Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Solenium pone en marcha piloto de hidrógeno verde como fuente de energía

La startup colombiana desarrolló una solución con hidrógeno verde para llevar este combustible limpio a la red de Gas Natural.

Publicado

on

Eduardo Ospina, Paola Santiago y Nicolás VIllegas, cofundadores de Solenium. Foto: Diana Rey Melo / Forbes.

Al tiempo que Colombia prepara la hoja de ruta para utilizar el hidrógeno como fuente de energía limpia para los próximos 30 años, ya existen algunos proyectos piloto en el país que buscan poner al elemento más abundante en el universo al servicio de la reducción del uso de combustibles fósiles en la industria, la energía y la movilidad.

La Ley de Transición Energética, que el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, sancionó el pasado 10 de julio de 2021, que reconoce precisamente al hidrógeno verde que se produce a través de un proceso de separación de moléculas, teniendo como base el agua, por lo que su contaminación al medio ambiente es cero, y el azul que por su parte captura las emisiones contaminantes de combustibles fósiles, como fuentes no convencionales de energía ( fuentes que no son tan comercialmente utilizadas en el país y que tienen un impacto ambiental muy bajo como la solar, la eólica y pequeñas plantas hidroeléctricas), que podrán aplicar a beneficios tributarios para su desarrollo.

“Hoy estamos haciendo historia con la sanción de esta Ley de Transición Energética, que le abre la puerta a nuevas fuentes de generación como el hidrógeno, incentivos para las fuentes no convencionales y un nuevo impulso a la movilidad sostenible”, aseguró el primer mandatario de la Nación.

Uno de los problemas más grandes de las energías renovables es la fluctuación energética que depende de factores externos, pues al pasar una nube por un proyecto con paneles solares, la generación energética disminuye, lo mismo que pasa si el viento disminuye con respecto a una planta eólica. Si se quiere llegar al máximo posible de generación con ese tipo de fuentes de energía (solar, hidroeléctrica, eólica), será fundamental tener opciones de almacenamiento de energía escalables.

Siga las historias de emprendedores en nuestra sección especializada

Es ahí donde aparece el hidrógeno verde, que se diferencia del azul porque el primero se obtiene de la electrólisis del agua (proceso de descomposición del agua en los componentes oxígeno O2 e hidrógeno H2) y no de hidrocarburos (compuestos orgánicos conformados por carbono e hidrógeno), como una alternativa para la descarbonización de la matriz energética (Eliminar de la matriz energética la generación de energía con carbono fósil, una gran fuente contaminante).


Este vector energético propone una solución para las industrias como materia prima en la producción de calor, energía eléctrica y en el transporte. Además, permite el almacenamiento de energía para poder utilizarse en el momento que se requiera. E incluso, puede ser transportado fácilmente para ser usado en la infraestructura de gas natural disponible en el país o para habilitar exportaciones de energía a cualquier país del mundo.


En este contexto, aparece Solenium como un actor relevante que, desde la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías, busca mejorar el acceso a la energía limpia y a la eficiencia energética de manera sostenible.

Tecnología para producir hidrógeno


Para conseguir una integración óptima entre las energías renovables y los sistemas de producción y almacenamiento de hidrógeno, es necesario incorporar sistemas inteligentes que se encarguen de la gestión integral de las redes que armonicen oferta y demanda. Solenium cuenta con Quoia H2, un sistema que integra Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas para gestionar la energía, la demanda y el almacenamiento, Quoia:es un medidor que genera métricas de generación y consumo de energía con las cuales se logra tener control de estos procesos.

Esta startup basada en Medellín fue fundada en 2015 por Eduardo Ospina, Paola Santiago y Nicolás VIllegas, y fue incluida por Forbes este año como una de las 30 promesas de los negocios en Colombia.


El piloto de Solenium con el hidrógeno verde se compone de una red de paneles solares que producen excedentes de energía eléctrica, que Quoia redirecciona de forma automática e inteligente a un electrolizador, (el medidor Quoia logra desviar los excedentes de energía solar para que sea esta energía limpia la base para el proceso de electrólisis, teniendo en cuenta que la energía es uno de los componentes más preocupantes a la hora de generar hidrógeno verde) donde a partir de agua y excedentes de energía limpia se produce hidrógeno.


“Esta relación sinérgica entre la energía limpia y el hidrógeno, permite optimizar el uso de los energéticos convencionales al mismo tiempo que se generan soluciones para los problemas actuales relacionados con la disponibilidad e intermitencia del suministro de energías renovables, al brindar una posibilidad de almacenamiento de sus excedentes”, explicó Paola Santiago, CFO de Solenium.

“Además, una solución de este tipo no existe en el país y es un piloto disruptivo que marcaría el camino para la descarbonización de la matriz energética de Colombia. En definitiva, un país que se monte en esta ola está avanzando tecnológicamente”, agregó.

Innovación en energía solar ‘made in’ Colombia

En línea con el propósito de la Ley de Transición Energética que también contribuirá a seguir consolidando al país como un referente mundial de sostenibilidad a través de la incorporación de energías renovables de fuentes no convencionales, Solenium también le está apostando a la innovación en energía solar.

Esta empresa desarrolló Zentrack, una estructura móvil ideal para nuevos campos solares que permite que los paneles fotovoltaicos, que son las placas solares que permiten convertir la radiación solar en energía eléctrica, esto permite que se muevan siguiendo la trayectoria del sol, mejorando el rendimiento del campo solar de un 18% hasta un 23%, mediante el incremento de las horas efectivas de radiación solar. Este desarrollo fue patentado en 2019 ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

Gracias a esto, la compañía cuenta con dos de los primeros proyectos en América Latina en usar este sistema combinado con paneles bifaciales, los cuales permiten generar energía por ambos lados del panel, un hito tecnológico para el país.

Con esta tecnología la startup pretende entrar en mercados emergentes de energía solar como Ecuador, Panamá y Argentina, entre otros, ya que el mercado de los seguidores solares presenta crecimientos de más del 30% en la región y una oportunidad de internacionalización de una tecnología colombiana. De la mano de la innovación y la tecnología con sello colombiano, Solenium se perfila como un jugador estratégico en el futuro cercano del hidrógeno verde para combatir el cambio climático, así como para el mejor aprovechamiento de la energía solar.

Publicidad
Publicidad