Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Visita Madrid | Brandvoice

Por los parques y jardines de Madrid

Si bien los museos, los edificios históricos y los restaurantes son planes recomendados al llegar a una ciudad como Madrid, la visita no estaría completa sin pasar unas horas, e incluso dedicarle un par de días, a explorar la oferta de parques que tiene la ciudad.

Publicado

on

Entre los parques más famosos de Madrid se encuentra El Retiro, uno de los sitios favoritos por turistas y madrileños para ir a pasear y practicar running, patinaje y los paseos guiados en segway por sus 125 hectáreas y más de 15 000 árboles. En el parque también se destacan los jardines de Vivaces, Cecilio, el del Arquitecto Herrero Palacios, la Rosaleda y el Parterre Francés donde se encuentra el ahuehuete, el árbol más antiguo de Madrid, del que se dice que podría tener alrededor de 400 años.

Otro punto muy visitado en el parque es el Palacio de Cristal, un pabellón romántico creado para exhibición de plantas exóticas en la Exposición de Filipinas de 1887, es uno de los principales ejemplos de la arquitectura del hierro en España. Otra de las atracciones favoritas en el parque es el imponente Monumento a Alfonso XII con su escultura de más de 20 metros de alto y sus escaleras en el entorno del estanque grande del parque, ideal para descansar y ver el atardecer.

Con la reapertura de la Plaza España también lo harán sus jardines, casi tres hectáreas de zonas verdes y donde se puede visitar el monumento a Cervantes, por su cercanía con zonas como Gran Vía y Princesa es muy concurrida en todo el año, así como los Jardines de la Plaza de Oriente, 1.6 hectáreas de jardines con diseños geométricos situadas frente al Palacio Real.

Cuando abra la plaza también se tendrá acceso de nuevo a los Jardines de Sabatini, un jardín frente a la fachada norte del Palacio Real. También es uno de los lugares favoritos para ver la puesta de sol tanto por la vegetación como por el mismo Palacio, las fuentes, las esculturas de mármol blanco y la vista a Casa de Campo.

Este último es el mayor parque público de Madrid, con 1535 hectáreas, con un marcado ámbito forestal gracias a su diversidad de fauna en el entorno. En este parque encuentran instalaciones como el Parque de Atracciones, el remodelado Lago de la Casa de Campo, el Zoológico, el Teleférico (que conecta la Casa de Campo con el Parque del Oeste, al otro lado del río Manzanares), recintos feriales y el pabellón multiusos Madrid Arena.

Otro jardín que se abrirá con la Plaza España es del Campo del Moro, declarado Monumento Histórico Artístico en 1931. Esta zona no se había vuelto jardín antes por la imposibilidad de conectarla con el Palacio Real. Actualmente los jardines cuentan con dos fuentes neoclásicas: la de los Tritones y la de las Conchas.

De otro lado se encuentra uno de los parques considerado de los más bellos de la ciudad, pero de los menos conocidos, se trata del Parque El Capricho de la Alameda de Osuna, ubicado en el distrito Barajas y solo abierto los fines de semana y festivos. El jardín ofrece tres estilos diferentes: el parterre o jardín francés, el paisaje inglés y el giardino italiano. El parque alberga una importante riqueza botánica, escultórica y artística. Contiene templetes, ermitas, fuentes, plazoletas y el palacio de los duques, que próximamente acogerá, tras finalizar las obras de restauración, un espacio interactivo, con proyecciones 3D, salas para conferencias y exposiciones permanentes, donde la figura de la duquesa de Osuna será la protagonista. Este parque tiene un atractivo extra, un bunker de la Guerra Civil que se puede visitar con un recorrido guiado.

En la ribera del Manzanares

Otro imperdible es Madrid Río, una zona del río Manzanares donde antes pasaban miles de vehículos al día. Luego de su rehabilitación, en 2011, es un gran espacio verde con más de diez kilómetros de caminos peatonales para ciudadanos y visitantes de Madrid. Hay íconos arquitectónicos como el Puente Monumental de Arganzuela, la playa urbana y el antiguo matadero, que ahora es centro cultural. Además de las posibilidades deportivas están las terrazas para tomar y comer algo a media tarde.

Otro espacio natural que recibe su nombre justamente por la vista al río Manzanares es el Jardín de las Vistillas lugar de celebración de famosas verbenas y festejos populares. El jardín, de 1,74 hectáreas, tiene una estancia con árboles, una fuente y la estatua de La Violetera, obra del escultor Santiago de Santiago, que representa a la famosa vedette argentina Celia Gámez. En esa zona también están los Jardines de San Francisco el Grande, 4200 metros cuadrados de zona verde con uno de los mejores atardeceres de la ciudad al estar en la cima de una meseta justo al lado de la Real Basílica de San Francisco el Grande.

Lea también: Madrid de la A a la S

Por el río hay un tercer espacio, el Parque Lineal Manzanares, una propuesta de recuperación de los tradicionales jardines mediterráneos con huertas y olivares. El punto más alto del parque se encuentra coronado por La Dama del Manzanares, una escultura de 13 metros en bronce y acero. El lugar permite la pesca, deportes al aire libre, tiene un arboreto, un laberinto con árboles, un campo de fútbol y un parque infantil.

Entre casas y jardines

Madrid también tiene una variada oferta de edificios históricos con zonas verdes que se pueden visitar. Ese es el caso de Los Jardines de los Palacios de la Finca Vista Alegre, en el corazón del barrio del mismo nombre. Con una cita previa se puede visitar el Jardín Romántico, la Plaza de las Estatuas, la Ría y el Parterre.

