Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

Enseñar lo que no enseñan en la universidad: la revolución de las edtech

La edtech Colectivo 23, con presencia en Latinoamérica, apuesta a renovar el modelo de enseñanza: menos teoría por más práctica y networking.

Publicado

on

La pandemia aceleró la transformación digital en todo el mundo. Antes de la era Covid-19, las empresas y los profesionales no dimensionaban la importancia de esta renovación, pero hoy esa vía no es una opción más, sino que es la opción. En medio de esto surge una pregunta ¿serán las universidades tradicionales capaces de preparar a los empleados del futuro? La respuesta no es sencilla, menos con la irrupción de las edtechs y el auge de la enseñanza en línea.

La acelerada transformación digital está demandando perfiles laborales cada vez más especializados y con capacidades tecnológicas que no se suelen aprender en la educación tradicional. No en vano Oracle anunció este año cursos gratuitos en Latinoamérica para el desarrollo de capacidades digitales o el gobierno de la Ciudad de México puso en marcha una escuela de código, cuyos graduados podrán certificarse sin costo con Google México.

Lea también: Colombia fue de los que mejor manejaron la educación durante la covid: Duque

“Hay una brecha de talento digital inmensa a nivel global y que es bastante grande en Latinoamérica. El futuro del trabajo está basado en capacidades digitales, hay una oportunidad enorme para capacitar y asegurar que tengamos el talento digital que necesitamos para que la región pueda tener la competitividad que necesita a nivel global”, dice Cristina Elías, CEO de Colectivo 23, una startup de educación en línea, o edtech, nacida a mediados de 2019 en Perú.

En entrevista con Forbes México asegura que si bien las nuevas tecnologías de la educación, o edtechs, no van a sustituir a la educación tradicional ni a las universidades, sí serán un complemento casi con la misma relevancia. Y pone de ejemplo un caso de éxito: un hombre de 36 años que trabajaba en la gerencia de proyectos del mayor banco de Perú se empezó a cuestionar sobre si el empleo que tenía era realmente conveniente para el futuro.

Tenía un muy buen trabajo, pero ya con 36 años e hijos pequeños se empezó a cuestionar sobre lo digital. Estuvo cuatro meses con nosotros, vino Rappi y nos dijo ‘estoy buscando product owners, puedes ayudarnos a encontrar a la persona’. Publicamos la vacante, este chico aplicó y se quedó. Se dio cuenta que en le hicieron un montón de preguntas que sin el curso no habría podido responder”, cuenta Cristina Elías. Como ese hay muchos otros casos de éxito, asegura.  

Cristina Elías, CEO de Colectivo 23. Foto: Cortesía

Colectivo 23 es una startup que ofrece cursos de cuatro meses en temas como diseño de producto digital, diseño de experiencia de usuario, liderazgo en la era digital y growth marketing. Cristina Elías señala que el elemento diferenciador del resto de las edtechs que están generando la revolución educativa está en la selección de los grupos y los profesores, aunque en esta edtech no llevan ese nombre, sino el de practitioners, porque practican lo que enseñan.

El modelo de Colectivo 23 se basa en armar grupos en los que los estudiantes tienen intereses profesionales muy similares. “Antes de entrar a un curso hacemos una serie de preguntas y con base a las respuestas vamos a armar un grupo”. El objetivo de esto es generar una red de contactos que les pueda servir después del curso.  “Lo que las personas quieren no es más contenido, son más espacios de interacción”, dice Cristina.

Por el otro lado, los practicantes son hombres y mujeres que actualmente ejercen aquello que enseñan. Así tienen perfiles de personas que laboran en Kavak, Justo o DiDi México, por ejemplo, pero también en Scotiabank, en Mercado Libre, Falabella, Ab InBev, entre otras. Es ahí donde descansa parte de la propuesta de valor: “no buscamos personas que se van a aprender una teoría y luego te lo van a enseñar”, sino personas que practiquen profesionalmente lo que enseñan.

Lea también: Las 5 máximas para transformar la gestión de talento humano en la nueva normalidad

La capacidades digitales, apunta Cristina Elías, “no se enseñan en la mayoría de las universidades y los profesionales que se graduaron hace muchos años no necesariamente las tienen. Son habilidades que muchas veces se aprenden en la cancha”. Sin embargo, la CEO de Colectivo 23 es consciente de que las edtechs no suplirán la enseñanza tradicional ni las universidades, porque ahí es donde “enseñan a la gente joven a pensar”.

“Sin embargo, no estoy tan segura de que las edtechs van a remplazar a la universidades. Hay muchas personas que dicen que sí, que van a revolucionar la educación. Si el modelo de educación no ha cambiado en los últimos 200 años es porque todavía hay ciertas formas de afrontar la educación que la sociedad todavía no se adapta. Es más un complemento, honestamente”, matiza la CEO de Colectivo 23, una startup que tiene estudiantes recurrentes de México, Colombia, Costa Rica, Ecuador y Chile.

Al respecto, un documento de Endeavor México sobre las edtechs en la región refiere que “el Banco Mundial hace énfasis en la importancia de las habilidades socioemocionales necesarias para una inserción laboral exitosa en el futuro. Sin embargo, ‘no es claro que los centros educativos y las empresas de la región estén formando a estudiantes y trabajadores con el foco necesario en estas habilidades’”.

Los profesores de Colectivo 23 son personas que ya ejercen cargos en startups o corporativos. Foto: Cortesía

En su estudio Skills Strategy Diagnostic Report: Mexico 2017, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) menciona que 30.9% de las empresas mexicanas reportaron tener dificultades para encontrar en los empleados las habilidades que necesitan para cubrir una vacante, en comparación con otros países de la OCDE que reportaron un 14.8% de dificultad en 2015

“Esto quiere decir que los modelos de enseñanza tradicionales no están reaccionando a la velocidad que cambia el mercado, por lo que hay una demanda de talento no satisfecha, pues a pesar de los altos índices de desempleo, la oferta de talento y mano de obra calificada sigue siendo escasa”, indica el estudio Insight Edtech: las habilidades del futuro a un solo clic, de Endeavor México.

Y concluye: “en consecuencia, parte del desempleo se explica porque las personas tienen habilidades y competencias que ya no son relevantes para el mercado. El sistema escolar tradicional, al no adaptarse de manera eficiente al cambio, está perdiendo relevancia poco a poco y será susceptible a ser reemplazado por modelos innovadores y más pertinentes”.

La CEO de la edtech Colectiva 23 considera que tras la pandemia la transformación digital pasó de ser una vitamina a un antibiótico. Previo al Covid-19 las empresas no priorizaban la transición hacia lo digital, pero tras el confinamiento y el trabajo remoto obligado “entraron en una ola de transformación digital casi a la fuerza. Nos empezaron a llamar, ya no era yo tocando puertas, sino empezó a pasar al revés”.

Lo que a una universidad le puede tomar años en incluir en su plan de estudios, a una edtech le puede tomar meses. “Para que una universidad cambie su currículum puede demorar hasta dos años, hasta que pase por todos los procesos burocráticos. Lugares como Colectivo 23 son una manera rápida de aprender esas cosas que en la universidad no te van a enseñar. Hoy yo enseño growth marketing, en cinco años voy a estar enseñando otra cosa y probablemente la universidad en ese periodo enseñe growth marketing”, comenta Elías.

Una ventaja de edtechs como Colectivo 23 sobre las universidades tradicionales, apunta Elías, es que se tiene acceso a una red de trabajo más amplia. “Nuestro curso de diseño de productos digitales sale en colaboración con IDEO. Ahora los pasajeros tienen un shot de inspiración con una persona que está en China y que lidera toda el área digital de IKEA en China. Es es la primera vez que se hace algo de este nivel en Latinoamérica”, refiere.

“El diferenciador es que nosotros ponemos a la comunidad primero en todos los aspectos, desde quién te va a enseñar hasta con quién vas a aprender. No solamente te llevas contenido, sino te llevas conexiones humanas que es lo que necesitas en el mundo laboral. Nos enfocamos en experiencia y no contenido. Hay muchas edtechs que están más enfocadas en contenido”, añade.

Cifras de Colectivo 23 indican que el 50% de las personas graduadas consiguen un mejor empleo o mejoran su posición dentro de la empresa en los tres meses posteriores a haber tomado un curso. “Esa es la razón por la cual las personas entran a los cursos”, destaca Cristina Elías, quien insiste en la importancia de la transformación digital: “la pandemia hizo que lo que antes no era necesario (habilidades digitales) se vuelva necesario y que las empresas empiecen a priorizarlo”.

“Cuando hablo de talento digital no me refiero solamente a ingenieros de software, muchas veces cuando escuchamos talento digital pensamos en los codificadores, en realidad hoy en día cualquier persona que trabaja en una empresa que, la mayoría deberían estar pasando por transformación digital, ya deben ser talento digital sea en finanzas, marketing, productos, operaciones. Por eso existe Colectivo 23”, reitera.

Publicado por Forbes México

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Publicidad
Publicidad