Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Así está el panorama del ‘boom’ de las billeteras digitales en Colombia

Las billeteras digitales han entrado en los bolsillos de los colombianos. El incremento de la conectividad y de la penetración de teléfonos inteligentes, las condiciones de la pandemia y los subsidios que puso en marcha el Gobierno no solo han jalonado la adopción de estas plataformas, sino también los índices de inclusión financiera.

Publicado

on

Fintech

Hace poco más de una década, a Davivienda se le ocurrió sacar al mercado Daviplata, una billetera electrónica que podía tener cualquier persona con una tarjeta SIM en su celular. Desde entonces, aunque se propagó por todos los rincones de Colombia, fue el salto digital provocado por las condiciones de la pandemia lo que duplicó su tamaño en el último año. La herramienta, que a cierre de 2019 tenía 6.1 millones de clientes, ahora tiene más de 12.8 millones.

“Realizamos inversiones significativas, en términos de infraestructura de la plataforma, para soportar el tráfico recibido y garantizar a los usuarios una experiencia fácil, sencilla y amigable”, dijo a Forbes Colombia la vicepresidente ejecutiva de Banca Retail y Mercado de Davivienda Maritza Pérez, quien resalta que durante 2020, Daviplata cuadriplicó sus transacciones, llegando a 800 millones de transacciones.

Lea también: Efecty lanza la primera billetera digital del sector postal en Colombia

Precisamente el año pasado, al menos dos millones de personas se conectaron por primera vez a Internet en Colombia desde enlaces propios. Los accesos fijos alcanzaron los 7.77 millones, 790.000 nuevos accesos en comparación a 2019.

Pero por cuenta de los compromisos adquiridos por las compañías de telecomunicaciones en la última subasta del espectro y la creciente introducción en el mercado de celulares inteligentes de bajo costo, la ola de conectividad ha llegado es por los teléfonos. Al término de 2020, Colombia alcanzó los 32.5 millones de personas con acceso a internet móvil, 1.6 millones más que las que había al cierre de 2019.

Una de las que estrenó internet en su mano fue María Guzmán, una vendedora de fritos de 64 años, que la mayoría de las tardes prende en la puerta de su casa, en Pailitas, Cesar, una vitrina con arepas y empanadas. En los inicios de la pandemia, el tráfico de gente que pasa por su casa se desapareció y por ende las ventas. Pero un celular que le había regalado su hijo meses atrás le sirvió para tener por primera vez una cuenta en Daviplata a través de las que ha podido recibir los giros del programa gubernamental Ingreso solidario. “Nos ha servido para la comidita”, anota Guzmán.

“La interacción con estas plataformas financieras genera información y experiencia necesaria para que, en un futuro, las personas puedan acceder a otros productos de la banca”.

Andrés Vásquez, CEO de Nequi.

Aunque la disminución del uso del efectivo ha sido orgánica por la digitalización de muchas actividades económicas, esto revela un factor que ha catalizado la adopción masiva de billeteras digitales en Colombia: las transferencias monetarias que hace el Gobierno Nacional.

En medio de la tragedia de la pandemia el Gobierno de Colombia pasó de tener tres programas de transferencias monetarias que llegaban a 4.2 millones de beneficiarios (Familias en Acción, Jóvenes en Acción y Colombia Mayor) a alcanzar 8 millones de hogares beneficiarios con la incursión de dos nuevos programas (Compensación del IVA e Ingreso Solidario).

Lea también: ¿Creador del Bitcoin vive? Se activó billetera que contiene US$26 millones en esa ‘cripto’

Según una medición de impacto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, con las transferencias monetarias se mitigó que 2.1 millones de personas cayeran en la pobreza. Aun así, el Dane calculó que la incidencia de la pobreza monetaria pasó de 35,7 % en 2019 al 42,5 % en 2020.

Aunque los beneficiarios pueden optar si recibir los recursos por medio de giros postales o canales bancarios, en los programas Familias en Acción, Jóvenes en Acción, Ingreso Solidario y Compensación del IVA, más de la mitad decidieron recibirlos a través de depósitos directos a sus cuentas durante 2020, con la incidencia de productos digitales.