Cerca de la Feria de Madrid y del nuevo estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano, se encuentra Quinta de los Molinos, un jardín de uso público dividido en dos zonas, una con estilo romántico y otra con estilo agrícola. Allí se encuentran arboles de olivo, pinos, eucaliptos y almendros. El parque cuenta con el Espacio Abierto Quinta de los Molinos​, pensado expresamente para actividades culturales orientadas al público infantil y adolescente, así como para sus familias.

No muy lejos del Wanda Metropolitano se encuentra la Quinta de Torre Arias, con 17 hectáreas y más de 51 especies de árboles. La finca fue donada por Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno al ayuntamiento de Madrid y en 2016 abrió sus puertas a los visitantes.

Tres infaltables

Por último, los tres paisajes que ningún visitante debería perderse son los Jardines del Templo de Debod, donado a España por el gobierno egipcio y ubicado junto al Parque de la Montaña, en el Parque del Oeste. Es un destino muy conocido para visitar durante la puesta de sol. Fue instalado en la misma orientación que tuvo en su lugar de origen hace más de 2000 años.

El otro se encuentra en la zona de la Feria de Madrid, se trata del Parque Juan Carlos I, el él se encuentra un inmenso parque de una superficie de 160 hectáreas que alberga, entre otras cosas, un olivar, un lago, un auditorio, una colección de esculturas al aire libre, un tren gratuito que lo recorre cada media hora y un centro de actividades. Fue abierto al público en 1992 durante celebración de ‘Madrid capital europea de la cultura’.

El que cierra la ruta es el Real Jardín Botánico, cuenta entre sus colecciones con un herbario de más de un millón de pliegos, una biblioteca, y archivo, con cerca de 10 000 dibujos, así como la muestra de 5000 especies de plantas vivas. Ofrece una visita guiada para conocer desde las cebollas o las rosas hasta las plantas más exóticas. Su ubicación no es casual, actualmente se encuentra junto al Museo del Prado, que a finales del siglo XVIII era el Museo de Ciencias Naturales.

Para conocer más información sobre todas las opciones que tiene la ciudad para recorrerla no olviden visitar www.esmadrid.com/madridesvida y en sus redes sociales como @visita_madrid

www.esmadrid.com/madridesvida

https://www.instagram.com/visita_madrid/
https://www.facebook.com/visitamadridoficial
https://www.youtube.com/user/esMADRIDtelevision

Visita Madrid | Brandvoice

Recorrer Madrid cuando se oculta el sol

A las opciones que tiene la ciudad durante el día, como sus restaurantes, parques, museos y zonas de compra, se le suma una amplia variedad de planes que se disfrutan mejor cuando empieza a caer el sol y despierta la Madrid nocturna.

Publicado

on

Uno de los planes con más variedad de la ciudad son las terrazas, que se pueden encontrar a pie de calle o en las azoteas de los mejores hoteles o edificios emblemáticos de Madrid. Sentarse en una terraza a relajarse, comer unas tapas acompañadas de cañas, vino o coctelería, todo con música y el atardecer madrileño de fondo es un imperdible para empezar la noche.

Dentro de las opciones se encuentra una amplia oferta en algunos de los hoteles más exclusivos y con las mejores vistas de la ciudad. Por ejemplo, el 360º Roof Top Bar, situado en el piso 27 del hotel Riu Plaza España, en el emblemático Edificio España muy cerca de la Gran Vía. Otra opción es Radio, en la azotea del Hotel Me Madrid Reina Victoria, las Terraza del Hotel Urban, el Sky Bar en el Axel Hotel Madrid, del Hotel Emperador o del Hotel Santo Domingo, que cuentan con piscina, la del Principal Madrid Hotel, del Hotel H10 Puerta de Alcalá o del Hotel Only You en Atocha, el Jardín de Diana en la décima planta del hotel Hyatt Centric Gran Via Madrid, entre otros.

Estos espacios también se encuentran en otros edificios históricos como escenario, por ejemplo, frente al Palacio Real se encuentra Jardines de Sabatini, en la azotea del antiguo matadero en Madrid Río, la terraza de La Casa Encendida en el barrio Lavapiés, la Terraza del Espejo en pleno Paseo del Arte, Terraza Cibeles en un moderno bar en el Palacio de Cibeles o el más reciente proyecto del chef Alberto Chicote, Puerta del Sol que ofrece una vista envidiable del reloj de la Puerta del Sol.

De marcha por Madrid

A medida que se flexibilizan las medidas por la pandemia la vida nocturna renace en la ciudad. Lo interesante es que no hay una única zona donde se concentren los planes de bares y discotecas en Madrid, y, prácticamente, cada barrio ofrece experiencias únicas.

Si la idea es escuchar música en vivo y disfrutar de sus calles hasta la madrugada ese lugar es el barrio de los Austrias. Cuando no hay un estilo musical preferido el Barrio de Las Letras tiene un plan ideal para cada persona y gusto.  En Malasaña se respira aún el inicio de la Movida de los años 80 que fue cuna de cómo se disfruta la noche madrileña.  Si nos adentramos en el barrio de Chueca nos encontramos algunas de las salas de fiesta más legendarias, y es una reconocida zona LGBTIQ+ de la ciudad.

El barrio de Salesas ofrece una renovada opción de terrazas y restaurantes de reconocidos chefs, mientras que Salamanca es el destino para quien busca una atmósfera de sofisticación y elegancia.  En La Latina el bullicio de los bares de tapas se acompaña de espectáculos únicos como el Berlín Cabareto el impresionante Corral de la Morería, uno de los mejores tablaos del mundo.

Lea también: Por los parques y jardines de Madrid

Para una experiencia intercontinental entre reggae, hip-hop, rock o incluso danza del vientre el lugar para ir es Lavapiés. Allí los espacios diversos no faltan y se mezclan con lo mejor de la comida del mundo y de locales imperdibles como la Sala Equis, un espacio increíble que antiguamente albergó un cine y que hoy ofrece un ambiente relajado donde tomar algo mientras se disfruta de una proyección de cine en versión original o de una actuación de música en directo.

