Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Cómo Sophie Douer está transformando el Grupo PatPrimo

Sophie Douer es la mujer creativa detrás del Grupo PatPrimo. Junto a sus hermanos Alan y Pepe Jr, lidera los hilos del conglomerado textil que suma más de 250 tiendas en Colombia, Ecuador y Costa Rica, con 7.000 empleados. En entrevista con Forbes, habla sobre los planes de la organización, el legado de su abuelo y su liderazgo.

Publicado

on

Sophie Douer, gerente y cofundadora de Seven Seven. | Foto: PatPrimo.

A Sophie Douer se le podría presentar en dos facetas: una como empresaria y otra como mamá. Una de lunes a viernes atendiendo reuniones, llamadas, liderando equipos y coordinando estrategias. Otra en las noches o los fines de semana comandando el barco familiar, con cuatro hijos a bordo. Las dos, titánicas por cierto, son el reto de su vida. La exigen al 100 %, pues la clave, cuenta, es mantener el balance entre lo laboral y lo personal.

“Hay que ser muy apasionada en el trabajo y en el hogar para tener éxito”, dice la empresaria, que a su espalda carga el peso de mantener a flote toda la estrategia creativa del conglomerado Patprimo. Criada en la familia Douer, un linaje de emprendedores referentes en la industria textil, Sophie es el eje femenino de toda la organización, que al cierre de 2020 reportó ventas por más de US$162 millones.

Junto a su hermano Alan y Pepe Jr, quienes son los encargados de las áreas de e-commerce, producción y finanzas, lidera hoy el imperio que fundó hace 64 años su abuelo, don José ‘Pepe’ Douer, uno de los industriales más importantes en la historia reciente de Colombia.

Lea también: Estos emprendimientos colombianos estarán en la feria de moda infantil más relevante del mundo

‘Don José’, que falleció en diciembre de 2020 a sus 95 años, dejó uno de sus legados a los que le entregó la vida entera: Manufacturas Eliot. Este grupo empresarial, que ya no es solo Pat Primo, sino también Facol y Seven Seven, emplea a más de 7.000 colaboradores, que se dividen tanto en la parte de producción (planta) como en retail, en las más de 250 tiendas que poseen.

“Algo que me queda de mi abuelo es que él amaba su trabajo. Es algo que empezó realmente de la nada. Él construyó desde ceros y eso siempre está con nosotros”, recuerda la empresaria en diálogo con Forbes. “Mi abuelo iba a trabajar de lunes a sábado y lo hizo hasta los 80 años. Bueno, hasta que no pudo ir a la oficina. (…) Fue una persona muy humana y servicial con todos los empleados”.

Pero quizás las duras batallas a las que se enfrentó ‘Don José’ en su carrera empresarial no se comparan con los obstáculos que tuvieron que afrontar Sophie y sus hermanos en el último año y medio. La pandemia, como a todos los empresarios, los tomó por sorpresa, por lo que a medida que se fue expandiendo el virus tuvieron que tejer una nueva estrategia para no quedar contra las cuerdas.

El Grupo PatPrimo tiene más de 7.000 colaboradores. | Foto: PatPrimo.

Cuenta que sintieron un duro impacto, que les permitió encontrar oportunidades en la crisis. “Salimos más fuertes a raíz de que nos obligó a desarrollar nuevas líneas”, sostiene Sophie. “Se fortaleció la operación en Colombia, Ecuador y Costa Rica, y claro, en el e-commerce, pues la gente empezó a comprar más por este canal”.

A pesar de la tormenta perfecta que fue la suma de pandemia, contrabando, la competencia desleal y los bajos precios a los que está entrando la ropa a Colombia, el Grupo Patprimo logró reportar más de US$2,5 millones de ganancias, según las recientes cifras de la Superintendencia de Sociedades. Sophie explica que el balance es positivo, pues son de las pocas empresas que realmente se mantienen 100 % colombianas.

