Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Forbes Women

Diana Lohrer: el ‘poder de la calidad’ de Tecnoglass

La barranquillera, con 26 años de trayectoria en la empresa, fue elegida para oficializar la salida en Bolsa de Tecnoglass, algo que no fue de gratis

Publicado

on

Diana Lohrer, directora de Calidad de Tecnoglass
Diana Lohrer, directora de Calidad de Tecnoglass. Crédito: Lina Vargas Vega

“Cuando toqué la campana mis 26 años de carrera pasaron por mis ojos”, dijo Diana Lohrer minutos después de hacer los honores en la New York Stock Exchange (NYSE). La barranquillera fue elegida para oficializar la salida en Bolsa de Tecnoglass (TGLS), algo que no fue de gratis. 

Lohrer entró a la compañía hace exactamente 26 años cuando estaba en búsqueda de su práctica profesional a un año y medio de finalizar sus estudios universitarios. Gracias a una amiga dio con el lugar que se convirtió en su segundo hogar. 

Desde aquel junio, la que ahora ocupa el cargo de directora de Calidad se enamoró de Tecnoglass. “Cuando acabó la práctica no me quería ir, viendo el desempeño que tuve hablé con mi jefe y le dije que quería seguir y aquí estoy”. 

Lea también: ¿Qué viene para Tecnoglass después de la salida en NYSE?

Diana ingresó al área de Calidad y allí pasó por diferentes cargos hasta dirigir el departamento, uno de los más importantes para Tecnoglass y el que le da vida a su eslogan: “The Power of Qualiy” (el poder de la calidad). 

Haberle entregado 26 años de su vida a Tecnoglass representa un enorme crecimiento profesional para esta ingeniera. “Para mí ha sido un crecimiento muy grande porque la compañía ha tenido un crecimiento enorme, cada año hay un producto, desarrollo o proyecto nuevo. Acá nunca se para”. 

Para Diana haber tocado la campana en Wall Street no es el resultado de 26 años de carrera, ella está más que feliz con su crecimiento profesional y el reconocimiento de su trabajo. Para ella haber sido elegida para este honor es un guiño a todas las mujeres de la empresa, algo que les hará saber que sí, su trabajo si es tomado en cuenta, que son el motor de Tecnoglass y que sin ellas este gran hito no sería posible.

Cuando bajaba en el ascensor de su hotel, para dirigirse al corazón de Wall Street en Nueva York, un directivo de la compañía invitó a Diana a desayunar a lo que respondió “no no, yo ahora mismo no puedo comer nada”, su nerviosismo era palpable, la ingeniera no solo cargaba sobre sus hombros la responsabilidad del campanazo, también sentía como cada mujer de Tecnoglass la seguía, desde Barranquilla a través de una transmisión en vivo, con la ilusión de algún día llegar a su posición. 

Le podría interesar: ¡Tecnoglass tocó el campanazo! La barranquillera es la primera empresa colombiana listada en la NYSE

Ahora Diana solo mira hacia el futuro, “otros 26 años de carrera en Tecnoglass también pasaron ante mis ojos después del campanazo”. La ingeniera está más que motivada a seguir dando el 110% a su empresa, con la ampliación de la planta de Galapa, Atlántico se preocupa por empezar a producir toneladas de vidrio al instante, vidrio resistente a huracanes, terremotos, balas y más, después de todo en ella recae la responsabilidad de producir un material de calidad.

Publicidad
Publicidad