Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Gobierno ruso niega responsabilidad en ataque sobre la ciudad de Odesa

Según el ministro turco Hukusi Akar, las autoridades rusas descartan estar detrás del bombardeo al puerto ucraniano.

Publicado

on

Foto: EFE

Luego que el gobierno ucraniano denunciara el impacto de al menos dos misiles en la ciudad portuaria de Odesa, las autoridades rusas se pusieron en contacto con el ministro de Defensa de Turquía, Hukusi Akar, para asegurar que ellos no están detrás del ataque ocurrido justo un día después de la firma del acuerdo entre la ONU, Turquía, Ucrania y Rusia para reanudar la exportación de grano ucraniano.

“Los rusos nos dijeron que no tenían absolutamente nada que ver con el ataque y que estaban estudiando la cuestión muy de cerca”, dijo el encargado de Defensa turco, Hulusi Akar. No obstante, el ministro ha reconocido que el incidente tiene un “carácter preocupante” dado que su país funciona como garante de un pacto que convierte a Odesa y a otros dos puertos del país como zonas seguras para la exportación de grano.

Por su parte, el ministro de Infraestructura de Ucrania, Oleksandr Kubrakov, garantizó que Ucrania seguirá cumpliendo con las condiciones del pacto de Estambul, en lo que a ellos les corresponde. Aunque el ataque ruso “demuestra las verdaderas intenciones de Moscú”, el ministro ha asegurado que los bombardeos “no detendrán el trabajo de las autoridades ucranianas.

“No confiamos en Rusia, pero confiamos en nuestros socios y aliados, por eso la Iniciativa sobre el transporte seguro de granos y productos alimenticios desde los puertos de Ucrania se firmó con la ONU y Turquía, y no con Rusia”, ha recordado.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky acusó a Rusia de violar rutinariamente los acuerdos. “Esto prueba que no importa lo que Rusia diga y prometa, siempre encuentra la forma de no implementarlo. Geopolíticamente, con armas, de manera sangrienta o no. Siempre encuentra alguna manera”, dijo Zelenski durante una reunión con legisladores estadounidenses, según un comunicado de la presidencia.

DW

Publicidad
Publicidad