Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

El neobanco colombiano para empresas que ya tiene cuentas de ahorro con $43.000 millones

Lorenzo Garavito encabeza Iris, la fintech que se apartó de la estructura de 25 años de una financiera tradicional y armó una desde cero aprovechando ventajas regulatorias que ahora les permite ser multiservicios en una sola plataforma.

Publicado

on

Lorenzo Garavito, presidente de Iris. Foto: Iris.

De las fintech que atienden empresas, la única que legalmente puede darse el lujo de anunciarse como neobanco es Iris, ya que es una de las compañías que obtuvo licencias como compañía de financiamiento y de funcionamiento por parte de la Superintendencia Financiera en el último año.

Iris no compite directamente con compañías fintech líderes en el mercado colombiano como Sempli y Finaktiva, porque sus montos de crédito son de más de $500 millones, para empresas que tengan ventas anuales de más de $10.000 millones.

En cambio, si compite directamente con los bancos tradicionales, ya que sus licencias le permiten la captación de dinero y ofrecer cuentas de ahorro corporativas, las cuales se abren y se manejan digitales.

“Todavía tenemos varias oportunidades de completar nuestra oferta para los empresarios colombianos”, dijo a Forbes el presidente de Iris Lorenzo Garavito, quien regresó al país luego de una fina trayectoria en fondos de deuda y capital en Wall Street que apuestan por empresas en crecimiento, donde comprobó una y otra vez que las empresas crecen porque hay financiación. “Entrevistamos a cientos de empresarios colombianos sobre las principales problemáticas que sufren con sus entidades financieras tradicionales y buscar una forma innovadora de solucionarlas con varios diferenciales”.

Iris se concibió en 2019, en una unión de Lorenzo con la Financiera Dann Regional, una firma de libranzas de 25 años de experiencia, junto al Fondo Aqua, que capitalizó la empresa con $60.000 millones (pesos colombianos) para tomar el control de la financiera y financiar el crecimiento.

Siga las historias de economía y finanzas en Forbes Colombia

Dos años de trabajo pasaron mientras se apartaban de la estructura de la Financiera Dann Regional para darle vida a una nueva empresa de base tecnológica con metodologías ágiles. Esto resultó en cero cuota de manejo, transacciones interbancarias ACH ilimitadas gratis, rentabilidad del 3% EA sobre el saldo mínimo diario de la cuenta y simplificación de trámites.

La novedad en el mercado es que Iris no tiene oficinas físicas porque su operación es totalmente digital, usando el core bancario de Mambu, que usan los neobancos más grandes de Europa como N26 y OakNorth.

Lorenzo Garavito considera que la plataforma está entregando a los empresarios control financiero con la posibilidad de programar transacciones, recibir informes ordenados para controlar los movimientos, gestionar usuarios creando accesos diferentes, administra niveles de permisos para el equipo de confianza, clasificar transacciones de manera segura y controlada, usar etiquetas para configurar alertas y notificaciones en línea.

Lo hacen en un momento ideal, ya que la Según la Superintendencia Financiera de Colombia mientras que en 2019 la mitad de las transacciones financieras se hacían en canales digitales, en 2020 estas subieron a 59% y a mayo de este año ya representaban el 65% del valor de las operaciones monetarias en el país.

La Financiera Dann, que ahora está cambiando su marca a Iris y adoptando la cultura del neobanco, es la entidad financiera que más ha crecido en los últimos dos años en Colombia en cartera y en patrimonio en términos porcentuales.

Entre junio de 2019 y agosto de 2021, la financiera pasó de tener una cartera de $174.000 millones a una de $430.000 millones, los empleados pasaron de 150 empleados a más de 220, el patrimoio pasó de $23.000 millones a $90.000 millones, el saldo de CDT pasó a $209.000 millones a $355.000 millones, la cartera vencida de más de 30 días pasó de 19% a 7% y las cuentas de horros que eran 0, por Iris ahora tienen $43.000 millones.

Tienen 4.000 clientes de CDT, 500 clientes de crédito empresarial y 300 clientes en la cuenta de ahorro, principalmente en empresas patrimoniales, empresas inmobiliarias, sector servicios, otras fintech y sector industrial.

