Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Rusia advierte de una guerra nuclear y EE. UU. promete más armas para Ucrania

Tras obligar a las fuerzas rusas a retirarse de Kiev e intentar ahora un nuevo avance en el este de Ucrania, Estados Unidos dio la bienvenida a representantes de más de 40 países a Ramstein, sede del poder aéreo estadounidense en Europa.

Publicado

on

Rusia acusó a la OTAN de participar en una batalla indirecta que conlleva un grave riesgo de guerra nuclear, mientras Estados Unidos convocaba a sus aliados el martes en una base aérea alemana para prometer el armamento pesado que Ucrania necesita para lograr la victoria.

Tras obligar a las fuerzas rusas a retirarse de Kiev e intentar ahora un nuevo avance en el este de Ucrania, el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, dio la bienvenida a representantes de más de 40 países a Ramstein, sede del poder aéreo estadounidense en Europa.

Lea también: El confinamiento en Shanghái pone en peligro las exportaciones de productos electrónicos

“Como vemos esta mañana, naciones de todo el mundo están unidas en nuestra determinación de apoyar a Ucrania en su lucha contra la agresión imperial de Rusia”, dijo Austin. “Ucrania cree claramente que puede ganar, y también lo cree todo el mundo aquí”.

En una marcada escalada de la retórica rusa, se le preguntó al ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, en la televisión estatal sobre la perspectiva de la Tercera Guerra Mundial y si la situación actual era comparable a la crisis de los misiles de Cuba de 1962, que estuvo a punto de provocar una guerra nuclear.

“Los riesgos ahora son considerables”, dijo Lavrov, según la transcripción de la entrevista realizada por el ministerio.

“El peligro es serio, real. Y no debemos subestimarlo”, dijo Lavrov. “La OTAN, en esencia, está involucrada en una guerra indirecta con Rusia a través de un representante y está armando a ese representante. La guerra significa guerra”.

Los dirigentes estadounidenses han cambiado el énfasis esta semana y han pasado de hablar principalmente de ayudar a Kiev a defenderse a hablar de una victoria ucraniana que asestaría un golpe a la capacidad de Rusia de amenazar a sus vecinos en el futuro.

Austin, que visitó Kiev junto con el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken el domingo, dijo el lunes: “Queremos ver a Rusia debilitada hasta el punto de que no pueda hacer el tipo de cosas que ha hecho al invadir Ucrania”.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Mark Milley, que acudió a la reunión del martes, dijo a los periodistas que las próximas semanas en Ucrania serían “muy, muy críticas”.

“Necesitan un apoyo continuo para tener éxito en el campo de batalla. Y ese es realmente el propósito de esta conferencia”. El objetivo sería coordinar la ayuda que incluye armas pesadas como artillería de obús, así como drones de ataque y municiones, dijo el general Milley.

Reuters

Publicidad
Publicidad