Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

Multilatinas colombianas, a la conquista de América Latina

Los grandes conglomerados empresariales colombianos no estuvieron ajenos al covid-19 ni mucho menos al paro nacional. Sortearon los obstáculos, ajustaron el rumbo y ahora plantean una serie de estrategias para recuperar lo perdido e ir tras la conquista de nuevos territorios en América Latina. Estos son sus planes.

Publicado

on

De izquierda a derecha: Jorge Mario Velasquez, presidente del Grupo Argos; Juan Ricardo Ortega, presidente del Grupo de Energía Bogotá; Simón Borrero, CEO de Rappi. Fotos: Cortesías empresas. Rappi / Andrés Rodríguez / Forbes Latam.

Por un total de 26 días el Grupo Familia detuvo su producción del Valle del Cauca en el primer semestre del año. El paro nacional, que se extendió por casi mes y medio, obligó a la multilatina a frenar sus operaciones, aguantar la adversidad y salir avante en lo que su presidente, Andrés Felipe Gómez, consideró como una situación “supremamente retadora”.

El freno en toda la cadena de producción generó congestiones en materia de exportaciones y abastecimiento, poniendo en jaque las ventas a varios países de América Latina. Este panorama también lo sintieron otras organizaciones del sector comercio, industria y agrícola, que sin duda registraron millonarias pérdidas a causa de la crisis social y las protestas que se extendieron por más de mes y medio.

El golpe económico del paro marcó la estocada final para el ánimo de gran parte de los empresarios colombianos, quienes venían de recuperarse de los estragos que generó la pandemia. El 2020 fue un año retador para todos los sectores económicos y estuvo marcado por unos resultados financieros en rojo, millones de empleos perdidos y un ajuste en gran parte de los modelos de negocios.


Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información.


En este contexto, al que se sumó, incluso, las dificultades en las cadenas de suministro a nivel mundial, las 1.000 empresas más grandes reportaron ingresos por $697 billones, casi $57 billones menos que el año anterior, según la Superintendencia de Sociedades. Acá se destacó, según se dijo en su momento, la resiliencia de un centenar de empresas que vieron oportunidades en la crisis, pero también el de las multilatinas, que, a pesar de registrar un impacto, siguieron adelante y ya plantean una serie de estrategias para recuperar lo perdido.

En esa tónica están, por ejemplo, las grandes ‘holdings’ colombianas como Grupo Argos, Grupo Sura, ISA, Ecopetrol, Grupo Familia, Grupo Energía Bogotá, Grupo Aval, Grupo Bolívar, Avianca y Rappi, entre otras. Todas ellas confirmaron que ya tienen su arsenal para seguir en la conquista de América Latina.

Los planes

Con una proyección de 4,1 % de crecimiento para la economía de América Latina y el Caribe y un estimado que va desde el 4 % al 6 % en Colombia, las empresas ya tienen un plan para seguir consolidando sus posiciones en el continente. Planean no solo fusiones y adquisiciones, sino millonarias inversiones para ampliar la producción, reestructurar modelos de negocios, avanzar en digitalización y desarrollar energías renovables.

Grupo Familia, que avanza en el negocio con la multinacional sueca Essity para la venta del 44 % de la organización, traza inversiones, por ejemplo, por más de 100 millones de dólares (mdd) hasta el próximo año para mejorar su producción en el país y activar la nueva planta que estará ubicada en Rionegro, Antioquia. Gómez le explicó a Forbes que aún faltan autorizaciones por parte de los reguladores, por lo que el cierre de la transacción podría ser a finales de este mes.

Andrés Gómez, presidente del Grupo Familia | Foto: Familia.

Se trata de un negocio que se estima en casi 800 mdd, que permitirá capitalizar la organización de cara a su expansión por más países de la región. En este momento, Grupo Familia exporta a Perú, Uruguay, Paraguay, Ecuador y el Caribe, por lo que esta inyección, bajo la sombrilla de los suecos, permitirá mayores sinergias, nuevas capacidades y la consolidación en sus mercados claves.