“Estamos muy contentos con los resultados a la fecha, hemos logrado nuestros objetivos de fondeo”, apunta Garavito.

A futuro quisieran tener tarjetas prepago y tarjetas de crédito para control de gastos de las empresas, procesamiento de tarjetas de crédito para mejorar el recaudo de los comercios y giros internacionales (entrantes y salientes). Iris ya ha logrado tener lo que todas las fintech quieren: tener una oferta multiservicios en un solo lugar.

Economía y Finanzas

Cómo las OPA están impactando al mercado bursátil colombiano

Expertos consultados por Forbes Colombia reconocieron que las movidas de la familia Gilinski han impactado en el precio de las acciones, cuya variación ha sido positiva en la jornada de hoy, aunque destacan que las posibilidades a futuro pueden variar en escenarios muy diversos.

Publicado

on

Como resultado de las OPA de Grupo Sura y Nutresa, las acciones de las compañías han mostrado un crecimiento exponencial durante la jornada, liderando las variaciones de las empresas listadas en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC). Aunque también hay que resaltar que el resto de compañías que cotizan en el mercado bursátil han tenido un comportamiento similar.

Mientras que la acción de Nutresa tiene un precio actual de $32.7000 y una variación de 21,11%, la preferencial de Sura tuvo un incremento de 14,98% con un valor de $26.100. Este incremento, según expertos consultados por Forbes, se debería al anuncio del viernes, cuando se ratificó que la familia Gilinski poseía poco más de 25% de la empresa.

Con respecto a las otras acciones, cabe destacar que Grupo Argos creció 9% con precio de $15.500, seguida de la preferencial de la misma empresa, que subió 8,27% con valor de $11.910. En cuanto a Bancolombia, su acción preferencial creció 5,96% y se avaluó en $35.180, mientras que la acción directa de la empresa llegó a $38.490 con incremento de 5,51%.

Fuente: Bolsa de Valores de Colombia

Tanto Argos como Bancolombia son importantes teniendo en cuenta la incertidumbre que hay en cuanto a si se pueden iniciar OPAs a futro. En el caso de Bancolombia, como es suma de todo el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), si todas las acciones que listan en la BVC suben, la del banco reaccionaría al alza, de acuerdo con los analistas. Esto llevaría a un “círculo virtuoso del mercado conectado directamente a las OPA”.

Ahora bien, no toda la bonanza se debe a las OPA. Antes de la pandemia, hubo un vuelo importante en el mercado bursátil, donde muchos actores clave se movieron a favor, a pesar de que hay otros donde sigue habiendos duda. Una vez el país supere el efecto de las OPA, el mercado podrá concentrarse en el resto de detonantes que tienen un impacto directo, como las elecciones.

“Cuando haya claridad en esos otros aspectos, podremos ver si la tendencia positiva se puede prolongar. En economia vamos bien, y las OPA muestran que hay valor en el mercado, pero se necesita más claridad electoral”, destacaron los analistas.

Hay que tener en cuenta que el tema de las OPA no ve reflejada su importancia en que la gente haya recuerado la confianza, pues eso se vio desde el año pasado con los buenos resultados de la economía nacional. El verdadero efecto de las OPA ha sido 100% técnico en el mercado, y es debido a la alta cantidad de dinero invertido en fondos indices.

“Como hay tanta plata invertida en fondos índices, cuando el inversor tiene que vender acciones por el retiro de liquidez del mercado a causa de las OPA, le toca comprar acciones del resto de empresas, sin importar si están baratas o caras”, comentaron los expertos.

Así las cosas, el efecto actual no se debe a que Gilinski haya hecho que todo fuera más atractivo, sino que está obligando a que los fondos índices compren otras acciones de otras empresas, que no es tan bueno para los que tienen pensiones en los fondos privados, que son los mayores inversionistas. En resumen, están comprando lo que les toca, barato o caro, con plata de los fondos.