En Ingreso Solidario, que es un programa temporal para quienes no son beneficiarios de otros programas sociales, este fue el caso del 79.5% de los beneficiarios; en Familias en Acción, que apoya a familias pobres con entregas condicionadas de incentivos de salud y educación, fue el caso del 64 %; en Compensación del IVA, que devuelve recursos del impuesto del IVA a las familias más pobres, fue el del 59.7 % y en Jóvenes en Acción, que apoya a jóvenes en entregas condicionadas a su vinculación a la educación superior, fue el del 56 %.

En definitiva, 2.6 millones de beneficiarios recibieron sus pagos a través de canales digitales, un 21 % más que en 2019.

“Las billeteras digitales han sido importantes por los beneficios que un trámite digital representó en un momento en que el país estaba en cuarentena y por el segmento de población al que atendemos, sin embargo, han traído también retos”, comenta Susana Correa, directora del Departamento de Prosperidad Social, entidad encargada de hacer las transferencias.

Lea también: ¿Qué necesitan saber los inversores sobre las elecciones de 2022 en Colombia?

En cuanto a los beneficios, resalta la facilidad de apertura de los productos, los costos competitivos de las transacciones y la adaptabilidad de llegar, por ejemplo, a quienes no tienen tarjetas físicas para hacer los retiros. Como desafío, sostiene que la conectividad a Internet todavía no es una realidad en la totalidad del territorio y que sigue siendo necesaria la educación financiera, porque se presentan bloqueos de clave o cambios de número de celular que afectan las cuentas digitales.

“Muchos por el simple hecho de escuchar que otros estaban abriendo cuentas en billeteras digitales, decidieron abrir la suya”.

Freddy Castro, director de Banca de las Oportunidades.

Los efectos son evidentes. Freddy Castro, director de Banca de las Oportunidades, resalta que durante el primer trimestre del año pasado, solo con Ingreso Solidario, 759.000 colombianos reactivaron cuentas de productos financieros. “Muchos por el simple hecho de escuchar que otros estaban abriendo cuentas en billeteras digitales, decidieron abrir la suya”, afirma Castro. “Hubo un salto tremendo”.

En concreto, el indicador de acceso a productos financieros, que en diciembre de 2019 estaba en 82.5 % pasó ser de 87.1 % en diciembre de 2020 y el indicador de uso, que es el de colombianos con cuentas activas, pasó de 66% en 2019 a 72.5% en 2020.

Para Colombia Mayor, el caso es diferente, porque es el programa que atiende a adultos mayores y el 100 % de los subsidios se entregan a través de la modalidad de giros postales. Sin embargo, llama la atención por qué si las billeteras digitales están produciendo tal efecto de inclusión financiera y bancarización, el Departamento de Prosperidad Social excluyó para 2021 las billeteras digitales de la Compensación del IVA y limitó las entregas a través de giros postales.

Lea también: Este es el documento que dio vida al bitcoin y su fascinante historia

Correa indicó a Forbes Colombia que existía el objetivo de llegar a un millón de beneficiarios, por lo que se estandarizó la operación del programa mediante la modalidad de giros, debido a que para este año la tarifa que se paga por la entrega deEste es el documento que dio vida al bitcoin y su fascinante historia los giros del programa disminuyó en un 35 %, quedando a un costo inferior de otros canales.

En todo caso, cuando los recursos llegan a una billetera digital se logra que las familias no hagan largos desplazamiento, de que accedan a un producto financiero gratuito que impacta su calidad de vida, permitiéndoles ahorrar y eliminar el riesgo de manejar dinero en efectivo. Una encuesta de Mastercard halló que el 62 % de los colombianos está usando billeteras digitales.

Daviplata, que también ha predominado en los pagos de subsidio de la Alcaldía de Bogotá, dice haber tramitado más de 25 millones de subsidios durante 2020 y lo que va del 2021. No obstante, esta no es la única billetera digital que está viviendo un auge de alto nivel. Nequi, que pertenece al Grupo Bancolombia, escaló de 2 millones de usuarios en 2019, a 5 millones en 2020 y a 6.2 millones en el primer semestre de 2021.

“Las herramientas de la banca digital permiten que la gente reciba y envíe plata, y que se mantenga en el mundo digital”, refiere el CEO de Nequi Andrés Vásquez. “La interacción con estas plataformas financieras genera información y experiencia necesaria para que, en un futuro, las personas puedan acceder a otros productos de la banca, como, por ejemplo, los préstamos y las tarjetas”.

