Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

Cómo Aviatur le dio la pelea a la crisis del coronavirus

La empresa se convirtió en una de las sobrevivientes de la dura crisis del 2020. Su secreto, según cuenta su presidente Jean Claude Bessudo, fue tener líneas de servicios que no dependían exclusivamente de los viajes. El futuro de la empresa, dice, será tecnológico.

Publicado

on

El sector turístico llegó al 2021 duramente golpeado por la crisis del Covid-19. En el 2020 el mundo vivió una caída en el turismo local e internacional sin precedentes, solo en viajes internacionales, por ejemplo, las cifras pasaron de 1.500 millones de pasajeros, a 381 millones, según datos de la Organización Mundial de Turismo.

En ese panorama, las empresas del sector que lograron mantener su operación se convirtieron en una especie de ‘sobrevivientes’. El Grupo Aviatur es uno de esos casos. Pese a los casi seis meses de cierre total, la compañía encabezada por Jean Claude Bessudo encontró estrategias que le permitieron seguir a flote.

Lo que no tiene solución deja de ser un problema”, menciona Bessudo en conversación con Forbes recordando una frase que el expresidente César Gaviria alguna vez le dijo. “A mí la pandemia me agarró en Barú, por lo que ese tiempo se convirtió en unas vacaciones obligadas que disfruté mucho. Los desafíos existían pero sabíamos que había cosas que se salían de nuestro control y teníamos que actuar desde otros frentes”.

Con esa premisa, desde la organización se creó una estrategia que tuvo dos pilares principales: el primero, fortalecer las empresas del grupo que no ofrecían servicios hoteleros, como Avia Legal, de asesoría legal para compañías del sector; o Avia Corredores de Seguros, que creció 57%. El segundo pilar fue no parar de innovar, lo que llevó a que en plena pandemia la compañía lanzara dos nuevas verticales de productos: Avianet, una plataforma para impulsar a hoteles independientes y Dotel, un marketplace para hoteles que reduce intermediarios y reúne una gran oferta de proveedores.

Lea también: ‘La necesidad es la madre del ingenio’: Juan Raúl Vélez

Adicionalmente, la empresa recurrió a las propiedades de finca raíz con las que contaba en todo el país para lograr acuerdos financieros con bancos para sanear las deudas. “El resultado fue que al cierre del año todas las empresas del grupo que no tienen que ver con viajes tuvieron números normales”, menciona el directivo.

Sí tuvieron cierres, en total 37 oficinas propias y 18 agencias vinculadas tuvieron que dejar de existir. Pero este año la recuperación avanza segura, actualmente el grupo administra cerca de 130 agencias de viajes, “que antes eran nuestros competidores”, precisa Bessudo, y la actividad en su canal online ha crecido entre un 30 y un 40%. “Las agencias que están vinculadas al grupo hoy por hoy no están teniendo pérdidas. Hay mucho que no se ha podido reactivar, como los viajes a Europa, pero al menos ya están en un punto de equilibrio nuevamente”, explica.

En cuanto a sus más de 5.000 colaboradores, vinculados a las 28 empresas del grupo en 23 ciudades del país, inicialmente la determinación fue continuar pagando el 100% de sus salarios, incluso cuando no se podían prestar servicios por los cierres. “Tuvimos reservas suficientes para realizar los pagos, sin disminución salarial, durante tres meses para los más de 5.000 colaboradores que tenía el Grupo a febrero de 2020”, informó en un comunicado de prensa.

Pero la extensión de las cuarentenas obligatorias y la emergencia sanitaria acabaron con el flujo de caja y el grupo tuvo que empezar a recurrir a herramientas como las vacaciones anticipadas. “Nos presentamos a las ayudas que ofreció el Gobierno como Paef, PAP y las líneas de crédito de Bancoldex”, recuerda Bessudo, pero finalmente la compañía decidió suspender los contratos de 1.500 de sus colaboradores, de los cuales a la fecha se han reactivado 940.

Lea también: ¿Por qué Offcorss le agradece al 2020?

Ningún trabajador con posible estabilidad laboral forzada, como mujeres en estado de embarazo, trabajadores con incapacidades, o con alto riesgo de salud fueron suspendidos“, explicó la empresa en un comunicado de prensa cuando fue cuestionada por su sindicato de trabajadores sobre la reactivación de los empleos.

Para soportar el golpe que estas medidas significaron para las miles de familias que dependían de Aviatur, agregó la compañía en el comunicado, también se entregaron ayudas adicionales a las dispuestas por el Gobierno Nacional, como un subsidio de $170.000 y mercados entregados periodicamente. Además de la creación de la empresa Avia Est, de servicios temporales, para reubicar a algunos de los empleados suspendidos.

El futuro es tecnológico

Pese a ser una empresa con más de 64 años de historia, Aviatur ha demostrado que puede reinventarse ante las nuevas necesidades del mercado. Muestra de ello es que para este año una de sus grandes apuestas es el desarrollo de software y la venta de sus servicios de tecnología.

“Ofrecemos servicios de facturación electrónica, les damos a las marcas la tecnología de Aviatur para la operación de sus portales, automatizamos procesos, asesoramos en tecnología, desarrollamos software. Esto sin duda va a ser clave en el futuro del Grupo”, sentencia el empresario.

Lea también: Cómo Alpina enfrentó la pandemia y se ganó el corazón de los colombianos

Avia Soluciones Hoteleras, su lanzamiento en plena pandemia, por ejemplo, cumplió en 2021 su primer año con 25 hoteles vinculados, más de 1.000 habitaciones disponibles y un modelo de negocio basado en comisiones alrededor del 10% de las reservas que se generan a través de su plataforma digital o call center. Con esta iniciativa la compañía está teniendo el doble beneficio de promover la reactivación del sector -lo que impulsará a su brazo de agencia de viajes- y continuar generando flujo de caja.

En cuanto a las proyecciones de la compañía para el 2021, Bessudo argumenta que se centrarán en perfeccionar aún más las actividades de negocios online y desarrollar o crecer las empresas que no son del sector viajes. La estrategia de las agencias de viajes, por su parte, será mantener en lo posible el equilibrio entre los ingresos y los gastos hasta que pase la pandemia, “lo cual creemos puede durar el 2021 y tal vez parte del 2022”, señaló Bessudo.

En cuanto a si espera o no un regreso total a la “normalidad” preCovid, el empresario es enfático en que hay cosas que no volverán a ser como antes, como el turismo de negocios.

“Creo que se reactivarán los viajes de incentivos y de eventos corporativos, pero el ejecutivo que viajaba para hacer negocios dejará de hacerlo al máximo porque Zoom demostró que se pueden tener los mismos resultados desde la casa”, dice. “La mayor lección del 2020 es que estas situaciones pueden volver a ocurrir, por lo que tenemos que cambiar y estar más preparados”.

Publicidad
Publicidad