Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

El Banco de Rusia reduce su previsión de caída del PIB a entre el 4 y el 6 %

Para el próximo año, el BCR prevé una caída del PIB de entre el 1 y 4 %.

Publicado

on

El Banco Central de Rusia (BCR) redujo hoy su previsión de la caída del producto interior bruto (PIB) para este año hasta entre el 4 y 6 %, mucho menor de la que estimó en abril pasado, de entre el 8 y 10 % debido al impacto de las sanciones occidentales por la “operación militar especial” rusa en Ucrania.

Tras una reunión ordinaria, en la que la junta de directores decidió recortar en 150 puntos básicos el tipo de interés, hasta el 8 %, la entidad monetaria rusa indicó que “el entorno externo de la economía rusa sigue siendo complejo y limita significativamente la actividad económica” del país.

“Debatimos de manera detallada tres opciones: 8, 8,5 y 9 %”, dijo en rueda de prensa la gobernadora del BCR, Elvira Nabiúlina, quien añadió que “a medio plazo se mantiene el potencial para continuar reduciendo el tipo de interés”·

Rusia volverá a la senda de crecimiento en 2024

Para el próximo año, el BCR prevé una caída del PIB de entre el 1 y 4 %, mientras en 2024 espera que la economía crezca entre el 1,5 y 2,5 %.

“La futura dinámica es más elocuente en comparaciones trimestrales. Esperamos que en el cuarto trimestre del próximo año el PIB sera entre el 1 y 2,5 % superior al cuarto trimestre de este año”, dijo Nabiúlina.

Agregó que los datos con que cuenta el BCR indica que la recesión económica será más extendida en el tiempo y posiblemente menos profunda”.

El BCR estima que el objetivo de inflación se alcanzará en 2024

Según las nuevas previsiones del regulador, la inflación este año se situará entre el 12 y el 15 %, en 2023 entre 5 y 7 % y en 2024 retornará al 4 %, el objetivo fijado por las autoridades.

“Los ritmos de incremento de los precios al consumidor siguen siendo bajos, lo que ayuda a que continúe la ralentización de la inflación anual”, señaló el regulador.

Nabiúlina advirtió de que el “actual incremento, de hecho obligado, de los ahorros de la población un resorte comprimido que en determinadas circunstancias puede provocar un brusco aumento del consumo”, que en condiciones de restricción de la oferta puede acelerar la inflación.

Mercado laboral estable

En cuanto a la situación en el mercado laboral, la gobernadora del BCR indicó que esta es “tranquila y estable” y que el desempleo se mantiene en “niveles históricamente bajos”.

“La empresas utilizan mecanismos de ocupación parcial. Pero a medida de que avance la reforma estructural veremos trasvase de fuerza de trabajo entre compañías y sectores”, explicó.

Según datos ofrecidos hace una semana por la viceprimera ministra Tatiana Gólikova, en Rusia hay registrados 681.400 desempleados, lo que supone el 0,9 % de la población.

El dólar seguirá circulando

Nabiúlina descartó de plano que las autoridades planeen prohibir la circulación del dólar en el país.

“Incluso en el escenario más apocalíptico, los dólares en efectivo continuarán circulando”, dijo.

La presidenta del BCR agregó que actualmente la población rusa posee dólares y euros en efectivo por valor de 85.000 millones de dólares y que “los bancos pueden ahora vender y comprar esas divisas, por lo que su circulación en efectivo continuará”.

Rusia suspendió en marzo la venta de divisas extranjeras durante seis meses en el marco de fuertes sanciones occidentales por la campaña militar en Ucrania.

Esta medida prohíbe a los bancos vender divisas extranjeras ingresadas antes del 9 de abril y también retirar más de 10.000 dólares a los titulares de cuentas extranjeras en entidades bancarias rusas.

Rusia prepara demandas por la congelación de sus reservas

Preguntada sobre las reservas internacionales del BCR congeladas en abril pasado por Estados Unidos, la Unión Europea, Suiza, Canadá y Australia en represalia por la campaña militar ruso en Ucrania, Nabiúlina respondió que las respectivas demandas se están preparando.

“En un proceso complejo”, dijo.

Según el ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, las sanciones han privado al país del acceso a sus reservas por un equivalente a 300.000 millones de dólares.

EFE

Publicidad
Publicidad