Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Inflación del Reino Unido llega a su mayor nivel desde 1982

A principios de este mes, el Banco de Inglaterra elevó su tipo de interés clave en un 0.5% hasta el 1.75%.

Publicado

on

La inflación de los precios al consumo en el Reino Unido subió al 10.1% en julio, su nivel más alto desde febrero de 1982, frente a una tasa anual del 9.4% en junio, intensificando la presión sobre los hogares, según mostraron las cifras oficiales el miércoles.

El aumento superó todas las previsiones de los economistas en un sondeo de Reuters de que la inflación subiría al 9.8% en julio, y no aliviará el temor del Banco de Inglaterra a que las presiones sobre los precios se prolonguen.

A principios de este mes, el Banco de Inglaterra elevó su tipo de interés clave en un 0.5% hasta el 1.75% —su primera subida de medio punto desde 1995— y predijo que la inflación alcanzará un máximo del 13.3% en octubre, cuando se espera que suban los precios regulados de la energía para los hogares.

Le puede interesar: ¿Ya no hay recesión? Inflación de Estados Unidos baja a 8,5% en julio

Las cifras del miércoles de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, por sus siglas en inglés) mostraron que los precios subieron un 0.6% en julio con respecto a junio sobre una base desestacionalizada, mientras que la tasa anual de inflación de los precios al por menor alcanzó el 12.3%, la más alta desde marzo de 1981.

“Mi principal prioridad es controlar la inflación y estamos actuando mediante una política monetaria fuerte e independiente, decisiones fiscales y de gasto responsables y reformas para impulsar la productividad y el crecimiento”, dijo en respuesta a los datos el ministro de Economía británico, Nadhim Zahawi.

El aumento de los precios de la energía en Europa, a raíz de la invasión rusa de Ucrania, es el principal motor de la inflación y es probable que lleve a Reino Unido a una recesión prolongada, aunque poco profunda, este mismo año, según el Banco de Inglaterra.

Sin embargo, los datos indican que la presión inflacionista futura podría estar empezando a remitir.

Aunque los precios facturados por las fábricas registraron la mayor subida desde agosto de 1977, con un salto del 17.1%, los aumentos de los precios pagados por las fábricas se enfriaron ligeramente, cayendo a un 22.6% anual desde el récord del 24.1% de junio.

En términos intermensuales, los precios de los insumos sólo subieron un 0.1%, el menor incremento en lo que va de 2022, en parte debido a la menor demanda mundial de acero por la ralentización del crecimiento económico en todo el mundo y la caída de los precios del crudo.

REUTERS

 Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Publicidad
Publicidad