Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

El Kremlin facilita a los ucranianos vivir y trabajar en Rusia

Putin oficializó dos decretos que permiten que quienes llegaron al país huyendo de la guerra puedan trabajar sin límite de tiempo. Además se ordenó el pago de ayudas sociales a los refugiados.

Publicado

on

Foto: EFE

El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó un decreto que permite a los titulares de pasaportes ucranianos que han entrado a Rusia desde la ofensiva del Kremlin vivir y trabajar en el país de forma indefinida.

Hasta ahora, los ucranianos solo podían permanecer en Rusia un máximo de 90 días. Para permanecer más tiempo o para trabajar, debían obtener una autorización especial o un permiso de trabajo. La nueva medida permite a los ciudadanos ucranianos y a las personas de las regiones orientales separatistas de Ucrania, que Rusia reconoce como independientes trabajar en Rusia sin un permiso de trabajo y vivir en el país “sin límite de tiempo”, según el decreto temporal publicado hoy.

Para ser elegible, los solicitantes deberán tomarse las huellas dactilares, fotografiarse y someterse a una prueba de drogas y enfermedades infecciosas. El decreto también prohíbe la deportación de ciudadanos ucranianos, excepto aquellos liberados de prisión o aquellos que se considere que representan una amenaza para la seguridad de Rusia.

En otro decreto, Putin ordenó que se pusieran a disposición pagos sociales para personas vulnerables, incluidos jubilados, discapacitados o mujeres embarazadas, que abandonaron Ucrania o los territorios separatistas a causa de la ofensiva.

La medida beneficiará a aquellos ucranianos que hayan abandonado su país con destino a territorio ruso desde el 18 de febrero pasado, es decir, una semana antes del inicio de la “operación militar especial” rusa en Ucrania, señala el decreto presidencial.

En el caso de los inválidos, estos recibirán mensualmente 20.000 rublos (más de 330 dólares), mientras los refugiados que sean veteranos de la Gran Guerra Patria, como se conoce en este país la Segunda Guerra Mundial, ingresarán cada mes un subsidio adicional de 5.000 rublos (83 dólares). Las familias con hijos cobrarán 4.000 rublos (66 dólares) por descendiente, cifra que aumentará hasta 10.000 si se trata de un solo progenitor. Mientras que las mujeres embarazadas tienen derecho a un pago único de 10.000 rublos mensuales, subsidio que ascenderá a 20.000 rublos tras el parto.

Según Moscú, 3,6 millones de ciudadanos ucranianos, incluidos 587.000 niños, habían entrado en Rusia desde el inicio de la ofensiva a finales de febrero.

DW

Publicidad
Publicidad