Frente a ese escenario, hay cinco posibilidades a tener en cuenta: en primer lugar, la gente se va a dar cuenta de que muchas empresas del GEA que Gilinski no va a comprar y cuyo precio accionario sube mucho, como Grupo Argos y Cementos Argos, deberían bajar, pues el banquero no tendría necesidad de tocarlas si, finalmente, se hace con el control de Grupo Sura.

Otra posibilidad es que algunas compañias saquen resultados positivos de este escenario y sigan subiendo. Es el caso de las petroleras, teniendo en cuenta que la referencia Brent superó los US$86 el barril, o los bancos ante el crecimiento de cartera y menos morosidad. No sucede lo mismo con las compañías de servicios publicos, que no tienen que ver directamenrte con el comportamiento de los indicadores económicos, lo que generaría que su valor cayera con tasas de interés más altas.

El comportamiento de la bolsa también dependerá de lo que pase con Estados Unidos y el mundo, especificamente si siguen subiendo las tasas de interes, en cuyo caso puede haber una caída en el valor de las acciones en la BVC, pero con el beneficio de que la economía colombiama estará en buen estado.

Al mismo tiempo, la menor liquidez que quedaría en el mercado puede hacer que muchas empresas caigan, provocando que el mercado tenga el mismo efecto. Finalmente, el miedo y la incertidumbre de las elecciones presidenciales motivaría a muchos inversionistas a vender lo que tengan.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de Economía y Finanzas

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Déficit comercial de Colombia sube 38,9% en noviembre

Por un dinamismo en las importaciones durante noviembre, en ese mes hubo un incremento significativo del déficit comercial con compras de Colombia al exterior por 2.010 millones de dólares.

Publicado

on

Comercio exterior

El déficit comercial de Colombia subió un 38,9% a 2.010 millones de dólares en noviembre de 2021, frente a igual mes del año precedente, por el dinamismo de las importaciones que fueron impulsadas por la recuperación de la economía local, según datos del Departamento Nacional de Estadísticas (DANE) publicados el lunes.

El déficit se compara con uno de 1.446,6 millones de dólares en noviembre de 2020. Las importaciones fueron de 5.997,7 millones de dólares y las exportaciones 3.987,6 millones de dólares.

El valor de las compras de bienes y servicios en el exterior aumentó un 51% interanual en noviembre, en tanto que el de las exportaciones subió un 58%.

Lea también: Déficit comercial de Colombia se dispara 75,2% en octubre

El Gobierno de la cuarta economía de América Latina espera que 2021 haya terminado con un 9,7% de crecimiento, más que lo previsto originalmente, y tras una contracción del 6,8% en 2020 por la pandemia de coronavirus.

Entre enero y noviembre, el déficit comercial del país sudamericano se amplió un 54,8% a 14.324,3 millones de dólares, desde 9.249,2 millones de dólares en el mismo periodo del 2020.

Las importaciones en los 11 primeros meses fueron de 50.999,2 millones de dólares, un aumento de un 36,8%, mientras que las exportaciones crecieron un 30,8% a 36.674,8 millones de dólares. 

REUTERS

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Gobierno no contempla importar alimentos por alza de precios: Minagricultura

En una entrevista, Rodolfo Zea, ministro de Agricultura, dice que el aumento de precios es un fenómeno mundial, por lo que traer alimentos de otros países no sería una solución a la inflación.

Publicado

on

Rodolfo Zea, ministro de Agricultura. Foto: Minagricultura.

Como está sucediendo en otros países de la región, la producción de alimentos por un incremento de los precios de los insumos agropecuarios y otros implementos necesarios son algunas de las preocupaciones que tiene el país en este momento.

Aún así, en una entrevista con Yamid Amat en El Tiempo, el ministro de Agricultura, Rodolfo Zea, descartó la posibilidad de importar alimentos para atender el incremento de los precios.

Para Zea, “el aumento de precios de los insumos es un fenómeno mundial que ha afectado a la mayoría de países, entre ellos Colombia, debido al incremento del costo de materias primas, fletes marítimos, depreciación de la tasa de cambio y factores que han afectado la oferta, como la alta demanda de grandes consumidores como China e India”.

