Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

A pesar del deprimente debut en bolsa de Robinhood, sus cofundadores ahora valen miles de millones

Vlad Tenev y Baiju Bhatt tienen ahora, cada uno, fortunas por encima de los US$2.000 millones.

Publicado

on

La popular aplicación de negociación de acciones en Estados unidoss Robinhood cotizó sus acciones el jueves en lo que resultó ser una oferta pública inicial deprimente. Pero mientras que las acciones cerraron un 8% por debajo el precio de oferta inicial de US$38 por acción, los dos fundadores de la compañía ahora valen miles de millones de dólares cada uno.

Los cofundadores de Robinhood, Vlad Tenev y Baiju Bhatt, poseen cada uno alrededor del 8% de la empresa, que incluye unidades de acciones restringidas que se adjudicarán en unos pocos días, según la presentación de la oferta pública inicial de la empresa. Con base en un precio de cierre de US$34.82, Tenev, de 34 años, y Bhatt, de 36, ahora valen US$2.100 millones y US$2.400 millones, respectivamente, según los cálculos de Forbes.

La agencia de corretaje de descuento compatible con dispositivos móviles, que fue pionera en la negociación de acciones sin comisiones, vendió un total de 52,4 millones de acciones en su debut en el mercado público, recaudando cerca de US$2.000 millones. Robinhood cotizó en el extremo inferior de su rango de oferta pública inicial a US$38 por acción, cotizando en el Nasdaq de alta tecnología bajo el símbolo de cotización “HOOD”. Con el precio inicial de Robinhood de US$38 por acción el jueves, Tenev y Bhatt comenzaron el día con un valor de US$2.300 millones y US$2.600 millones, respectivamente, estima Forbes. La correduría terminó el día con una capitalización de mercado de US$29.000 millones, un rico múltiplo de los US$959 millones de ingresos de la compañía en 2020.

El año pasado, Forbes calculó la fortuna de los dos cofundadores de Robinhood en mil millones de dólares cada uno, basándose en la valoración del mercado privado de la compañía de 11.700 millones de dólares en septiembre de 2020. Tenev y Bhatt vendieron cada uno 1,25 millones de acciones clase A como parte de la oferta pública de Robinhood el jueves, por un monto de a casi US$ 48 millones en acciones; después de pagar impuestos, es probable que esa cifra se reduzca a 36 millones de dólares.

La presentación S-1 de Robinhood de principios de este mes también reveló un plan de adjudicación de acciones restringidas cargado de incentivos que podría generarles a los dos cofundadores miles de millones en los próximos años. A finales de mayo, la junta de Robinhood aprobó adjudicaciones de 22,2 millones y 13,32 millones de unidades de acciones restringidas a Tenev y Bhatt, respectivamente, que se adjudicarán durante ocho años después de la OPI, dependiendo de cómo se comporta el precio de las acciones de la empresa.

Si logran cada uno de estos hitos basados en el precio de las acciones, que van desde que Robinhood alcanza los US$ 120 por acción hasta US$ 300 por acción, Tenev podría ganar US$4.700 millones adicionales, mientras que Bhatt podría ganar más de US$2.800 millones en acciones.

Los dos cofundadores lanzaron Robinhood en 2013 con la misión a menudo repetida de “democratizar las finanzas para todos”. Ahora, con más de 22 millones de personas, la mayoría de ellas inversores primerizos, que han financiado cuentas de Robinhood, es un testimonio del rápido crecimiento de la empresa. Desde el inicio de la pandemia de coronavirus en 2020, Robinhood ha seguido agregando millones de cuentas nuevas a medida que multitud de millennials se inscribieron para negociar acciones y opciones.

Si bien la compañía tuvo éxito en interrumpir toda la industria de corretaje al reducir drásticamente las tarifas, lo que eventualmente obligó a competidores mucho más grandes a seguir su ejemplo, no ha estado libre de problemas de crecimiento, especialmente en los últimos años.

Hasta la fecha, la compañía ha pagado más de US$ 130 millones en multas, acuerdos y sanciones a agencias reguladoras, incluida FINRA, por la forma en que maneja las transacciones de los clientes y las interrupciones crónicas en su plataforma. Además, Robinhood ha enfrentado críticas por cómo gana dinero: como se detalla en una investigación de Forbes en agosto de 2020, la compañía genera la mayor parte de sus ingresos del llamado “pago por flujo de pedidos”, esencialmente vendiendo pedidos de clientes a titanes comerciales. como Citadel Securities.

Por: Sergei Klebnikov | Forbes Staff

Publicidad
Publicidad