Lea también: Multinacional sueca se queda con la participación mayoritaria del Grupo Familia


En esa misma dinámica también se encuentra el Grupo Empresarial Argos, compuesto por más de 13.000 colaboradores, con presencia en 18 países y grandes filiales como Cementos Argos, Celsia y Odinsa. Jorge Mario Velásquez, presidente de la ‘holding’, asegura que la estrategia de inversión dependerá de cada industria, pues cada negocio mantiene un ciclo distinto con características propias.

“En el negocio de materiales de construcción, las inversiones estarán concentradas en el incremento de la productividad y eficiencia de nuestras plantas de cemento y concreto en Estados Unidos, Centroamérica y Colombia”, dice el ejecutivo en diálogo con Forbes. “En energía, estamos adelantando un plan de inversiones en Colombia para 2021 que supera los $3 billones y que está enfocado en el desarrollo e instalación de más de 1.000 MW de energías renovables no convencionales”.

En la última década, el Grupo Argos, una de las joyas del Grupo Empresarial Antioqueño, ha logrado duplicar sus activos, centrando sus inversiones en sectores estratégicos en el continente americano. Tal y como dice Velásquez, la inversión del conglomerado en Estados Unidos ya supera los 3.000 mdd, por lo que seguirán buscando nuevas oportunidades de cara al cierre del año.

“En energía, estamos adelantando un plan de inversiones en Colombia para 2021 que supera os $3 billones”

Jorge mario velásquez, presidente del grupo argos

Aunque la gran mayoría de multilatinas colombianas ven con buenos ojos este segundo semestre, las del sector energético se perfilan muy bien por sus movidas estratégicas, así como por el mayor despliegue que se hará en energías limpias. De ahí que Enel y Grupo Energía Bogotá (GEB) pretenden marcar la agenda con la creación de una nueva empresa que nace con un capital de 10.000 mdd, mientras que Ecopetrol buscará la forma para cerrar el negocio por el 51,4 % de ISA, valorado, según analistas, en más de $15 billones.

Juan Ricardo Ortega, presidente del GEB, explica que este acuerdo con Enel permitirá potencializar los negocios de la organización y crecer en un mercado donde hasta el momento no ha ingresado: las energías renovables no convencionales. En esta nueva empresa, que se llamará Enel Colombia, el GEB tendrá una participación del 42,51 % y se vislumbran grandes oportunidades en movilidad eléctrica e innovación para las ciudades.

Las dos empresas buscan consolidar una súper empresa de energía, que lidere la transformación energética a la que se ha abanderado este Gobierno. El acuerdo ya fue autorizado por los accionistas de las empresas, por lo que se espera que se surtan algunos trámites ante los tenedores de bonos y la Superintendencia de Sociedades.


Lea también: Accionistas aprueban acuerdo entre Enel y Grupo Energía Bogotá: ¿Qué viene?


Ecopetrol e ISA, por su parte, son otras de las multilatinas que ya tienen ambiciosos planes de cara a la recuperación. Con la compra de la petrolera al Gobierno Nacional, en la que se quedó con el 51,4% de la empresa, las dos firmas confirmaron a Forbes que sus planes estarán enfocados en energías renovables, eficiencia de costos y rentabilidad de sus operaciones.

Solo para renovables, por ejemplo, la petrolera plantea para el periodo 2021 – 2023 un monto de 380 mdd que estarán enfocados en el desarrollo de proyectos de fuentes no convencionales. ISA, que tiene 51 filiales y subsidiarias, en seis países de Latinoamérica, tiene por el contrario un plan a largo plazo, con una suma total de inversiones por 12.500 mdd en la próxima década. “Al 2026 la meta es invertir 7.770 mdd en geografías actuales y nuevas y 800 mdd en nuevos negocios de energía”, explicaron.

En cuanto al sector financiero y de seguros, el Grupo Aval y Bolívar seguirán en la conquista por el territorio latinoamericano. Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, presidente del Grupo Aval, le contó a Forbes que en el corto plazo aprovecharán el rebote de la economía para maximizar el crecimiento del conglomerado bancario.

