Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Editors' Picks

¿Por qué el ‘Lobo de Wall Street’ invierte en esta industria que promete ser ‘explosiva’?

Jordan Belfort, más conocido como “El Lobo de Wall Street”, realizó una inversión en los eSports. En el pasado no le veía potencial al sector pero ese pensamiento cambió y ahora lo aconseja como “un gran negocio a largo plazo”.

Publicado

on

Jordan Belfort, también conocido como “El Lobo Wall Street”, no es ajeno al centro de atención. El ex corredor de bolsa, que usó su tiempo en prisión por una condena por fraude de valores para escribir memorias que serían inmortalizadas en la película de Martin Scorsese, se ha transformado en un orador motivador. Pero su naturaleza empresarial sigue siendo tan fuerte como siempre. Ahora, ha puesto su mirada en los eSports y en una base de jugadores que se pasa por alto en gran medida.

En el siguiente paso de su carrera histórica, “El Lobo de Wall Street”, de 59 años, se está asociando con una organización de eSports para organizar un torneo Valorant para jugadores universitarios. Y parece ser el comienzo de una nueva inversión a largo plazo en un sector explosivamente popular.

Jordan Belfort, el "Lobo de Wall Street" dará una conferencia en Punta del Este
Jordan Belfort, el “Lobo de Wall Street”, apuesta por los eSports

Brag House, una plataforma de eSports fundada por el CEO Lavell Juan para aprovechar el mercado de juegos competitivos universitarios casuales en rápida expansión, se asoció con Belfort para lanzar The Wolf Bowl. El mismo es un torneo de Valorant basado en grupos que tiene como objetivo ofrecer un gran campeonato general para estudiantes universitarios que quieran representar a su escuela en el escenario nacional.

Qué es Brag House

Si bien Brag House apenas tiene dos años, su posición única en el mercado ya atrajo el apoyo de McDonald’s y Coca-Cola. Esta última se asoció con la compañía de Juan en 2021 para organizar una fiesta en la puerta trasera de un evento de juegos en la Universidad de Dallas en Texas, donde hay un reconocido equipo universitario de eSports .

Ahora, Belfort quiere invertir su tiempo, experiencia y contactos en la empresa y llevar Brag House al siguiente nivel. “Cada vez que estoy considerando si debo involucrarme, la única pregunta es: ¿qué puedo traer a la mesa? ¿Es un buen partido? A veces simplemente no lo es. Tal vez sea solo una inversión monetaria. En este caso, esto realmente me pone en marcha y lo haremos realmente divertido y genial. Voy a todas las universidades del mundo. Creo que va a ser algo muy, muy grande”, aseguró “El Lobo de Wall Street”.

Cuando Brag House se acercó a él a través de un conocido en común, Belfort asegura que inmediatamente se dio cuenta del potencial de la compañía y de la oportunidad única que tenía de aprovechar una comunidad con una verdadera pasión por los juegos competitivos, incluso si no es en un nivel de élite.

Lea también: Mercado bajista en Wall Street: los inversores no tienen ‘dónde esconderse’

“Lavell es un pensador muy sobrio y de largo plazo”, cuenta Belfort. “Yo estaba como, este tipo es el verdadero negocio, porque en realidad estaba caminando por el camino, y haciéndolo todo con un presupuesto reducido. Lavell es un operador realmente sólido y creo que construirá una empresa enorme”, agrega.

Belfort, cuyo propio hijo es un ávido y exitoso jugador de Call of Duty , revirtió por completo su creencia de que los juegos “eran una industria sin valor que giraba en torno a la diversión y los juegos”. Ahora cree fervientemente que es el socio perfecto para Brag House, especialmente en una era moderna de monetización a través de publicidad, transmisión, mercadería y fandom.

Lavell Juan, fundador y CEO de Brag House.
Lavell Juan, fundador y CEO de Brag House.

“No creo que puedas encontrar a mucha gente mejor para ser embajador de la marca de este deporte o empresa que yo mismo”, comenta “El Lobo”. Y agrega: “Estoy hablando muy honestamente. Tome la demografía de mi marca y superpóngala especialmente a lo que Brag House está tratando de lograr. No podrías encontrar una mejor combinación para mí en términos de marca”.

La mirada de Brag House

Para Juan, la asociación es una obviedad. Si bien muchos pueden levantar una ceja ante Belfort dado su accidentado pasado, ha hecho su debida diligencia. “Hablando con expertos me aseguraron que Jordan hoy en día es muy respetado en la comunidad inversora“, asegura.  

También subraya el papel moderno de Belfort como “orador motivacional y mentor de jóvenes aspirantes a profesionales en los Estados Unidos”. “Algo que coincide con mi deseo de ofrecer una oferta positiva para los jugadores jóvenes”, continúa. 

Y agrega: “Jordan es un graduado universitario y muy competitivo por naturaleza, mientras que su personalidad cautivadora se adapta a nuestra red social, que se basa en la diversión, la competitividad y la comunidad. Realmente es un ajuste perfecto”.

Cuándo será el campeonato

Originalmente programado para llevarse a cabo del 21 al 30 de abril, The Wolf Bowl se pospuso hasta agosto debido al gran interés generado por la participación de Belfort. “Debido a la increíble efusión de los fanáticos, decidimos mover el torneo para permitir que más personas participen”, dice Juan. “También recibimos varias solicitudes de patrocinadores que querían involucrarse pero pidieron más tiempo”, suma.

Creemos que podemos hacer que el evento sea aún más grandioso con este tiempo adicional, y una vez más nos mostró el enorme potencial de los deportes electrónicos en todas las universidades, no solo en los EE. UU., sino también a nivel mundial”, comenta con esperanza.

Tal como está planeado, a los ganadores generales se les ofrece la oportunidad de obtener un “Live Like a Wolf” con un viaje de fin de semana a Miami, incluido el tiempo con el propio Belfort. Sin embargo, esto puede cambiar incluso antes de su debut. Cosas más grandes ya están en el horizonte para Juan, incluida una posible cotización en el Nasdaq.

“Vemos a Brag House como la red social completa para jugadores universitarios no profesionales”, señala Juan. “Solo en los EE. UU., en cuatro años, se proyecta que estemos en más de 2400 colegios y universidades en los EE. UU., y tengamos más de 22 millones de miembros. También estamos haciendo huellas para que nuestra comunidad sea internacional”, agrega.

“Con respecto a los socios, damos la bienvenida a cualquiera que quiera presentarse auténticamente a nuestra base de usuarios. Es por eso que valoramos a Jordan y otros socios como McDonald’s y Coca-Cola: no buscan ser personas influyentes o anunciantes en nuestra plataforma; están realmente interesados en comprender a la comunidad de jugadores no profesionales”, concluye. 

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información de negocios.

En cuanto a Belfort, su participación sin duda puede acelerar el crecimiento de Brag House, pero desea tomarse su tiempo para que todo salga bien. “Una cosa que creo que ciertamente aprendí es el poder de la paciencia y dejar que el tiempo haga el trabajo pesado”, dice. Y finaliza: “En el caso de los deportes electrónicos amateur, la idea es realmente construir este negocio a largo plazo y llevarlo a nivel internacional. La lección más importante que he aprendido es la de la paciencia, no tratar de entrar y salir. Cada error que he cometido en mi vida es principalmente tratar de hacer algo demasiado rápido”.

*Nota publicada en Forbes US | Autor: Matt Gardner

Publicidad
Publicidad