Lea también: Informe gráfico: una mirada a la evolución de los gigantes tecnológicos

Movii, que opera con licencia de sociedad especializadas en depósitos electrónicos, media mensualmente el pago a 300.000 beneficiarios de subsidios del Gobierno Nacional o de autoridades locales y ahora tiene 1.5 millones de clientes, tres veces más que los 352.000 que tenían al cierre de 2019. TPaga, otra billetera digital, ahora tiene más de 700.000 usuarios activos, un ascenso frente a los 200.000 que tenía en el primer semestre de 2020.

Felipe Noval, director de Transformación Digital e Inclusión Financiera de Asobancaria, recalca que en el país existen 15 billeteras electrónicas y que el sistema financiero ha realizado esfuerzos para generar “productos y servicios financieros innovadores que permitan una mayor inclusión financiera, que afronten la coyuntura actual y que cumplan con las nuevas tendencias y necesidades del consumidor”.

En la visión de Nodal, la coyuntura ha provocado que gran parte de la población cambie sus hábitos de consumo, generando una transición de los canales físicos a los canales digitales, tanto que el total de operaciones del sistema financiero el 73 % corresponden a canales digitales y el 23 % a canales físicos.

A medida que se vayan resolviendo asuntos de conectividad en áreas aisladas y se siga trabajando en la educación financiera, Colombia verá no solo a millones empoderándose con los depósitos y los pagos digitales, sino accediendo a productos como créditos que les permitirán mejorar sus condiciones de vida.

Economía y Finanzas

Cuáles son las mejores inversiones para 2022, según los expertos

Los mercados tambalean ante el arribo de la nueva variante de Covid-19 y danzan a merced de lo que la FED de EE.UU. pueda llegar a hacer ante la inflación prevista para el 2022. Sin embargo, todavía quedan algunas apuestas seguras.

Publicado

on

Al discutir las perspectivas de inversión para 2022, un par de estrategas de inversión de empresas de un billón de dólares dijeron que las acciones de pequeña capitalización de EE.UU. y los bancos globales son los dos mejores sectores para apostar el próximo año.

El jefe de estrategia de cartera de BNY Mellon, Eric Hundahl, cuya firma gestiona 2,3 billones de dólares, expresó sensaciones alcistas sobre las acciones de pequeña capitalización de EE.UU., esperando que el enorme diferencial actual entre pequeña y gran capitalización se corrija finalmente.

Brian Nick, estratega jefe de inversiones de US$ 1,2 billones de Nuveen, mencionó a los bancos globales, específicamente en la Unión Europea y Estados Unidos, como su mejor apuesta para 2022 con expectativas de que la economía global tenga un año fuerte. Extendiendo un poco más sus predicciones, Nick dijo que ve un riesgo en la próxima década de que los rendimientos sean más bajos que en la década de 2010.

Lea también: Inversiones: qué criptos son buenas alternativas a Bitcoin y Ethereum

Hablando ayer en una conferencia regional de Forbes / SHOOK en Chicago, Nick postuló un escenario en el que la reducción gradual y las mejoras en las condiciones de la cadena de suministro podrían ayudar a combatir la inflación y retrasar los tan anticipados aumentos de las tasas de interés en 2022. Agregó que gran parte de la reacción de los mercados a la inflación es menos sobre su impacto económico y más sobre lo que hará la Fed como reacción.

Cómo será fin de año

La variante Ómicron está “causando estragos en los mercados”, dice Ryan Detrick, estratega jefe de mercado de LPL Financial. “Hace una semana, las acciones estaban en máximos históricos y la economía estaba fuerte. Ahora todo lo que tenemos son incertidumbres y preguntas”.

Si bien sigue siendo optimista a pesar de la reciente volatilidad, Detrick advierte que los inversores deberían “abrocharse el cinturón de seguridad, ya que el final de 2021 podría ser accidentado”.

Los inversores ahora están cada vez más preocupados de que la nueva variante pueda amenazar la recuperación económica de EE.UU. El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, lo advirtió en declaraciones ante el Senado el martes, y agregó que Ómicron también complica aún más las perspectivas de inflación.

El presidente de la Fed abandonó notablemente el uso de la palabra “transitorio” al describir la inflación, un marcado cambio de tono, ya que advirtió que los precios elevados ahora persistirán “hasta bien entrado el próximo año”.