Los que visitan Madrid por negocio suelen estar en el barrio Castellana. Lo bueno es que allí las oficinas le dan paso a una oferta de afterwork con discotecas y pubs que le dan una cara insospechada a este sector. Y, claro, una de las zonas con los bares y discotecas de moda en la ciudad es la que se encuentra en pleno centro de Madrid entre la Puerta del Sol y la Gran Vía. Allí las opciones parecen ilimitadas: un paseo con las grandes estrellas de Hollywood en Museo Chicote, las salas con música para todos los gustos en Wurlitzer BallroomCafé o Berlín Music Club.

De flamenco por Madrid

Desgarro y dolor en el cante jondo. Alegría y felicidad, con sevillanas y rumbas. Todo eso y mucho más es el flamenco. Visitar la ciudad y no darse el tiempo de disfrutar el zapateao de una bailaora o el quejío de un cantaor es tener un viaje a medias por la capital del flamenco, donde sin importar el día de la semana hay grandes espectáculos o pequeños recitales por teatros o tablaos.

De estos últimos, hay nombres reconocidos como el Corral de la Morería, Cardamomo, Torres Bermejas, Las Tablas, Essential Flamenco, La Estación de los Porches, La Carmela, La Quimera, que está próximo a abrir, o Café Ziryab. Pero el flamenco no solo está allí, por ejemplo, si se visita los sábados la zona cerca al Paseo del Prado no puede faltar ir a la escuela de El Lucero para uno de sus espectáculos, asistir a un recorrido gastronómico y musical en Las Carboneras, ir a un show que toca todos los palos de este arte como es Emociones, en el Teatro Flamenco Madrid, o la edición número 16 del festival Suma Flamenca que reunirá, a finales de 2021, a las mejores figuras del flamenco actual y por primera vez una muestra de concertistas de guitarra, cantaores y bailaores menores de 30 años. El festival tiene lugar en Teatros del Canal en el barrio Chamberí. Para conocer más del Madrid flamenco se puede encontrar una guía aquí.

De cine, miradores y casinos

Para quien disfruta la noche más allá de las discotecas en Madrid los planes nunca faltan. Uno de los más populares es el Autocine Madrid Race Centro, muy cerca del Paseo de la Castellana. Es el cine de este tipo más grande de Europa, con una capacidad de hasta 350 vehículos, allí además de películas se puede entrar a la noria más grande de la ciudad y experiencias de gastronomía y bebida complementarias a la función de cine. Otra buena opción para ver caer la noche en la ciudad es visitar el Faro de Moncloa, que emerge con sus 110 metros de altura en el corazón de la Ciudad Universitaria de Madrid. En este mirador de 360 grados se pueden ver monumentos como el Palacio Real, la Catedral de la Almudena, el edificio de Telefónica en la Gran Vía, las Cuatro Torres, el Palacio de Cibeles o el cementerio de San Isidro. En total son 50 edificios que desde allí se pueden ver durante media hora por apenas cuatro euros.

Por último, Madrid también tiene una oferta amplia de casinos para aquellos que buscan probar su suerte durante la noche en la capital española, por ejemplo, el icónico Casino Gran Vía, el exclusivo Gran Madrid Colón o, uno de los más antiguos de la ciudad, el Gran Madrid Torrelodones.

Esta es solo una muestra de la gran posibilidad que es Madrid de noche. Para recorrerla y encontrar esas experiencias que hacen única la pasada por la ciudad la mejor recomendación es el tiempo, dedicarle las noches necesarias para no dejar por fuera un plan inolvidable y quedar con ganas de volver, lo que siempre será una buena idea.

www.esmadrid.com/madridesvida

https://www.instagram.com/visita_madrid/
https://www.facebook.com/visitamadridoficial
https://www.youtube.com/user/esMADRIDtelevision

Seguir Leyendo

Visita Madrid | Brandvoice

Madrid de la A a la S

Ya bien sea un plan para irse de tapas y cañas, para conocer museos, edificios históricos, hacer deporte, o comprar en tiendas exclusivas o de moda underground, Madrid siempre tendrá la respuesta. Solo hace falta dejarse llevar por sus barrios para encontrar una variedad imperdible.

Publicado

on

Lo mejor de pasear por Madrid sin prisas es que se puede dedicar el tiempo que cada rincón de la ciudad se merece. Recorrer los distintos barrios y zonas turísticas de la ciudad es una idea perfecta para conocer el verdadero encanto de la capital española y que sea ésta quien determine los planes. Aquí un pequeño abrebocas.

Austrias

Aquí se encuentran tres planes recomendados: visitar La Plaza Mayor, el Monasterio de la Encarnación y la plaza de La Villa, dónde se encuentran edificios históricos, de los siglos XV, XVI y XVII, como la Casa de la Villa (antigua sede del Ayuntamiento), la Torre de los Lujanes y la Casa de Cisneros, que se construyeron durante la monarquía de los Habsburgo. Como la zona se presta para detenerse a ver la arquitectura una buena idea es recorrerla a pie, en bicicleta, en tuk tuk o incluso en segway.

Barrio de Las Letras

Este barrio se encuentra en pleno centro de la ciudad y lleva este nombre porque allí residieron algunos de los literatos más famosos del Siglo de Oro de las Letras Españolas, como Cervantes, Lope de Vega, Quevedo, Tirso de Molina o Góngora. No es de extrañar que algunos de sus referentes turísticos sean culturales, como la Calle de las Huertas, donde en el suelo se pueden leer fragmentos de obras de los mejores autores de la literatura española o la Plaza de Santa Ana donde se ubican las estatuas dedicadas a Calderón de la Barca y a Federico García Lorca con el Teatro Español como fondo.

