Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Estos colombianos gestionaron la venta de US$10.000 en arte digital en una hora

Los empresarios digitales colombianos Andrés Meneses y Camilo Carvajal se asociaron con la artista rusa Anastasiya Gilevich (cuyo nombre artístico es Staz NFT para mejorar las ventas de artistas que buscan aprovechar el ‘boom’ del NFT.

Publicado

on

Hace una semana los colombianos Andrés Meneses (empresario digital en serie) y Camilo Carvajal lograron vender en solo una hora tres obras de su socia, la artista rusa Anastasiya Gilevich (Staz NFT), en $10.000 dólares.

Lo ejecutaron de manera increíble, aprovechando el potencial de nuevas plataformas digitales y conectando comunidades que impulsan el trabajo de los artistas más importantes en el plano mundial.

Todo empezó en conversación de negocios, donde se asociaron Andrés Meneses, Camilo Carvajal y la artista rusa Anastasiya Gilevich (Staz NFT), de solo 27 años y una de las que tiene más reconocimiento y proyección mundial artística. Meneses cuenta con amplios conocimientos digitales, Carvajal es el conocedor del mundo del arte y Staz Nft aporta su creatividad artística y excelentes contactos.

Los tres se volvieron empresarios en el nuevo concepto de incubadora para artistas digitales, que aprovechando la revolución Nft, el posicionamiento y contactos que se pueden lograr a través de Instagram y el manejo de la marca personal, pueden visibilizar a los creadores que están en proyección.

Incluso artistas que no tienen una presencia digital podrían obtener mejores ingresos gracias a la creación de este nuevo proyecto. En el mundo son miles de casos de creativos que tienen pasión por su trabajo pero que no cuentan con el networking para darse a conocer y cobrar mejor por sus obras.

¿Qué es la revolución de los NFT?

Los token no fungibles (Nft, por sus iniciales en inglés) son la nueva tecnología en el mundo digital que aplicados para el arte permite tener un certificado original de autenticidad de una obra que puede ser traspasada a otro propietario, dispuesto a pagar su valor.

Miles de creadores están entusiasmados con Nft pues les permite vender su arte a mejor precio que en el mundo tradicional, ya que se conectan con compradores que están dispuestos a invertir en arte, por la proyección del artista. Pero los Nft también pueden tener otros usos como ya se ha visto al vender los tenis virtuales Gucci, o la venta del logo del malogrado Festival Fyre, por parte del rapero Ja Rule.  

Staz Nft es la artista rusa que buscó los servicios de sus socios para trabajar su marca personal. Ella cuenta que el Nft le da un propósito a la gente dispuesta a comprar arte y esperando un retorno de inversión. “Es como la segunda fase del mercado crypto porque le da a los compradores un propósito, no es como pasarse entre unos y otros las criptomonedas, sino que por medio ya hay algo que representa un bien ya adquirido”, dice.

Ella cuenta que desde pequeña ha sido una apasionada por aprender todo sobre arte, fue una autodidacta aprendiendo fotografía, editando en programas como Photoshop, incursionó en la danza artística y también la pintura y maquillaje. Es profesional en arte de la Universidad de Moscú y cuenta con un título en marketing y comunicación en Barcelona, convalidado por la Universidad de Londres.

A través del networking, Staz NFT logró que tres personas compraran sus obras valuadas en $10.000 dólares, gracias al trabajo logrado en Instagram donde su comunidad se enteró de la subasta y también a que la artista realizó un gran trabajo construyendo su red de contactos en Nafter los últimos cuatro meses.

“Esto demuestra que hay mercado para artistas como yo, que se están dando a conocer. Antes un artista trabajaba ocho o 10 horas creando su arte y recibía $100 dólares. Ahora con esta plataforma, puede recibir $1.000 o $5.000 dólares”, dice.

La agencia de artistas digitales, el próximo paso

Esta experiencia le abrió los ojos a los colombianos Andrés Meneses y Camilo Carvajal, amigos de hace años, quienes saben el potencial que tiene el mercado digital mundial.

Meneses es el conocedor de cómo se construye marca personal a través de las redes sociales. “Por eso me fijé desde un primer momento en Staz NFT porque su cuenta de Instagram es increíble y si tienes un buen networking, te relaciones con las personas correctas y en el caso de Staz, eres un artista, vas a poder mejorar las ventas”, dice Andrés, quien ayudó a mejorar la cuenta de Staz NFT para producir sus primeras ventas.

Carvajal es quien está conectado con el mundo del arte y piensa que este es el camino para crear una agencia digital de artistas influenciadores que pueden crear una comunidad para hacerse más visibles y ganar más por su trabajo. “Estamos creando una incubadora de artistas y todos están llamados a participar aprovechando las ventajas del mundo digital y de las criptomonedas”, indica.

Los tres socios prevén que próximamente abrirán más subastas en la plataforma de Nafter NFT y que antes de terminar este año lograrán ventas cercanas a un millón de dólares. Por ahora se preparan mientras Nafter perfecciona sus procesos internos ya que por la alta exposición y tráfico que tuvieron con estas subastas, el sistema se vio obligado a realizar mejoras.

Publicidad
Publicidad