Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Fotogalería: Polvo del Sahara pinta España de naranja

Aunque no es la primera vez que este fenómeno, conocido como calima, se produce en España, no se daba con esta intensidad desde hace décadas

Publicado

on

Foto: EFE.

La capa de polvo del desierto norteafricano del Sahara que cubre parte de España ha dejado una estampa de cielos anaranjados, lluvia de barro y un aire extremadamente desfavorable, que han puesto en alerta varias zonas del país, entre ellas Madrid.

Aunque no es la primera vez que este fenómeno, conocido como “calima”, se produce en España (de hecho es habitual en puntos de las islas Canarias), no se daba con esta intensidad desde hacía varias décadas, por lo que los expertos recomiendan hidratarse, cerrar ventanas, salir con mascarilla y limitar la actividad física al aire libre.

-Un joven hace deporte en la playa de Aguadulce, Roquetas de Mar ( Almería) bajo la intensa calima debido al polvo procedente del desierto del Sahara. Foto: EFE/Carlos Barba

Si bien la llegada de polvo en suspensión comenzó el lunes en el sureste de España, donde el episodio es más intenso, se ha extendido a parte de la península Ibérica y al archipiélago mediterráneo de Baleares y ha dejado cielos oscurecidos -teñidos en muchos casos de un llamativo naranja rojizo- y notables capas de polvo en casas, aceras y automóviles.

La “calima” ha llegado también a Portugal y a zonas de Suiza, donde el blanco de las pistas de esquí contrasta con un cielo de un intenso color naranja. Y se espera que, en su avance hacia el norte, alcance Holanda e incluso el noroeste de Alemania.

Varias personas caminan por el Puente Romano con la imagen del arcángel San Rafael de Córdoba con el cielo cubierto por la calima. Foto: EFE/Salas

En España, se prevé que el fenómeno meteorológico alcance su mayor incidencia mañana miércoles y se mantenga activo hasta el jueves, por lo que las precipitaciones podrán volver a ir acompañadas de barro.

En lugares donde las lluvias o nevadas arrastran el polvo hasta la superficie -lo que se conoce como “deposición húmeda del polvo”- este genera barro, hecho que, por ejemplo, se ha producido en una localidad de la sierra de Madrid, Cercedilla.

Un excepcional episodio de polvo procedente del desierto del Sahara se registra este lunes por la tarde en varias provincias mediterráneas (en la imagen, la ciudad de Gandía),un fenómeno que no se producía con esta intensidad desde hacía varias décadas. Foto: EFE/Natxo Francés.

Además, esta particular situación favorecida por el viento cálido de origen africano en la borrasca “Celia”, que afecta a la península Ibérica y las islas Baleares, ha elevado las temperaturas hasta los 20 grados o más en puntos del sureste de España, en pleno invierno, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Conforme a datos del Índice de Calidad del Aire en España (ICA), las provincias de Murcia, Alicante, Albacete y Almería (este y sureste de España) y las de Madrid, Guadalajara, Segovia, Ávila y Burgos (centro y centro-norte), entre otras, registran una situación “extremadamente desfavorable”, lo que en algunos casos ha dificultado la visibilidad.

Una mujer hace una fotografía con su móvil del aspecto que presentaba la ciudad de Murcia esta tarde a las 16.40 horas, con un alto número de partículas y polvo en suspensión que le da ese color anaranjado al cielo. Foto: EFE/Marcial Guillén

En la ciudad de Madrid, el Ayuntamiento ha activado un dispositivo especial para limpiar la suciedad que ha teñido de naranja aceras, vehículos y mobiliario urbano.

En Valencia (este de España), la borrasca y la lengua de polvo ha marcado los inicios de la celebración de la popular fiesta de las Fallas, pues las fuertes rachas de viento han dañado al menos dos de las imágenes y han obligado a retrasar hasta hoy el tradicional disparo pirotécnico, la denominada “mascletá”.

Polvo sahariano visto desde el interior de un coche en Boadilla del Monte (Madrid) este martes. Foto: EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Las implicaciones en la salud de respirar este aire con pequeñas partículas secas incluyen un incremento en la probabilidad de sufrir enfermedades respiratorias y cardiovasculares, alertan las autoridades sanitarias, que recomiendan a ancianos, niños y personas con patologías respiratorias vigilar los síntomas y tomar medidas como limpiar con un paño húmedo las superficies en el interior de las viviendas donde haya caído polvo.

Foto: EFE.
Publicidad
Publicidad