Barrio de Salamanca

Es una de las zonas más relevantes de Madrid. Hasta hace 50 años era residencial y habitaban allí las élites políticas y de la sociedad del país.  Hoy en día es, además, una de las áreas de moda de lujo más importantes de la ciudad.

La calle Ortega y Gasset es su principal eje comercial, no en vano es conocida como la Milla de Oro de la moda en Madrid.  Allí se encuentran las tiendas de diseñadores internacionales. En esta zona también se encuentra el centro comercial ABC Serrano. La exclusividad también se ve en la mesa, pues hay gran variedad de restaurantes con estrella Michelin y están las discotecas y lugares de coctelería más exclusivos de la capital.

Casa de Campo

Con más de 1.722 hectáreas es el mayor parque urbano de España y muy cercano al centro de la ciudad. Allí hay un parque con más de 30 atracciones como montañas rusas, el Zoo Aquarium de Madrid que tiene más de 500 variedades de animales, zonas deportivas de ciclismo, caminata y deportes acuáticos y alberga eventos culturales a lo largo del año en el Recinto Ferial de la Casa de Campo y el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo.

Castellana

Es el eje financiero de Madrid, un histórico paseo en el que se encuentran atractivos como el Museo de Ciencias Naturales, o el mítico el estadio de fútbol Santiago Bernabéu, casa del Real Madrid. En esta zona tiene lugar el proyecto Madrid Nuevo Norte para mejorar la calidad de vida de los madrileños, crear nuevas zonas verdes y espacios públicos de calidad. Es una apuesta innovadora de sostenibilidad y urbanismo. El barrio es el hogar de los cuatro rascacielos más altos de Madrid, incluida la Torre de Cristal, la más alta del país con 249 metros.

Chamberí

Recorrer las calles de este distrito requiere tiempo. Es posible pasar del “Anden cero” y conocer la historia del metro de la ciudad a una tarde de tapas en la terrazas de la plaza de Olavide. Para los que les gusta el arte escénico allí se encuentran los Teatros del Canal, 35200 metros cuadrados dedicados a la cultura desde los cásicos a obras modernas. En el barrio está la calle Zurbano, que han descrito como una de las mejores de Europa, en la que se encuentran palacetes, boutiques, restaurantes y museos con encanto, muy recomendable para los que busquen explorar Madrid más allá de los circuitos turísticos convencionales.

Lea también: Por las tapas y restaurantes de Madrid

Chueca

En pleno centro de la ciudad, junto a la Gran Vía, es uno de los barrios más conocidos internacionalmente por su ambiente y vida nocturna. Uno de los puntos de mayor interés gastronómico es el Mercado de San Antón con puestos de productos frescos, una taberna-vinoteca y una decena de locales de show cooking / take away. La oferta sigue con locales de café, coctelería restaurantes de cocina local y del mundo. La Chueca se convierte cada año en el epicentro de una de las festividades que atrae turistas a la ciudad, las Fiestas del Orgullo LGTBI Madrid.

Conde Duque

Actualmente el cuartel del Conde Duque es uno de los grandes centros de expresión cultural de la ciudad junto con Matadero y CentroCentro. Tras su rehabilitación, finalizada en 2011, da cabida a los Archivos de la Villa, la Hemeroteca Municipal, la Biblioteca Histórica Municipal, el Museo de Arte Contemporáneo y la Biblioteca Musical Víctor Espinós. Otros imperdibles son los palacios de la Liria y de Bauer, y las iglesias de Nuestra Señora de Monserrat y de San Marcos. La zona conserva gran número de tabernas castizas, por lo que es ideal para darse una ruta de tapeo y cañas allí.

La Latina

Debe su nombre a la escritora y humanista Beatriz Galindo, popularmente conocida como La Latina, uno de los personajes más relevantes del siglo XV. Sus calles, de origen medieval, tienen en su mayoría trazados, irregulares, estrechos y que dan a parar a plazas. Algunos de sus principales atractivos son la Real Basílica de San Francisco el Grande, la Puerta de Toledo, la Iglesia de San Andrés, una de las más antiguas de Madrid. Un buen lugar para comprar es El Rastro, un mercado callejero muy visitado. Hablar de gastronomía en La Latina es sinónimo de tapeo con sus innumerables bares y tabernas, de tendencia vanguardista unos y con sabor castizo otros.

Lavapiés

Ha mantenido su carácter de barrio habitado mayoritariamente por las clases populares de la ciudad. Es uno de los mejores ejemplos de la tradición castiza y sainetera del pueblo madrileño. Es una zona que ofrece gran diversidad de atractivos, desde los imperdibles Museo Reina Sofía y la Filmoteca Española, sus librerías-café, los mercados de San Fernando y Antón Martín, las apuestas nocturnas con locales de rock y pop independiente, jazz, reggae, punk e incluso flamenco, incluso, cada año se celebra Tapapiés, la Ruta Multicultural de la Tapa y la Música en Lavapiés.

Malasaña

Le debe su nombre a Manuela Malasaña, heroína madrileña de los levantamientos del 2 de mayo de 1808 contra las tropas francesas.  Es un referente madrileño de la moda retro y la cultura underground. El principal foco de tiendas se encuentra en la calle Fuencarral con numerosas firmas populares de moda juvenil, deportiva, de moda alternativa y retro. En la plaza del Dos de Mayo los protagonistas son los comercios de moda vintage, cultura popular y comics.

