Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Especial | La era dorada de la logística

Mientras gran parte de los sectores económicos registraban pérdidas y despedían empleados, la industria logística supo sacar provecho a la crisis y crecer en medio de la turbulencia. impulsaron su transformación digital, pusieron a disposición toda su capacidad y hasta lanzaron nuevos servicios en medio de la pandemia. la clave: agilizar los cambios que se preveía en cinco años.

Publicado

on

Cuando Colombia mantenía sus hogares encerrados, con sectores económicos paralizados y un virus que se expandía a niveles nunca vistos, un ejercito de hombres y mujeres trabajaban sin descanso, sin mucho protagonismo, para mantener estables las cadenas de suministro y el abastecimiento en el país. Con turnos intercalados, colaboradores en home office y camiones entrando y saliendo de las bodegas de despacho, la operación del sector logístico se centró en una maniobra de aciertos y errores, mediante los acelerados cambios que trajo la pandemia.

“Tuvimos incrementos históricos especialmente en el segundo semestre de 2020. Al final del año pasado, se generó un incremento por encima de 20% en las operaciones”

Felipe Calderón, dinamizador nacional de Logística de Servientrega.

Ya sean los grandes operadores internacionales, las empresas nacionales o los agentes intermedios, la expansión del covid-19 marcó sin duda un hito en toda la operación de los jugadores del sector, que tuvieron que ajustarse a las circunstancias para mantener a flote la operación. Cuentan que de la crisis surgieron oportunidades, lo que les permitió acelerar la transformación digital, impulsar los nuevos servicios y ampliar aún más su red: ya no solo a ciudades principales e intermedias, sino además a municipios, corregimientos, centros poblados y veredas.

“Tuvimos incrementos históricos especialmente en el segundo semestre de 2020. Al final del año pasado, se generó un incremento por encima de 20% en las operaciones”, dice a Forbes Felipe Calderón, dinamizador nacional de Logística de Servientrega. “Logramos hacer en un año, lo que teníamos proyectado realizar en cinco años. (…) Se experimentó un crecimiento del 77,7% debido a la demanda de nuestros servicios y la explosión del comercio electrónico”, añade Norman Chaparro, presidente de Inter Rapidísimo.

Lea también: Especial | El nuevo régimen de zonas francas

La expansión de la que habla Calderón y Chaparro también la vivieron DHL Express, Coordinadora, TCC y 4-72, entre otros. La razón, según le explicaron a Forbes todas las empresas, es que el impulso del comercio electrónico en el confinamiento fue clave para la aceleración de la operación. Asimismo, se ajustaron algunos procesos, pues se dio un mayor apoyo en la movilización de suministros médicos, equipos de protección personal, componentes de fabricación y necesidades básicas.

María Helena Obando, presidente de Coordinadora, explica a Forbes que la pandemia fue un tema complejo porque decrecieron los despachos de mercancía y aumentaron los paquetes. “Al principio fue una crisis más o menos de un mes, que se fue convirtiendo en una oportunidad muy interesante de transformación digital”, confirma la ejecutiva. “El crecimiento ha sido bastante interesante en ventas, pues nosotros nos hemos convertido en el soporte de muchas empresas que durante la pandemia no pudieron despachar mucho de sus almacenes y centros comerciales”.

Aunque no hay una cifra exacta que cuantifique la carga que movió el sector logístico al cierre de 2020, el más reciente informe del Ministerio de las TIC sobre el comportamiento del sector postal da una luz para ver parte del panorama. De acuerdo con el estudio, en la categoría de mensajería expresa se alcanzaron 31,94 millones de envíos, siendo Inter Rapidísimo, Envía y Coordinadora los líderes del negocio.

En este crecimiento acelerado que tuvo la industria, tal y como advierten los ejecutivos, fue entonces el e-commerce el tema transversal que tocó la puerta a todas las organizaciones y el que obligó a tomar acción en un par de meses. 4-72, el operador postal oficial de Colombia, que tiene más de 5.100 colaboradores, 35 centros operativos y 172 puntos de atención, sostiene que lo que se esperaba en años, pasó en meses.

“Gracias a la rápida reconfiguración del modelo de negocio, las compras virtuales impulsaron el crecimiento anual del comercio electrónico transfronterizo de 4-72 en un 120%, registrando un total de $103.521 millones. La participación del comercio electrónico en los ingresos de la compañía pasó de representar 17% en 2019 a llevarse 35% de la torta”, advirtieron en una solicitud de esta revista.