Lea también: Alimentos y arriendos caros: el drama de los hogares más pobres y vulnerables en Colombia

En ese sentido, en la entrevista el jefe de la cartera de agricultura resalta que la inflación es un fenómeno mundial, no solo de Colombia.

El índice de precios internacionales de los alimentos que publica la FAO registró el nivel más alto de los últimos 10 años con una variación anual de 23,1% durante 2021. Por eso la importación de alimentos no se ve como una solución, porque las alzas son un fenómeno global y la mayoría de países están en una situación similar a la nuestra. En este momento no vemos que importar alimentos sea una solución, debido a los altos precios de los mercados internacionales”, agregó.

Lea también: Inflación 2021: expectativa y realidad

Por eso es que Zea resalta la iniciativa del Gobierno para apoyar a los pequeños y medianos agricultores. “Se creará un fondo de 70.000 millones de pesos, financiado con el 10 por ciento de las utilidades del banco agrario, para beneficiar a pequeños y mediados agricultores”, apuntó.

Cabe recordar que el país cerró con una inflación de 5,62% al cierre de 2021, por encima de la meta del Banco de la República y que el grupo de productos que más influyó en ese incremento fue el de alimentos y bebidas no alcohólicas, que tuvo su pico más alto en mayo de 2021 por cuenta de los bloqueos en las vías que afectaron el abastecimiento.

 Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Pandemia aumentó 52% la riqueza de millonarios latinos, pero ahondó la pobreza: Oxfam

De acuerdo con un informe de Oxfam, la crisis por coronavirus ha sido una oportunidad para varios empresarios y millonarios, pero ha profundizado la desigualdad.

Publicado

on

Foto: Unsplash

La riqueza de los milmillonarios en Latinoamérica aumentó en un 52 % desde el inicio de la pandemia de coronavirus, mientras que los pobres han estado más expuestos a las muertes por la covid-19, según el informe “Las desigualdades matan”, presentado este lunes por Oxfam.

El informe se publica en medio del avance desbordado de contagios por la variante ómicron, lo que supone que la población más necesitada empeora su situación, en tanto que los grandes capitales siguen creciendo.

Entre marzo de 2020 y noviembre de 2021, según el documento, la riqueza de los más acaudalados en América Latina y el Caribe aumentó en 97.000 millones de dólares, un 52 %.

Los bancos centrales han inyectado miles de millones de dólares en los mercados financieros para salvar la economía, pero una gran parte ha acabado en los bolsillos de los milmillonarios, que se han aprovechado del auge de los mercados bursátiles, señala el estudio.

Lea también: Colombia, entre los cinco países más preocupados por pobreza, desigualdad y corrupción

Lo hecho no es suficiente

“Definitivamente la pandemia ha sido una oportunidad de bonanza para las personas más ricas de la región”, aseguró a Efe la directora regional de programas para Oxfam en América Latina y el Caribe, Gloria García. 

En contraposición, el resto de la población ha visto, sin poder hacer nada, disminuir drásticamente sus ingresos, especialmente porque millones han perdido sus trabajos.

Pese a que Oxfam reconoce los esfuerzos de los gobiernos para apoyar con ayudas económicas a las personas, éstos “no han tomado las medidas suficientes para proteger a su población, para poderles proveer la protección social que se hubiera requerido durante este tiempo”.

Sistemas de protección, más débiles

América Latina es la región más afectada por la pandemia porque pese a que tiene el 8,4% de la población mundial, ha “puesto el 30% de los muertos, es decir, tenemos un millón y medio de personas que han fallecido y eso significa el 30 % de las muertes globales”, afirma García.

Esto significa que los sistemas de protección de América Latina “son más débiles que los de la mayoría o los del resto del mundo“, expresa la funcionaria.

Las cifras también dejan ver que en los países latinoamericanos muere casi el doble de personas que en los países ricos, precisamente porque los sistemas de salud no brindan atención adecuada a los enfermos y porque las “vacunas han llegado más tarde con una distribución que no siempre ha sido equitativa”.

García indicó además que las más golpeadas por la covid-19 son las mujeres y que la paridad con los hombres se va a demorar más porque en América Latina ellas han perdido sus trabajos y eso aleja esa posibilidad.

