Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Unicornias Lab: la nueva fábrica de unicornios de Silvia Moschini

Esta incubadora de negocios permitirá crecer de manera exponencial empresas lideradas por mujeres. También podrán acceder a información que potencie sus proyectos y al capital de numerosos inversionistas.

Publicado

on

Foto: Oswaldo Ramírez

Por: Ruth Mata e Israel Zamarrón

Silvina Moschini fue la primera mujer latinoamericana en lograr que una empresa se convirtiera en unicornio. Esto lo hizo con Transparent Business, una compañía enfocada en incrementar la productividad de colaboradores remotos, que hoy tiene un valor superior a 1.600 millones de dólares. 

Durante los últimos años, Silvina se ha posicionado como un referente del emprendimiento en la región. Es productora ejecutiva del programa Unicorn Hunters, una serie que tiene el objetivo de conectar a compañías de alto potencial –y que buscan capital– con inversionistas internacionales. También es fundadora de Unicoin, una criptomoneda respaldada por un grupo de compañías emergentes con alto potencial de expansión. Además, es fundadora de las plataformas digitales SheWorks!, Intuic y Yandiki; todas enfocadas en contribuir con el desarrollo del talento, en especial, el femenino. Y sí, Silvina es imparable… 

“Si te llega plata de otro, no sos libre. Cuando tienes plata de inversores, olvídate. Tienes una responsabilidad. Puedo estar súper agotada, cansada, porque me la paso saltando de avión en avión y pasando por un momento súper difícil en mi vida personal. Sin embargo, yo tengo que subirme a un avión, irme a Dubai, subirme al escenario y tengo que hablar. Y tus problemas personales los tienes que dejar en tu cajita negra […] porque tienes que trabajar para tus inversores. Entonces, no es tan romántico como la gente piensa”, dice Silvina durante una entrevista para Forbes.

Tuvimos la oportunidad de charlar con ella en el Hotel W de la Ciudad México hace algunos días. Nos contó cómo le había ido en su viaje a Dubai –tenía pocos días de haber regresado–, sobre el estatus de su proyecto Unicoin –de recién lanzamiento en México– y sobre su nuevo proyecto: Unicornias Lab.  

“Fuimos a presentar el evento más importante de innovación (el Future Innovation Summit) en Dubai […] Estuve con todos los jeques […] Dubai es súper abierto, es la ciudad del futuro. Van a dedicar 20% del capital del petróleo a innovación. Y también me dieron en 24 horas la residencia, como la Green Card (Tarjeta de Residente en EU) de Dubai […] Ellos tienen un objetivo, que Dubai se convierta en el hub mundial de IPO’s (Oferta Pública Inicial) y de criptos. Y van corriendo y tienen plata”, dice.

Ya en el último mes, comentó, ha estado en aquella ciudad un par de veces. También estuvo en Arabia Saudita, donde dice que durante los últimos cinco años nota que existe mayor apertura para las mujeres que en los 100 años en Estados Unidos. Por ejemplo, agrega, 57% de los graduados en las universidades son mujeres. Además, ellas tienen cada vez mayor poder adquisitivo y están muy involucradas en temas de desarrollo económico. Otro aspecto a tomar en consideración, explica, es la existencia de inversionistas interesados en el emprendimiento. En esa región, dice Silvina, quiere también arrancar su nuevo emprendimiento: Unicornias Lab, una aceleradora para mujeres emprendedoras.

Unicornias Lab, comenta, es un laboratorio de crecimiento enfocado en mujeres emprendedoras anclado en tres pilares: el primero se relaciona con el fortalecimiento de una mentalidad de crecimiento y narración de las propias historias. “La base que hace a un emprendedor que sea financiable, es que le crean; si no te la crees, a quién vas a convencer. Ese es el gran problema también que presentan muchísimas mujeres emprendedoras”, dice. El segundo pilar tiene que ver con el acceso a capital. Se trata de acercar a las emprendedoras con una red de inversionistas. “¿Cómo podemos quebrar ese círculo vicioso que hace que solamente 0,4% del capital vaya a las mujeres emprendedoras latinas? […] Creando nuevos vehículos. Y es ahí donde nosotros, con Unicorn Hunters buscamos democratizar el acceso”, dice. En el tercer pilar se busca ayudar a las emprendedoras a que desarrollen protocolos y procesos que requieren para escalar sus empresas. Esto se hace de la mano con Singularity University. “Entonces cierras el loop. Tienes el show, que te permite audiencias masivas, tienes Unicoin, que te permite crear el fondo que va a invertir en compañías […] y que te genera un cripto asset”. 