En esa misma línea, Obando, de Coordinadora, sostiene que la empresa se preparó muy bien para esta ola de ventas de comercio online, pues desde hace casi una década tienen una firma llamada Coordiutil, que se preparó muy bien para este reto.

“Logramos hacer en un año, lo que teníamos proyectado realizar en cinco años. (…) Se experimentó un crecimiento del 77,7% debido a la demanda de nuestros servicios y la explosión del comercio electrónico”

Norman Chaparro, presidente de Inter Rapidísimo.

“Hemos crecido bastante, los paquetes vienen creciendo a un ritmo muy grande, casi el 74%, mientras que la mercancía va bajando más o menos un 6%, fruto de que los centros comerciales estuvieron muy cerrados”, advierte la presidenta. “El e-commerce logró un incremento acelerado e hizo realmente que muchas empresas que iban lentas en la transformación digital tuvieran que ponerse a punto con el internet de las cosas, entonces eso ha sido una dinámica muy interesante para nosotros”.

Las empresas se acoplaron a todo este nuevo reto y empezaron a tomar acción de una y otra cosa, implementando acciones desde los puntos de despacho hasta su transformación digital. Inter Rapidísimo, que tiene una red con oficinas en todos los 1.103 municipios de Colombia, con 3.000 canales de venta y una flota de más de 1.500 vehículos, se ha planteado una inversión de US$95 millones (360.000 millones), los cuales están asignados al desarrollo de la marca ALcarrito.com, un súper marketplace dedicado a ayudar a incrementar las ventas de los comercios electrónicos, facilitando todas las formas de pago y conectando a clientes de manera más rápida en todos los rincones del país.

“El e-commerce logró un incremento acelerado e hizo realmente que muchas empresas que iban lentas en la transformación digital tuvieran que ponerse a punto con el internet de las cosas, entonces eso ha sido una dinámica muy interesante para nosotros”.

maria helena obando, presidenta de coordinadora

Para estar a la vanguardia de esta revolución, que sin duda marcará la agenda del sector en el mediano y largo plazo, la empresa ya está invirtiendo en un proyecto de Drones (Inter drones), con el cual pretenden “llevar envíos vitales a los habitantes de las poblaciones de difícil acceso”, destaca el presidente de la organización. Esto sería muy similar a los pilotos que ya se plantean multinacionales como Amazon y Mercado Libre para transformar la forma en la que se hacen envíos en el mundo.

El nuevo rumbo

Con las cifras que respaldan el crecimiento y un sector que aún está a la espera de una plena reactivación económica, las empresas le confirmaron a Forbes que ya tienen planes de inversión de cara a los retos que se prevén en los próximos años. No solo le apuntan a drones, ampliación de flotas, vehículos eléctricos y digitalización, sino además a una estrategia vertical que integre procesos, red logística y creación de nuevos servicios.

Allan Cornejo, country manager de DHL Express Colombia, advierte que la multinacional seguirá invirtiendo anualmente más de US$1.182 millones en nuevas instalaciones de última generación en todo el mundo para multiplicar “nuestra capacidad de operaciones, contratar nuevos empleados y añadir nuevos aviones cargueros a nuestra flota”. En Colombia, por ejemplo, están invirtiendo este año para abrir nuevos puntos de venta, incrementar la flota, y expandir la huella en el país”.

A este mismo ritmo 4-72 sostiene que en 2020 se arrancó con una inversión enfocada en reforzar la infraestructura tecnológica de base y seguridad física. “En el caso del comercio electrónico, uno de los objetivos es poder contar este año con un marketplace propio, enfocado en la base de la pirámide empresarial colombiana.

Lea también: Colombia tiene su primera flota de drones para entregar paquetes

La otra estrategia también está enfocada en impulsar el proceso de digitalización de los servicios del Estado, aprovechando la dinámica que tuvo la digitalización de documentos a lo largo de la pandemia”, destacaron.

Hace poco, la empresa puso en operación la primera flota de 42 vehículos a gas natural vehicular (GNC), que operarán inicialmente en Bogotá. Así mismo, la compañía llegó a un total de 48 bicicletas eléctricas para complementar la operación de 4-72 en todo el territorio nacional.

Con estas apuestas, los jugadores que se comparten la torta en el sector logístico buscan continuar con la carrera de alcanzar mejores tiempos de entrega, más eficiencia y nuevos servicios. De fondo, tal y como explican, se centrarán en aprovechar la alta demanda, la agilización del comercio electrónico y la expansión en materia de actividad económica.

Publicidad
Publicidad