Aunque el S&P 500 subió casi un 25% en lo que va de año, no espere que los buenos tiempos sigan llegando hasta 2022, advierten los analistas de Wall Street. Si bien la mayoría de los expertos predicen que el índice de referencia aumentará levemente el próximo año, persisten una serie de riesgos: aumento de la inflación, problemas en la cadena de suministro y una política monetaria más estricta de la Reserva Federal.

Como resultado, es probable que los inversores se enfrenten a retornos por debajo del promedio, predicen las firmas más grandes de Wall Street.

Wall Street

Su pregunta puede ser, ¿cómo sacarle jugo a la psicosis que generó la nueva variante de Covid-19? Si Ómicron es lo suficientemente malo como para restablecer los bloqueos, la tecnología se verá menos afectada porque los bloqueos dejan a las personas más dependientes de la tecnología para los aspectos básicos de la vida. Y si Ómicron resulta no ser tan malo como les preocupa a los científicos, la tecnología aún puede ganar, porque se ha convertido en una parte cada vez más integral de nuestra vida cotidiana.

Si está buscando aprovechar el auge de la tecnología y aún protegerse contra la volatilidad, considere un CEF llamado Nuveen Nasdaq 100 Dynamic Overwrite Fund (QQQX).

Este rendimiento del 6% lo expone a las mismas acciones en el índice NASDAQ 100, grandes capitalizaciones como Apple AAPL -1,2% (AAPL), Microsoft MSFT -2%(MSFT) y Alphabet (GOOGL), pero con un giro: QQQX vende opciones de compra (contratos que dan a los compradores la opción de comprar sus participaciones en el futuro a un precio más alto) en su cartera a cambio de efectivo, que luego entrega a inversores.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información ecónómica.

El valor de esos contratos de opciones aumenta cuando aumenta la volatilidad, razón por la cual QQQX superó a todos los índices desde el comienzo de la liquidación hasta unas semanas después, cuando los mercados comenzaron a ajustarse a la nueva realidad del Covid-19.

Esto demuestra por qué vender e ir a cobrar en un mercado en pánico es lo peor que puede hacer. En cambio, queremos capitalizar un retroceso mientras cubrimos nuestros rendimientos con altos dividendos y enfoques inteligentes como la estrategia de venta de opciones de QQQX, que se desempeña mejor en mercados tormentosos. Eso hace que QQQX sea una buena manera de reproducir la onda Omicron, al menos por un corto tiempo hasta que sepamos si realmente será disruptivo o no.

inversión

Qué se espera para 2022

Si bien las presiones de una mayor inflación y la escasez de suministro el próximo año podrían obstaculizar la recuperación económica, todavía habrá un crecimiento y ganancias por encima del promedio para las acciones en 2022, según los analistas de Wells Fargo. El banco actualizó recientemente su pronóstico del S&P 500 del rango de 4.900 a 5.100, citando las ganancias como el “principal impulsor de los rendimientos de las acciones en el futuro”. Si bien los múltiplos continuarán expandiéndose, la empresa aún no ve ningún riesgo importante de contracción dado lo bajas que son las tasas de interés. 

GOLDMAN SACHS: 5.100

Si bien los mercados se verán muy diferentes a los de 2021, Goldman aún ve que el S&P 500 aumentará ligeramente el próximo año, pronosticando una ganancia de casi el 10% con respecto a los niveles actuales del índice. “La desaceleración del crecimiento económico, un endurecimiento de la Fed y el aumento de los rendimientos reales sugieren que los inversores deberían esperar rendimientos modestamente por debajo del promedio el próximo año”, dijo la firma en una nota reciente. Si bien los rendimientos pueden no ser tan fuertes como en años recientes, “el mercado alcista de acciones continuará” ya que las ganancias corporativas ayudan a elevar los precios de las acciones.

JPMORGAN: 5.050

Los analistas de JPMorgan también son optimistas sobre las perspectivas del mercado de valores el próximo año, con el precio objetivo del banco que asciende a alrededor de un 8% de ganancia del precio actual del S&P 500. Las acciones deberían subir ligeramente en 2022 gracias al crecimiento “robusto” de las ganancias a medida que continúa la recuperación del mercado laboral, los consumidores siguen llenos de efectivo y los problemas de la cadena de suministro disminuyen, según la firma. El principal riesgo para las perspectivas de mercado de JPMorgan es “un cambio radical en la política del banco central”, especialmente si continúan los problemas de la cadena de suministro y la escasez de mano de obra. 

*Con información de Forbes US. | Autor: Jason Bisnoff

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Recaudo de impuestos subió 21,4% en noviembre: Dian

Según la Dian, el país ya va superando las metas que se fijó de recaudo, situación que está explicada por el buen comportamiento de la economía.

Publicado

on

Luego de un año difícil en materia de recaudo de impuestos, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) ha dado buenas noticias sobre los ingresos tributarios que le entran al país.

Según el último reporte de la Dian, el recaudo de impuestos ha crecido 21,4% a noviembre si se compara con el mismo periodo del año anterior, con $18,1 billones de pesos, favorecido por el mayor pago de impuestos sobre las ventas, la renta y los asociados al comercio exterior.

Lea también: Recaudo de impuestos en Colombia llegaría a $160 billones en 2021

De acuerdo con las cifras oficiales, el recaudo bruto de impuestos en noviembre de 2020 fue de $14,91 billones. Y ese monto significó un cumplimiento de la meta del 108,3%.

Entre enero y noviembre, el recaudo acumuló un crecimiento de 17,5% a $160,2 billones, frente al del año previo, con lo que registró un cumplimiento de la meta del 104,7% para el periodo.

Cabe recordar que el país ha dado buenos resultados en el crecimiento de la economía, lo que podría impactar de manera positiva el recaudo de impuestos. De hecho, recientemente el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, dijo que los ingresos tributarios serían en $9 billones superiores a la meta que se fijó para este año, que es de $151 billones.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Nueve regiones de Colombia tienen potencial de inversión en infraestructura por $35 billones

Un estudio de KPMG reconoció posibilidades de inversión con más de 144 proyectos en Antioquia, Valle del Cauca, Atlántico, Caldas, Cundinamarca, Bolívar, Meta, Magdalena y Santander.

Publicado

on

Colombia, como otros países del mundo, tiene una gran apuesta para impulsar la infraestructura y la construcción para la reactivación económica y ya hay proyectos por al menos $35 billones que podrían potenciar eso.

Eso dice un informe que hizo KPMG en alianza con el Programa de Prosperidad Británico para Colombia de la Embajada del Reino Unido en Colombia, con el fin de hacer una radiografía de los principales proyectos en los que inversionistas extranjeros le pueden apostar en Colombia.

De acuerdo con este informe, el país tiene al menos 144 proyectos de infraestructura en 9 departamentos que podrían valer unos $35 billones para los próximos años.

Lea también: Adjudican billonario contrato de infraestructura en Colombia

De esos proyectos, apunta el documento, 70 son de transporte, 35 de desarrollo urbano, 24 de infraestructura social y 15 relacionados con saneamiento, agua y energía.

Como explicó Mario Peláez, Gerente Senior de Proyectos de Infraestructura de KPMG en Colombia, este informe busca darle herramientas e información a unos posibles inversionistas sobre el panorama de Colombia en esa materia y hay unos contextos positivos para el país en ese sentido.

Por ejemplo, el informe cita que Colombia es uno de los países que trabaja en procurar un mejor ecosistema de inversión en las Asociaciones Público Privada (APP). “El Banco Mundial publicó la evaluación Procuring Infrastructure Public-Private Partnerships 2020 que mide las condiciones de los 140 países para el desarrollo de proyectos bajo el esquema de APP. Colombia ocupa el número dos en todo el mundo después de Australia en la evaluación de los problemas regulatorios específicos cuando se trata de propuestas no solicitadas de APP“, dice el documento.

Lea también: En 2021 se adjudicarán $32,6 billones en proyectos de infraestructura

Para Peláez, “en la actual coyuntura, el desarrollo de infraestructura es clave por dos razones: primero, porque aporta a la economía a través de inversiones de capital y generación de empleo, jalonando el crecimiento en un momento de crisis. Y segundo, porque una vez está en servicio, ayuda a mejorar la competitividad del país, reduciendo costos logísticos y eficiencia en la operación de transporte. Por donde se le mire, la infraestructura es una excelente inversión, y un mecanismo de recuperación de la economía por su naturaleza anticíclico”, apunta.

Y es que la inversión en infraestructura en Colombia ha tenido un importante repunte en los últimos años y se ven, además, posibilidades atractivas para los inversionistas como las vías de quinta generación.

