Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Esta empresa de plásticos ‘cayó de pie’ con la pandemia y el bagazo de caña

La vallecaucana Carvajal Empaques, productor de los vasos que ocupa Oxxo, transitó en plena pandemia del unicel al cartón hecho a base de bagazo de caña.

Publicado

on

Foto: Polina Kovaleva / Pexels.

“De las crisis hay que sacar lo mejor y el mejor provecho”. Con esa filosofía, Carvajal Empaques, una empresa con presencia en todo el continente americano, ha encarado dos crisis en los últimos años que la han obligado a echar mano de la creatividad: la prohibición de plásticos y unicel de un solo uso en diversas ciudades y la pandemia de Covid-19.

En entrevista con Forbes, el vicepresidente de Carvajal Industrial Región Norte, Ángel Alberto Herrera Jovel, deja ver que ambos procesos han hecho que la organización haya “caído de pie”.

El año pasado, tras un 2020 en el que se potenció el uso de utensilios plásticos por la pandemia ─el confinamiento incrementó el servicio de comida a domicilio y con ello un mayor uso de desechables como medida de higiene─, la Ciudad de México inició la segunda fase de su prohibición de plásticos y uniceles de un solo uso como popotes, platos, charolas, cápsulas de café, vasos y tapas, cubiertos, entre otros. Esto, aunado al golpe propio de la pandemia, aceleró la transformación de Carvajal Empaques, que ya traía un as bajo la manga: el bagazo de caña.

Hacerse ‘livianos’

Antes de hablar del bagazo de caña, Ángel Herrera se da tiempo de repasar los años pandémicos. En 2020, sabiendo que se venían días difíciles, Carvajal Empaques diseñó un plan de reestructuración que pasó por un recorte de plantilla: de 2,500 colaboradores pasaron a 1,800. El golpe de la pandemia de Covid-19 se hacía sentir.

“En un principio fue duro, lo único que se buscaba era reducir los costos y los gastos, sin saber cuál iba a ser el nuevo volumen de ingresos y cómo se iba a comportar el mercado ante el confinamiento. Nos golpeó mucho, evidentemente”, cuenta.

El Papalote Museo del Niño de México también recortó su plantilla como una de las medidas para sobrevivir a la pandemia y lo logró. “Retiramos el exceso de grasa”, dijo a Forbes su directora Dolores Beistegui.

Lo mismo ocurrió con Carvajal Empaques: “El 2020 cerramos con un 70% de los ingresos de un año normal. Gracias a la reestructuración, la compañía le hizo frente a la pandemia. Los meses más complicados fueron de marzo a junio, pero a partir de julio se empezó a ver el efecto de la reestructuración y la gestión que se estaba haciendo”, comenta el directivo.

El principal reto que teníamos, y lo sabíamos, era que la compañía tenía que estar diseñada de la forma más liviana posible porque el mercado y la demanda era incierta. Por otro lado, sabíamos que iba a haber mucho desabasto y problemas con las cadenas de suministro, entonces desde 2020 proyectamos que íbamos a priorizar clientes y negocios, y hacer una selección importante para que el negocio fuera lo más rentable posible y poder cumplir con la demanda de nuestros clientes. Empezamos a renunciar a algunos negocios que en algún momento habían sido importantes para nosotros, pero que quizá ya no eran los mejores aliados estratégicos para la organización”.

Ángel Herrera, vicepresidente de Carvajal Industrial Región Norte.

“De alguna forma, eso (la reestructuración) nos permitió rentabilizar el negocio, sobrevivir. Nosotros éramos 2,500 colaboradores al principio del año 2020, y llegamos a tener 1,800 colaboradores en ese plan de reestructuración, que no solo obedecía a un tema de reducción de personal por la pandemia sino de maximización y eficiencia en las diferentes plantas de producción. Hicimos una revisión importante y se aumentó la productividad de las plantas y eso nos permitió tener mejor resultado”, enfatiza Ángel Herrera.