“Invertiremos en el fortalecimiento de ciertos sectores de la economía y en la reactivación de otros, como tradicionalmente lo hemos hecho, tales como son gas y energía, infraestructura, hotelería y agricultura a través de Corficolombiana”, dijo Sarmiento en exclusiva a Forbes. “En el negocio bancario continuaremos invirtiendo fuertemente en la digitalización de productos y en la optimización de procesos”.

Aunque al cierre de esta edición el Grupo Bolívar no compartió cifras de inversión, detrás de esta compañía está el músculo financiero de una de las dos familias más ricas de Colombia: los Cortes Osorio. Ellos, al igual que los Sarmiento Angulo, tienen los ojos puestos en Colombia y en su expansión por Centroamérica. Entre 2013 y 2018, por ejemplo, la inversión extranjera directa (IED) sumó 7.060 mdd a esa zona, viendo a Panamá como el principal destino de inversión de las compañías colombianas.

“En el negocio bancario continuaremos invirtiendo fuertemente en la digitalización de productos y en la optimización de procesos”

Luis carlos sarmiento gutiérrez, presidente cel grupo aval

Empresarios como Luis Carlos Sarmiento Angulo –BAC Credomatic y Hotel Estelar– y Jaime Gilinski Bacal –Complejo Inmobiliario Panamá Pacífico– tienen operaciones en el Istmo y familias como los Cortés Osorio cuentan con inversiones en diversos países de esa región. De hecho, tienen participación en Centroamérica con Davivienda, que cuenta con 22 unidades de negocio (tres en Panamá, siete en Costa Rica, cuatro en El Salvador y dos en Honduras).

Un nuevo aire

A las millonarias inversiones que ya se empezaron a gestar, se suma el papel que jugará
Avianca, que reciente obtuvo compromisos financieros por US$1.600 millones para
refinanciar su financiación DIP (Deudor en Posesión) y completar su salida del tribunal de
bancarrota de Estados Unidos.

La aerolínea ya avanza en su restructuración operacional y financiera, por lo que se prevé
que a finalizar el año tome un nuevo aire para alzar de nuevo el vuelo. Según le explicó
Avianca a Forbes, se han impulsado más de 300 iniciativas en la compañía que se
traducirán en US$500 millones anuales en ahorros. Asimismo, apuestan por un esquema
tarifario a la medida, con precios distintos que varían desde la “talla” S hasta la XXL.

Este plan, según confirmaron, incluye ofrecer más sillas en los mercados con la apertura
de 50 nuevas rutas nacionales e internacionales en los próximos tres años. Julián Laverde,
vicepresidente de Operaciones y la Red Avianca, destaca que sin duda la aerolínea se ha
ido ajustando a la nueva realidad del mercado tras la pandemia. “El proceso nos hizo
entender que el pasajero aéreo valora atributos como la seguridad, una red de rutas
eficiente y por supuesto el servicio”.

Marcela Chacón, representante del área de investigación de negocios para América Latina
de TTR, agrega que “todas estas operaciones que impliquen reestructuraciones, alianzas
estratégicas, expansión del mercado, desinversiones de activos estratégicos, así como
inyección de liquidez” serán claves para generar un terreno fértil en el mercado inversor, e
impulsar nuevos negocios tanto en Colombia como en América Latina.

La ‘superapp’ colombiana

Basada en Colombia, Rappi no para de conquistar nuevos mercados. Ya tiene operaciones en nueve países y más de 250 ciudades en América Latina, pero prevé seguir creciendo ahora que cerró una ronda de inversión de Serie G tras recaudar 500 mdd. La multilatina tech ya elevó su valoración a 5.250 mdd, lo que la ubica como una de las grandes empresas de la última década. Hoy enfoca todas sus inversiones en consolidar sus 10 brazos del negocio, pero además en convertirse en un neobanco no solo en Colombia, sino también en México.

Siga toda la información de negocios en Forbes Colombia.

Publicidad
Publicidad