Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Comité de la regla fiscal advierte que en Colombia la “casa aún no está en orden”; propone cambios metodológicos

La advertencia se refiere al riesgo de un eventual aumento del gasto y la deuda, pese a las recientes mejoras en las proyecciones de recaudo tributario.

Publicado

on

Billetes colombianos, dinero, economía, moneda, dinero en efectivo foto: Diana Rey Melo
Foto: Diana Rey Melo / Forbes.

El comité que sigue las cuentas fiscales de Colombia dijo el martes que las finanzas del país aún no están en orden, al tiempo que advirtió el riesgo de un eventual aumento del gasto y la deuda, pese a las recientes mejoras en las proyecciones de recaudo tributario.

Además, el Comité Autónomo de la Regla Fiscal (CARF) propuso un cambio metodológico para incluir en la contabilidad un amplio déficit derivado del subsidio sobre los precios de los combustibles.

El organismo aplaudió la mejora de las proyecciones del Gobierno este mes, cuando redujo su proyección de déficit fiscal del Gobierno Nacional Central a un 5,6% del Producto Interno Bruto (PIB), desde una meta previa de 6,2% del PIB, en medio de un mejor panorama de la economía y el incremento de los precios del petróleo, que significará un mayor recaudo de impuestos. 

Siga la información de economía y finanzas en nuestra sección especializada

Con el cambio de los objetivos, el déficit del Gobierno Nacional Central pasaría a 75 billones de pesos (18.160 millones de dólares) al cierre de este año, desde uno previamente proyectado de 83 billones de pesos (20.097 millones de dólares).

No obstante, las finanzas del país se mantienen frágiles como efecto de la pandemia de coronavirus, que implicó un fuerte aumento en el gasto de la cuarta economía de América Latina.

“La casa no está aún en orden. Pese a estos buenos resultados, los déficits producidos en los años de pandemia, la depreciación del peso y la inflación han llevado el endeudamiento del Gobierno a niveles históricamente altos, al punto en que no sería prudente aumentar la deuda”, indicó el CARF en un comunicado.

El informe se presenta a menos de dos meses de cambio de gobierno en el país, en el que el izquierdista Gustavo Petro reemplazará al centroderechista Iván Duque tras ganar las elecciones de este mes.

Petro -quien es visto con recelo por los inversionistas y los mercados- promete ambiciosos cambios para combatir la pobreza, la desigualdad y la exclusión, enfocando recursos hacia los pobres, parte de los cuales saldrían de una reforma tributaria para conseguir unos 50 billones de pesos (12.109 millones de dólares) anuales.

“Más de un cuarto de los ingresos tributarios de la nación deberán destinarse al pago de intereses en 2022. Esta obligación disminuye la capacidad del Gobierno de invertir en otros programas”, agregó el documento.

Adicionalmente, la entidad, que es independiente del Gobierno, propuso un cambio metodológico para que las cuentas del Gobierno Nacional Central incorporen el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC), que para este año se calcula en 34,4 billones de pesos (8.329 millones de dólares), “para efectos de evaluar el cumplimiento de la regla fiscal”.

El saldo en rojo del FEPC se ha incrementado debido al fuerte repunte de los precios del petróleo en medio de las presiones inflacionarias a nivel global.

Reuters

Publicidad
Publicidad