Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

La inflación en Estados Unidos sigue subiendo y golpea a las criptomonedas

Estados Unidos anunció que la inflación en mayo aumentó 1% en comparación al mes anterior, dando un 8,6% de inflación anualizada. Esta cifra es la más alta de los últimos 40 años y genera un problema para las criptomonedas.

Publicado

on

Por Omar Godbole*

Las criptomonedas cayeron junto con los futuros de acciones después de que los datos mostraran que la inflación en los EE.UU. aumentó más de lo esperado en mayo. Esto fortaleció el caso de aumentos rápidos de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de este país (Fed).

Los datos publicados por el Departamento de Trabajo este viernes por la mañana mostraron que el índice de precios al consumidor, o el costo de vida en la economía más grande del mundo, aumentó un 1% desde abril, elevando la tasa de crecimiento de la inflación anualizada al 8,6%. 

Le puede interesar: La inflación en Estados Unidos llega a 8,6%, la más alta desde 1981

Bitcoin (Pixabay)
El aumento de la inflación en EE.UU provocó una baja en el valor de las criptomonedas

Por otro lado, las estimaciones de consenso esperaban que la cifra anualizada se mantuviera estable en 8,3%, con un salto en la cifra mensual de 0,3% a 0,7%. Pero la inflación subyacente, que excluye el componente volátil de alimentos y energía, también fue más que las estimaciones, aumentando un 0,6% desde abril, lo que resultó en una tasa anualizada de 6,0%.

Las cifras del consenso anterior señalaron una larga y prolongada lucha contra la inflación para la Fed. Por lo tanto, los activos de riesgo, incluidas las criptomonedas, se encontraron con presión de venta luego de la publicación de datos.

Cómo reaccionaron las criptomonedas

Bitcoin, la principal criptomoneda por valor de mercado, cayó un 1,5 % hasta los US$ 29.600 dólares y parecía abocado a un declive continuo. Mientras tanto, Ether, la segunda criptomoneda más grande, cayó más del 3% a US$ 1,730. Sin embargo, los precios permanecieron estancados en la consolidación triangular de tres semanas. Otros grandes perdedores fueron la moneda ALGO de Algorand, WAVES y Theta Fuel o TFuel, cada uno con una caída de al menos un 5%, según datos de Forbes.

¿Qué pasó con los mercados tradicionales?

En los mercados tradicionales, los futuros vinculados al S&P 500 cayeron más de un 1%, mientras que el índice del dólar, que mide la fortaleza del dólar frente a las principales, subió un 0,6% al top 104 por primera vez desde el 17 de mayo.

Le puede interesar: Multimillonarios dicen que desconfían de las criptomonedas pero cada vez compran más

Los datos de la herramienta FedWatch de CME muestran que los operadores de tasas aumentaron sus apuestas de ajuste agresivo de la Fed, descontando por completo tres aumentos de tasas de 50 puntos básicos durante junio, julio y septiembre y elevaron el pronóstico de tasas de interés para fin de año al 3%. El tipo de interés de referencia se sitúa actualmente entre el 0,75 % y el 1 %.

La inflación en Estados Unidos es una de las principales preocupaciones en el país
La inflación en Estados Unidos es una de las principales preocupaciones en el mundo

El rendimiento del Tesoro estadounidense a dos años, que es sensible a las expectativas de tasas de interés, subió al 2,96%, el más alto desde noviembre de 2018. La Fed cambió el enfoque hacia el control de la inflación a fines del año pasado y ha aumentado los costos de endeudamiento en 75 puntos básicos desde entonces. El banco central también ha comenzado a recortar su balance de 9 billones de dólares para absorber liquidez del sistema.

Los activos sensibles al crecimiento, como las acciones, los metales industriales y las tecnologías emergentes como las criptomonedas, son sensibles a los cambios en la liquidez de la moneda fiduciaria.

Bitcoin, por su parte, se ha reducido a más de la mitad desde noviembre y podría sufrir caídas más profundas en el corto plazo, considerando la última publicación de inflación. En el caso de ether, un cierre UTC por debajo de US$ 1,700 confirmaría un desglose de triángulo ascendente, abriendo las puertas para una caída hacia US$ 1.420, el máximo alcanzado en enero de 2018.

*Nota con información de Forbes EE.UU. 

Publicidad
Publicidad