Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Criptomonedas

Tras actualización de Merge, ether se dirige a liberación de US$20.000 millones con Shanghai

Permitiría a los validadores, que han depositado tokens de éter en la cadena de bloques a cambio de un rendimiento, retirar sus monedas apostadas, para mantenerlas o venderlas.

Publicado

on

Merge llegó, vio y venció. No es que se pueda adivinar por los precios de las criptomonedas.

La megaactualización de la cadena de bloques de Ethereum finalmente se puso en marcha el 15 de septiembre, pasando a un sistema de “prueba de participación” (PoS) de menor consumo energético casi sin contratiempos.

Aunque la anticipación del evento hizo que el ether subiera un 85% desde su estancamiento en junio, desde entonces se ha hundido un 19%, afectado junto con el bitcóin y otros activos de riesgo por la angustia de los inversores sobre la inflación y la política monetaria de los bancos centrales.

No obstante, muchos agentes del mercado son optimistas sobre las perspectivas a largo plazo de Ethereum y su criptodivisa nativa.

“Anteriormente, hemos hablado con los fondos soberanos y los bancos centrales para ayudar a construir sus asignaciones de activos digitales (…) pero la inversión directa ha sido rechazada debido a la preocupación por la energía”, dijo Markus Thielen, director de inversiones de la gestora de activos IDEG Limited.

“Con el paso de Ethereum a PoS, esto resuelve claramente este último pilar de preocupación”.

Algunos criptoinversores están ahora centrando su atención en el próximo evento que podría sacudir los precios.

La próxima actualización significativa para Ethereum es el “Shanghai”, que los participantes en el mercado esperan para dentro de unos seis meses, y que tiene como objetivo reducir sus altos costos de transacción.

Permitiría a los validadores, que han depositado tokens de ether en la cadena de bloques a cambio de un rendimiento, retirar sus monedas apostadas, para mantenerlas o venderlas.

Hay mucho en juego: más de 20.000 millones de dólares de depósitos de ether están actualmente bloqueados, según el proveedor de datos Glassnode.

La criptomoneda ether apostada -considerada como una apuesta por el éxito de Ethereum a largo plazo, ya que no se puede canjear hasta que ocurra lo de Shanghái- cotiza casi a la par con el éter, a 0,989 unidades, según datos de CoinMarketCap, lo que indica confianza en futuras subidas.

La moneda había bajado hasta 0,92 en junio.

“Purge” y “splurge”

Después de Shanghái, se prevé una serie de otras actualizaciones para Ethereum, que el cofundador Vitalik Buterin ha apodado “surge”, “verge”, “purge” y “splurge”.

Es probable que el enfoque principal de las futuras actualizaciones sea la capacidad de la cadena de bloques para procesar más transacciones.

“Debido a que Merge se retrasó durante varios años, los inversores, los operadores y los usuarios finales tienen una gran cantidad de inquietud en torno a cuándo Ethereum escalará significativamente”, dijo Alex Thorn, jefe de investigación a nivel de empresa en el banco centrado en cadena de bloques Galaxy Digital.

Paul Brody, líder global de cadena de bloques en EY, dijo: “El futuro de Ethereum tiene que escalar, y lo hará, a cientos de millones de transacciones al día”.

“Asesinos de ethereum”

El objetivo principal de Merge era reducir el uso de energía de Ethereum, ya que las criptodivisas están siendo criticadas por su enorme huella de carbono.

Los desarrolladores afirman que el consumo de energía de la cadena de bloques se redujo en un 99,95%, lo que podría tentar a los poderosos inversores institucionales, antes limitados por las preocupaciones ambientales, sociales y de gobierno (ESG).

Merge y las futuras actualizaciones también reducen el atractivo inversor de las denominadas cadenas de bloques “asesinas de Ethereum”, como Solana y Polkadot, según Adam Struck, director general de la empresa de capital riesgo Struck Crypto.

Sin embargo, los inversores institucionales no están entrando todavía, ya que un temible entorno macro enfría el apetito por los activos de riesgo.

A largo plazo, sin embargo, se espera que el cambio a PoS disminuya la tasa de emisión de tokens de éter – potencialmente hasta un 90% – lo que debería hacer subir los precios.

Además, los rendimientos anuales del 4,1% por apostar tokens de éter para validar transacciones podrían resultar tentadores para los inversores.

Sin embargo, aunque el método prueba de participación permite estos lucrativos rendimientos, muchos puristas de las criptomonedas señalan que aleja a Ethereum de un modelo puramente descentralizado, ya que los mayores validadores podrían ejercer una mayor influencia sobre la cadena de bloques.

Por el momento, sin embargo, al mundo de Ethereum se le puede aconsejar que disfrute del momento Merge.

“Puede haber volatilidad en los próximos días”, dicen los analistas de Kaiko Research. “Pero por ahora la comunidad puede darse una merecida vuelta de campana”.

Reuters

Publicidad
Publicidad