Princesa

Esta zona turística es una de las de mayor extensión de la ciudad extiende desde la Plaza de España hasta Moncloa donde se encuentra el Arco del Triunfo, el Cuartel General del Ejército del Aire, el Faro de la Moncloa, que ofrece una vista inigualable a 92 metros de altura de Madrid, el teleférico de Madrid, un recorridos de dos kilómetros a 40 metros de altura desde Princesa hasta Casa del Campo. Otros atractivos son el templo egipcio de Debod y sus jardines y la Ciudad Universitaria, donde se ubican la Universidad Complutense de Madrid y de la Universidad Politécnica de Madrid.

Para conocer un mapa con las zonas turísticas de la ciudad es posible descargarlo haciendo clic aquí.

Retiro

El Parque del Buen Retiro es el auténtico protagonista de este barrio con 125 hectáreas y más de 15 000 árboles, ideal para ir a pasear y para practicar deportes, sobre todo, el running y el patinaje de fondo con un fondo inigualable con los monumentos a Alfonso XII y el Palacio de Cristal. La zona del Paseo del Prado / El Retiro aspira a ser declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en la categoría de Paisaje Cultural que incluye el Paseo del Prado entre Cibeles y la Plaza de Atocha, todo el parque de El Retiro, y el barrio de los Jerónimos.

Salesas

Ideal para quién busca conocer las últimas tendencias en moda independiente y locales históricos como el Café Gijón, abierto en 1888 y lugar de referencia para las tertulias literarias madrileñas. Ramón y Cajal, Pío Baroja, Pérez Galdós, Benavente, Valle-Inclán, Severo Ochoa o Ramón Gómez de la Serna lo frecuentaban. En este barrio también se encuentran la Fundación Mapfre, el Teatro María Guerrero, el de Cera, los teatros Infanta Isabel y Marquina y el Instituto Cervantes.

Sol-Gran Vía

Esta zona, comprendida entre la Puerta del Sol y la Gran Vía y sus alrededores es, sin duda, el eje sobre el que gira la vida turística, cultural y lúdica madrileña.

Sol-Gran Vía es una de las principales áreas comerciales de Madrid. Ir de compras por sus calles y contemplar sus escaparates es una experiencia que ningún visitante debiera perderse. Un día de compras aquí es un como pasear por un gran centro comercial al aire libre. En la noche la gran variedad de restaurantes de primera y estrella Michelin, y de bares, lo hacen un destino ideal. Además, En poco más de un kilómetro se ubican los teatros Coliseum, Lope de Vega, Rialto, Pequeño Teatro Gran Vía, Teatro EDP Gran Vía y Muñoz Seca y Príncipe Gran Vía, cuna del Broadway español.

Recientemente luce un nuevo aspecto, con más vegetación, un mobiliario urbano innovador, menos vehículos y es más amigable con el peatón, ideal para encontrar íconos como el kilómetro cero y la estatua del oso y el madroño. Sin duda un punto obligado para conocer Madrid desde lo más neurálgico.

Para conocer más información sobre todas las opciones que tiene la ciudad para recorrerla no olviden visitar www.esmadrid.com/madridesvida y en sus redes sociales como @visita_madrid

www.esmadrid.com/madridesvida

https://www.instagram.com/visita_madrid/
https://www.facebook.com/visitamadridoficial
https://www.youtube.com/user/esMADRIDtelevision

Seguir Leyendo

Visita Madrid | Brandvoice

Por las tapas y restaurantes de Madrid

Visitar las tascas, cafeterías, restaurantes o mercados gourmet es un plan obligado. Además, permite hacerlo sin afán, aventurándose por los sabores locales y vanguardistas de la ciudad. Desde irse de tapas a un restaurante Michelin o centenario, la mesa siempre será buena idea para disfrutar de Madrid.

Publicado

on

En España es habitual comer cinco veces al día, por lo que para un viajero encontrar qué comer nunca será un problema. En la calle, a primera hora de la mañana se suele desayunar, sobre medio día se pica algo, después de las dos llega el almuerzo, en la tarde se merienda y sobre las nueve de la noche se cena.

La pregunta es qué comer, y la respuesta es tan variada que va de los platos tradicionales e imperdibles como: la tortilla de patata, churros con chocolate, el cocido madrileño, las croquetas, la ración de patatas bravas, callos a la madrileña o el bocadillo de calamares, y, de ahí en adelante, una amplia oferta de tapas de autor y restaurantes con estrellas Michelin.  Sin olvidar que Madrid cuenta con muchos restaurantes preparados para atender todas las necesidades de alergias o intolerancias alimenticias, así como una variada opción de platos veganos.  Por supuesto, también, incontables restaurantes internacionales completan la amplia oferta gastronómica de la capital. La ciudad en sí mismo un destino para disfrutar sin prisa por sus sabores.

El estándar Michelin

El Invernadero©Javier Peñas

Cuando se piensa en la alta cocina las estrellas Michelin son un referente de dónde se encontrará una experiencia única. En 2021 Madrid cuenta con 20 restaurantes con estrellas Michelin que incluyen a DiverXO, el único de la ciudad con tres estrellas, Paco Roncero Restaurante, uno de los máximos exponentes de la vanguardia culinaria española, El Invernadero, que además tiene una Estrella Verde con la que la Guía Michelin da visibilidad a los restaurantes comprometidos con la gastronomía sostenible, DSTAgE Concept, Coque, Kabuki, La Tasquería, Gofio, entre otros.

Una peculiaridad de la ciudad es que algunos restaurantes con estrella están dentro de hoteles que no solo disfrutan los huéspedes, sino que están abiertos a todo público, ese es el caso de Santceloni, en el hotel Hesperia, Ramón Freixa, en el hotel Único; Cebo, en el hotel Urban y la más reciente apuesta del Mandarin Oriental Ritz donde el chef tres estrellas Michelin, Quique Dacosta, estará al frente de su restaurante.

De tapas por la ciudad

Estos pequeños bocados que se sirven junto a las bebidas son un plan imprescindible cuando se visita Madrid. Entre las teorías de su origen se dice que solía colocarse un trozo de pan encima del vaso para evitar que las moscas entraran en el vino, y que de aquí viene su nombre.

Las opciones son muy variadas: en muchos bares lo habitual es una pequeña cantidad de aceitunas, papas fritas —tipo chips—, frutos secos o una sencilla rebanada de pan con algo de carne. Algunos de los platos más clásicos son las patatas bravas (gajos de papa frita con salsa picante), tortilla de patatas, croquetas, quesos curados o embutido ibérico. En otros locales la tapa ha ido ganando tamaño, calidad y sofisticación hasta convertirse en una interesante experiencia gastronómica.

Lea también: Madrid, entre museos, teatros y puertas abiertas

El plan no estaría completo sin algo de beber, los tragos más comunes cuando “se va de tapas” incluye una caña, un vaso alto y estrecho de cerveza que se suele servir desde el grifo y no de botellas; el vino, que puede ser en copa o en chato, un vaso ancho y bajo; o el clásico vermú, que es un vino blanco en el que se maceran hierbas como el ajenjo.  

Este plan se puede encontrar en cualquier barrio de la ciudad: Asturias, Malasaña, Conde Duque, La Latina, Lavapiés, Salamanca, Chamberí, entre otros.

Una opción ideal para conocer la comida madrileña al tiempo que se va de tapas es visitar los mercados de la ciudad. Hay una amplia oferta que va de lo más tradicional a sofisticado, siempre con la autenticidad de Madrid. Para conocer una guía por las zonas de tapas en los mercados se puede visitar esta guía con mapa incluido aquí.

Restaurantes centenarios

Pero la tradición gastronómica no solo se vive en los ingredientes, la ciudad tiene numerosos restaurantes que llevan más de cien años preparando los platos típicos de Madrid y de la cocina castellana con la misma sazón y que han superado con éxito el paso del tiempo. Algunos de los imperdibles son Botín, fundado en 1725 y reconocido como el restaurante más antiguo del mundo por el libro de los récords Guinness. El restaurante, de cuatro pisos, conserva el ambiente de una posada original y es atendido por la cuarta generación de la familia fundadora. Otros imperdibles incluyen Casa Ciriaco, uno de los restaurantes más antiguos y populares, Posada de la Villa, Malacatín, Casa Alberto, Casa Pedro, Casa Labra o la Casa del Abuelo.

Madrid, capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica

Más de 500 años de historia en común, y una emigración emprendedora y orgullosa de sus raíces, hacen de Madrid una puerta ideal para la gastronomía de ambos continentes. En 2020 y 2021 la ciudad es la Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica con opciones colombianas, mexicanas, argentinas, brasileñas, peruanas, cubanas, venezolanas, chilenas, uruguayas, de fusión, entre otros, una amplia oferta para probar algo nuevo con sabor a casa.

Además, la ciudad tiene restaurantes del mundo con cocina japonesa, italiana, china, francesa, griega, etc. Una variedad de postres como de heladerías artesanales, bombonerías, los tradicionales churros con chocolate, turrones, el roscón de reyes, caramelos de violeta, las torrijas y los polvorones.

Un completo paisaje gastronómico que alimenta aún más la experiencia sensorial en Madrid. Para conocer más información sobre todas las opciones que tiene la ciudad para recorrerla no olviden visitar www.esmadrid.com/madridesvida y en sus redes sociales como @visita_madrid

www.esmadrid.com/madridesvida

https://www.instagram.com/visita_madrid/
https://www.facebook.com/visitamadridoficial
https://www.youtube.com/user/esMADRIDtelevision

Seguir Leyendo

Visita Madrid | Brandvoice

Madrid, entre museos, teatros y puertas abiertas

Grandes obras maestras, galerías, museos de arte y de ciencia, teatros donde se presentan las mejores obras musicales, casas museo y hasta esculturas y puertas centenarias al aire libre son solo una muestra del infinito recorrido para conocer el arte y la cultura de Madrid.

Publicado

on

Visitar un museo, una galería, o aventurarse en una obra de teatro, son planes que se disfrutan más cuando el viaje se hace sin afán ni horario. Madrid es en sí mismo un destino con una variedad impresionante y un punto obligado para la cultura mundial. Las visitas se pueden hacer a los museos más tradicionales y conocidos o a las galerías y centros culturales más locales. Lo cierto es que en cada esquina es posible encontrar un nuevo atractivo por conocer.

Paseo del arte

Es también conocido como triángulo del arte, ya que reúne, en apenas dos kilómetros, tres de las pinacotecas más importantes del mundo. Epicentro de la vida cultural de la ciudad, aspira a ser declarado Patrimonio de la Humanidad como Paisaje Cultural en la categoría de Paisaje Cultural en 2021 e incluye el Paseo del Prado entre Cibeles y la Plaza de Atocha, todo el parque de El Retiro, y el barrio de los Jerónimos.

Entre los tres imperdibles, donde incluso se ofrecen visitas privadas para quienes prefieren planes más exclusivos, se encuentra el Museo del Prado fundado por la reina María Isabel de Braganza en 1819. Allí se encuentran grandes obras maestras de las escuelas española, flamenca e italiana. Algunas de sus obras más conocidas son: Las Meninas de Velázquez, El Jardín de las Delicias de El Bosco o Las pinturas negras de Goya.

Casi enfrente, en el Palacio de Villahermosa, se encuentra la Colección Thyssen-Bornemisza, en el que se hace un recorrido por la historia de la pintura europea desde la Edad Media hasta finales del siglo XX, con obras de Canaletto, Gauguin, Kandinsky o Hopper, entre muchos otros.

El trío lo cierra el Museo Reina Sofía, que abrió en 1990 como una continuación del Prado, donde se encuentra arte moderno y contemporáneo desde finales del siglo XIX a la actualidad. Se ubica en el antiguo Hospital General de Madrid. Contiene obras de grandes artistas como Dalí, Miró o Juan Gris, pero el gran protagonista es el Guernica de Picasso.

Lea también: Madrid, el nuevo destino europeo del lujo

Museos municipales

Todos los museos municipales están abiertos y su visita es una parada para quien quiere conocer más de la historia local. En la Ermita de San Antonio de la Florida, en la zona de Madrid Río y, de forma gratuita, se pueden ver unos impresionantes frescos de Goya.  El Templo de Debod es un maravilloso regalo de arquitectura egipcia donde suelen tomarse las mejores fotografías del atardecer.  A esos se le suma el recién renovado Museo Naval; el Museo Cerralbo o el Museo Lázaro Galdiano, dos pequeñas joyas arquitectónicas y que albergan pinturas de grandes maestros.

Casas museo

Además de las grandes pinacotecas del Paseo del Arte, existen otros museos que, ubicados en antiguos palacetes y casas solariegas, proponen un recorrido íntimo por la Historia. Museos con relevancia histórica cuyas paredes fueron escenario en la vida de artistas de la talla de Joaquín Sorolla o grandes edificios como el Palacio de Liria, la residencia de la Casa de Alba, conocido también como «el hermano menor del Palacio Real». Casas nobles del Madrid donde arte y belleza se unen mostrando al público grandes colecciones de arte. Además, el Abono 5 Museos. Otro Madrid te permite visitar (en un periodo máximo de 10 días) los museos de Artes Decorativas, Cerralbo, Romanticismo, Sorolla y el Lázaro Galdiano por sólo 12 euros.

Para conocer más de la amplia oferta de arte de la ciudad es posible visitar esta guía. (Insertar este link en la palabra guía https://www.esmadrid.com/sites/default/files/guia_arte_en_madrid.pdf)

Teatros y auditorios

Para quien visita Madrid sin prisa es ideal permitirse ir a alguno de los conciertos, danza, ópera, zarzuela o comedia. La oferta es amplia e incluye teatros icónicos como el Teatro Real, declarado Monumento Nacional, el auditorio Nacional de Música, el Teatro María Guerrero, el Valle-Inclán, el de la Comedia, el de La Abadía o el Teatro Circo Prince, un circo permanente en la ciudad, o el Teatro Rialto, es el teatro activo más antiguo de la Gran Vía.

Esta última es epicentro del teatro musical, tanto que se le conoce como el Broadway español, la ciudad es la principal productora de espectáculos musicales en castellano y la oferta va de obras reconocidas a producciones originales en espacios como el Teatro Lope de Vega, Teatro de las Aguas, del Barrio, el Nuevo Teatro Apolo, el Teatro de Alcalá entre otros. Por la pandemia estos espectáculos estaban pausados, pero ya han empezado a retomarse y son un plan ideal para conocer otra cara de la cultura madrileña.

La ruta por la ciencia

Otra de las opciones que presenta la ciudad para conocer de la cultura sin prisa son los variados museos de ciencia, que están lejos de ser un plan especializado. Es posible ir a los más reconocidos, como el Museo Nacional de Ciencias Naturales, el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, o al Planetario; pero la oferta es mucho más amplia la ciudad también cuenta con: el Museo Geominero, el Museo del Ferrocarril, el Museo San Isidro para conocer los orígenes de Madrid, o el museo Arqueológico.

Los centros culturales

Edificios modernos y singulares que acogen programas culturales para todo tipo de público. Desde exposiciones a proyectos de artistas, presentaciones, talleres o festivales. Son infinitas las posibilidades que ofrecen estos espacios, donde también disfrutar del complejo en sí y sus servicios de ocio en forma de terrazas con vistas, gastronomía o jardines muy especiales.

Entre ellos se encuentra Centro Centro, que ofrece una programación de vanguardia con una de las mejores vistas de la ciudad al estar en pleno Palacio de Cibeles, donde también funciona el ayuntamiento de Madrid, para una visita guiada gratuita es clave hacer una reserva previa. Otros centros culturales son Matadero Madrid, ubicado en Madrid Río; Conde duque, el Círculo de Bellas Artes en Gran Vía, La Casa Encendida en Lavapiés con expresiones más vanguardistas, el CaixaForum de Madrid, la Fundación Mapfre, la Fundación Canal Mateo Inurria o el espacio COAM dedicado a la arquitectura, entre otros.

Madrid, siempre de puertas abiertas

La Puerta de Alcalá, la Puerta de Toledo, la Puerta de San Vicente y la Puerta de Hierro fueron levantadas en lugares de tránsito, coincidiendo con los principales caminos de entrada a Madrid, y son un atractivo turístico permanente. A estas cuatro se le suman la Puerta de Felipe IV, entrada más antigua al parque del Retiro, la puerta del Real Jardín Botánico, Creada por Francisco Sabatini en 1774, es uno de los ejemplos más destacados del neoclasicismo en Madrid y que este año se celebra el tercer centenario de su nacimiento.

www.esmadrid.com/madridesvida

https://www.instagram.com/visita_madrid/
https://www.facebook.com/visitamadridoficial
https://www.youtube.com/user/esMADRIDtelevision

Seguir Leyendo

Visita Madrid | Brandvoice

Madrid, el nuevo destino europeo del lujo

El título no es gratuito, algunas firmas decidieron instalar en la ciudad sus buques insignia para hacerle compañía a los más de 20 restaurantes con estrella Michelin, los comercios de artesanos y restaurantes centenarios que resaltan el patrimonio histórico y cultural de Madrid.

Publicado

on

Pensar en unas vacaciones de lujo ya no se limita a lo que tradicionalmente se entiende por “altos estándares”. Lujo es pasear por una ciudad vibrante, recorriendo calles peatonales y disfrutar de la gastronomía, la cultura, las compras y el paisaje sin prisa, practicando una tendencia de turismo conocida como slow travel, que permite conocer los destinos de una forma inolvidable. Madrid sabe mucho de eso, y de que sus visitantes queden con ganas de volver al nuevo destino europeo de lujo.

Respira Madrid

Los planes al aire libre toman fuerza como tendencia para el año y la capital de España tiene mucho por ofrecer con espacios como Madrid Río, el enorme enclave lúdico y cultural paralelo al río Manzanares. Este corredor ecológico fue renaturalizado y en pocos años dio paso de una autopista urbana a ser hogar de numerosas especies de animales.

Justo al lado del Manzanares, en su orilla occidental, está el mayor parque público de Madrid, la Casa de Campo que con sus más de 1.535 hectáreas es el entorno ideal para disfrutar de la naturaleza y de las terrazas al aire libre situadas junto a su impresionante lago artificial, cuyos orígenes se remontan al siglo XVI, verdaderos oasis para disfrutar la ciudad sin prisa.

De paseo por Madrid hay lugares llenos de cultura como el Paseo del Triángulo del Arte.  No en vano se pueden visitar las grandes pinacotecas el museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza o el Reina Sofía o instituciones menos conocidas como el Museo de Artes Decorativas, el Real Observatorio Astronómico o el Jardín Botánico.

Los museos en privado

Una experiencia de lujo para quien disfruta del turismo sin prisa son las visitas privadas a los museos y espacios culturales del Triángulo del Arte para admirar las obras de forma exclusiva.  Además, hay otros espacios donde se puede reservar una visita especial, como el Palacio de Liria, la residencia de la Casa de Alba en Madrid, principal sede de su colección de arte y archivo histórico, o la Real Fábrica de Tapices, que acaba de cumplir 300 años, y se puede visitar los espacios menos conocidos del edificio.

Historia made in Madrid

Si la idea es irse de compras por un circuito de compras premium en los comercios y talleres artesanos exclusivos de Madrid los barrios de Las Salesas, Lavapiés, Barrio de Las Letras, Chueca, Malasaña, Conde Duque, La Latina y Los Austria son imperdibles, no solo porque cuentan la historia de la ciudad, sino porque muchas de las tiendas, donde se encuentra desde ropa para la casa, sombreros a instrumentos musicales, tienen más de 100 años en el oficio, y que se refleja en sus productos de lujo, calidad, diseño, detalle y pasión.

En esto Madrid sorprende, porque los jóvenes han retomado esos oficios para mostrar que no son “cosa del pasado”, basta pasarse por las tiendas de zapatos artesanales, artesanías con materiales como el bambú, collares y pulseras, capas, guantes, meninas, vajillas, abanicos, bolsos, muebles, tapices y hasta los tradicionales caramelos de violetas.

Lea también: Madrid, exclusividad y tradición a la medida

Madrid también ha sumado un nuevo ícono de lujo a las compras, la Galería Canalejas, en el centro histórico de la ciudad.  La galería tendrá las principales firmas de moda y joyería y una plaza de comidas, que abrirá en octubre con 14 restaurantes de diferentes estilos y nacionalidades.

Historia y calidad en la mesa

Hablar de Madrid es evocar su historia gastronómica, y así como sus oficios centenarios es posible visitar restaurantes que durante siglos han preparado: cocido, callos, soldaditos de Pavía, tortilla de patatas y, en general, cocina castellana que no pierde vigencia con el paso del tiempo. En 2021 fueron declarados estos como espacios culturales y turísticos de especial significación para la ciudad. Para explorar las raíces culinarias dedicándole el tiempo que se merece es posible seguir un mapa ilustrado de restaurantes y tabernas con más de un siglo de vida.

Si el plan es la experiencia gastronómica premium, Madrid tiene una oferta de 20 restaurantes con estrella Michelin en la guía 2021, que elevan a otro nivel la experiencia local con calidad mundial.

De noche por Madrid

La agenda de Madrid está llena de opciones para darse una experiencia de lujo, como los grandes musicales en Gran Vía, considerada como el Broadway madrileño, o los clásicos de la ópera en el Teatro Real, en la céntrica Plaza de Oriente, y un templo del circuito internacional.

Otra experiencia única en la ciudad vivir el embrujo de los tablaos en los que se han consagrado algunas de las figuras del flamenco, un tipo de arte español considerado como Patrimonio de la Humanidad y que en Madrid tiene su máxima representación. Una noche flamenca es vivir la historia contada a través de un cante y un baile únicos.

Descanso de lujo

El alojamiento no es solo para ir a dormir. En Madrid se encuentran algunos de los hoteles más lujosos del mundo como el Four Seasons, inaugurado en 2020, o el Mandarin Oriental Ritz, que acaba de abrir sus puertas después de la reforma a un edificio icónico de la Belle-Époque, el histórico Westin Palace o el Santo Mauro Autograph Collection. A esos se le sumarán más hoteles premium en los próximos meses.

Además, no es necesario alojarse para disfrutarlos de forma exclusiva, algunos restaurantes, spa, cafés, y terrazas de moda de los hoteles cinco estrellas están abiertos para disfrutar de la perspectiva de la ciudad inolvidable.

www.esmadrid.com/madridesvida

https://www.instagram.com/visita_madrid/
https://www.facebook.com/visitamadridoficial
https://www.youtube.com/user/esMADRIDtelevision

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado