Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Actualidad

Se prenden las alarmas por riesgo de apagón en Bogotá

Enel Colombia anuncio que no ha logrado realizar los mantenimientos preventivos en la Central Hidroeléctrica El Guavio, por lo que tuvo que suspender unidades de generación. Con esta decisión, se pone en riesgo la prestación del servicio.

Publicado

on

ISA energía

A las altas tarifas de energía que se han registrado en los últimos meses en todo el país, se suma ahora el riesgo de un eventual apagón en Bogotá. Se trata de un escenario que se podría generar luego de que Enel Colombia confirmara que no ha logrado realizar los mantenimientos preventivos en la Central Hidroeléctrica El Guavio por los bloqueos que aún persisten en el municipio de Ubalá, Cundinamarca.

Ante las restricciones de movilidad que impidieron el paso de los contratistas de Enel esta semana, la empresa se vio en la obligación de declarar indisponible las unidades de generación 1 y 5 de la Central. Ambas unidades de generación, que no han podido ser inspeccionadas, aportan 500 megavatios (MW) de los 1.260 MW de la capacidad instalada del activo.

“De no garantizarse la normal operación de Guavio, el próximo 13 y 14 de septiembre quedarían indisponibles las unidades 4 y 2, respectivamente; una situación que dejaría por fuera hasta 500 MW adicionales”, explicó Enel. “El tener en funcionamiento únicamente una unidad mayor (250 MW) y dos menores (5 MW cada una) significaría que la central hidroeléctrica más grande del país estaría operando al 20% de su capacidad total”.

Eugenio Calderón, gerente de Enel Green Power & Thermal Generation de Colombia y Centroamérica, explicó que la “Central Hidroeléctrica El Guavio produce alrededor de 5.000 GWh/año, energía capaz de suplir las necesidades de 2 millones de hogares colombianos. El suspender la operación de sus unidades pone en riesgo inminente la seguridad y confiabilidad del Sistema Interconectado Nacional (SIN), y la prestación de un servicio público esencial para los hogares y las ciudades”.

Calderón hizo un “llamado urgente a las autoridades competentes para que garanticen la correcta operación de la Central y poder salvaguardar así la seguridad energética del país”.

De acuerdo con Enel, a raíz de las manifestaciones, que hoy completan 23 días, han tenido que aplazar seis jornadas de mantenimientos en la Central Hidroeléctrica El Guavio, pues la comunidad de Ubalá no ha permitido el ingreso vehicular del personal que está a cargo de esta función.

“La operación de la Central Hidroeléctrica El Guavio no es sostenible sin poder realizar las inspecciones que nos permitan identificar oportunamente posibles anomalías en los equipos, razón por la cual hemos tenido que declarar indisponibles las unidades 1 y 5, y próximamente lo haremos con dos adicionales que tenían programado su mantenimiento la siguiente semana. El operar las máquinas sin la certeza de su correcto funcionamiento, incrementaría el riesgo al que ya se enfrenta el sistema eléctrico colombiano y del personal que labora para la Central”, agregó Calderón.

Enel advirtió que las unidades de la Central Hidroeléctrica El Guavio representan el 35% de las unidades equivalentes con las que cuenta el área oriental del país para el control del nivel tensión. “El no operar con normalidad este activo implica el aplazamiento de mantenimientos de otras plantas que deben cubrir la seguridad energética de Colombia, lo que al final se traduce en mayores costos de la energía y en la pérdida de la confiabilidad en el suministro del Sistema Interconectado Nacional (SIN)”, concluyeron.

Articulos relacionados

Articulos relacionados

Publicidad
Publicidad