No nos podemos quejar

Si en 2020 el objetivo fue amortiguar la caída provocada la pandemia de Covid-19, el 2021 debía ser año de recuperación. Había que caer para subir más alto.

“A nosotros nos ha favorecido el tema de la pandemia porque aumentó el uso de los empaques desechables sabiendo que son artículos que favorecen el tema de salud y de higiene. Creció mucho el consumo de comida para llevar, la gente no asistía tanto a los restaurantes, pero nadie quería pasar solamente cocinando, así es que muchos empaques de comida para llevar fueron utilizados”, relata Ángel Herrera.

En marzo de 2021, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertó que desde el año anterior el uso de plásticos se había disparado de manera asombrosa por el uso de miles de millones de mascarillas, pero también por guantes, desechos médicos y empaques de comida para llevar.

“Su aumento ha sido tal que los sistemas de reciclaje han colapsado en algunos países. Si no se toman medidas, más del 70% de este plástico terminará tirado en océanos y vertederos, y hasta un 12% será quemado causando contaminación y enfermedad en las zonas más vulnerables del planeta”, advirtió la ONU.

Otra situación que favoreció a Carvajal fue que todas las empresas dijeron ‘vamos a trabajar con el mínimo de inventarios’, pero cuando se reactivó la economía hubo un boom.

“Todo el mundo tiene que llenar canales, inventarios, y eso también nos favoreció a que la demanda fuera importante, casi como un año normal, como un 2019, a pesar de que todavía había confinamiento, no había regreso a clases presenciales”.

Esto compensó otros impactos como el desabasto de materias primas o los incrementos en el precio del petróleo.  

  • Carvajal Empaques representa más del 50% de los ingresos de la organización Carvajal, cuya casa matriz se ubica en Cali, Colombia.

No todo fue miel sobre hojuelas. “Gran parte de nuestras materias primas, hasta hoy, son materias primas plásticas, digamos, de origen de petróleo, esto fue complicado durante todo el año porque ha habido una gran demanda de este tipo de material en Asia y diferentes situaciones que han ocurrido en Estados Unidos, temas logísticos, temas de tormentas como la que afectó Texas y el norte de México, todo esto nos golpeó bastante durante el año. Así que no fue un año normal tampoco en términos de materias primas”, confiesa Herrera.

“Otros productos como el cartón o el papel incrementaron mucho de precio, hubo mucha escasez. También en el caso de los metales, ya que nosotros compramos muchos repuestos para nuestros equipos de mantenimiento. Todo esto hizo que el año fuera complicado. Hubo que hacer varios incrementos de precios durante el año, afortunadamente se logró trasladar el incremento al mercado y en esto la industria fue bastante responsable”.

En suma, pese a los factores adversos, 2021 fue para Carvajal un año en el que cumplieron al 110% la meta de ingresos.

“No nos podemos quejar, la empresa tuvo esa capacidad de resiliencia para hacerle frente a las diferentes situaciones. (2021) fue un año difícil que creo que supimos hacer frente y al final podemos decir que la tarea está hecha. Ha sido un año en el cual curiosamente también fue histórico en términos de inversión para la organización, ya que logró igual los ingresos de su mejor año prepandemia, que fue 2018. Estamos en 110% de cumplimiento a nivel de ingresos e igualando la mejor cifra histórica de esta compañía tanto en México como Estados Unidos”.

Pandemia y prohibición de plástico

Aunado al golpe propio por la pandemia, Carvajal Empaques, como todo el sector de dedicado a la industria de empaques y productos plásticos, tuvo que lidiar con las prohibiciones de los desechables.

Desde 2021, la Ciudad de México prohíbe los desechables como vasos, tapas, platos, cubiertos, charolas, ya sean de plástico o unicel.

“(Eso fue) crítico y catastrófico, que nos descatalogaran las referencias del plástico que teníamos en el canal moderno, pero también fue una excelente oportunidad para ingresar el producto de pulpa moldeada de cartón”.

Ángel Herrera vuelve a su frase: “de las crisis hay que sacar lo mejor”. Con esa filosofía el directivo cuenta cómo un molino ubicado en Cali, Colombia, fue la clave para acelerar la transformación de Carvajal Empaques hacia productos más sustentables, para sortear las prohibiciones y, ante el incremento en el consumo de desechables debido a la pandemia, colocar en el mercado productos reciclados.

“Este molino, que produce cartón a base de bagazo de caña, fue el que nos empezó a abastecer y es el que nos mantienen vivos y vigentes”, señala.

  • Carvajal Empaques, región norte, abarca Estados Unidos, México, Centroamérica y el Caribe. En México tienen cuatro plantas de producción.

“No tienes idea lo que han significado los últimos tres años para nosotros. Todas las geografías tienen formas diferentes de abordar el tema de prohibiciones del plástico o empaques de un solo uso. Costa Rica, por ejemplo, entró en una prohibición en agosto del unicel y de la espuma. Panamá va por el mismo camino. Las islas del Caribe también hicieron lo mismo, solamente están aceptando productos de cartón. Pero hay otros mercados como El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua que siguen usando el unicel, entonces ahí estamos”, contextualiza.

Ante ello, la primera respuesta de Carvajal Empaques fue lanzar al mercado una línea de productos plásticos con aditivos para reducir su biodegradación de 100 a 5 años. “Esa fue nuestra primera línea, pero no era nuestro foco, éste siempre va a estar en la economía circular, pero había una necesidad de responder y darle soluciones al mercado. Luego desarrollamos algunas otras líneas con materiales compostables, pero la siguiente etapa era el desarrollo de las líneas de cartón”, ahí es cuando entra en acción el molino de Cali y las plantaciones de caña de su alrededor.

Bagazo de caña, el gran aliado

Ángel Herrera se precia de que en América el único molino con la capacidad de hacer este tipo de productos es el de Carvajal

“¿Por qué ocurre esto? Porque Cali es un gran productor a nivel mundial de azúcar de caña. El molino está a dos o tres kilómetros de las plantaciones de caña de Cali. El molino les da energía a estos ingenios, y los ingenios nos entregan bagazo de caña y que nosotros transformamos. La tecnología ya está inventada, existe en Asia, hay algunos fabricantes en Asia, pero en este lado del mundo no existe”, menciona.

Con ese bagazo de caña, Carvajal Empaques ha logrado desarrollar un cartón con características tales que puede sustituir productos plásticos o de cartón maderable.

“No es solamente cartón, es un subproducto de la caña, esto no compite con otros materiales que son realmente alimentos como el maíz, que tiene sus problemas porque con tanta necesidad en el mundo es triste decir que estamos haciendo empaques a base de este tipo de materiales (de maíz). No es que estemos en contra, solo creemos que necesitamos una solución realmente sostenible y eso para nosotros es el bagazo de caña, definitivamente”, explica Herrera a Forbes.

Dado el primer paso, ya está trazada la ruta para los siguientes: “nos sentimos muy orgullosos de estos proyectos y tenemos un plan en el cual hemos ido poniendo metas de cuándo va a ser la transformación de nuestro portafolio de plástico hacia cartón. Nuestro objetivo es que para 2026 el 75% de nuestras ventas sea de productos de cartón y solamente el 25% de productos plásticos reciclados”.

Entre 2020 y 2021, Carvajal Empaques invirtió 10 millones de dólares en esta evolución hacia el cartón de bagazo de caña y para 2026 sumarían 50 millones de dólares, solo en México.

“Todo ocurre en el momento en el que tiene que ocurrir. Afortunadamente nos veníamos preparando desde el 2019 en inversiones de equipos y este 2021 finalmente aterrizamos. Uno de nuestros grandes clientes es la cadena Oxxo, con un consumo altísimo de vasos que antes eran de unicel y hoy se ha hecho la migración a cartón, pero no es cartón maderable, es cartón hecho a base de bagazo de caña que todavía tiene un valor. Este es uno de los proceso de transformación que ha venido haciendo la compañía”, comenta el vicepresidente de Carvajal Industrial Región Norte.

Y cierra: “agradecemos de alguna forma todo lo que la pandemia nos obligó a ejecutar porque ha sido en tiempo récord, normalmente eso nos hubiese tomado quizá unos tres o cuatro años. El molino estaba dedicado mayormente a vender escritura (papel), pero ha venido evolucionando y ha entendido que gran parte de los molinos del mundo se están reconvirtiendo para la fabricación de cartulinas para envases o empaques desechables. Eso no se logra de un día para otro. Nosotros tenemos que ir de la mano con el molino para que nos pueda abastecer la materia prima necesaria”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Negocios

Es oficial: los Gilinski se quedan con el 27,69% de Nutresa

El grupo Gilinski queda como el segundo mayor accionista de la empresa, por debajo del Grupo Sura que alcanza un 35,4%. Analistas del mercado aún no descartan que se lance una nueva OPA.

Publicado

on

La Bolsa de Valores de Colombia (BVC) confirmó este lunes la adjudicación de la OPA por el Grupo Nutresa, mediante la cual la familia Gilinski se queda con el 27,69% de la empresa.

De acuerdo con la BVC, se dieron un total de 3.364 aceptaciones, en la que se vendieron 126.8 millones de acciones para alcanzar un porcentaje de 44% sobre la propuesta que lanzó el grupo Gilinski en la Oferta Pública de Adquisición

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información económica.

El Grupo Gilinski pagará a US$7,71 cada acción, con a una TRM de $3.993, según informaron. La BVC también confirmó que la fecha de cumplimiento establecida quedó fijada para el 20 de enero.

Con estos resultados, el Grupo Sura se mantiene como el accionista mayoritario con 35,4%, seguido por los 27,69% de la familia Gilinski y el 9,9% que posee Grupo Argos. Analistas del mercado aún no descartan que se lance una nueva OPA para adquirir un porcentaje adicional de la empresa.

Lea también: Cómo las OPA están impactando al mercado bursátil colombiano

Seguir Leyendo

Negocios

Unilever muestra interés por comprar división de consumo de GSK

GSK contrató a Goldman Sachs y a Citigroup para que revisen la propuesta de Unilever, pero no entablará conversaciones a menos que suba su oferta, según fuentes conocedoras del asunto.

Publicado

on

Unilever dijo el lunes que buscará un acuerdo para adquirir la división de consumo de GSK, calificándola de “fuerte ajuste estratégico”, pero sus acciones caían más de un 8% por dudas de los inversores sobre su oferta de 50.000 millones de libras (68.400 millones de dólares).

GlaxoSmithKline confirmó el fin de semana que rechazó tres ofertas del fabricante de jabones Dove y Lifebuoy por el negocio, que incluye marcas como la pasta de dientes Sensodyne, el suplemento vitamínico Emergen-C y el analgésico Panadol.

GSK, dirigida por Emma Walmsley, contrató a Goldman Sachs y a Citigroup para que revisen la propuesta de Unilever, pero no entablará conversaciones a menos que suba su oferta, según fuentes conocedoras del asunto.

Lea también: Unilever y Upfield concretan millonaria movida en el Valle del Cauca

Las acciones de GSK subían un 6%, a su máximo desde mayo de 2020. El sábado dijo que la propuesta de Unilever “básicamente infravaloró” el negocio, y añadió que mantendría su plan de sacar a bolsa la división este año.

“Los comentarios iniciales de los inversores sobre el acuerdo durante el fin de semana fueron negativos de manera casi uniforme”, dijeron analistas de Jefferies en una nota. Otros afirmaron que la caída de la cotización de Unilever indica falta de confianza en su gestión y preocupación por el precio.

Sin embargo, el fabricante de la pasta saborizante Marmite defendió la oferta por el negocio de consumo de GSK, en el que la farmacéutica estadounidense Pfizer posee una participación del 32%.

Lea también: Unilever y su apuesta por sacarle el jugo a la big data

“La adquisición crearía escala y una plataforma de crecimiento para la cartera combinada en Estados Unidos, China e India, con más oportunidades en otros mercados emergentes”, dijo Unilever, señalando las sinergias en el negocio de cuidado oral y suplementos vitamínicos.

GSK y Pfizer abrirían negociaciones con el jefe de Unilever, Alan Jope, si el gigante de los bienes de consumo estuviera dispuesto a mejorar su oferta hasta más de 60.000 millones de libras, según una fuente conocedora de la estrategia de Pfizer.

REUTERS

 Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Negocios

Las firmas de capital privado se preparan para romper más récords después de invertir US$1 billón en 2021

El año pasado fue importante para la recaudación de fondos de capital privado. Pero 2022 podría ser mucho más grande.

Publicado

on

Foto: Getty Images.

La industria de capital privado de Estados Unidos estableció récords en muchas categorías diferentes en 2021. Sin embargo, la recaudación de fondos no fue una de ellas.

Todavía era un año lucrativo. Las empresas recaudaron más de US$300.000 millones en capital nuevo por segunda vez, según el último informe anual de PitchBook sobre la industria de capital privado. Pero en comparación con la cantidad escandalosa de adquisiciones y salidas que tuvieron lugar, el mercado de recaudación de fondos se mantuvo relativamente cuerdo.

Eso puede cambiar en 2022.

Ha sido un comienzo de año relativamente tranquilo. Pero algunos fondos notables llegaron recientemente. KKR cerró su último fondo de crecimiento centrado en el cuidado de la salud en US$4.000 millones. Recognize Partners, una nueva firma dirigida por exejecutivos de Clayton, Dubilier & Rice, Oracle y Cognizant Technology Solutions, cerró US$1.300 millones para su fondo de debut, una suma impresionante para un esfuerzo por primera vez. Goldman Sachs recaudó un nuevo fondo de US$5.000 millones a través de su plataforma Petershill, que compra participaciones minoritarias en otras firmas de capital privado.

Y surgieron nuevas evidencias de que cosas mucho más grandes están en camino. Welsh, Carson, Anderson & Stowe se ha propuesto recaudar US$5.000 millones para su próximo vehículo, informó The Wall Street Journal la semana pasada. El inversor británico Hg tiene como objetivo recaudar casi US$15.000 millones a través de un par de fondos de compra, incluidos US$8.500 millones para su próximo esfuerzo insignia, según Private Equity News. El WSJ también informó que Leonard Green & Partners apunta a US$17.000 millones para su propio par de fondos, incluido un esfuerzo insignia que podría alcanzar los US$13.500 millones millones.

Si se materializan según lo planeado, todos esos vehículos serán parte de una nueva generación de megafondos de capital privado que se espera que surja este año. La recaudación de fondos tiende a moverse un poco más lentamente que el resto del mercado de capital privado. Después de todo, puede llevar algo de tiempo reunir unos 20.000 millones de dólares de una red de inversores globales. Pero después del frenesí de negociación de 2021, cuando se realizaron más de US$1.2 billones en transacciones de capital privado solo en los Estados Unidos, según PitchBook, muchas de las firmas de capital privado más grandes ahora están recargando sus arcas.

Y muchos fondos de pensión e inversionistas adinerados están más ansiosos que nunca por inyectar sus dólares en capital privado, lo que en muchos casos ofrece la perspectiva de mayores rendimientos que se pueden encontrar en los mercados de renta fija en medio del entorno actual de tasas bajas. La marea podría cambiar si se materializa una subida de tipos en los próximos meses. Pero en el último par de años, el pastel general de activos alternativos ha ido creciendo, lo que hace más factible que las empresas establecidas obtengan tajadas cada vez más grandes.

Como suele ser el caso con este tipo de cosas, Blackstone está liderando el camino. La firma de capital privado más grande del mundo podría apuntar hasta US$30.000 millones para un nuevo fondo este año, según un informe de Bloomberg del año pasado. Eso superaría al vehículo anterior de Blackstone como el mayor fondo de capital en la historia de la industria.

Sin embargo, dependiendo de cómo se desarrollen los próximos meses, una empresa diferente podría apoderarse de ese título. Se dice que Carlyle Group está buscando un fondo de US$27.000 millones, que también es más grande que cualquier otro vehículo de capital privado que se haya recaudado. Según los informes, Advent International tiene la esperanza de recaudar US$25.000 millones. Thoma Bravo ha comenzado a comercializar un nuevo fondo que podría alcanzar los 22.000 millones de dólares, según Buyouts, un proceso que comenzó menos de un año después de que cerrara un fondo de 17.800 millones de dólares. Según los informes, el inversionista en tecnología Vista Equity Partners planea lanzar un nuevo fondo a finales de este año que podría apuntar a hasta US$24.000 millones, nuevamente por adquisiciones.

Es una lista larga. Si las siete empresas con sede en Estados Unidos que he mencionado en los párrafos anteriores (todas excepto Hg) cerraran sus fondos este año y alcanzaran sus objetivos informados, sumarían la friolera de US$130.000 millones en solo ocho vehículos diferentes. Una vez más, en aras de la comparación, hubo un poco más de US$300.000 millones en capital total recaudado en los Estados Unidos el año pasado en 389 fondos totales, según PitchBook. El récord histórico es de 326.100 millones de dólares. Parece justo comenzar a preguntarse si esa marca está en peligro.

Ningún megafondo cerró en las dos primeras semanas del año. Pero podría resultar ser la calma antes de una tormenta única en una generación.

Seguir Leyendo

Negocios

Corona se expande en Estados Unidos tras compra de Blackwood Industries

La multinacional busca expandir la red de distribución del portafolio de vajillas en ese país. Por ahora, no reveló el monto de la transacción.

Publicado

on

Corona completó la adquisición de Blackwood Industries, un proveedor líder de productos y servicios para la industria de servicios de alimentos con sede en Florida, Estados Unidos. La movida se realiza con el propósito de expandir y fortalecer la red de distribución del portafolio de Vajillas Corona a clientes de servicios de alimentos en ese país.

“Nos sentimos honrados de darle la bienvenida al equipo de Blackwood Industries a Corona y emocionados de combinar sus 20 años de liderazgo”, dijo Daniel Restrepo, vicepresidente de la División de Negocio de Mesa Servida de Corona. “Esperamos trabajar junto con el equipo, los proveedores y los clientes de Blackwood para fortalecer aún más la red de distribución de Vajillas Corona”.

Lea también: Corona construirá una nueva planta de pisos y paredes en Colombia

Corona no reveló el monto de la transacción, pero confirmó que es un paso adelante para expandir y consolidar su negocio de vajillas en Estados Unidos. En este momento, la multinacional, produce dos líneas de productos bajo las marcas Vajillas Corona y lc (en México y Argentina), una para consumidores y otra para clientes institucionales como hoteles, restaurantes y catering. Además, diseños exclusivos para las marcas europeas Churchill y Arovo.

Foto: Corona.

Stephen Jones, CEO de Blackwood Industries, explicó que “Blackwood tiene una presencia significativa en la industria de restaurantes en Estados Unidos, lo que le permitirá a Corona expandirse a otros segmentos comerciales. Además, nuestro equipo de abastecimiento y logística, combinado con el equipo de Corona, nos convertirá en un proveedor aún más fuerte para dicha industria”.

El portafolio de productos de Vajillas Corona se distribuye y vende a través de venta directa, distribuidores, boutiques operadas por la compañía, así como Amazon. Los principales destinos de exportación son México, Brasil, Perú, Argentina, Estados Unidos, Centroamérica, Ecuador y Europa.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información económica.

Seguir Leyendo

Negocios

OPA de Nutresa: Ganan los Gilinski, ¿pierde el mercado colombiano?

De acuerdo con analistas de Scotiabank y Credicorp, las reglas del juego pueden cambiar en los próximos tres meses, antes de la próxima junta directiva, donde el futuro de la compañía podría tomar hasta tres caminos distintos.

Publicado

on

La OPA de Nutresa, impulsada por la familia Gilinski, cumplió las expectativas que se gestaron alrededor de la misma. El clan liderado por Jaime Gilinski logró obtener un puesto en la junta directiva de la compañía al quedarse con 27,69% de la compañía, a falta de que el proceso de adjudicación, que concluye hoy, lo confirme del todo.

Este escenario, unido al triunfo de los banqueros en su OPA por Grupo Sura, donde se quedaron con 25,25% de la compañía tras concluir el proceso de adjudicación, y una nueva maniobra con la que apuntan a obtener otro 6,25% de la empresa, no deja ninguna duda sobre el triunfo de los Gilinski, pero es en este punto donde hay que observar las consecuencias que tendrá que afrontar el mercado bursátil colombiano.

Lo cierto es que las perspectivas no son alentadoras. Un informe de Scotiabank reveló que el mayor perdedor luego de concluida la OPA sería el mercado colombiano. Y es que, tras la licitación de Grupo Éxito, Nutresa era la única acción de consumo que quedaba. Como resultado, dicha acción es ahora menos líquida y menos invertible para inversores internacionales.

Además, el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), otro de los grandes afectados, también se vería entre la espada y la pared, por lo que está considerando listar empresas extranjeras, de acuerdo con el análisis del banco canadiense, lo que reducirá la liquidez de sus cotizaciones locales.

“Si esta medida funciona (valoraciones más altas y acciones más líquidas), es posible que se produzca una sobreabundancia de cotizaciones locales de la misma manera”, agregaron los analistas de investigación de valores de Scotiabank, Felipe Ucrós y Juan José Guzmán, dentro de su análisis en el reporte.

Lea también: Gilinski podría lanzar una segunda OPA por Nutresa, según Scotiabank

La situación actual del conglomerado puede explicarse debido a la “vulnerabilidad” que mostró durante el proceso, y su escenario actual es resultado directo de asumir que “dejar sus acciones a bajas valoraciones, en mercados ilíquidos y bajo una estructura difícil de analizar no tendría consecuencias”. Ante esa perspectiva, el análisis de Scotiabank prevé un futuro difícil en los consejos de administración tanto de Sura como de Nutresa.

Otros damnificados serían los fondos de pensiones, que podrían estar fuera del índice si hasta tres o cuatro compañías decidieron vender sus acciones, de acuerdo a las suposiciones de los analistas de Scotiabank.

“La regulación colombiana ha obligado a los cuatro fondos (Porvenir, Protección, Colfondos, Skandia) a imitar las participaciones de los demás durante años, pero ahora tres podrían estar cortos de Nutresa y uno largo. Además, si la lucha por Nutresa es sólo en la primera ronda, y las siguientes siguen impulsando el precio, tres fondos tendrán rendimientos por debajo del cuarto en esta posición“, agregó la información.

En cuanto a las acciones preferentes, cabe destacar que Nutresa no tenía ninguna, mientras que Sura sí. Con esto en mente, los fondos de pensiones aprendieron una lección clave de este proceso: el voto importa, y las preferentes sin voto no deben cotizar al mismo precio que las comunes, porque nunca tendrán ofertas con primas del 30%.

“Una vez más, los fondos de pensiones, y por tanto los pensionistas colombianos, se llevarán la peor parte si las preferentes empiezan a cotizar con descuentos a los comunes“, destacó el reporte.

¿Qué va a pasar ahora?

Si todo se da según el calendario de años anteriores, la nueva junta directiva debería ser nombrada en la reunión general que se celebrará en marzo. Teniendo en cuenta que se requiere un 14,3% para un puesto en misma, los Gilinski estarían cerca de obtener dos sillas al lograr un 28% aproximado, diferente a Grupo Argos, que con 9,9% solo podría aspirar a uno.

Ante dicho escenario, no es descabellado pensar que Grupo Argos podría perder su puesto en el consejo, mientras que Sura y Gilinski tendrían dos cada uno, de acuerdo con un análisis de Credicorp.

Según el acuerdo actual, la lista completa es sugerida por los principales accionistas, por lo que no se descartan dos listas (la de GEA y la de los Gilinski) en marzo, con ambas partes compitiendo para conseguir el mayor número de escaños independientes. Sin embargo, es poco probable que Grupo Argos pierda su escaño, pues el GEA tiene casi tres meses para hacer cambios en el consejo y en las reglas del juego.

No obstante, este es apenas uno de varios escenarios que podrían materializarse en medio de esta lucha de poderes. Bajo las circunstancias actuales, hay tres posibilidades: cada grupo de inversores puede presentar una lista individual; el Grupo Gilinski se va solo mientras que otros inversores se asocian con el GEA; o este último procede por su cuenta mientras otros inversores se alían con el Grupo Gilinski.

Si se materializa el primer caso, el GEA elegiría tres directores, uno a través del Grupo Argos y dos a través del Grupo Sura. Por su parte, el Grupo Gilinski elegiría dos directores, al igual que todos los otros inversores.

En cuanto al segundo escenario, el GEA, junto con los otros inversores, elegiría cinco directores mientras que el Grupo Gilinski elegiría dos directores. Lo opuesto ocurriría con la tercera posibilidad, pues el GEA escogería tres directores mientras que el Grupo Gilinski, junto con los demás inversores, designaría a cuatro directores.

Lea también: Llegó el Dia D: La OPA de Nutresa termina con 27,69% para los Gilinski

Hay que admitir que el escenario es prometedor a pesar de que el resultado final estuvo por debajo de las proyecciones de los analistas de Credicorp, Andrés Cereceda y Carol Roca, quienes estimaban al menos el 30%. No obstante, sostuvieron que “los inversores que suscribieron la oferta hicieron un buen negocio teniendo en cuenta que el precio ofrecido implicaba sólo un ligero descuento frente a la anterior operación de fusiones y adquisiciones”.

Esto no es del todo descabellado si se tiene en cuenta que “el sector alimentario latinoamericano ha estado bajando de precio continuamente durante más de una década, y no necesariamente volverá a cotizar a los mismos niveles que en el pasado”, según los expertos.

Además, la desinversión en este campo fue a un precio históricamente alto. Esto permitiría que los inversores que se queden en la empresa tengan más acciones ilíquidas, ya que el free float caerá hasta el -20%, mientras que el consejo de administración “probablemente se dividirá teniendo en cuenta los conflictos pasados conflictos entre ambos grupos”.

Según la legislación colombiana, las licitaciones abiertas sólo son necesarias cuando un comprador pretende más del 25% de una empresa o cuando ya posee al menos el 25% y quiere aumentar su participación en un 5% o más. Esto es crucial, porque el Grupo Argos está a algo menos del 5% del umbral mínimo mínimo requerido para el 14,3%, con su participación actual del 9,9%.

Gilinski está muy cerca de de convertirse en el primer accionista, y Sura podría sentir que el banquero le pisa los talones. A su vez, el GEA no llega a poseer el 51% de Nutresa, lo que deja a todas las partes tienen un incentivo para hacer compras en el mercado abierto.

Las cartas están sobre la mesa. Solo es cuestión de tiempo para que el panorama se aclare y veamos los primeros resultados. A falta de saber si una segunda OPA por Nutresa se hará realidad (con el precedente de que ya sucedió en el caso de Sura), este negocio marcará un antes y un después en el entorno empresarial colombiano.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado