Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Un Arca de Noé basada en Blockchain se utiliza para preservar un registro del conflicto de Ucrania

La plataforma Arweave ha absorbido más de 6,5 millones de piezas de información en torno al conflicto de Ucrania.

Publicado

on

Foto: Getty Images

Una startup de blockchain con sede en Berlín, llamada Arweave, está intentando darle la vuelta a la frase “la historia la escriben los vencedores”.

A medida que el ejército ruso continúa su asalto a Ucrania y los ciudadanos en pánico abandonan en masa antes de que sea demasiado tarde, existe el temor de que los artefactos clave de la historia y la cultura ucranianas puedan ser blanqueados tras el conflicto. Esto incluye importantes artículos de noticias, documentos, vídeos, publicaciones en las redes sociales y todo tipo de medios digitales. Arweave llama a su plataforma de cadena de bloques “permaweb” porque espera proporcionar un receptáculo indeleble para preservar ese contenido. Piensa en ello como un Arca de Noé para los documentos, una conservación perfecta para los futuros historiadores e investigadores.

Sólo en las últimas semanas, la plataforma, que afirma haber encontrado una forma de almacenar de forma barata y permanente cantidades prácticamente ilimitadas de datos, ha absorbido más de 6,5 millones de piezas de información en torno al conflicto de Ucrania cargadas en su software por una ansiosa red de participantes mundiales. Hace una semana, la plataforma sólo albergaba 100.000 entradas diferentes. En total, la plataforma guarda ahora más de 50 terabytes de datos.

Screen Shot 2022-02-25 at 5.50.36 PM
Sobre el registro de Arweave de los documentos relacionados con Ucrania cargados. Cortesía: ARWEAVE
Screen Shot 2022-02-25 at 5.50.26 PM
Cantidad de datos almacenados en la plataforma Arweave

Por supuesto, se teme que, con una plataforma abierta, exista el riesgo de que el propio Arweave se vea invadido por material digital ilícito o propaganda. No sería difícil para alguien hacer spam en la plataforma en un esfuerzo por hacer el repositorio inutilizable. En estos momentos hay pocas defensas o medios de recurso para evitar este tipo de ataques. Pero por el momento, especialmente en escenarios de crisis como la invasión de Ucrania, Arweave sostiene que es más importante subir a todos a la balsa salvavidas, con propagandistas y todo, y resolver las cosas después.

Así es como funciona la nueva plataforma blockchain. Los participantes de Arweave alojan nodos en todo el mundo. A cambio, reciben una compensación en el token nativo de la red, AR, que con un precio de 28 dólares tiene una capitalización de mercado de 1.000 millones de dólares. La red cuenta actualmente con unos 1.000 nodos, con las mayores concentraciones en Estados Unidos, Alemania y, curiosamente, China.

La gente puede subir documentos descargando una extensión del navegador, de forma similar a como se puede instalar un software de bloqueo de anuncios, y configurando un monedero digital. El equipo de Arweave proporciona a cada usuario algunos tokens gratuitos, que pueden utilizarse para compensar a los mineros por subir sus documentos. Una vez completados estos pasos, basta con hacer clic en un botón en la parte inferior de la página para archivarla, y una vez completada, aparecerá una ventana con todos los detalles de la transacción. Puede encontrar una guía paso a paso aquí.

Screen Shot 2022-02-25 at 5.50.48 PM
Así luce un archivo de confirmación – Cortesía: Arweave

El creador de Arweave, Sam Williams, dice que creó la plataforma, que cuenta con el respaldo de inversores de capital riesgo de primer orden como Andreessen Horowitz y Union Square Ventures, debido a los defectos que vio en los actuales sistemas de almacenamiento de datos centralizados. “No se puede hacer un almacenamiento permanente como empresa, porque nunca se puede confiar en que la empresa no cambie el modelo de negocio, no cometa un error, etc… Es fundamentalmente resistente a la censura, y ahora cualquiera puede contribuir a este archivo por un céntimo por megabyte y asegurarse de que lo que cree que es importante quede registrado para la historia”.

Para animar aún más a los participantes a subir documentos relacionados con la crisis ucraniana, Arweave anunció un programa de subvenciones de 100.000 dólares para ayudar a los participantes a pagar las tasas necesarias para añadir información a la permaweb. Es el mismo concepto que el pago de tasas de transacción a los mineros de bitcoin o ethereum para enviar pagos o participar en una aplicación descentralizada.

Hasta ahora sólo se han repartido unos 5.000 dólares de ese dinero, pero Williams afirma que esta carencia se debe más a la rapidez con que cambia el entorno que a la falta de interés. Uno de estos participantes es Andrés Pirela, de Pompano Beach (Florida), un ingeniero de software que ha subido él mismo versiones en PDF de 10.500 artículos de noticias en varios idiomas, como el ucraniano, el ruso, el inglés, el chino y el árabe, conectándose a una manguera API que creó para descargar rápidamente los documentos.

Screen Shot 2022-02-25 at 5.50.59 PM
Ejemplo de PDF relacionado con Ucrania archivado en Arweave

Pirela también fue un paso más allá, creando instrucciones paso a paso para las partes interesadas en archivar la información relativa al conflicto. Aunque este proceso requiere más conocimientos técnicos que las simples instrucciones mencionadas anteriormente, es mucho más escalable.

Cabe señalar que la crisis ucraniana no es la primera vez que Arweave ha servido como una especie de válvula de escape para la información amenazada. Sin embargo, el caso de uso para evitar que los regímenes autoritarios blanqueen la historia sí tiene orígenes ruso-ucranianos.

Williams relata un episodio ocurrido en noviembre de 2018, cuando un buque de la marina rusa abordó un barco ucraniano y se llevó cautivos a 24 marineros. “Sputnik (un medio de comunicación prorruso en inglés) escribió un artículo, que fue el primer artículo de habla inglesa del gobierno ruso que fue inicialmente pro ucraniano.

Sólo estuvo en línea durante 14 minutos, pero alguien de nuestra comunidad lo recogió y lo puso dentro de la cadena de bloques. Y luego ellos (Sputnik) lo borraron. Por supuesto, Sputnik siguió con un artículo que era mucho más pro-ruso, pero nos las arreglamos para capturar, esencialmente, a Rusia tratando de hacer un agujero de memoria, esta idea.”

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Arweave también tuvo que actuar durante las protestas prodemocráticas en Hong Kong en abril de 2019. Williams dice que la empresa subió 650.000 fuentes, incluido el archivo completo de 12.000 artículos del extinto periódico independiente, que tenía una circulación de 86.000 ejemplares.

Pero Arweave no sólo vigila a los gobiernos autoritarios. De hecho, el archivo también ha captado ejemplos de otros países que intentan eliminar información poco favorable. Por ejemplo, el Ministerio de Defensa canadiense publicó un artículo en su feed de noticias sobre una agresión sexual que acabó siendo borrado una vez que se retiraron los cargos contra el soldado acusado.

Como la mayoría de los proyectos que pueden resultar una aguja en el costado de los gobiernos, Williams es consciente de que, como cara pública del proyecto, podría convertirse en un objetivo. El otoño pasado tuvo una muestra de lo que puede ser eso. Después de que alguien no afiliado al equipo de Arweave hiciera una presentación en China sobre la plataforma en septiembre de 2020, las autoridades confiscaron el hardware de un nodo en el país.

Williams presume que fue porque el minero estaba salvaguardando datos sobre Hong Kong. Pero las cosas no empezaron ahí. Luego compartió con Forbes los correos electrónicos que él y su CTO recibieron de Google alertando de intentos de intrusión por parte de actores estatales para hackear sus cuentas.

Screen Shot 2022-02-25 at 3.41.46 PM
Sam Williams recibe un aviso de Google sobre la seguridad de su cuenta – Arweave

Por ahora, Williams y su equipo se centran en preservar toda la información posible, lo que podría resultar más difícil a medida que el conflicto continúe.

Por: Steven Ehrlich

Publicidad
Publicidad