“En los últimos 10 años, la inversión extranjera se ha duplicado y solo en el sector de infraestructura ha crecido más de seis veces. Al convertirse en una política de Estado, y con la estabilidad macroeconómica y política, la infraestructura es una de las grandes áreas de oportunidad en Colombia”, resalta el documento.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

¿Por qué en internet está de moda la palabra escasez?

De acuerdo con un informe y las búsquedas en Google, los usuarios están preocupados por la falta de materias primas, de dinero, de talento humano y hasta de estímulo.

Publicado

on

Comercio exterior

Si bien en Colombia y en el mundo el repunte de la economía ha dado buenas noticias durante este 2021, hay una crisis paralela que ha estado preocupando a las colombianos: la de la escasez.

Aunque hay vientos de optimismo con una expectativa de crecimiento de la economía de alrededor del 9% o 10%, un informe de la empresa de consultoría SINNETIC y las búsquedas en Google diceN que la palabra “escasez” es tendencia en las conversaciones en redes sociales y en internet.

Lea también:‘Black Friday’ en EE. UU. se prolongará todo noviembre por escasez de inventarios

La empresa de consultoría, que utilizó tecnología de machine learning y análisis de datos para llegar a la conclusión, también encontró que el 13% de las conversaciones en internet en Colombia son alrededor de la escasez de recursos naturales, seguido de la económica (11%) y de materias primas (4,6% para el caso de materiales de construcción).

Según explica SINNETIC, en el análisis que hicieron les llamó la atención que, igualmente, los portales de noticias en el mundo han elevado el uso de esta palabra en los últimos cuatro meses del 2021 en diferentes contextos: las redes sociales, los blogs y los comentarios de expertos que también revelan comportamientos similares.

Gabriel Contreras, CEO SINNETIC, señala que “estamos afrontando diferentes fenómenos de escasez, lo que a su vez determinará las decisiones de consumo de la sociedad, impactará en los precios de bienes y los costos de producción. Pero a través de la analítica de datos se puede gestionar inteligentemente la escasez para evitar que las empresas se alejen del consumidor y además puedan ahorrar costos”.

Además de lo que encontró la firma de consultoría, Forbes Colombia revisó el comportamiento de las búsquedas en Google Trends y encontró que las consultas de la palabra “escasez” han aumentado desde octubre de este año, con un pico en la última semana de noviembre.

Lea también: Crisis de las commodities: ¿El mundo está en jaque?

De igual manera, si se revisa en comportamiento de otras búsquedas relacionadas como crisis de contenedores, también se ve una tendencia al alza en los últimos dos meses.

Búsqueda realizada el 6 de diciembre de 2021.

Y si se mira en detalle, en el informe que hizo la firma también encontraron alrededor de qué temas se relacionaba la palabra escasez:

  • Escasez de recursos ambientales: agua, recursos limitados (conversaciones 13%).
  • Escasez de dinero: en economía doméstica el fenómeno de inflación y devaluación de las monedas ha elevado los precios al consumidor (conversaciones 11%).
  • Escasez de materia prima: chatarra para construir acero, lo que frena la construcción y eleva los precios de la vivienda (4,6% de conversación); escasez de vidrio para crear botellas, frenando las líneas de distribución de cerveza y evitando que los tenderos se abastezcan (conversaciones 3,4%); problemas en fábricas de China han limitado la producción de textiles (0,2%); químicos usados en farmacia y agronegocios (1,2%).
  • Escasez de talento: poco talento en tecnologías de información y telecomunicaciones (2,3%); poco talento calificado en general (3,6%) y baja cantidad de profesionales bilingües (4,2%).
  • Escasez de estímulo: pocos jefes motivadores (4,3%); pocas compañías que recompensen emocionalmente a sus colaboradores (2,1%); pocos entornos laborales retadores (5,2% de conversación).
  • Escasez de oportunidades: alto costo de la educación (3,4%); y pocas becas (3,2%).
  • Escasez de mercado: pocos clientes (4,3%); y pocos proveedores (2,1%).

Lea también: ¿Hasta cuándo va a durar la crisis de contenedores en el mundo?

¿Por qué escasez?

Además de las pistas que mostró SINNETIC y las búsquedas en Google Trends, la preocupación alrededor de la escasez se ha disparado en los últimos meses debido a la crisis de contenedores que hay en algunos centros de comercio clave para el mundo, que ha encarecido los precios de producción y por ende de los productos que compran los consumidores.