“Esta paridad se va a demorar unos 135 años todavía, es decir, se retrasó ese camino en el que íbamos y que no era nada halagüeño, eso nos ha empeorado bastante los tiempos para superar la desigualdad”, puntualizó.

Gravar la riqueza

Para Oxfam, uno de los caminos para solucionar la crisis que atraviesa el mundo por la pandemia es gravar los grandes capitales con una especie de “impuesto solidario“, mecanismo del que ya ha echado mano la humanidad para salir de situaciones económicas complejas derivadas de las guerras mundiales.

“Esta es una situación excepcional, es una situación global en la que unas cuantas personas han ganado muchísimo dinero y lo que se propone es gravar esa riqueza”, expresó.

Ese impuesto sobre el capital sería suficiente para pagar las vacunas para todo el mundo, robustecer los sistemas de salud y para desarrollar acciones de protección y mitigación contra el cambio climático en las zonas más afectadas del planeta, agrega.

“Estamos hablando de un impuesto único, ni siquiera de una cuestión que sea progresiva y que vaya a ser permanente”, puntualiza García.

Lea también: En 2020, 489.000 personas entraron a la pobreza multidimensional

Falta de decisión política

Según esta red global de organizaciones no gubernamentales, la actual situación derivada de la pandemia no se debe enfocar tanto en que hace falta dinero, pues los recursos los hay.

García dice que lo que ha faltado es “una decisión política” pues en los momentos más críticos los gobiernos han encontrado fondos para salir de las situaciones más precarias.

“Esas medidas deberían ser más sustanciales, deberían ser muchísimo más estructurales deberían ser mantenidas en el largo plazo, independientemente de si eso les representa o no votos en el futuro”, concluye.

EFE

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Hasta $7 billones retiraron los colombianos en cesantías durante 2021

La terminación de contrato y la compra de vivienda fueron algunos factores clave a la hora de realizar estos retiros, según cifras de Asofondos.

Publicado

on

Pese a los estragos de la pandemia, los colombianos contaron con varias alternativas para enfrentar las consecuencias económicas del virus. Al respecto, la Asociación Colombiana de Administradores de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos) destacó precisamente estas últimas como una herramienta útil.

Y es que, en 2021, más de 3,3 millones de trabajadores retiraron hasta $7 billones en cesantías a lo largo del año, cifra que superó en 13,2% a lo observado en 2020, reveló el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro.

El directivo también destacó que el uso principal de las cesantías fue la terminación de contrato, causal bajo la que los trabajadores utilizaron más de $2,43 billones, cifra que representó el 34,7% de los retiros totales. “Con respecto a 2020, un año azotado por el COVID-19, los retiros por esta causal aumentaron en un 10% frente al año inmediatamente anterior”, precisó Montenegro. 

Otros usos que los colombianos le dieron a sus cesantías fueron la compra de vivienda, aspecto para el que los afiliados a las AFP retiraron $2,14 billones, mientras que otros $1,63 billones se destinaron para mejora y liberación de deuda en vivienda, lo cual implica que aproximadamente el 54% de los retiros totales se destinaron a ambos usos.

Lea también: Gobierno se endeudará para pagar sanciones por mora en cesantías de maestros

Estas causales tuvieron un crecimiento significativo en este año de recuperación económica, con un aumento del 28,3% y 23,3%, respectivamente frente a 2020, agregó la información.

Si bien fueron aumentos importantes, también coincidieron con un crecimiento importante del valor del fondo total de cesantías, propiedad de los afiliados a Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia, pues creció en casi un 10%, al llegar a $16,2 billones.

A su vez, el total de afiliados a fondos de cesantías privados llegó a 8,8 millones al cierre de 2021, “una cifra histórica desde que opera este régimen en Colombia”, según Montenegro.

“Las dificultades de estos tiempos han evidenciado mucho más la importancia de contar con estos recursos para los trabajadores, ahorro que desde el inicio de la pandemia ha actuado como una suerte de blindaje para protegerlos, por ejemplo, frente a contingencias como pérdida de empleo o caída en los ingresos, causal que todavía sigue activa”, concluyó.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado