Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Política

Bolsonaro no disputará derrota electoral ante Lula, dice ministro, en medio de crecientes tensiones

Según los informes, el presidente brasileño, que perdió las elecciones del domingo, aceptará los resultados de las elecciones durante un discurso el martes.

Publicado

on

Foto: EFE.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuyo silencio desde que perdió por estrecho margen ante su oponente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva el domingo ha creado temores de revuelta entre sus seguidores, aceptará los resultados de las elecciones en un discurso el martes, dijo uno de sus ministros a Reuters.

El ministro de Comunicaciones, Fabio Faria, dijo que Bolsonaro, quien había planteado la posibilidad de no conceder la carrera durante su campaña, no se opondrá a los resultados, según Reuters.

Algunos de los partidarios más vocales de Bolsonaro han pedido a los militares que mantengan a Bolsonaro en el cargo y, desde el lunes, los camioneros, uno de los principales electores de Bolsonaro, han bloqueado carreteras en todo Brasil como protesta (la Policía Federal de Carreteras dijo que las carreteras habían sido bloqueadas parcial o totalmente en más de 200 ubicaciones el martes).

Sin embargo, los aliados políticos de Bolsonaro han alentado en gran medida al presidente a renunciar, según Reuters, y su jefe de gabinete, Ciro Nogueira, ya se ha puesto en contacto con el equipo de Lula para hablar sobre la transición entre las dos administraciones.

Bolsonaro, apodado el “Trump de los trópicos”, anteriormente hizo múltiples afirmaciones infundadas de que el sistema de votación de Brasil estaba plagado de fraude, lo que generó preocupaciones de que intentaría anular las elecciones, especialmente cuando no cedió de inmediato a Lula.

Bolsonaro es el primer presidente brasileño que no gana la reelección desde 1985, cuando se restableció la democracia en Brasil después de una dictadura militar de más de dos décadas.

Lula, un extrabajador metalúrgico de 77 años que se desempeñó como presidente brasileño entre 2003 y 2010, derrotó por poco a Bolsonaro el domingo por 50,9% a 49,1%, con un margen de aproximadamente 2 millones de votos. Lula ha prometido deshacer muchas de las políticas de Bolsonaro, como la desregulación del desarrollo en la Amazonía, y realizó una campaña que prometía aumentar los impuestos a los más ricos de Brasil. Lula no pudo postularse para presidente en 2018, cuando fue elegido Bolsonaro, porque cumplía una pena de prisión por cargos de corrupción que fueron anulados en 2021.

Publicidad
Publicidad