Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

MacKenzie Scott, exesposa de Jeff Bezos, sigue regalando su fortuna: acá las donaciones que ha hecho en febrero

La multimillonaria filántropa y exesposa de Jeff Bezos ha donado a cuatro organizaciones 172 millones de dólares en lo que va de mes.

Publicado

on

Mackenzie Scott.

MacKenzie Scott, la exesposa del fundador de Amazon, Jeff Bezos, está regalando su fortuna de US$46.000 millones más rápido que nadie en la historia. Menos de dos meses después de 2022, Scott no muestra signos de desaceleración.

Solo en febrero, cuatro organizaciones anunciaron regaloos de Scott por un total de US$171.5 millones. La donación más grande, US$133.5 millones, se destinó a Communities in Schools, una organización sin fines de lucro que ayuda a mantener a los niños en riesgo en las escuelas. El Consejo Nacional sobre el Envejecimiento recibió US$8 millones, mientras que la organización sin fines de lucro de salud mental Jed Foundation y el grupo de derechos reproductivos Guttmacher Institute recibieron US$15 millones cada uno.

En particular, Scott no anunció públicamente estas donaciones, como lo ha hecho en el pasado. En una publicación de Medium de diciembre, Scott dijo que no revelaría los últimos destinatarios de sus donaciones, argumentando que los medios se enfocan demasiado en ella y no en los grupos a los que les da dinero. Forbes adopta la posición de que las personas con miles de millones de dólares a su disposición merecen un mayor escrutinio que los estadounidenses promedio debido al poder que ejerce el dinero. Después de pedir más transparencia, en diciembre, Scott escribió que espera lanzar este año un sitio web con una base de datos de búsqueda de subvenciones.

Desde que se divorció de Bezos en 2019, Scott, de 51 años, se ha convertido en una de las filántropos más reservadas y prolíficas del mundo. Incluyendo los obsequios de febrero, ella ha entregado un total de $ 8.8 mil millones en menos de dos años a más de 780 organizaciones, más de cuatro veces lo que su ex esposo ha donado hasta ahora en su vida, calcula Forbes. Los obsequios de Scott vienen en forma de subvenciones sin restricciones, lo que significa que las organizaciones sin fines de lucro pueden gastar el dinero como quieran en lugar de en programas particulares. Aunque este tipo de donación no es nuevo, Scott (y posiblemente Melinda French Gates) está poniendo el foco en la filantropía basada en la confianza, que busca abordar los desequilibrios de poder entre los financiadores ricos y las organizaciones sin fines de lucro.

Publicidad
Publicidad