempeñado trabajos serios para personas serias. No cabe duda de que mi apellido me ha abierto puertas, pero mis cualificaciones y logros hablan por sí solos. Era imposible que esos logros no se solaparan en ocasiones con las esferas de influencia de mi padre durante sus dos legislaturas como vicepresidente. Sin embargo, lo que sí juzgué erróneamente fue la idea de que Trump llegaría a presidente y, una vez en el cargo, actuaría con impunidad y sed de venganza paraconseguir réditos políticos.

Eso es responsabilidad mía. Eso es responsabilidad de todos nosotros.Y aún hay más: También soy alcohólico y drogadicto. He comprado crack en las calles de Washington D.C. y lo he cocina do yo mismo en el bungalow de un hotel de Los Ángeles. He estado tan desesperado por beber que no podía recorrer la manzana que había entre la licorería y mi apartamento sin abrir la botella para echar un trago. En solo cinco años se rompió mi matrimonio, que había durado dos décadas, me apuntaron a la cara con armas de fuego y, en un momento dado, desaparecí del mapa para vivir en moteles Super 8 de cincuenta y nueve dólares la noche junto a la I-95, con lo que asusté a mi familia incluso más que a
mí mismo.

Esta gran caída llegó poco después de que abrazara a mi hermano, Beau, el mejor amigo que he tenido nunca y la persona a la que más quería en el mundo, cuando dio su último aliento. Beau y yo hablamos prácticamente to- dos los días de nuestra vida. Aunque de adultos discutíamos casi tanto como teíamos, nunca acabábamos una conversación sin que uno de los dos dijera «te quiero» y el otro respondiera «yo a ti también».

Nunca me he sentido más solo que tras la muerte de Beau. Perdí la esperanza. Desde entonces he salido de ese agujero oscuro y desolador. Tal desenlace era impensable a principios de 2019. Mi recuperación no habría sido posible sin el amor incondicional de mi padre y el perpetuo cariño de mi hermano,que ha persistido después de su muerte.

El amor que nos profesamos mi padre, Beau y yo, el amor más profundo que he conocido nunca, es la esencia de estas memorias. Es un amor que me permitió salir adelante estos cinco años rodeado de demonios personales y de las grandes presiones del mundo exterior, sin olvidar la furia desatada de un presidente.

Este fragmento que publica Forbes cuenta con la autorización de cortesía de Penguin Random House en Colombia.

Actualidad

¿Otro economista presidenciable? Mauricio Cárdenas se lanza para 2022

El exministro comentó que la reforma tributaria presentada ante el Congreso solo lograría recaudar $10 billones en vez de los $15 billones que se prevéen.

Publicado

on

Las elecciones de 2022 no paran de sumar candidatos. En esta oportunidad, fue el exministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien oficializó sus intenciones de aspirar a la presidencia, ya que según él, la persona más importante del próximo Gobierno va a ser un economista, “y ojalá en la presidencia”.

Las declaraciones de Cárdenas coinciden con una etapa compleja para las finanzas de la nación, pues los proyectos de Inversión Social y el Presupuesto General de la Nación están cursando su camino en el Congreso de la República. Esto teniendo en cuenta que el año entrante, el nuevo Gobierno también estará hablando de tributaria.

Al respecto, el político manifestó que el proyecto presentado al Congreso el pasado 20 de julio podrá recaudar apenas $10 billones, basado en la dificultad que implica reducir el gasto público en Colombia, aspecto al que se le estaría dando demasiado impacto y que no se podría cuantificar con precisión.

Lea también: Expresidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, se suma a la carrera por la Presidencia

Cárdenas también se ha referido a aspectos como el déficit fiscal, y vaticinó que podría cerrar 2021 en 9%, estando normalmente alrededor de 3%. Ante esas perspectivas, el economista destacó que, si bien la reforma ayuda a solucionar parte del problema, solo serviría para resolver una cuarta parte del mismo.

Con esta postulación, Cárdenas sería el tercer exministro de Hacienda que se lanzaría a las presidenciables de 2022. Antes de él, los exjefes de dicha cartera, Juan Carlos Echeverry y Óscar Iván Zuluaga, manifestaron su intención de ser precandidatos para los comicios electorales del año entrante.

