Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Las turbulencias de Latam Airlines que agitan al presidente de Chile y a sus hijos

Sebastián Piñera, presidente de Chile, y sus hijos están inmersos en un escándalo con la aerolínea que incluye el pago de una millonaria deuda días antes de que la aerolínea se acogiera al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de EE. UU.

Publicado

on

“Ante la serie de falsedades e interesadas tergiversaciones que han aparecido durante los últimos días en algunos medios de prensa, Latam Airlines Group S.A. aclara y reitera que…”

Con esas palabras, la aerolínea de origen chileno más grande de Latinoamérica -tras su fusión con la brasileña TAM- inicia una extensa respuesta a una serie de acusaciones que ha recibido desde distintos flancos durante las últimas semanas, demostrando que han tenido turbulencias tanto en aire como en tierra firme, y que incluyen no sólo a los dueños de la aerolínea, Enrique e Ignacio Cueto, sino también al presidente Sebastián Piñera y sus cuatro hijos: Cecilia, Sebastián, Magdalena y Cristóbal Piñera Morel.

Lea también: La increíble vida de Sheldon Adelson, el magnate detrás de Las Vegas

Hace un mes, la empresa presentó un plan de reorganización para salir de quiebra tras una serie de malas decisiones administrativas, la que habían justificado como resultado de la pandemia por Covid-19, pero que fuentes cercanas al proceso desmienten y dicen que venía meses antes que se conociera el primer caso de contagio en Wuhan, China.

En esa línea, uno de los accionistas minoritarios de la aerolínea, Jorge Said Yarur -hijo de Domingo Said, uno de los creadores de Parque Arauco-, estalló hacia los hermanos Cueto, en la última junta de accionistas.

“Gente como ustedes son artistas de la manipulación y el engaño (…) gracias a empresarios como usted, señor Cueto, las personas salieron a destruir Chile, indignados”, habría dicho Said según consigna DF Más, haciendo alusión a lo ocurrido en el estallido social de 2019.

Latam, Piñera y un pago de deuda

Dos semanas antes de que Latam se acogiera al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota norteamericana, por los multimillonarios pasivos que tiene la aerolínea y que superan los US$11 mil millones, el medio digital El Mostrador dijo que “la familia Cueto se apresuró a pagar una cuantiosa deuda que años antes había contraído con una de sus principales sociedades de aeronáutica: Inversiones Odisea Limitada, la empresa de los hijos del Presidente de la República, Sebastián Piñera”.

El reportaje señalaba que hasta marzo de 2021, la sociedad Costa Verde Aeronáutica S.A. –a través de la cual la familia Cueto mantiene el control de Latam– mantenía un crédito vigente por $26 mil millones, que había sido hacia la compañía que tiene como principales socios a los cuatro hijos del Presidente, luego que el mandatario cediera sus derechos a estos en una operación nunca aclarada, durante los primeros meses de su primer gobierno. 

Cabe recordar que el billonario empresario y actual mandatario de Chile, fue presidente de la aerolínea, antes de su primer período presidencial.

En esa línea, este 4 de enero de 2022, respondieron desde la aerolínea que “es absolutamente falso que Latam haya tenido jamás deuda alguna con el Presidente Piñera o con los hijos del Presidente Piñera, o que, a resultas de lo mismo, le haya pagado a éste o a sus hijos, o a sociedades relacionadas con unos u otros, cantidades por estos conceptos”.

En el comunicado, la compañía afirma que “en junio de 2020, uno de los accionistas principales del grupo aclaró esta situación explicando que ese accionista, y no Latam, había efectuado a inicios del mismo año 2020 el pago de una deuda contraída por dicho accionista con diversos acreedores, entre ellos una sociedad relacionada con los hijos del presidente Piñera”.

Agregan que “dicha operación nada tuvo que ver con Latam y es previa al inicio de la pandemia en Chile y al ingreso de Latam al proceso de reorganización bajo el Capítulo 11, con fecha 26 de mayo de 2020. Es público y notorio que dicha operación fue debidamente informada por el accionista en cuestión a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) y, por su intermedio, al mercado y público en general”.

Publicidad
Publicidad