Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Empresas

La respuesta de Sura a los Gilinski: la pelea es peleando

La decisión de la holding paisa de buscar un socio estratégico significa que van a hacer todo lo posible para quedarse con Nutresa. ¿Hasta dónde irá esta movida?

Publicado

on

Ayer se conoció el anuncio del Grupo Sura que buscará un socio estratégico que no pida control mayoritario. El comunicado fue escueto y señala que la Junta Directiva autorizó en su sesión de ayer jueves, “a la administración para contratar los asesores requeridos (banca de inversión, asesoría legal, entre otros) de manera que continúe en el proceso de búsqueda de posibles socios estratégicos interesados en tener una participación no controlante en Grupo Sura”.

Además de destacar los valores que mueven a la compañía y alabar el carácter de los accionistas que hasta ahora han acompañado a Sura, el comunicado no dice con toda claridad lo que significa realmente esa decisión: “el mensaje que está enviando Sura es a los accionistas de Nutresa para que no les acepten la OPA a los Gilinski, porque Sura hará una oferta mejor en un futuro próximo”, dijo un analista experto en temas de mercado de valores que pidió no ser citado. Así de sencillo es el asunto.

La movida lo que busca es llevar capital fresco a Sura que cuenta entre sus activos con las participaciones mayoritarias de Bancolombia y Suramericana de Seguros. Con esos recursos, comprarán una participación adicional en Nutresa y frenarán la aspiración de los Gilinski. Eso suena sencillo pero no es un camino libre de peligros.

Paso a paso

Vamos por partes. Primero, Sura solo podrá presentar contraoferta después del 17 de diciembre, cuando vence el plazo para la OPA actual. Y lo hará solo si no se cumplen las condiciones planteadas por los Gilinski.

Entonces podrá mostrar sus cartas. Ahí, es necesario considerar el costo de esta apuesta de Sura que tiene dos impactos fuertes: primero, diluye a todos los accionistas actuales en Sura (esa noticia no le agradará mucho a los minoritarios) y, segundo, pone una presión enorme sobre el futuro de la compañía porque básicamente hay un costo asociado a traer un aliado estratégico bien sea por la vía del dividendo o del cumplimiento de covenants.

“Es claro que los de Sura se van a levantar la plata. Tienen con qué”, señaló un experto en el mercado de valores.

Pero eso es lo que hay que explicarles a los accionistas de Sura ahora mismo: por qué van a capitalizar la holding y a qué costo.

‘A por Nutresa’

Si Sura consigue los recursos con un nuevo aliado estratégico solo habrá completado la mitad del camino. La holding luego tiene que ir ‘a por’ las acciones de Nutresa.

¿Hasta qué nivel de participación irán? Pues por todo, porque lo que les están prometiendo a los accionistas del conglomerado de alimentos es que no se vayan con los Gilinski porque les van a hacer una oferta mejor.

Eso significa ir por el casi 55% que no tiene en su poder el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), incluyendo las acciones en poder de los afiliados al Fondo de Pensiones Protección. A la TRM vigente para este viernes, eso vale US$1.800 millones, asumiendo que solo mejoran la oferta de los Gilinski por poco.

A esta altura, la Junta Directiva de Sura debe explicar porqué, en vez de tomar la oferta de los Gilinski (les corresponderían cerca de US$1.400 millones) y pagar deuda, mejorando el balance financiero de la compañía, decidirá meterle US$1.800 millones a esta operación.

Suponiendo que todo salga bien en la movida de Sura, lo cierto es que todos los actuales accionistas quedarán diluidos en la nueva estructura de capital de esa holding que quedará con una posición financiera más compleja.

“Desafortunadamente, cuando hay guerra de elefantes, el que sufre es el pasto”, dijo otro analista al comentar que habrá un golpe para los accionistas minoritarios de Sura que sufrirán una pérdida de valor en su activo. Por efecto dominó (como lo explicaremos más adelante) los otros que se verían afectados serían los accionistas de Argos.

Respecto de los costos de traer un aliado estratégico, Sura ya tiene experiencia: en 2011, invitó como accionista al fondo General Atlantic para comprar a ING. Pero esa operación salió muy costosa por cuenta de la devaluación del peso. Es por eso, que los niveles de apalancamiento de esta holding hoy se mantienen altos.

¿Quietos los Gilinski?

Hasta aquí hemos asumidos dos cosas: que los Gilinski fracasan, es decir no logran comprar ni una acción en la OPA, y dos, que no hacen nada más. Pero ese escenario es improbable. 

Los Gilinski se pueden a hacer a la mayor parte del flotante que hay hoy en las acciones de Nutresa, porque la oferta es atractiva y la simple promesa de Sura no constituye garantía de realización de una prima en el valor de la acción. No es descabellado pensar que la OPA Gilinski podría cerrar con una adquisición entre el 35 y el 40 por ciento. Y en esta clase de operaciones, la normativa establece que el proponente puede considerar quedarse con esa participación, así no se cumpla su meta mínima del 50,1%, planteada inicialmente.