En el caso de Echeverry, su postulación se haría por recolección de firmas, mientras que Zuluaga buscaría el aval de su partido, el Centro Democrático, como lo hizo en 2014. En cuanto a Cárdenas, aún no se ha aclarado cómo se realizaría su lanzamiento a la carrera presidencial.

Seguir Leyendo

Actualidad

Covid-19: Chile administrará tercera dosis a vacunados con Sinovac

Desde el 11 de agosto, los chilenos y chilenas que tengan su esquema de vacunación con Sinovac, recibirán una tercera dosis de AstraZeneca.

Publicado

on

Chile administrará tercera dosis de vacunas contra el Covid-19

Chile administrará a partir de este mes una tercera dosis de refuerzo a todas las personas que se hayan inoculado con la vacuna china contra el Covid-19 de Sinovac, anunció este jueves el presidente Sebastián Piñera.

“Hemos decidido iniciar un reforzamiento de la vacunación de todas las personas con dos dosis Sinovac”, dijo el mandatario desde su cuarentena tras volver de la ceremonia presidencial de su par peruano, Pedro Castillo.

El proceso comenzará el próximo 11 de agosto con las personas que tengan más de 55 años y que se hayan vacunado antes del 31 de marzo de 2021.

La información se dio a conocer a días de los resultados de un estudio acerca de la efectividad de las tres vacunas que se están utilizando en el país, y que halló que tanto la de Sinovac como la de Pfizer pierden efectividad contra el Covid-19 sintomático con el tiempo.

Sin embargo, esas dos vacunas y la de AstraZeneca mantienen altos niveles de efectividad contra hospitalizaciones y la muerte, lo que ha permitido controlar la pandemia en el país por el momento.

En esa línea, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, indicó que la dosis de refuerzo para los inoculados con Sinovac -considerando más de la mitad de los chilenos y chilenas está con la dosis del laboratorio chino- será con la vacuna de AstraZeneca.

Mientras que los que hayan recibido las dosis de Pfizer y AstraZeneca, la fecha de la tercera dosis de refuerzo aún continúa en análisis. “Es un proceso que tomará varios meses, y ahora estamos partiendo”, añadió Daza.

ADEMÁS: Covid-19: Chile producirá vacunas de Sinovac para Latinoamérica

Debate Internacional

La administración de terceras dosis de la vacunas anticovid se sigue debatiendo a nivel internacional y este jueves la Comisión Europea (CE) dio a los países la Unión Europea libertad de acción en cuanto a aplicar una tercera dosis.

Los países más desarrollados contemplan ya la opción para otoño, pese a la petición de moratoria de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que apela a la solidaridad con los países más pobres que no tienen suficientes vacunas contra la enfermedad.

El continente africano solo tiene el 1,58 % de sus 1.200 millones de habitantes vacunados contra el coronavirus.

Otros países que administrarán una tercera dosis de vacunas contra el Covid-19, además de Chile, serán Francia (desde septiembre), Israel, Alemania, Reino Unido y Uruguay.

FORBES STAFF / AGENCIAS

Seguir Leyendo

Actualidad

Estudiar sí paga: Gobierno brindará apoyo para convalidar y homologar títulos extranjeros

El presidente Duque destacó que las nuevas leyes migratoria y de frontera fortalecerán la competitividad nacional y el control migratorio en el país.

Publicado

on

El presidente Iván Duque anunció la sanción de la ley de fronteras y la ley migratoria, diseñadas para promover beneficios económicos para los municipios y departamentos y para definir lineamientos sobre los ingresos al país, respectivamente.

No obstante, el factor más llamativo de las propuestas viene en el caso de la segunda, que también incluye beneficios para estudiantes en el extranjero, pues les brindará apoyo en los procesos de convalidación y homologación de títulos, así como en la disminución de sus costos.

Con estos proyectos, se pretende fortalecer la competitividad nacional, el comercio internacional y el control migratorio en el país, según manifestó el mandatario a través de su cuenta de Twitter.

El proyecto también especifica que la homologación de títulos será realizada directamente por la institución en la que el estudiante desee realizar sus estudios, aunque esto dependerá de la vigencia de los convenios de homologación. En cuanto a la convalidación de títulos, dicha función recae en el Ministerio de Educación.