Para el caso de Colombia y como lo ha contado Forbes, ese es uno de los motivos detrás del incremento de los precios de algunos productos, lo que ha impactado industrias como la de la construcción o de la tecnología.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Criptomonedas

Bitcoin: tres claves para entender por qué bajó su precio y evitar el pánico

Este fin de semana se observó una importante baja en los valores del Bitcoin y otros criptomonedas. Expertos consultados por Forbes Argentina explican las razones y señalan que “son movimientos normales”.

Publicado

on

Los listados de las principales exchanges de criptomonedas se pusieron en rojo durante la madrugada del sábado en Argentina. Si bien todas las cripto tuvieron caídas abruptas, Bitcoin se llevó todas las miradas ya que tocó un piso de US$ 42 mil dólares cuando hace pocos días rondó los US$ 69 mil . 

En las últimas horas, su valor se recuperó un poco y al cierre de esta nota se ubica cerca de los US$ 48 mil. De todas formas, BitBitcoin estima que en total el mercado de las criptomonedas perdió 300 mil millones de dólares y son varias las razones que explican el por qué. 

Lea también: La Fed de EE.UU. estaría por demoler las criptomonedas: ¿es momento de vender?

Por un lado, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) se está achicando luego de un proceso de un extenso proceso de emisión de dinero. “La FED se está reduciendo, y esto debería crear una corrección en los activos de riesgo, de los cuales bitcoin es parte”, escribió el popular inversionista estadounidense Louis Navellier. Y agregó al respecto: “Cuanto más se reduce la Fed, más volatilidad deberíamos ver tanto en las acciones como en los bonos. Y sí, también en bitcoins”.

Consultado por Forbes Argentina, el autor y divulgador argentino especialista en tecnología y sociedad, Joan Cwaik, indicó que “la volatilidad es normal y sucede en los mercados tradicionales también”. “No hay que mirar lo que está pasando hoy, sino lo que pasó en un periodo de tiempo más amplio. Por esta toma de ganancias de hoy no podemos decir que el Bitcoin es una mala inversión”, continuó el especialista. 

Algo similar explica Martín Eduardo Género, investigador sobre blockchains en Clave Bursatil, espacio dedicado a la difusión y educación financiera. “Yo no me sorprendo para nada. Es un movimiento normal del mercado que tiene altas y bajas. Uno no puede sacar una foto de un movimiento que es una película”, afirma.

El apalancamiento: otro motivo de la baja

Por fuera de las decisiones de la FED, otra razón que dan los expertos para la baja del valor de las criptomonedas es el apalancamiento. “Hace poco tiempo empezaron a funcionar los futuros de Bitcoin y eso hace que aumente el apalancamiento. Esto significa que los inversores compran con deuda en vez de capital propio. Y eso genera que cuando hay una volatilidad muy grande tengan que salir a cerrar porque corren el riesgo de perder todo. Todo eso hace que los porcentajes de baja sean más grandes”, explica Género. 

Cwaik también reflexiona sobre este asunto y asegura que “la corrección que estamos viendo es por una inmensa codicia por parte de los inversores retail y un apalancamiento excesivo de todo el mercado”. “Creo que todo es un tema de perspectiva. También vemos un nivel de pánico en estos días de vender porque no entienden los fundamentos que están detrás de cripto”, señala el autor del libro El dilema humano: Del Homo sapiens al Homo tech.

La variable Ómicrom 

La nueva variable de Covid 19 llamada Ómicrom también generó pánico en los mercados internacionales. Debido a esto, se generó un fenómeno llamado “fly to quality” en el cual los capitales, frente a una incertidumbre, venden sus activos de riesgo y pasan a otros de resguardo como los bonos del tesoro de Estados Unidos. 

“Hasta que no haya más definiciones al respecto, hay miedos o incertidumbres y muchos están a la espera de lo que va a ocurrir. Las cripto son activos de riesgo y en ese contexto tiene súper sentido que se dispare una venta de cripto”, comenta quien trabaja en Clave Bursatil. 

Para concluir, Cwaik comenta que este es un buen momento para “seguir aprendiendo y tomar lecciones”. “En 2011 Bitcoin cayó de 0,70 a 0,1 centavos de dólares. Y en  2017, de 20 mil dólares a 3200 dólares, es decir un 88%. No es la primera vez que pasa algo así y cada situación nos tiene que ayudar a aprender sobre el funcionamiento de esta tecnología”, finaliza.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado