Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Papa Francisco bendice a los más odiados: los recaudadores de impuestos

El Papa Francisco aseguró que todos tienen que pagar su parte justa de impuestos, en particular los ricos, para que los miembros más débiles de la sociedad no sean “aplastados por los más poderosos”.

Publicado

on

El Papa Francisco animó el lunes a las personas que todo el mundo odia, los recaudadores de impuestos, diciéndoles que, aunque nunca ganarán concursos de popularidad, son vitales para el funcionamiento de una sociedad justa.

“Su trabajo parece ser ingrato…”, dijo a una delegación de la Agenzia delle Entrate, la agencia de recaudación de Italia, reconociendo que los impuestos eran vistos a menudo como “meter las manos en los bolsillos de los demás”.

Pero Francisco dijo que todos tienen que pagar su parte justa de impuestos, en particular los ricos, para que los miembros más débiles de la sociedad no sean “aplastados por los más poderosos”.

Lea también: El Papa Francisco confiere ministerios laicos a mujeres

“En realidad, los impuestos son un signo de legalidad y justicia”, dijo.

El Papa alabó la honestidad de quienes pagan sus impuestos, denunciando la evasión fiscal y la economía sumergida o no declarada.

En Italia, donde un humorista bromeó una vez diciendo que la evasión fiscal es el deporte más popular del país después del fútbol, se calcula que se pierden más de 100.000 millones de euros al año por la evasión fiscal, según estadísticas recientes.

Las autoridades también calculan que la economía sumergida de Italia -sin contratos, cotizaciones a la seguridad social, ni impuestos deducidos- tiene un costo de unos 200.000 millones de euros al año, es decir, alrededor del 11% del PIB.

Francisco también dijo a los recaudadores de impuestos que, aunque no reciban afecto en la tierra, tienen un santo patrón en el cielo. Les recordó que el apóstol San Mateo fue un publicano, o recaudador de impuestos en la época romana, antes de decidir seguir a Jesús.

Reuters.

Publicidad
Publicidad