Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Un Elon Musk “susceptible” anunció cambios de último momento en la compra de Twitter

El equipo del multimillonario podría buscar un cambio masivo en la estrategia de compra en medio de preocupaciones sobre el spam y las cuentas falsas.

Publicado

on

Foto: Reuters.

El acuerdo de 44.000 millones de dólares de Elon Musk para comprar Twitter ahora está en serias dudas, según el Washington Post, que informó el jueves que el equipo del multimillonario podría buscar un cambio masivo en la estrategia en medio de preocupaciones sobre el spam y las cuentas falsas.

Las conversaciones entre el equipo de Musk y los inversores que podrían ayudarlo a financiar el acuerdo se ralentizaron recientemente porque el equipo siente que Twitter no fue “cooperativo” al compartir información sobre cuentas falsas, dijo al Post una fuente anónima con conocimiento de las discusiones.

Una fuente también le dijo al Post que pronto podría haber un cambio importante en el enfoque de Musk para cerrar el trato, pero no está claro cuál puede ser ese cambio. Según los informes, el revés se debe a las preocupaciones sobre cuántas cuentas de spam pueblan Twitter.

Elon Musk Twitter

La compañía dijo durante mucho tiempo que los perfiles falsos y de spam representan menos del 5% de los usuarios, pero Musk comenzó a expresar escepticismo con esa cifra después de que acordó comprar Twitter, y su equipo ahora determinó que la afirmación de Twitter no es verificable, según el Post

Ni Musk ni Twitter respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios de Forbes .

Si Musk o Twitter se retiran del acuerdo, la parte que finalice deberá pagar una multa de mil millones de dólares, aunque el problema probablemente resulte en una batalla legal antes de que se pague la multa. Si Musk incumple el acuerdo para comprar Twitter, la compañía también podría demandarlo por “desempeño específico” e intentar obligarlo ante los tribunales a seguir adelante con la compra.

El 25 de abril, la junta de Twitter aceptó la oferta no solicitada de Musk para comprar el 100 % de la empresa y convertirla en privada a una valoración de 54,20 dólares por acción, un acuerdo que siguió a semanas de maniobras tanto de la empresa como de la persona más rica del mundo.

El 13 de mayo, Musk dijo que el acuerdo estaba “en suspenso” hasta que recibiera más datos sobre cuentas falsas y de spam en la plataforma, aunque afirmó que todavía estaba “comprometido con la adquisición”. Para aliviar estas preocupaciones, Twitter finalmente le dio acceso a los datos de los usuarios al equipo de Musk, que optó por no realizar una debida diligencia exhaustiva cuando se cerró el trato.

Las acciones de Twitter también se desplomaron en los últimos meses en medio de dudas sobre si el acuerdo se cerrará, un problema que se ha visto exacerbado por una venta masiva de tecnología en el mercado de valores. Twitter terminó el día jueves a 38,79 dólares por acción, lo que sitúa la capitalización de mercado de la empresa en menos de 30.000 millones de dólares.

La decisión de Musk de comprar Twitter se produjo después de que criticara con frecuencia a la red social por sus políticas de moderación, alegando que censura innecesariamente los puntos de vista no convencionales. Se ha comprometido a permitir todo el discurso permitido por la ley en la plataforma una vez que se convierta en propietario.

Un artículo explosivo de Insider publicado el miércoles reveló que Musk engendró silenciosamente mellizos en noviembre con un ejecutivo de Neuralink, una compañía que cofundó y de la que se desempeña como director ejecutivo, elevando a nueve el número de hijos vivos conocidos.

Publicidad
Publicidad