Las raíces

Convertirse en una mujer clave en su organización, con cuatro hijos, dos mellizos, incluso, ha tenido sus baches, pese a tener el apellido Douer. Sophie estudió economía en la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, y tras obtener el título trabajó en Nueva York. Antes de viajar a Colombia, pasó por algunas empresas de moda reconocidas como Ralph Lauren y Rent the Runway, desde donde dio sus primeros pasos en el mercadeo de moda.

De ahí, volvió al país para trabajar con su abuelo y aprender sobre el negocio familiar. En 2010, tres años después de que a ‘Don Pepe’ lo condecoraran con la Orden al Mérito Industrial en la categoría de Oficial por su aporte al crecimiento y desarrollo de la industria nacional, Sophie, junto a su hermano Pepe Jr, cofundó la marca Seven Seven, que años más tarde se convertiría en el bastión juvenil de todo el conglomerado.

Quiso hacer una marca ‘pronto moda’, por lo que, tras un par de pruebas en la fábrica, abrió el primer Seven Seven de 300 metros cuadrados en la zona de Montevideo, en Bogotá. “Era un concepto, que hoy en día es muy diferente. Tomaba el concepto de más ‘pronto moda’, en el que el tema es más rápido. Ahí empezó todo el tema de la expansión”.

Lea también: Cómo dos hermanos están cambiando la moda masculina con ropa de algodón orgánico

Sophie le apostó a una marca juvenil y en los últimos 10 años la ha extendido a un total de 60 tiendas en Colombia, Ecuador y Costa Rica. Este año, en pandemia, entraron a Jumbo, con lo que completan Éxito y Falabella. En este último retail, dice, pasaron de tener su ropa en cuatro tiendas a casi 10. De hecho, en el último año lograron establecer su estrategia omnicanal, que les permitió estar bien parados a través de su tienda on-line.

“El tema de e-commerce fue algo muy bueno. Es lo que Alan, mi hermano, maneja. Estábamos muy bien preparados, pero cuando llegó la pandemia casi que reemplazó lo que teníamos en tiendas y ahí nos tocó escalar. O sea, obviamente se cometieron errores en el camino porque fue un crecimiento de más de 100 %”, sostiene la ejecutiva. “Fue algo que nos ayudó durante los meses que las tiendas estaban cerradas, pero ya han bajado las ventas desde que las tiendas se abrieron”.

En 2011, Sophie Douer fundó, junto a su hermano Alan, Seven Seven. | Foto: Seven Seven.

Aunque sigue atajando junto a sus hermanos cada uno de los retos que se vislumbran en el camino, su dirección al frente de Seven Seven y PatPrimo la ha llevado a consolidarse como una mujer referente en el sector, que alza la mano por sus aportes gerenciales y filantrópicos.

Camilo Rodríguez, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección y Afines, explica a Forbes que “Sophie demuestra liderazgo en uno de los sectores más intensivos en mano de obra femenina, en el que por cada seis mujeres que se emplean en la industria, se emplea un hombre. Ella es fiel reflejo de las mujeres que han logrado sobresalir en su familia y mantener ese legado industrial”.

El gerente comercial de Telas Patprimo, Guillermo Criado, comparte una opinión similar. Él resume la gestión de Sophie por su capacidad de liderazgo, su voluntad transformadora y su inteligente trabajo.

“Podemos decir que somos buenos porque producimos en Colombia, pero si no tenemos ese equipo que lo acompaña a uno, eso no se ve”, recalca la ejecutiva; para ella es clave trabajar con gente que tenga pasión y crea en las ideas.

De hecho, en plena reactivación económica, en la que sin duda hay incertidumbre sobre lo que viene para lo que queda del año, Sophie explica que el Grupo no se detiene, por lo que esperan sumar 30 tiendas, con lo que completarían una red de 280 puntos. Si bien no detalla la cifra de inversión, pues su hermano es el que se encarga de los números, sí sostiene que siguen presentándose oportunidades para seguir creciendo.

Siga toda la información de negocios en Google Noticias.

“Vemos que hay una corrección en el mercado. Obviamente hay locales y los arriendos están con bajos de precio. Es ver cómo de la crisis salen esas oportunidades”, concluye Sophie, quien, junto a su hija sentada en las rodillas, cuelga la

Publicidad
Publicidad