Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Las claves para la reactivación del tejido empresarial

El paro nacional ha provocado pérdidas importantes en la gran mayoría de negocios en Colombia. A pesar de ello, las empresas cuentan con posibilidades de reactivación en el corto plazo gracias a diferentes iniciativas de las cámaras de comercio del país.

Publicado

on

Pese a que el sector empresarial había empezado a recuperar una relativa normalidad, incluso en medio del tercer pico de la pandemia, los efectos del paro nacional crearon un escenario todavía más complejo en el país, provocando no solo la suspensión de sus operaciones en el corto plazo, sino que en algunos casos ha llevado al cierre definitivo de muchos negocios que no lograron sobrevivir a más de un mes de protestas.

Según una encuesta realizada por la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras) a 12.979 empresarios de todo el país, alrededor de 22,2 % de los participantes sostuvo que fue necesario suspender su operación en medio de las jornadas de protestas, mientras que 53,4 % operó entre 1% y 50% de su capacidad.

Lea también: ‘Se debe trabajar en la generación de confianza’: Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol

La situación se agravó aún más con los bloqueos en las principales vías de abastecimiento, impidiendo la entrada de alimentos y suministros básicos para la operación empresarial del país. Eso afectó a 35,1 % de los encuestados que, para entonces, afirmaron que deberían cerrar parcialmente si la situación se mantenía en ese estado.

Asimismo, 32,5 % de los empresarios aseguró que se vería forzado a reducir los costos necesarios para sostener la operación, mientras que 20,2 % contempló opciones como reducir su personal o, en el caso de 12,2 % de los participantes, cerrar su empresa.

Estado de las ciudades

El panorama no era distinto en las principales ciudades, sobre todo en el caso de Cali, que vivió algunas de las manifestaciones más intensas a lo largo del paro nacional. Mientras duró la emergencia, 95,6 % de los comerciantes manifestaron que sus ventas habían disminuido, 84,4 % cerraron sus establecimientos total o parcialmente, 72,3 % presentaron problemas de movilidad y 61,4 % se vieron afectados por inseguridad, vandalismo y saqueos, según datos de Fenalco Valle.

A su vez, la Cámara de Comercio de Cali resaltó que el paro trajo pérdidas en producción y valor agregado por más de $2 billones. La cifra adquiere relevancia si se tiene en cuenta que 78 % de los comerciantes disminuyó sus ventas entre 70 % y 100 %.

Las cosas no fueron distintas en Bogotá, que solo contaba con 8 % de empresas operando a máxima capacidad en abril, mes en el que reportó 23 % de negocios cerrados temporalmente y 13 % clausurados definitivamente. La cifra aumentó a 16 % al sumar aquellos en proceso de cierre o liquidación, de acuerdo con cifras de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), tras una encuesta a más de 1.000 afiliados.

Lea también: La mexicana Volaris aterriza en Colombia con su modelo de ultra bajo costo

Frente a las pérdidas que reportaron 316 consultados, la cifra combinada ascendió a más de $10.800 millones. De acuerdo con los resultados de este sondeo, las empresas han operado en promedio a 45 % de su capacidad máxima y 12 % ha tenido que suspender totalmente su operación. Frente a las ventas, el 55 % respondió que ha tenido afectaciones serias, mientras que 12 % ha perdido la totalidad de las mismas.

Los bloqueos en las principales vías del país también generaron diferentes problemas para los empresarios capitalinos, que operaron con 40 % de sus trabajadores en promedio, mientras que, en 12 % de unidades productivas, la totalidad de sus empleados no pudo llegar a cumplir con su jornada laboral.

Frente al tema de los insumos y su distribución, 78 % de los empresarios manifestó dificultades para movilizar sus productos, mientras que 46 % registró reducciones en la entrada de material, 29 % no pudo recibir mercancías y solo 25 % tuvo lo necesario para continuar operando.

El panorama no fue diferente en Medellín, donde 94 % de los negocios de la ciudad se vieron afectados, sobre todo en el caso de las microempresas, pues 96,6 % de las mismas reportaron afectaciones, frente a un 88,5 % de las pequeñas y 73,7 % de las medianas y grandes, según reportó la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia.

El avance del paro generó efectos como reducción en las ventas de 90,2 % del grueso empresarial paisa, así como el cierre de establecimientos en 67,6 % de los casos, interrupción de la operación y/o producción para 52,5 %, dificultad de abastecimiento para 37,7 % y vandalismo a locales para 8,7 %.
La disminución en las ventas golpeó de manera particular a las microempresas, que vieron caídas de hasta 30 % en 78,3 % de los casos. En el panorama general, hasta 42 % de las empresas en Medellín tuvo descensos superiores a 50 % en sus negocios durante las manifestaciones.

Lea también: El ‘indicador Buffett’ se dispara un 133%: Indica alto riesgo de colapso

En el caso de Barranquilla, la Cámara de Comercio de la ciudad consultó a 432 empresarios, de los cuales 86 % sufrió afectaciones a raíz de las manifestaciones y bloqueos, 79 % manifestó que su negocio operó parcialmente o cerró de manera temporal, y 7 % declaró haber clausurado de forma definitiva. Asimismo, los encuestados reportaron pérdidas económicas de por lo menos $11.000 millones a causa del paro nacional.

La situación de orden público en el país generó mayores problemas relacionados con la falta de dinamismo económico, entre los cuales destacaron la falta de demanda para 38 % de los empresarios, así como la disminución del flujo de efectivo según 31 % de los encuestados. Por otra parte, el acceso a fuentes de financiación fue una complicación importante para 12 % de los consultados.

De hecho, este fue el factor que más preocupación generó en el empresariado barranquillero de cara a los próximos dos meses, pues 27 % de los encuestados manifestaron que la dificultad en el acceso a financiamiento sería más problemática en el corto y mediano plazo que la misma pandemia, que ocupa el primer lugar en las inquietudes de 22 % de los consultados por la Cámara de Comercio.

Las soluciones

“En este momento pensar en algo estructural es muy complejo, pues tiene que ser algo más razonable dentro de las posibilidades de la economía. Algo fundamental es mantener los apoyos en efectivo a los hogares más pobres, pues permiten que los niños coman, generan más capacidades a futuro, son indispensables, no tienen un costo astronómico y las empresas han manifestado su interés de acompañar ese tipo de esfuerzos”, aseguró a Forbes el presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahita.

El ejecutivo también resaltó la importancia de hablar con bancos y aseguradoras, así como con la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) para que le ayuden a recuperar algo de normalidad a las empresas y comenzar a trabajar en soluciones estructurales. “Si el tejido empresarial no fluye, todos nos empobrecemos. Han estado trabajando a 30 % de capacidad, con lo cual tuvimos grandes pérdidas en producción”, añadió.

Lea también: Lo bueno y lo malo de dilatar la aprobación de una nueva reforma tributaria

“Algo fundamental es mantener los apoyos en efectivo a los hogares más pobres, pues permiten que los niños coman, generan más capacidades a futuro, son indispensables Y no tienen un costo astronómico”.

Esteban Piedrahita, Presidente de la Cámara de Comercio de Cali.

La presidenta de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, Lina Vélez, advirtió a Forbes que a raíz del paro y la irrupción misma de la pandemia, se diseñaron programas, proyectos y plataformas que actualmente están en marcha para brindar soluciones a los empresarios. A su vez, la idea es ayudarles a acceder a nuevos mercados, aumentar sus ventas en plataformas virtuales, obtener acompañamiento, asesoría y formación, así como encontrar líneas de financiación acordes con sus necesidades.

“El compromiso es seguir ampliando el impacto de estas iniciativas y acercar los servicios a la base productiva local para así continuar cumpliendo con nuestro propósito superior: trabajar para que las empresas crezcan”, subrayó.

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, Nicolás Uribe Rueda, la alternativa más viable para salir de la crisis es mantener la generación de trabajo y oportunidades. “Lo que se requiere es la reactivación de la cadena productiva para garantizar el bienestar de los ciudadanos, recuperar la economía y tomar la senda del crecimiento y restablecimiento de los puestos de trabajo, así como de los ingresos de los ciudadanos”, dijo.

El directivo explicó a Forbes que el proceso de reactivación económica en Bogotá y la región no ha logrado consolidarse debido a los efectos de la pandemia y las implicaciones de los bloqueos generados en el marco del paro nacional. Por ello señaló que, si se quiere lograr una disminución en las cifras de desempleo e impulsar la reactivación productiva, se requieren garantías de seguridad para el desarrollo de la actividad empresarial y social, así como dinamizar la inversión en infraestructura.

Lea también: Los obstáculos del acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea

“Esto se lograría acelerando las obras de inversión pública en la ciudad como la construcción del Metro, las 16 obras de valorización, las troncales de Transmilenio de la calle 68 y de la Avenida Ciudad de Cali, Regiotran de Occidente y Transmilenio fase II y fase III de Soacha”, sostuvo.

Por el lado de la Cámara de Comercio de Barranquilla, la coyuntura del paro dio paso a otorgar soluciones financieras, sobre todo en el acceso a alivios que apuntarían a los negocios y sectores que requieren un mayor impulso para su reactivación. En el caso de los micro y pequeños empresarios, los beneficios irían desde créditos aprobados a través de la Fundación Santo Domingo, hasta alivios financieros en el pago de las cuotas durante los tres primeros meses.

“Es el momento de unir esfuerzos para lograr una recuperación sostenible, y por ello hemos propiciado diversos espacios de acercamiento con nuestros empresarios, tanto virtuales como presenciales, para escuchar sus necesidades y poner a su disposición alternativas que respondan a ellas”, comentó a Forbes el presidente de la Cámara de Comercio de Barranquilla, Manuel Fernández.

Líneas de acción

Para impulsar la reactivación empresarial, las Cámaras de Comercio de las principales ciudades del país crearon alianzas conjuntas para apoyar a los empresarios. Ese fue el caso de las cámaras de comercio de Barranquilla y Cali, que se aliaron con los softwares Siigo y Billy para crear la alternativa financiera ‘E-factoring’ y ayudar a las micros, pequeñas y medianas empresas a mantener los flujos de caja que garanticen la operación de sus negocios. Esto mediante mecanismos que brinden la posibilidad de obtener liquidez inmediata de forma rápida, sencilla y a un bajo costo a través del uso de plataformas digitales.

En el caso de Barranquilla, la Cámara también ofrece consultorías virtuales gratuitas en las que se facilitan herramientas para mitigar la crisis, con diversos enfoques como la gestión comercial y de marketing, temas laborales, oportunidades de la cadena de abastecimiento y procesos de conciliación. Para ello cuentan con el apoyo de entidades como Acopi, MacondoLab, Fundación Coomeva y consultoras privadas.

Lea también: Fedesarrollo es más optimista ahora: economía crecería 7,2% en 2021

A su vez, se impulsó la plataforma ‘Hagamos Negocios’, con el fin de poner a disposición del empresariado atlanticense un espacio gratuito de conexión entre las compañías y los mercados para la internacionalización de sus productos y servicios. Actualmente cuenta con más de 1.000 oportunidades de negocio activas y más de 23.500 empresas vinculadas a nivel internacional.

Por el lado de la Cámara de Comercio de Bogotá, se están realizando iniciativas como el programa ‘Juntos reactivando la actividad empresarial’, que busca potencializar las ventas y apoyar la recuperación y reactivación del tejido empresarial de la capital colombiana y la región.

“Con herramientas gratuitas brinda acompañamiento y seguimiento personalizado acorde con las necesidades específicas de cada negocio, de forma tal que les permita identificar sus necesidades actuales, implementar soluciones, medir los resultados, crecer y salir de esta coyuntura juntos. Más de 200.000 personas ya han accedido a estos servicios”, dijo Uribe.

La Cámara también tiene disponible la vitrina digital ‘Bazzarbog’, que ya cuenta con 10.000 empresas inscritas y cuyo propósito es impulsar la comercialización de los productos de los negocios, facilitando su conexión con los compradores en categorías como moda, hogar y decoración, gastronomía, mascotas, recreación y deporte, papelería y oficina, salud y belleza, bisutería y joyería, artesanías y tradición, entre otras.

La CCB también lanzó su escuela de transformación digital, donde las empresas pueden acceder a programas de formación, acompañamiento personalizado gratuito y a herramientas tecnológicas para implementar en el día a día de sus negocios. El foco principal se centra en temas como marketing digital, ventas online, automatización de procesos, optimización de la operación con tecnología, analítica web, logística para comercio electrónico, y pagos digitales.

Lea también: Convenio hará que colombianos en el exterior se pensionen más fácil

En alianza con el Fondo Nacional de Garantías (FNG) y Bancóldex, así como con los bancos, las microfinancieras y las fintech del país, la CCB impulsó el programa ‘Crear: Confianza, Reactivación y Acceso’, donde ofrece un portafolio integral con servicios de formación, asesoría, contacto financiero, acompañamiento y seguimiento, así como acceso a recursos de liquidez por cerca de $136.000 millones.

Otra iniciativa que ha impulsado la Cámara es la plataforma ‘Negocia’, cuyo objetivo es que los empresarios hagan negocios B2B y logren ampliar sus proveedores y clientes. A través de esta iniciativa se han impactado a 2.937 empresas en 38 municipios distintos a Bogotá y 11 países diferentes.

Asimismo, la CCB puso a disposición de los empresarios siete programas bandera con los que apunta a aumentar las ventas de micro y pequeñas empresas de los sectores más golpeados por la pandemia en Bogotá y la Región, a través de su digitalización.

Las iniciativas son Bogotá Región Más Moda Digital, Más Ferretero que Nunca, Comunidad Digital para las Industrias Creativas, Impulso a Modelos de Atención Basados en Telesalud, Turistea Bogota & Cundinamarca, Zona Ksera y Mi Sector Se Reactiva.

Articulos relacionados

Articulos relacionados

Publicidad
Publicidad