Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Emprendedores

Ante incertidumbre global, los fondos serán más selectivos al invertir en startups

Wayra Hispam, fondo de Telefónica Movistar, considera que las startups tendrán que enfocarse más en ser eficientes y menos en crecer.

Publicado

on

Foto: Malte Mueller / Getty Images.

Agustín Rotondo, regional manager de Wayra Hispam –el fondo corporativo de Telefónica Movistar–, define la coyuntura actual de incertidumbre económica global como rara para las startups y los fondos de venture capital. “Tenemos fuerzas que tiran para diferentes lados, antes todas las fuerzas tiraban para el mismo lado”, dijo en un encuentro con la prensa con motivo de su visita a la Ciudad de México.

Antes, mencionó Rotondo, “había mucho dinero disponible, había muchas startups con capacidad de crecer,  había muchos fondos que tenían dinero, los mercados estaban creciendo y no había la inflación que tenemos ahora”. Ahora el escenario es otro: los fondos siguen teniendo dinero, pero ante el contexto de inflación generalizada, incremento en las tasas de interés y una amenaza de recesión, éstos serán más selectivos al invertir.

Después de un 2021 boyante para Latinoamérica, en el que se invirtieron 15 mil millones de dólares de capital de riesgo –que representa lo invertido en los 10 años anteriores–, este año y los próximos no pintan con las mismas valuaciones y rondas de inversión. “En un entorno de exceso de capital, las startups tenían mucha oferta y los fondos empezamos a elevar las valuaciones, ahora está cambiando”, apuntó Rotondo.

Lea también: Informe revela una inversión récord en startups de Latinoamérica

La inversión de capital privado en América Latina alcanzó un récord de 29,000 millones de dólares en 2021, de los que 54% fueron de capital de riesgo (casi 16 mil millones de dólares). Destacaron mega rondas de inversión como la de Nubank, que alcanzó los 750 millones de dólares, o la de Rappi, 500 millones de dólares. El capital fluyó para todo tipo de emprendimientos.

Ahora, dijo Rotondo, “ante un contexto de perspectiva de menor capital, los fondos estamos empezando a ser más selectivos y asegurando que las compañías en las que invertimos cuiden un poco más ese capital también. Se va a seguir apostando, pero de otra forma”. Por su parte las startups tendrán que sacrificar el crecimiento y la expansión por la eficiencia y el equilibrio entre ganancias y pérdidas “porque no sabemos qué va a pasar con la disponibilidad de capital”.

Agustín Rotondo señaló que “en los últimos años hubo un crecimiento desmedido de las valuaciones de las compañías. Cuando el mercado está muy agitado y hay mucha gente queriendo invertir termina generándose un entorno de inflación donde las valuaciones son disparatadas. Creo que va a ser un regreso a la normalidad. Las compañías que antes valían 50 millones de dólares, ahora valdrán 20% menos y puede ser que lleguen hasta a valer la mitad”.

Para él esta situación no representa que el ecosistema de startups en América Latina vaya a tener un freno, solo que “el contexto cambió y ahora somos más cuidadosos con lo que invertimos y se cuida más el capital”. De parte de Wayra Hispan, dijo, se seguirá apostando por la región, donde hasta ahora han invertido 20 millones de dólares y tienen 110 startups activas en su portafolio que incluso venden sus servicios a Telefónica Movistar o clientes de esta compañía.

En días pasados Ana Maury Aguilar, analista senior en AC Ventures de Arca Continental en México, dijo a Forbes México que “en las épocas de crisis es cuando se prueban los emprendimientos y al final hay una limpia, y con esto hay una bajada de valuaciones que permite darte cuenta que el mercado estaba muy muy hot, que había cosas que ya no tenían sentido, que había necesidad de regresar los pies a la tierra y decir ‘ok, todos podemos ser emprendedores, pero no todos podemos hacer emprendimientos de alta calidad o que sobrevivan a todo’”.

Al respecto, Rotondo no cree que la coyuntura actual se vaya a traducir en un incremento de la muerte de startups, pero sí “el ritmo de crecimiento de algunas se va a ver afectado y eso puede hacer que afecte las perspectivas a futuro y que afecte también el interés de ciertos fondos para algunas compañías. Quizás haya más fusiones entre startups o haya más compañías que en este contexto no quieren jugar el juego del unicornio, quieren crecer de una forma más sostenida”.

Lea también: Tul sale de Ecuador en medio de panorama complicado de startups

Por su parte recientemente José Calderón, cofundador y CEO de la foodtech colombiana Robin Food, comentó a Forbes que “el mundo cambió; el año pasado había mucha generosidad por parte de los fondos de capital de riesgo; había muchísima liquidez”, pero —y parafrasea al empresario estadounidense Warren Buffet— “cuando baja la marea se ve quien tenía traje de baño, y eso se está viendo hoy, cuáles modelos de negocios realmente tienen sentido sin una inversión fuertísima de capital”.

En un estudio que Endeavor México y Glisco Partners presentaron recientemente sobre el estatus del venture capital en América Latina se menciona que a diferencia del gran 2021, “bajo las nuevas condiciones de mercado y ante las pérdidas reportadas por los grandes fondos internacionales como SoftBank, Tiger Global y a16z, los fondos de capital emprendedor en la región estarán siendo muchos más selectivos y precavidos en sus inversiones”.

¿Qué significará estos para los emprendedores y las startups? “Una desaceleración en la actividad de inversión, congelación en contrataciones e incluso despidos, estrategias de captura de mercado versus el seguir con expansiones internacionales, así como condiciones menos favorables de valuación”. En este escenario las empresas más consolidadas y capitalizadas por el boom de años anteriores saldrán mejor libradas.

¿Y qué tienen que hacer las startups?

Agustín Rotondo comentó que “obviamente con los mercados como están y el impacto que esto pueda llegar a tener en el consumo, las startups están empezando a cambiar su forma de operar. Se están dando cuenta que no es un momento para crecer desmedidamente quemando caja”

Explicó que “hay un postulado que indica que la forma más rápida de valer en el futuro era creciendo a toda costa, buscando capital, y una vez que capturabas ciertos mercados, ya empezabas a hacer más eficiente tu forma de operar”. Pero eso cambió.

“Ahora las compañías están empezando a darse cuenta, y los fondos se lo estamos pidiendo, que hay que tener la capacidad de ser más independientes y tener un manejo más claro del estado de resultados (ganancias y pérdidas) y de trabajar de forma más eficiente, porque no sabemos qué va a pasar con la disponibilidad de capital en el próximo tiempo.

Lea también: Para Brian Armstrong, CEO de Coinbase, 1.000 millones de personas habrán usado criptomonedas para 2032

“Ahora los fondos están cargados de dinero, [pero] no lo van a estar siempre, dependiendo de cómo va evolucionando la economía, pero sin duda que ante esta coyuntura es mejor cubrirse, cuidar los gastos y empezar a tener una estructura acorde con lo que viene generando la compañía.  Hoy los fondos les estamos pidiendo a las startups en las que invertimos que tengan caja para sobrevivir en caso extremo de que pase algo grave por un año y medio, dos años, dos años y medio”.

¿Menos unicornios?

Al regional manager de Wayra Hispam consideró que ante el escenario económico global “el desafío más grande a nivel ecosistema lo tienen las compañías que necesitan salir a bolsa para crecer, porque ese es el mercado que hoy en día está más restringido, que está más golpeado”.

Pero, añadió, “eso también ha tenido consecuencias aguas abajo porque cuando una empresa se da cuenta que no puede salir a ser pública para crecer, tiene que volver a sus inversores y pedirles capital, los inversores no están valorando a las compañías lo mismo que antes, entonces empiezan a bajar las valoraciones arriba y eso hace que empiecen a bajar las valoraciones abajo”.

“Vivimos un contexto donde salían unicornios todos los días, eso no va a seguir pasando. La visión del unicornio también es muy parcial, es como muy show off, pero no siempre las mejores compañías para los fondos son los unicornios. Para nosotros nuestras compañías que más rentabilidad nos dieron a nivel financiero son las que nos hacen la mayor diferencia a nosotros como fondo”, apuntó.

Publicidad
Publicidad