Unicoin, la moneda oficial de Unicorn Hunters

Silvina y su equipo aprendieron que una moneda que no tiene respaldo tiene numerosos riesgos que se relacionan con aspectos como la transparencia y la ilegalidad. Unicoin, explica, está regulada en Estados Unidos por la Comisión de Bolsa y Valores. Además, agrega, su socia para este proyecto es Rosie Ríos, quien fue tesorera de aquel país durante la administración de Barack Obama. Al igual que Alex Konanykhin –quien funge como director ejecutivo del proyecto–, un destacado empresario de origen ruso y fundador del Russian Exchange Bank. Con quien recientemente firmó una alianza estratégica para este proyecto es Cris Carter –será embajador global de Unicoin–, exjugador profesional de fútbol americano de la NFL y miembro del Salón de la Fama: “Vamos a tener muchos más (socios), pero es básicamente el respaldo de gente sólida número uno de la industria”, dice. Otro de los embajadores de Unicoin es Steve Wozniak, el cofundador de Apple. 

Unicoin es una nueva generación de criptomoneda que paga dividendos y está respaldada por activos. Silvina explica que a través de Unicoin se puede invertir en un fondo de inversión que, a su vez, tiene varios fondos que no están limitados. Esta gran diversificación permite disminuir el riesgo de la inversión, porque la probabilidad de que alguna de las empresas sea muy rentable, aumenta. “Nosotros no queremos llevarla (a Unicoin) a los exchanges (intercambio) hasta el año que viene, hasta crear valor de marca y demanda […] Otra cosa que nosotros sumamos es que paga dividendos […] Lo que hacemos con el fondo es que cuando estas compañías […] tienen un evento de liquidez una vez al año se reparten los dividendos entre quienes tienen las monedas”, dice. 

Para Silvina es importante enfatizar que Unicoin no es una criptomoneda tradicional. Incluso ella opina que el modelo actual que conocemos de criptomoneda no es sostenible a largo plazo: “No quiere decir que no tenga valor, y no quiere decir que Bitcoin vaya a llegar a cero. Hay ajustes en el mercado. Lo que quiere decir es que no tiene principios económicos sustentables detrás y que están en la zona gris de la ley”, dice.

Unicoin, que se dio a conocer en marzo, fue lanzada en su etapa inicial solo para los inversionistas del conglomerado de empresas liderado por Moschini: “En tres días teníamos una ronda de US$10 millones […] con periodos de US$20 millones de inversión. Eso hizo que cerráramos la ronda inmediatamente. Era la primera de un centavo, solo para mis inversores, cerramos esa ronda. Abrimos a cinco centavos, en cuatro días también estaba sobre suscrita; la cerramos y abrimos al público. Ahora la prioridad es publicidad”, dice.

Además, agrega, continuarán convocando celebridades, como futbolistas profesionales, incluso equipos de futbol. El objetivo, dice Silvina, es que Unicoin alcance un valor de un dólar a un año de su lanzamiento.

“Nosotros tranquilamente podemos llegar a la valuación de Bitcoin, o algo parecido, porque creemos que el modelo de negocio es mejor […] Ellos no pueden hacer publicidad, y no tienen el control de la marca, porque son programadores. Entonces nosotros podemos hacer alianzas con medios, con celebridades, con eventos, podemos empapelar la ciudad, y te compras el mercado, como hizo Uber. Te creas el valor de marca más importante del mundo”, concluyó.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Publicidad
Publicidad