Con dicha reforma también se define una mejor articulación entre entidades en temas como la facilitación de requisitos y la creación del tipo de retorno académico. Esto para cooperar con los colombianos que decidan continuar sus estudios en el exterior y aplicar sus conocimientos en el país.

A su vez, esta iniciativa se incluye en la estrategia del Gobierno de mejorar la asistencia consular y el acompañamiento del Estado colombiano a los ciudadanos que residen en el extranjero, agregó la información.

Seguir Leyendo

Actualidad

Lazos entre paramilitares y Ejército copan encuentro de Mancuso y Timochenko

Mancuso, exjefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y actualmente preso en EE.UU., aprovechó este espacio para sacar a relucir los vínculos entre el Estado colombiano y los grupos paramilitares.

Publicado

on

Las acusaciones al Ejército y el papel del Estado en los crímenes cometidos en el conflicto colombiano ocuparon gran parte del encuentro de este miércoles en la Comisión de la Verdad entre los exjefes de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, y de los paramilitares, Salvatore Mancuso.

La Comisión, creada por el acuerdo de paz firmado en 2016 por el Gobierno y las FARC, convocó a estos dos protagonistas del conflicto para que de manera virtual diesen su versión sobre ciertos episodios y pudiesen explicar a las víctimas sus razones.

Mancuso, exjefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y actualmente preso en EE.UU., aprovechó este espacio para sacar a relucir los vínculos entre el Estado colombiano y los grupos paramilitares, tanto en su origen como en su proceder.

El exparamilitar comenzó a liderar las autodefensas “empujado por el Estado” al que fue a pedirle protección, lo cual lo llevó a vincularse a “este proceso de defensa de la nación”, dijo en su intervención desde Estados Unidos, donde está a punto de quedar libre tras cumplir una condena por narcotráfico.

Mancuso justificó que su implicación inicial en el conflicto colombiano fue como víctima de la guerrilla y en un intento de rebelarse contra el hostigamiento a la población civil, y que fue el Ejército el que le puso un fusil en la mano.

“Dejé de ser Salvatore Mancuso y me convertí en (el alias) ‘Santander Lozada’ y empecé a tener acuerdos con la institucionalidad, con el Ejército, el DAS (Departamento Administrativo de Seguridad), con la Policía, incluso con fiscalías afectas a la causa de la autodefensa para enfrentar conjuntamente al enemigo de la Nación”, explicó vestido con su uniforme naranja carcelario.

El ejército y la UP

A Mancuso también le preguntaron por la implicación de las desmovilizadas AUC en el asesinato de políticos de izquierda y más concretamente sobre el genocidio en los años 90 del partido Unión Patriótica (UP), que surgió en 1985 de un fallido acuerdo de paz con la guerrilla.

“La UP no fue exterminada por las Autodefensas, su gran victimario fue el Estado colombiano”, dijo Mancuso, quien reconoció que la organización paramilitar tuvo responsabilidades, pero delegó la última responsabilidad en el Ejército por el “temor generalizado” a que la izquierda llegara al poder.

“El miedo, el temor de que Colombia se convirtiera en otra Cuba, que les expropiaran tierras a los políticos que perdieran esa contienda electoral y que la guerrilla instaurara ese modelo, llevó a que el Estado ejecutara esto”, aseguró el exparamilitar.

Subrayó además que ellos también emprendieron una campaña política-militar subversiva contra la guerrilla, y que en un momento dado tenían alcaldes, gobernadores e incluso pusieron presidentes.

Mancuso fue condenado por la Corte del Distrito de Columbia (EE.UU.) a 15 años y 10 meses de prisión por narcotráfico pero se benefició de una rebaja de pena y está pendiente de que la justicia de ese país decida si lo extradita a Colombia o a Italia, ya que también tiene esa nacionalidad.

Espacio para las víctimas

En el encuentro de este miércoles los dos protagonistas intervinieron de forma virtual, mientras el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux, y los comisionados acudieron de forma presencial junto a varias víctimas.

Mancuso y Londoño, quien durante su militancia en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) usó el alias de “Timochenko”, se enfrentaron a preguntas de los comisionados y dieron rodeos sobre cuestiones como los vínculos directos con el narcotráfico.

