Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Estados Unidos conmemora el atentado que cambió la historia contemporánea

En la conmemoración del 20 aniversario del atentado contra las Torres Gemelas estuvieron presentes el presidente Joe Biden -que no hizo declaraciones- junto a sus predecesores Barack Obama y Bill Clinton y sus esposas.

Publicado

on

Estados Unidos conmemoró este sábado el veinte aniversario del atentado contra las Torres Gemelas -además del perpetrado contra el Pentágono y un tercero frustrado en Pensilvania-, que cambiaron la historia contemporánea, llevaron al país a una era de intervencionismo exterior y obligaron a extremar las medidas de seguridad en el mundo entero.

Los actos principales, revestidos de sobriedad, tuvieron lugar en la Zona Cero, donde se ubicaban las Torres Gemelas derribadas por dos aviones en la mañana del 11 de septiembre de 2001 y donde hoy se alza el Museo del 11 de Septiembre.

Allí se presentaron a primera hora de la mañana el presidente Joe Biden -que no hizo declaraciones- junto a sus predecesores Barack Obama y Bill Clinton y sus esposas, mientras que el exmandatario Donald Trump se ausentó y emitió hoy un comunicado donde dedicó más frases a criticar a Biden que a recordar a las víctimas.

Mike Low, padre de una de las azafatas en el primer avión que impactó las Torres Gemelas, fue el que abrió los actos con un breve discurso que pronunció tras el primer momento de silencio, que tuvo lugar a las 8.46, hora en que se produjo la primera colisión en una de las torres.

“Mientras recitamos los nombres de los que perdimos, nuestra memoria vuelve a ese terrible día, cuando sentimos que un espectro malvado había descendido sobre el mundo, pero también fue un momento en el que mucha gente actuó más allá de lo ordinario, empezando por las acciones de los auxiliares de vuelo (…) los pasajeros de los vuelos, las personas en las torres, los bomberos y la policía, y después los voluntarios que trabajaron en los escombros para recuperar los restos de nuestros seres queridos”.

Tras el segundo momento de silencio, el cantautor Bruce Springsteen interpretó frente a los familiares “I’ll See You in My Dreams” (Te veré en mis sueños).

Protagonismo de las familias

Como en años anteriores, el acto estuvo dedicado a recordar a las casi 3.000 personas que fallecieron en el atentado contra las dos torres, cuyos nombres fueron citados uno por uno -durante tres horas- por parte de varios familiares que aprovecharon para lanzar varios mensajes de recuerdo y cariño, coronados casi todos por un “Dios salve a Estados Unidos”.

Los familiares, muchos de ellos portando una rosa roja o ramos de flores, habían llegado a la zona del homenaje por un acceso especial, mientras que periodistas llegados de todo el mundo cubrían el acto desde una zona separada.

A las 09.59 hora local, marcando el instante en el que la primera de las torres se derrumbó, repicaron las campanas tanto en el Museo Nacional del 11S, vecino a la Zona Cero, como en distintas iglesias y puntos de la ciudad.

En los alrededores de la Zona Cero se agolparon muchas personas que no pudieron acceder, con camisetas conmemorativas del 11S o banderas estadounidenses, y que en los primeros momentos también se unieron desde las calles a los momentos de silencio, con la mano en el corazón.

Sin embargo, la solemnidad pronto se rompió, cuando los ciudadanos que portaban pancartas pidiendo al Gobierno desclasificar información sobre lo sucedido el 11S o adeptos a alguna teoría conspiracionista fueron encarados a gritos por “patriotas” que les recriminaron por buscar protagonismo en el día de las víctimas.

Obama rinde homenaje a los heroes anónimos

El expresidente estadounidense Barack Obama rindió homenaje este sábado a los héroes anónimos que respondieron hace veinte años a los atentados del 11-S y también a los que reaccionan ahora a los retos que enfrenta el país, como la pandemia o la crisis climática.

En un comunicado con motivo del vigésimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Obama opinó que “Estados Unidos siempre ha sido el hogar de héroes que corren hacia el peligro para hacer lo correcto”.

“Para Michelle y para mí, la imagen duradera de ese día no son sólo las torres cayendo o los escombros ardiendo, sino los bomberos corriendo para subir las escaleras mientras otros corrían para bajarlas”, indicó el que fuera presidente entre 2009 y 2017.

Obama, que asistió este sábado a la ceremonia solemne en la zona cero de Nueva York junto al presidente Joe Biden y al exmandatario Bill Clinton (1993-2001), aseguró que esa misma valentía se ha repetido en las últimas dos décadas “una y otra vez”.

“Y la vemos hoy, en los doctores y enfermeras, completamente agotados, que hacen lo posible por salvar vidas; en los militares, algunos de los cuales no habían nacido siquiera hace 20 años, que se han puesto en riesgo para salvar a estadounidenses y ayudar a los refugiados”, afirmó, en aparente alusión a los rescates aéreos en Afganistán.

También incluyó en ese grupo a los bomberos y equipos de emergencias “que combaten fuegos salvajes y aguas crecientes para salvar a familias”, en referencia a dos fenómenos, los incendios y las inundaciones, que se están haciendo más frecuentes en Estados Unidos debido a la crisis climática.

“El 11-S nos recordó hasta qué punto tantos estadounidenses se entregan de formas extraordinarias, no sólo en momentos de gran crisis, sino cada día. Nunca olvidemos eso, y nunca demos por hecha” su labor, concluyó Obama.

Mientras que Obama, Clinton y Biden asistieron a la ceremonia en Nueva York, el expresidente George W. Bush (2001-2009) pronunció un sentido discurso en Shanksville (Pensilvania), donde se estrelló el cuarto avión hace 20 años, tras los que impactaron en las Torres Gemelas de Nueva York y en el Pentágono.

Con la excepción de Jimmy Carter (1977-1981), que a sus 96 años ya no viaja a actos oficiales, el único expresidente vivo ausente de los actos de este sábado fue Donald Trump (2017-2021), quien emitió un comunicado en el cargó contra Biden por su estrategia en Afganistán.

EFE

Publicidad
Publicidad