Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Brand Voice

¿Cómo lograr una educación más humana, flexible y personalizada?

La educación está experimentando grandes transformaciones con la tecnología en el centro. Con la pandemia se derribaron barreras y resistencias a la innovación, y surgieron nuevos modelos de aprendizaje y nuevos desafíos. Pero ¿cómo será el futuro de la educación?

Publicado

on

Para John Baker, CEO de D2L, empresa de tecnología educativa fundada hace 22 años en Canadá que promueve la transformación digital en el aprendizaje, el uso de la tecnología a escala global prepara el camino para una enseñanza más humana, flexible y personalizada. “La tecnología puede, y debe, usarse para que la educación sea más humana -dice Baker- puede sonar extraño viniendo de alguien con una empresa de tecnología educativa, pero necesitamos expandir el modelo de enseñanza centrado en el ser humano”.

Actualmente D2L está relanzando su sistema de gestión de aprendizaje Brightspace como una innovadora plataforma de aprendizaje que mejora la experiencia académica de los estudiantes, educadores e instituciones, y que sin duda se destaca de la forma restrictiva del sistema de gestión de aprendizaje tradicional LMS (learning management system) donde es una misma para todos.

El futuro de la educación

La educación ha cambiado a una velocidad inesperada en los últimos dos años, al punto que los expertos solo los esperaban en la próxima década. El CEO Baker indica que no es que la pandemia haya acelerado el cambio tecnológico. Sino que eliminó las barreras que existían y ayudó a las personas a superar su renuencia al cambio. Como resultado se ven nuevas formas de aprendizaje, como asincrónico o multimodal, que ya se utilizan en escenarios que no habían tenido ninguna experiencia con la tecnología educativa.

“Ahora que se está usando a gran escala veremos mejoras revolucionarias que facilitarán la enseñanza. Es emocionante. Mis padres, que eran maestros, tuvieron un gran impacto en sus alumnos, por lo que crecí sabiendo que no hay nada más importante que el contacto humano de un maestro”, revela el CEO de la compañía, que ha estado presente en Colombia desde 2015, y que vio un repunte el año pasado en comparación con 2019, al punto que sus ingresos aumentaron en un 100 % y el número de clientes se duplicó.

¿Cómo prepararse para ese futuro?

En palabras del CEO Baker se necesita muy poca tecnología para estar preparado, tan poca como un teléfono inteligente. Por eso el sistema de administración de aprendizaje de D2L, Brightspace, está diseñado para ser accesible desde cualquier dispositivo, en cualquier lugar, porque han entendido que, para millones de personas, aprender en un computador de escritorio no es una opción.

Lea también: EnLaU se alista para ser un neobanco para estudiantes universitarios

Otro punto clave es que desde el inicio de la compañía establecieron el objetivo de que la educación sea accesible para todos, lo que incluye a las personas con algún tipo de discapacidad. Por lo que ese futuro incluye que las instituciones se pregunten por ese tipo de acceso; con el tiempo, D2L encontró que el esfuerzo debe comenzar a nivel cultural y estar en cada línea que codifican.

El mayor desafío en la postpandemia

“El mayor desafío es el déficit de aprendizaje que hemos experimentado debido a Covid. Necesitamos una manera de ayudar a los alumnos a ponerse al día con lo que se han perdido en los últimos dos años. Sin embargo, a largo plazo, es la suposición de “volver a la normalidad”. Por ejemplo, en las instituciones de educación superior seguimos en las reglas antiguas de títulos de cuatro años que preparan para toda la vida. Debemos comprender que las habilidades caducan rápido en una cultura digital veloz. Debemos desarrollar una cultura de aprendizaje permanente y continuo para resolverlo”.

Hacia una mayor flexibilidad y personalización

Este tipo de tecnología permite mayor acceso a la educación independientemente de la edad, ubicación o capacidad. Para optimizar la tecnología se necesita la voluntad para reinventar las aulas de clase, poner a los maestros primero para que estos pongan a los alumnos primero, pero con la flexibilidad y desarrollo profesional para que ambos tengan el apoyo necesario.

Lo mejor del aprendizaje combinado, o híbrido, es que les da a los alumnos la opción de cómo, cuándo y dónde aprender. El CEO Baker indica que la plataforma de aprendizaje Brightspace justamente le apunta a la universidad del futuro donde los estudiantes tendrán la flexibilidad de ir a clase, aprender con su profesor y sus compañeros o quedarse en casa y aprender por su cuenta.

“Creo en el poder de la educación universitaria. De hecho, soy producto de esta, y espero que mis hijas pequeñas también la obtengan. Pero lo que para mí era una educación universitaria es muy diferente de lo que experimentarán mis hijas. Estamos en la cúspide de un cambio masivo en la forma en que las universidades cumplen su misión de educar, brindar oportunidades, investigar y crear ciudadanos informados. La educación evoluciona y se adapta para abordar los problemas de nuestro tiempo, no solo la pandemia actual, sino el cambio climático y otros desafíos”, argumenta.

¿Cómo ayuda D2L a las instituciones a transitar a un modelo en línea o híbrido?

Para 2020, el sector digital representó alrededor del 12 % de la economía mundial, un porcentaje bajo comparado con las proyecciones en los próximos años; por ejemplo, se espera que el 30 % de la economía global cambiará digitalmente. En Educación, los modelos de aprendizaje deben preparar a los estudiantes para el éxito en un mundo con ciclos de cambio cada vez más cortos.

La compañía está ayudando en el país a hacer exactamente eso, ya que creen que su responsabilidad compartida es a construir un mundo digital más equitativo, justo y democrático, y su objetivo es ser parte de la conversación, liderarla y darle forma para que más estudiantes cumplan sus ambiciones.

El CEO dice que su papel en la transformación digital radica en ofrecer la tecnología adecuada que haga que el aprendizaje sea más accesible y personalizado, abriendo nuevas posibilidades de éxito para estudiantes, instituciones educativas y empresas. “Hay pedagogías innovadoras que están transformando la educación: el mastery learning, las flipped classrooms, la gamificación, el blended learning, etc. Todas ellas se ven facilitadas por la tecnología y tienen implicaciones fascinantes en la forma de enseñar; y, como he dicho, preveo que esto se acelerará ahora que el aprendizaje digital está a escala en todo el mundo”, agrega.

¿Cuál es la importancia del mercado colombiano?

“Estamos literalmente en todo el mundo. No hay muchos mercados a los que no hayamos llegado. Con la pandemia vimos crecer nuestro negocio en Colombia. Experimentamos un aumento de más del 100 % en los ingresos y duplicamos la cantidad de clientes en el país al comparado con 2019 y 2020. Este crecimiento reforzó la importancia del mercado colombiano, uno de los más relevantes para nuestra marca en el mundo. Desde 2015, D2L ha registrado un crecimiento saludable en términos de mantenimiento comercial en el mercado colombiano”, revela el CEO.

D2L indica que el país es un gran mercado en las primeras etapas de desarrollo, y las medidas gubernamentales y la demanda de las instituciones privadas han mostrado una tendencia a la adopción de tecnologías educativas. La expectativa de D2L es un crecimiento en los próximos años como resultado de la transformación digital, que incluirá a las instituciones públicas.

La tecnología de la empresa se encuentra actualmente en escuelas y empresas en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Santa Marta, con clientes en todos los segmentos de la industria educativa colombiana desde primaria, bachillerato, Educación Superior y Educación Corporativa.

“Hablando de la expectativa en el mercado colombiano en 2022 vemos una clara tendencia hacia la adopción de tecnologías educativas en todo el país. La expectativa es que el crecimiento sea aún mayor en los próximos años debido a la transformación digital, incluso en los sectores públicos, para los cuales nuestra solución también está diseñada”.

¿Qué es la educación basada en datos y sus beneficios?

Los datos son una de las herramientas más poderosas para saber lo que está sucediendo con los alumnos, y los educadores pueden usarlos para brindar las mejores experiencias de aprendizaje. Los datos de los estudiantes provienen de muchos lugares, incluidos los resultados de pruebas y exámenes y los registros de asistencia. Las herramientas de enseñanza en línea dan acceso a grandes cantidades de datos que ayudan a tener una imagen de cómo los estudiantes aprenden y progresan. Eso sí, la prioridad es proteger los datos de los estudiantes, que solo deben usarse dentro del salón, con el propósito de la instrucción por el profesor.

El CEO Baker indica que el primer paso para implementar el uso de datos es definir lo que desea saber de estos, y se puede comenzar con un puñado de métricas importantes. El segundo paso es rastrear el impacto de sus acciones. Algunos cambios producirán resultados rápidos y se verán reflejados en los datos, mientras que otros tendrán un impacto a largo plazo. En tercer lugar, hay que conectarse con colegas, comprender y compartir mejores prácticas de cómo usan estos datos, lo que lleva al paso cuatro, construir sobre el conocimiento, capacitar a los compañeros, instructores o administradores sobre cómo usar la plataforma de aprendizaje y, finalmente, seguir aprendiendo.

“La tecnología no se detiene, y las plataformas de aprendizaje en línea también evolucionarán. Lo principal es estar abierto y aprovechar al máximo las posibilidades. Hay pedagogías innovadoras como el dominio del aprendizaje, aulas invertidas, ludificación, aprendizaje mixto, etc. Todos ellos son facilitados por la tecnología y tienen implicaciones fascinantes en como enseñamos y predigo que esto se acelerará ahora que el aprendizaje digital está a escala mundial”, finaliza el CEO Baker.

Publicidad
Publicidad