“Popularmente a todos se les mal llama paramilitares, pero hay una enorme diferencia”, aclaró Mancuso en un momento determinado, para evitar relacionar a las Autodefensas con este fenómeno que aún persiste en Colombia y que se lucra de negocios ilegales.

El encuentro también sirvió para que los líderes reconocieran errores.

Londoño, que fue el líder del último secretariado (mando colectivo) de la guerrilla, reconoció que hay una parte de las FARC la que está “aprendiendo a odiar” porque “no le cabe a uno en la cabeza” ciertas acciones que se cometieron.

“Lo que contaré no es ni justificación ni apología, solo es lo que ocurrió hace años, cuando éramos actores de la guerra. Agradezco su generosidad y nobleza por permitirnos estos espacios para contar la verdad”, alegó por su parte Mancuso.

El exparamilitar alegó que el conflicto “no admite verdades unilaterales”. “Es un entramado de situaciones que implica la voz de unos y de otros. Esa composición es la única que puede brindar una visión extensa y real de lo que pasó”, subrayó.

Y también mostró su disposición a hablar sobre los “falsos positivos”, como se conoce de forma popular a las ejecuciones de civiles por parte del Ejército colombiano, ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), y los vínculos que las Fuerzas Armadas tenían con los paramilitares en estos casos.

EFE

Seguir Leyendo

Actualidad

El mundo supera los 200 millones de casos de covid-19, según Johns Hopkins

Dicha cifra se alcanzó en la mitad de tiempo que se tardó en llegar a los 100 primeros millones, dado que estos se registraron más de un año después de que se detectaran los casos originales de covid-19 en Wuhan

Publicado

on

El mundo superó ayer los 200 millones de casos de covid-19, con Estados Unidos, la India y Brasil como los países con más contagios, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Pasadas las 17.30 hora local del este de EE.UU. (21.30 GMT), el contador de la universidad estadounidense registraba un total de 200.031.896 contagios a nivel global.

El número de casos en todo el mundo se ha duplicado en poco más de seis meses, dado que fue el pasado 26 de enero cuando se alcanzaron los 100 millones de contagios de covid-19, de acuerdo con la misma fuente.

Eso significa que los 200 millones de contagios se han alcanzado en la mitad de tiempo que se tardó en llegar a los 100 primeros millones, dado que estos se registraron más de un año después de que se detectaran los casos originales de covid-19 en Wuhan (China), en diciembre de 2019.

El nuevo hito se marca en un momento de creciente preocupación global por la expansión de la variante delta del coronavirus, que es dos veces más transmisible que el virus original que desató la pandemia y puede generar más hospitalizaciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió la semana pasada de que las infecciones por covid-19 se habían duplicado en el último mes en cinco de sus seis regiones geográficas, debido principalmente a la circulación de la variante delta, presente ya en al menos 124 países.

Aunque la campaña de vacunación ha ralentizado el aumento de los contagios en los últimos meses en varios países ricos, la desigualdad en el acceso global a las vacunas, sumada a la expansión de la variante delta, ha provocado situaciones dramáticas en naciones con menos recursos.

La situación empieza a ser preocupante también en algunas potencias: en Estados Unidos, donde según el diario The New York Times hay al menos 93 millones de habitantes que se resisten a vacunarse, los expertos creen que es inevitable que haya un nuevo pico de contagios para fin de año.

De acuerdo con los datos de Johns Hopkins, Estados Unidos sigue siendo el país con más contagios de covid-19 del mundo, con más de 35,3 millones, seguido por la India (31,7 millones), Brasil (20 millones), Rusia (6,2 millones), Francia (6,2), el Reino Unido (5,9 millones) y Turquía (5,8).

Les siguen en la lista Argentina (4,9 millones), Colombia (4,8 millones) y España (4,5 millones), mientras que más abajo en la lista aparecen México (2,9 millones), Perú (2,1) y Chile (1,6).

La cifra de muertes a nivel global supera los 4,2 millones, de los cuales más de 614.000 se produjeron en Estados Unidos; más de 558.000 en Brasil; más de 425.000 en la India; más de 241.000 en México y más de 196.000 en Perú, indica la universidad.

EFE

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado