Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Empresas

‘Participar en opas de Nutresa y Grupo SURA mejoraría foco de empresas para llevarlas a Wall St’: Gilinski

“Esas decisiones (de participar en las opas) van a fortalecer a las compañías, van a hacer que reduzcan la deuda, van a hacer que puedan concentrarse en sus negocios core y luego ir a las bolsas”, dijo Jaime Gilinski en una entrevista.

Publicado

on

Jaime Gilinski

La participación de los socios del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) en las ofertas públicas de adquisición (opas) lanzadas por el Grupo Gilinski liberaría liquidez para crecer las operaciones de las firmas colombianas, mejorar su perfil y listarlas en Wall Street o en Londres, dijo el magnate Jaime Gilinski.

En una primera ronda de opas que finalizó en enero, el banquero colombiano se adjudicó junto con el Royal Group de Abu Dhabi un 27,7% de las acciones de Nutresa NCH.CN, el mayor productor de alimentos procesados del país sudamericano, por unos 980 millones de dólares.

En el holding de inversiones Grupo SURA SIS.CN Gilinski obtuvo el 25,3% por 952,5 millones de dólares.

Lea también: Grupo Argos no venderá su participación en Sura y Nutresa

Nutresa y Grupo SURA son dos de las joyas de la corona del GEA, que está conformado por más de un centenar de compañías de todos los sectores, en un complejo enroque accionario en el que la mayoría de las firmas son socias entre sí, destacándose también Grupo Argos ARG.CN, Bancolombia BIC.CN, Cementos Argos CCB.CN, Celsia CEL.CN y el fondo de pensiones Protección.

Pero Gilinski no se conformó y lanzó una segunda opa por las dos compañías, que finalizará el 28 de febrero y en las que busca entre un 18,3% y un 22,88% de Nutresa a un precio de 10,48 dólares por acción, un 35,92% más frente a los 7,71 dólares que pagó en la primera operación.

En el caso de Grupo SURA Gilinski ofrece adquirir entre un 5% y un máximo de un 6,25% de las acciones ordinarias a 9,88 dólares, un 23,3% superior a los 8,01 dólares de la primera opa, con lo que pasaría a ser el mayor accionista de las dos empresas.

“Esas decisiones (de participar en las opas) van a fortalecer a las compañías, van a hacer que reduzcan la deuda, van a hacer que puedan concentrarse en sus negocios core y luego ir a las bolsas, la de Nueva York o la de Londres u otras bolsas del mundo“, dijo Gilinski a Reuters el martes en una entrevista telefónica.

“Yo pienso que es muy importante que cada empresa que tiene hoy en día acciones en las otras y que tengan la oportunidad de vender como es el caso de Grupo Argos y de Cementos Argos, les permitirá concentrarse y fortalecer sus negocios core, reducir su deuda y seguramente generar un valor importante a futuro”, explicó.

Lea también: Mayoría absoluta: los fondos de pensiones sí le vendieron a Gilinski en la primera OPA de Nutresa

Desenroque difícil

Grupo Argos declinó el martes en la noche participar en las dos opas, una decisión similar a la que tomó en las primeras ofertas, al considerar que “los precios ofertados son inferiores al valor fundamental de las dos compañías de acuerdo con los análisis técnicos y estratégicos presentados por J.P. Morgan”, según una comunicación a la Superintendencia Financiera.

Pero el conglomerado, que posee alrededor de un 10% de Nutresa y un 27,7% de Grupo SURA, no profundizó sobre esas valoraciones.

Lea también: Nutresa convoca asamblea de accionistas para el 24 de febrero

Grupo SURA aún no se ha pronunciado y actualmente los miembros independientes de la junta directiva que representan a los accionistas minoritarios se encuentran analizando las actuales ofertas.

Analistas coinciden con Gilinski en que se hace necesario terminar con el denominado enroque o las participaciones cruzadas entre las empresas del GEA para que sean atractivas y puedan llegar a las bolsas internacionales.

“Especialmente para los inversionistas extranjeros estas participaciones cruzadas confunden precisamente porque hay mucho valor oculto”, dijo Laura Triana, analista bursátil de la correduría Acciones y Valores.

Pero otros opinan que será difícil que el GEA haga un cambio en su estructura de casi medio siglo y su poco interés a que lleguen nuevos dueños a las empresas o a perder el control.

“Son grupos muy tradicionales que están listados en el mercado para dar un poco más de prestigio a sus empresas, pero no necesariamente están esperando que se vuelvan masivos y que mucha gente los empiece a comprar”, opinó Ana Vera, economista jefe de Inon Capital S.A. en Panamá.

“Creo que los accionistas actuales quieren mantenerse como mayoritarios y salirse a un mercado afuera va a implicar que ya no sea solamente Gilinski sino otros empresarios grandes los que los puedan absorber y no creo que eso sea lo que quieran”, agregó.

Gilinski teme que, como lo han expresado analistas, los accionistas minoritarios se queden con títulos que puedan bajar de precio después de las opas.

“Me preocupa, porque pienso que aquellos accionistas minoritarios, entre los cuales estoy yo, en algunas de las empresas que tienen hoy la oportunidad de vender y de recoger una parte importante de valor que les permita o reducir deuda o crecer en sus negocios core pueden perder esa oportunidad”, concluyó.

REUTERS

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Publicidad
Publicidad