Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

Tres argentinos que viven en España son los primeros en “tokenizar las empanadas”

Los fundadores de Andes, una empresa que vende empanadas argentinas en España, buscaban financiamiento para expandir la marca. Decididos a evitar los bancos, apostaron por la tecnología blockchain y se convirtieron en los primeros en “tokenizar las empanadas”.

Publicado

on

La tecnología blockchain permite realizar actividades que antes parecían imposibles. Si bien suele asociarse a las criptomonedas y a las transacciones de valor, muchas personas alrededor del mundo agudizan su ingenio para aprovechar todo su potencial. Como es el caso de tres argentinos radicados en Madrid, España, que optaron por “tokenizar las empanadas”. 

Leandro Lázaro Regales, Juan Pablo Olivadoti y Juan Manuel Silva nacieron en Argentina y cada uno llegó a Madrid en diferentes momentos. Luego de crear la comunidad digital más grande de argentinos en España y conocerse a través de ese medio, decidieron fundar la empresa Andes Empanadas Argentinas, dedicada a comercializar empanadas en el país europeo. 

Tres argentinos radicados en Madrid, España, son los primeros en “tokenizar las empanadas”

Actualmente, la compañía alcanzó su techo de producción y para continuar expandiéndose los tres amigos argentinos necesitan financiamiento. Pero en vez de recurrir a un banco optaron por la tecnología blockchain. Y fue así como se les ocurrió ser los primeros en el mundo en “tokenizar las empanadas”. 

-Juan Manuel (J.M): Nuestra historia comienza porque en España es poca o nula la publicidad a eventos de artistas o bandas que vienen. Te enteras por una foto en Facebook y muchas veces ya es tarde. Así que Leandro, quien es ingeniero informático y lleva 20 años viviendo en Madrid, y Juan Pablo, programador y radicado en España desde 2004, crearon un grupo llamado Argentinos por España que hoy en día es la comunidad digital más grande de argentinos en el país. En ese grupo se encontraron conmigo (Juan Manuel, quien es abogado, experto en marketing y relaciones públicas y vive en Madrid hace dos años y medio con su familia) y acá estamos”.

Andes es la empresa de los tres argentinos que por primera vez “tokenizaron las empanadas”

-¿Cómo saltan de eso a fundar una empresa de empanadas? 

-Leandro (L): La verdad que crear una comunidad digital de argentinos en España empezó como algo inocente. Pero con el tiempo se convirtió en la más importante y empezamos a monetizar ese trabajo. También apoyamos a los argentinos que lanzaban proyectos acá y en un momento decidimos arrancar con el nuestro. Hablando con Juan Pablo surgió la idea de comercializar empanadas argentinas y Juan Manuel empezó a aportar su conocimiento para desarrollar el proyecto. Llevó varios meses pero finalmente llegamos a un producto que hoy está súper aceptado. 

-¿Quién hace las empanadas? 

-Juan Pablo (J.P): Tenemos que aclarar que no sabemos cocinar (risas). Tenemos nuestro propio obrador de empanadas y las vendemos en dos tiendas en Madrid. Pero hoy nos enfrentamos a un problema que es positivo porque todos lo que producimos lo vendemos pero no tenemos suficiente dinero para aumentar la producción. 

En total hay cinco niveles de membresías dentro de Andes

-¿Ahí surge la idea de tokenizar la empanada? 

-J.M: Exacto. Una opción era ir a bancos pero entendimos que podíamos ir para otro lado. Tokenizar la empanada mediante la tecnología blockchain y crear tokens y una colección de NFTs para financiar el crecimiento. 

-¿Cómo nace la idea? 

-L: Muchas empresas se financian de esta manera pero en general son compañías digitales. Pero nosotros nos preguntamos por qué no nos podíamos financiar así, si el producto es muy bueno y el proyecto de la marca siempre tuvo como objetivo vincular la tecnología con algo cotidiano como los alimentos. De hecho, usamos Big Data para desarrollar las recetas de las empanadas. Así que primero lanzamos una colección de NFTs de la marca que ya están a la venta y desde el primero de febrero están disponibles los tokens.

-Para alguien que no sabe nada de esta tecnología. ¿Cómo le explican lo que están haciendo? 

-J.M: Lo más sencillo es compararlo con un club de puntos. Quien adquiere los tokens o NFTs de Andes suma beneficios de la marca a los que de otra forma no puede acceder. Por ejemplo, hay un token que permite comer empanadas gratis de forma ilimitada de por vida. Van a tener que acercarse a la tienda y consumir allí y todo sin pagar. También quienes tengan tokens van a poder participar en la elección de nuevos gustos por ejemplo. El objetivo es que los compradores tengan un vínculo directo con la marca.

Una de las empanadas fue nombrada en homenaje al boxeador Sergio “Maravilla” Martínez, amigo de los fundadores de Andes

-¿Cuánto cuesta y cuántos tokens se necesitan para acceder a los beneficios?

-J.P: La venta de los tokens comienza a 0,05 o 0,10 centavos de euro. Después, se definieron cinco niveles que según la cantidad de tokens que uno tenga se va accediendo a uno superior donde los beneficios son mayores. La idea es que sea algo dinámico y se vayan incorporando beneficios también. Acuerdos que iremos cerrando para que haya desde descuentos en productos para las membresías más bajas hasta accesos a eventos para las más altas. 

-¿Son los primeros en el mundo en hacer esto? 

-L: Mirá, no encontramos a nadie de la industria gastronómica que haga esto pero quizás haya alguno. Con las empanadas, seguro que sí. Y es importante destacar que somos emprendedores en otro país sin grandes capitales y que buscamos alternativas en esta tecnología, que vino a democratizar muchas cosas. Nos gusta elevar esa bandera para transmitirla a otros emprendedores que estén en la misma situación. 

Quienes tengan tokens de Andes también podrán votar por nuevos sabores y nombres

-¿Cómo es el negocio de las empanadas en España? 

-J.M: El año pasado se vendieron entre cuatro y cinco millones de empanadas en todo el país. Tenemos competidores y todos son buenos pero el espacio de crecimiento es muy grande. 

-¿A ustedes cómo les fue? 

-L: Por suerte muy bien. Sobre todo porque Andes no tiene ni un año de vida ya que empezamos en marzo del 2021. Vendemos entre 10 y 12 mil empanadas al mes y facturamos alrededor de 300 mil euros. Entre el obrador y las tiendas tenemos seis personas empleadas de forma directa y si a eso se suman proveedores y transporte son muchas más. 

-¿Qué objetivos se ponen? 

-J.M: Bueno, con la financiación por los tokens lo primero es ampliar la producción para poder vender más empanadas. También hacer un rebranding de las tiendas, llegar a más ciudades en España y, en otra etapa, a más países de Europa. De nuevo, en marzo recién cumplimos un año, así que recién empezamos pero estamos muy contentos por los resultados. Da vértigo también pero estamos felices. 

Publicada en Forbes Argentina.

Publicidad
Publicidad