Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Mientras en Colombia se busca prohibir el fracking, en Reino Unido dan vía libre a proyectos

Reino Unido eliminó la prohibición de realizar fracking para garantizar la autosuficiencia energética del país. La medida se toma tras el aumento de los precios de la energía y el gas como consecuencia de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Publicado

on

Petróleo

La guerra entre Rusia y Ucrania continúa amenazando el suministro de gas en Europa, una situación que ha obligado a algunos países de ese continente a tomar medidas extraordinarias para garantizar su autosuficiencia energética.

Este jueves, la ministra británica Liz Truss anunció que se eliminó la prohibición de perforar gas de esquisto, es decir a través de la técnica de fracking. Se trata de una medida que se da, según advirtió, para impulsar el suministro de energía nacional ante los retos coyunturales por los que están atravesando.

La orden hace parte de un paquete de medidas para hacer frente al aumento de los precios de la energía que ha puesto en jaque el bolsillo de los hogares e incluso las empresas.

Lea también: Consejo de Estado niega recurso que buscaba suspender pilotos del fracking

Medios ingleses registran que con esta decisión la primera ministra buscará que haya más perforaciones en el Mar del Norte. De hecho, han dicho que este sería el camino para lograr seguridad energética en un momento en el que no se sabe hasta cuándo se podría prolongar el conflicto entre Rusia y Ucrania.

A este anuncio también se suma el de Alemania, que hace unas semanas abrió la puerta para que regrese el fracking a ese país. De hecho, esta discusión se ha extendido a Países Bajos, donde se analiza cómo volver a este tipo de proyectos.

Todos estos anuncios se dan luego de que este fin de semana Rusia suspendiera por completo el gasoducto Nord Stream, de la empresa Gazprom, para arreglar una fuga de aceite.

No al fracking en Colombia

Mientras en el mundo se revive este debate, un poco en línea con la importancia de tener autosuficiencia energética, en Colombia el nuevo gobierno ha dicho que suspenderá los contratos de hidrocarburos, así como los pilotos de fracking.

Hace tres semanas, la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad, radicó ante el Congreso de la República un proyecto de ley mediante el cual se busca prohibir el fracking en Colombia.

La iniciativa busca que se acaben no solo los pilotos de fracking, sino además los contratos asignados de no convencionales para que no se pueda un eventual desarrollo comercial de esta actividad.

El proyecto de ley tiene varios argumentos, pero el principal es que, según Muhamad, no es lógico que si el país quiere una transición social y económica -que busca de soluciones para la crisis climática- se continúe profundizando la dependencia a los combustibles fósiles.

Estos anuncios van en línea con los de la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, quien ha dicho en reiteradas ocasiones que no se firmarán contratos, aún teniendo en cuenta que se tienen reservas de gas para menos de ocho años.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información de negocios.

Publicidad
Publicidad