Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Criptomonedas

Su crecimiento será inexorable y parabólico pero no apto para “manos de lechuga”: la predicción de una empresa especializada en Bitcoin

Blockware predice que la adopción global de la criptomoneda más importante de todas superará el 10% en el año 2030. Después de eso, el crecimiento podría ser parabólico, llegando a alcanzar el 80% de la población en la década de 2050.

Publicado

on

Por: Frank Holmes

“Manos de lechuga” es una expresión que algunas personas utilizan para describir a un inversor que vende su Bitcoin a la primera señal de problemas. Si tuviéramos que usar este concepto en una frase podría ser: “Elon Musk tiene manos de lechuga porque vendió el 75% de las participaciones en Bitcoin de Tesla en el segundo trimestre”. Que más que un ejemplo es la pura verdad. 

Durante la retransmisión de los resultados trimestrales de Tesla la semana pasada, Musk admitió haberse deshecho de unos US$ 936 millones en Bitcoin para conseguir efectivo, mostrándose preocupado por un posible retroceso económico de la compañía debido a los cierres por la pandemia en China. 

Para ser justos, Musk añadió que estaba abierto a comprar más en el futuro. Pero para muchos fans y defensores de Bitcoin, su decisión de vender se siente como una traición, especialmente porque sigue teniendo la moneda meme Dogecoin, creada en 2013 como una broma.

Cuando Tesla anunció inicialmente, en febrero de 2021, que había comprado US$ 1.500 millones en Bitcoin, la comunidad de criptomonedas vio en ello el inicio de una tendencia de grandes empresas y otros inversores institucionales a tener el activo digital en sus balances. El entusiasmo no hizo más que aumentar al mes siguiente, cuando el fabricante de vehículos eléctricos (EV) anunció que comenzaría a aceptar Bitcoin como pago.

Estos planes duraron poco más de un mes antes de que Musk suspendiera los pagos con Bitcoin. ¿La razón? La minería del activo, según él, consumía demasiada energía y emitía montones de gases de efecto invernadero.

Ahora sabemos que las preocupaciones de Musk, aunque válidas, no estaban ni están basadas en la verdad. Algunos podrían llamarlos FUD, o miedo, incertidumbre y duda. El multimillonario tiene razón en un aspecto: La minería de Bitcoin consume mucha energía, no cabe duda, y cada vez consumirá más energía por moneda a medida que aumente la tasa de dificultad. En lo que se equivoca es en decir que la minería de Bitcoin es más sucia que otras industrias.

A continuación se muestran los resultados de la encuesta del segundo trimestre de los miembros del Consejo de Minería de Bitcoin (BMC), del que HIVE Blockchain Technologies es miembro fundador. Según los datos, la energía sostenible (eólica, solar, hidroeléctrica, geotérmica, etc.) representa un impresionante 66% del mix energético de los miembros del BMC. Para toda la red mundial de Bitcoin, es casi el 60%. Ningún país del G20 se acerca a ese nivel de energía renovable como porcentaje del uso total de energía.

Y como muchos otros han señalado, incluido yo mismo, los mineros de Bitcoin a gran escala son muy a menudo los “compradores de último recurso” cuando se trata de energía renovable. Consumen regularmente gran parte de la electricidad que, de otro modo, se habría desperdiciado durante las horas de menor consumo. Esto hace que la energía sostenible sea más competitiva y fomentará un mayor despliegue de la eólica y la solar.

Dennis Porter, director general del Fondo de Acción Satoshi, cuya misión es educar a los responsables políticos sobre los méritos de Bitcoin, va un paso más allá. La minería de Bitcoin, dijo en un tuit reciente, será un día “una parte tan importante de la red que si intentan prohibirla, todos nos quedaremos sin energía”.

A pesar de todo esto, Tesla todavía no tiene planes de empezar a aceptar Bitcoin como pago de nuevo. El único activo digital que sí acepta es Dogecoin, cuya capitalización de mercado es sólo un 2% del tamaño de Bitcoin.

El cierre de Shanghái es un reto para Tesla en el segundo trimestre
 

No obstante, nos sigue gustando Tesla. Los cierres en Shanghái fueron un gran desafío para el fabricante de automóviles en el segundo trimestre, con beneficios inferiores a los del trimestre anterior. Sin embargo, ahora que las fábricas vuelven a funcionar, esperamos ver resultados más sólidos cuando la empresa informe sobre el tercer trimestre.

Al igual que los valores tecnológicos y los de bienes de lujo, a los que Tesla pertenece, las acciones han entrado en territorio de mercado bajista este año por la subida de los tipos, los temores de recesión y los problemas de la cadena de suministro mundial.

La adopción mundial de Bitcoin alcanzará una “fase parabólica” en 2030
 

La suspensión de los pagos con Bitcoin por parte de Tesla plantea dudas sobre la viabilidad del activo digital como moneda y medio de intercambio. Cada vez son más las empresas y comercios que aceptan su Bitcoin, pero hasta ahora son relativamente pocas las transacciones que se realizan con la criptomoneda. Según una fuente, Bitcoin procesa actualmente sólo unas siete transacciones por segundo, frente a las 1.700 de Visa y las 5.000 de Mastercard.

Pero no será así para siempre, dice la última investigación de la empresa de infraestructura blockchain Blockware Solutions. En un informe de junio, la empresa examinó las tendencias históricas de adopción de una serie de tecnologías disruptivas anteriores, como el auto, la radio, Internet y el teléfono inteligente, entre otras. Aunque la velocidad de adopción en estos casos difiere, una cosa es cierta: Una vez que la adopción alcanzaba el 10% de la población, el crecimiento se volvía “parabólico” a medida que la penetración pasaba de los “primeros adoptantes” a la “mayoría temprana”, y finalmente a la “mayoría tardía”.

En resumen, Blockware predice que la adopción global de Bitcoin superará el 10% en el año 2030. Después de eso, el crecimiento podría ser parabólico, llegando a alcanzar el 80% de la población en la década de 2050.

Sólo como recordatorio: el suministro de Bitcoin tiene un límite de 21 millones. Divídalo entre 8.000 millones de personas, que es lo que se prevé que alcance la población mundial a finales de este año. El modelo anterior sugiere que poseer un solo Bitcoin entero y mantenerlo a largo plazo podría acabar generando no sólo una riqueza que cambie la vida, sino una riqueza generacional.

Publicidad
Publicidad