Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Colombia tiene una participación del 1,3% en el mercado mundial de la caña de azúcar

Hoy en día, el sector agroindustrial de la caña representa el 2,8% del Producto Interno Bruto en Colombia, lo que lo convierte en un actor clave para la economía del país.

Publicado

on

Cortesía: Asocaña

El agro continúa demostrando su potencial en Colombia. La apuesta es clara: fortalecer y volver más competitivo al sector primario de la economía. Desde cada una de sus industrias, los agricultores y empresarios han avanzado en línea con este propósito, lo que ha implicado alianzas, mayor inclusión de la tecnología y la promoción de la empleabilidad en el campo.

Los azucareros reconocen de primera mano la importacia de dinamizar a este segmento y transitar hacia la sostenibilidad. Hoy en día, el sector agroindustrial de la caña representa el 2,8% del Producto Interno Bruto en Colombia, lo que lo convierte en un actor clave para la economía del país.

En el marco del lanzamiento de Corazón de Caña, Claudia Calero, presidenta de Asocaña, compartió algunas cifras que dan cuenta de la contribución de este sector. Al año, en el país se producen 24 millones de toneladas de caña de azúcar y 2,2 millones de toneladas de azúcar. En Colombia hay sembradas 240 mil hectáreas de caña de azúcar, divididas entre los distintos actores del sector.

Lea también: Empresas petroleras reducirán sus operaciones en Colombia por políticas del gobierno Petro

Sobre la empleabilidad de la industria, la ejecutiva menciona que se generan alrededor de 286 mil empleos, entre directos e indirectos.

En materia de exportaciones, Calero destaca que se han alcanzado 350 millones de dólares en este tipo de transacciones, siendo la caña de azúcar colombiana un producto que llega a 60 países en el mundo.

Para seguir consiguiendo estos resultados, los ingenios azucareros , los cultivadores, los empresarios y en general el gremio se ha unido para darle vida a una marca sombrilla, bajo la cual se agruparan las distintas iniciativas, programas y productos que hagan parte del portafolio de la agroindustria. Se trata de Corazón de Caña.

“Esperamos que con el tiempo la marca nos identifique a todos los colombianos y nos sintamos orgullosos cada vez que la veamos o escuchemos hablar de ella. Representa el corazón de nuestra tierra, el cual no es exclusivo de las zonas cañeras, sino de toda Colombia”, resalta Martha Betancourt, directora ejecutiva de Procaña.

Cortesía: Asocaña

Endulzarle el oído a los jóvenes

Uno de los asuntos críticos para el sector es enfrentarse a la inapetencia de las nuevas generaciones para trabajar en el campo, lo que obstaculiza el relevo generacional y con ello el mantenimiento de los cultivos y de la cadena de valor de la que hace parte la caña de azúcar.

Al respecto, los líderes gremiales exaltan el efecto que ha ejercido la sostenibilidad, como un pilar que atrae al talento humano en el campo. Así lo afirma Martha Betancourt, directora ejecutiva de Procaña, quien indica que a los jóvenes “hay que enamorarlos nuevamente del campo con la sostenibilidad”.

En estas estrategias, el sector ha invertido más de 50 mil millones de pesos, recursos que se han destinado a hacer los procesos de la caña más sostenibles, por medio de acciones que involucren a todos los actores de la cadena.

Lea también: Los mercados están entendiendo que Colombia garantizará la estabilidad macroeconómica: Ocampo

Santiago Fernández, vicepresidente de la Junta Directiva de Azucari, señala que la garantía de un trabajo decente en la agroindustria también ha sido un factor crucial para evitar el abandono de la tierra y conseguir que más jóvenes se vinculen a estas industrias.

De acuerdo con Fernández, hay una tendencia al desplazamiento de las nuevas generaciones del campo a las ciudades, cuando hay potencial en el sector. De hecho, resalta Betancourt, se han generado 1.750 puestos de trabajo, promoviendo especialmente la integración de las juventudes.

De la tierra colombiana

Colombia tiene una participación del 1,3% en el mercado mundial de la caña de azúcar. Como explica Calero, esto ha sido posible gracias a la innovación constante del sector, a la modernización de procesos y la inclusión de tecnologías que favorecen la competitividad de la agroindustria.

De ahí que sea necesario continuar encausando esfuerzos para impulsar su desarrollo. “El sector privado es parte integral en la solución de los problemas del país; ese desarrollo de las regiones se hace de la mano del sector privado”, añade la ejecutiva.

Articulos relacionados

Articulos relacionados

Publicidad
Publicidad