En ese instante, y si Sura hace una oferta para retomar la mayoría de Nutresa al GEA (sin importar qué cantidad de acciones sea, el 5% que les falta o el restante 55% para la totalidad), inmediatamente los Gilinski podrían mejorarla y hacerse así a esas acciones. En cualquier escenario, es necesario esperar que los Gilinski se mantengan activos en el proceso.

Efecto dominó

Lo otro que vale la pena preguntarse es qué va a pasar con los precios de las acciones de Sura y Argos en un escenario de dilución de los accionistas actuales en la holding financiera y de mayor presión financiera para la compañía.

Cabe recordar que Argos posee el 27,72% de las acciones de Sura. Mientras que Sura tiene el 35,19% de Argos. Así que lo que pase en un lado, se sentirá en el otro.

En Antioquia están moviendo las fichas para cerrarle la entrada a los Gilinski. El margen de maniobra no es muy amplio sin incurrir en movidas arriesgadas, porque las compañías ya cuentan con apalancamientos considerables, especialmente Sura.

Por otra parte, nadie sabe hasta dónde están dispuestos a llegar los Gilinski. Lo cierto es que ya tienen sobre la mesa US$2.200 millones, pero nadie puede afirmar que no llegarán a US$3.000 millones o US$6.000 millones, si cuentan con el respaldo de la familia real de Abu Dhabi.

Sea como sea, la movida de Sura envía un mensaje claro: que el GEA va a dar la pelea. Esta partida cada día se consolida como la movida de negocios del siglo en Colombia.

Convierta a Forbes en su fuente de información permanente

Empresas

Empresa colombiana fijó una jornada laboral de cuatro días, ¿por qué?

Para los directivos de la empresa, la motivación detrás de la medida está en fomentar el bienestar de los empleados.

Publicado

on

El Grupo Hada, una multinacional manizaleña dedicada a la manufactura, anunció esta semana que implementará la jornada laboral de 4 días, como se ha empezado hacer en otros países del mundo.

De acuerdo con la compañía, la nueva jornada se empezará a implementar a partir de este año y aplicará a algunas áreas de la empresa con el fin de fomentar el bienestar de sus empleados.

Lea también: Reducción de la jornada laboral, ¿el camino a la productividad?

Porque la vida es ahora, queremos ser pioneros en priorizar el bienestar de nuestra gente, dando paso a una nueva etapa de equilibrio y balance entre vida profesional y vida personal”, precisó la compañía en un comunicado.

Para los directivos de la empresa, con esta medida buscan fomentar también la calidad del trabajo porque, para ellos, “no se trata de trabajar menos sino mejor”.

“Estamos seguros que esta decisión será beneficiosa para nuestra salud física y mental, para el bienestar de nuestros núcleos familiares, para crear comunidades más conectadas, resilientes y unidas en un propósito de ser siempre mejores seres humanos”, apuntó.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Empresas

Ante despliegue de redes 5G, Latam Airlines reemplazó aviones en vuelos Brasil-EE. UU.

La medida fue tomada por precaución ante la posibilidad de interferencia de la red en los sistemas de navegación

Publicado

on

Latam Airlines
Foto: Latam Airlines

Latam Airlines desprogramó algunas operaciones con aviones Boeing 777 que volaban desde Brasil a EE.UU ante la preocupación de la Administración Federal de Aviación (FAA) por la interferencia de la red de telefonía 5G en sistemas de seguridad sensibles de las naves utilizados durante los aterrizajes. 

El equipo de Latam Brasil explicó que la flota de 777 sería reemplazada por aviones Boeing 787 en la ruta Guarulhos (Sao Paulo)-Miami y por aviones Boeing 767 en la ruta Guarulhos-New York, y que la medida de precaución se tomó debido a que no tienen certeza de los efectos que el uso del espectro radioeléctrico pueda tener sobre los sistemas de las naves.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

“La compañía monitorea con atención el tema para realizar los nuevos ajustes que sean necesarios, de acuerdo a las recomendaciones de las autoridades aeronáuticas de los países donde opera”, expresó la aerolínea en una declaración enviada a Forbes.

Sin embargo, “ahora y de momento no existirían brechas para operar cualquiera de nuestras aeronaves“, afirmaron desde la aerolínea, y agregaron que continúan trabajando de la mano con los fabricantes y reguladores para operar de acuerdo a las recomendaciones.

Lea también: Grandes aerolíneas alertan por ‘catastrófica disrupción’ por la llegada de redes 5G

La decisión de reemplazo se tomó sólo en esas dos rutas, desde Brasil hacia Estados Unidos, porque eran las únicas que operaban con la flota Boeing 777, en la que existía la preocupación. 

La advertencia de las autoridades viene ante el señalamiento de que la nueva tecnología 5G que se va a desplegar en EE.UU. podría interferir con dispositivos como los altímetros, que miden a qué distancia del suelo viaja un avión.

El director ejecutivo de United Airlines, Scott Kirby, dijo el mes pasado que las directivas sobre el 5G de la FAA prohibirían el uso de radioaltímetros en unos 40 de los mayores aeropuertos de EE.UU.

Las aerolíneas estadounidenses han advertido que las directivas podrían interrumpir hasta el 4% de los vuelos diarios. Kirby dijo que, si no se resuelve, podría significar que en los principales aeropuertos estadounidenses, en caso de mal tiempo, nubosidad o incluso niebla espesa, “sólo se podrían hacer aproximaciones visuales, básicamente”.

Por su parte, las compañías de telecomunicaciones Verizon y AT&T indicaron que la banda C del 5G se ha desplegado en unos 40 países más sin problemas de interferencias con la aviación y acordaron crear zonas de protección en los principales aeropuertos estadounidenses.

Publicado por Forbes Chile

Seguir Leyendo

Empresas

Sony se desploma 9% en bolsa tras la compra de Activision Blizzard por Microsoft

Los accionistas piensan que Microsoft hará que todos los juegos de Activision Blizzard sean exclusivos de Xbox, perjudicando las ventas de PlayStation, dijeron consultores.

Publicado

on

La multinacional tecnológica japonesa Sony se desplomó este miércoles más de un 9% en la apertura de la bolsa de Tokio, horas después de que la estadounidense Microsoft anunciara la compra de la empresa de videojuegos Activision Blizzard.

Las acciones de Sony abrieron con una fuerte caída y transcurrida la primera hora de negociación acumulaban un desplome del 9.3 % y era la firma más negociada de los primer compases de la sesión.

Los accionistas de la empresa japonesa reaccionaron de este modo a la operación entre las dos compañías estadounidenses, en la que supone la mayor adquisición de Microsoft hasta la fecha y una apuesta contundente por el sector de los videojuegos, en la que es competidor directo de Sony.

Lea también: Microsoft acuerda comprar Activision Blizzard por casi US$69.000 millones, una gran apuesta en el metaverso

Piensan que Microsoft hará que todos los juegos de Activision Blizzard sean exclusivos (de Xbox), perjudicando las ventas de PlayStation y ayudando a Microsoft a cerrar la brecha de ventas de ‘hardware’ de Sony”, indicó el consultor de la industria Serkan Toto al valorar el desplome bursátil en sus redes sociales.

Activision es la propietaria de IP (propiedades intelectuales) como “Call of Duty”, “Crash Bandicoot”, “World of Warcraft”, “Diablo” o “Candy Crush”, que pasarán a manos de Microsoft.

Microsoft, que ya cuenta con una importante presencia en el mundo de los videojuegos con su consola Xbox y títulos como “Minecraft”, se convertirá en la tercera mayor empresa del sector en cuanto a facturación, sólo superada por la china Tencent y la propia Sony, líder actual de este sector del ocio digital.

Mientras que la histórica operación de Microsoft fue un impulso bursátil para otras importantes compañías de videojuegos como la también estadounidense Electronic Arts o la francesa Ubisoft, Sony recibió la noticia como un jarro de agua fría por la amenaza que representa para su hegemonía actual.

EFE

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Empresas

Las empresas sí pueden ayudar a cumplir los sueños de sus empleados

Johanna Gamboa, directora de Excelencia comercial para Latinoamérica en Abbvie, cuenta cómo desde joven tenía la meta de llegar a una posición de liderazgo y lo logró gracias, en parte, al apoyo de sus empleadores.

Publicado

on

Johanna Gamboa, directora de Excelencia comercial para Latinoamérica en Abbvie. Foto:

¿Cómo llegar a una posición de liderazgo? ¿Qué papel cumple la empresa para que un colaborador cumpla sus sueños? ¿Las empresas también pueden potenciar habilidades en sus trabajadores?

Esas preguntas las responde Johanna Gamboa, directora de Excelencia comercial para Latinoamérica en Abbvie, quien cuenta cómo desde joven tenía la meta de llegar a una posición de liderazgo y eso fue posible por el papel que jugaron las empresas en ese proceso.

“La vida y las oportunidades alrededor de empresas te permiten ver que puedes ver algo más allá de, por ejemplo, la bacterióloga. Y es así es como llego a trabajar a la compañía en donde podía capacitar a otros bacteriólogos, que fue un paso por el que pasé para llegar a donde estoy”.

Johanna es bacterióloga y en su proceso de crecimiento en las empresas logró potenciar habilidades adicionales con las que escaló rápidamente.

“Hay que arriesgarse, estar abierto al cambio, a la retroalimentación, a crear una red de influencia, a tener conversaciones honestas con la organización, a reconocer qué falta para llegar a la siguiente posición de liderazgo, a combinar la experiencia con el momento profesional y saber que los cambios generan temor, pero depende de uno vivir el hoy para tener un mejor mañana”.

En ese sentido, la directiva cuenta que “seis años después de haber arrancado en una multinacional trabajando en la parte de ventas y regulatoria, me empiezo a dedicar para crecer a una industria y ahí es cuando llego a esta compañía”.

Para Johanna, una empresa sí puede ser parte importante del crecimiento profesional de sus colaboradores, no solo en lo relacionado con su carrera profesional sino también en otras habilidades, como el servicio al cliente o las estrategias de marca.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Empresas

Por mal que les vaya, los Gilinski se podrían ganar US$864 millones en su pelea con el GEA

De aquí a marzo, o bien los Gilinski se hacen al control total del GEA o bien habrán hecho el mejor negocio de su vida que implicaría una utilidad cercana a los US$864 millones.

Publicado

on

Jaime y Gabriel Gilinski

La jugada de los Gilinski para hacerse al control de las compañías del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) va “viento en popa” para los intereses de los inversionistas dueños del banco GNB Sudameris y Yupi. Y todo indica que no hay forma de que pierdan algo en este pulso.

El panorama es el siguiente: o bien los Gilinski se hacen al control total de las empresas del GEA si sus nuevas OPAs por Sura y Nutresa tienen éxito o bien habrán hecho un negocio que les representará ingresos extraordinarios por cerca de US$864 millones con lo que prácticamente habrán cubierto su compra del 25,25% de Sura.

La historia es así. Hoy, hay sobre la mesa una OPA para hacerse al 6,25% adicional del Grupo Sura a un precio por acción de US$9,88.

Convierta a Forbes en su fuentes de información permanente

De otra parte, ayer lunes 17 de enero lanzó otra OPA por hasta el 22,88% de las acciones de Nutresa a un precio de US$10,48 por acción.

En el escenario base, los Gilinski simplemente se van a hacer al control total de las empresas del GEA, por cuenta de que accederían a la mayoría de la participación accionaria de Nutresa, Sura y, por esa vía, de Argos y Bancolombia.

Si este, que es el camino sencillo, se concreta, los Gilinski quedarían con una participación hasta del 31,5% en Sura y hasta del 50,57% en Nutresa. Por cuenta de los enroques, eso les daría una participación considerable como propietarios de Argos, la otra joya del GEA, y Bancolombia.

¿Y si fracasan?

El escenario no es menos halagüeño para los Gilinski inclusive si fracasan con estas segundas OPAs. La razón es sencilla: ya son accionistas de Sura con un 25,25% y Nutresa con 27,69%. Eso les da derecho a acceder a los réditos de cualquier otra operación que se adelante con estas compañías.

En un escenario en que los Gilinski fracasen, lo más probable es que el GEA impulse una contraOPA para compensar el efecto Gilinski en su composición accionaria. El propio presidente del Grupo Argos, Jorge Mario Velásquez,  aseguró en entrevista con el diario La República que trabajaban en una OPA acordada para la llegada de un inversionistas estratégico para Nutresa.

Asumamos que ese inversionista estratégico hace la OPA y ofrece un valor superior a lo que hasta el momento han ofrecido los Gilinski, esto es algo por encima de los US$10,48 que están sobre la mesa para esta segunda ronda. Si se ofrece una prima adicional del 5% sobre ese precio, es decir un valor por acción de US$11, eso pondría el valor total de las acciones de Nutresa en cerca de US$5.038 millones.

Para los Gilinski, su 27,69% en Nutresa habría entonces pasado a valer US$1.395 millones. Cabe recordar que ellos pagaron US$978 millones por esa participación en su primera OPA. Eso significaría que en pocos meses, los Gilinski habrían realizado una utilidad cercana a los US$417 millones. Es claro que deberían vender en esa OPA acordada que impulse el GEA.

Pero este no es el único lado por el que ganan: hay que recordar que Sura tiene el 35,19% de las acciones de Nutresa y de ese total el 25,25% pertenece a los Gilinski.

Asumiendo que Sura venda en una OPA competitiva a US$11 dólares la acción su participación de Nutresa, va a recibir cerca de US$1.773 millones, de los cuales el 25,25% es de los Gilinski, esto es otros US$447 millones.

Si el GEA avanza en su OPA competitiva por Nutresa, con otro inversionista estratégico, los Gilinski se habrán hecho a unos US$864 millones y aún serán los dueños del 25,25% de Sura.

Esas son las cuentas claras de ahora en la que es la movida de negocios de la década para el mercado de valores colombiano.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado