Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Acciones de Grindr se dispararon después de salir a bolsa, produciendo al menos un nuevo multimillonario

La aplicación de citas LGBTQ+ se hizo pública en la Bolsa de Valores de Nueva York a través de una fusión con el vehículo de propósito especial Tiga Acquisition Corp. Las acciones aumentaron más del 200%, proporcionando una ganancia inesperada masiva, pero posiblemente temporal, para los inversores de la empresa.

Publicado

on

Foto: NYSE.

En medio de una desaceleración en las ofertas públicas en 2022, una empresa se opuso a esa tendencia en la última semana. Grindr, la aplicación de citas LGBTQ+ fundada en 2009, se fusionó con una empresa de adquisición de propósito especial (SPAC, por sus siglas en inglés) el viernes en la Bolsa de Valores de Nueva York, y las acciones subieron hasta un 493% alrededor de las 11 de la mañana antes de caer y cerrar un 214% más alto a US$36.50 por acción.

Grindr anunció por primera vez un acuerdo para fusionarse con Tiga Acquisition Corp. en mayo con una valoración de 2.100 millones de dólares, incluida la deuda. Los accionistas de Tiga aprobaron el acuerdo el martes, preparando el escenario para que la fusión se cierre el jueves. Aún así, el 98% de los accionistas de Tiga optaron por canjear sus acciones por efectivo a US$10,48 por acción, en lugar de convertirlas en acciones de Grindr, un pago total de alrededor de US$284 millones.

Esos pocos accionistas de Grindr y Tiga que mantuvieron sus acciones en la compañía recién combinada obtuvieron una ganancia inesperada, al menos por ahora. Según una presentación del 1 de noviembre, aproximadamente el 77% de las acciones de Grindr ahora están en manos de San Vicente Holdings LLC, con sede en Delaware. El mayor accionista de San Vicente es G. Raymond Zage III, presidente y director ejecutivo de Tiga, de 52 años, que posee el 54 % de San Vicente a través de Tiga Investments Pte., con sede en Singapur. Ltd, que invirtió por primera vez en Grindr en 2020. Al precio de las acciones de Grindr de 36,50 dólares al cierre del mercado, la participación del 43 % de Zage en Grindr valía aproximadamente 2.700 millones de dólares. Zage fue banquero de inversiones en Goldman Sachs y también ayudó a establecer la división asiática de Farallon Capital, el fondo de cobertura establecido por el multimillonario Tom Steyer, en 2002.

El siguiente mayor accionista de San Vicente es James Fu Bin Lu, de 40 años, exingeniero y empresario de la NASA que también trabajó en Amazon y en el motor de búsqueda chino Baidu. Lu ha sido presidente de Grindr desde 2020 y es socio gerente y fundador de la empresa de adquisiciones de tecnología Joffre Capital. Lu posee el 23% de Grindr a través de su oficina familiar con sede en Seattle, Longview Capital Holdings. Sus acciones valían alrededor de 1.400 millones de dólares al cierre del mercado.

La trampa: Zage y Lu comprometieron todas sus participaciones en San Vicente a “ciertos prestamistas en relación con un acuerdo de financiación”, lo que significa que las usaron como garantía para préstamos. Forbes descuenta las acciones prometidas en un 50 %, lo que hace que el valor neto estimado de Zage se reduzca a 1300 millones de dólares y el de Lu a unos 720 millones de dólares. Los otros dos accionistas de San Vicente: el presidente de Tiga y ex alumno de Farallon Capital y Goldman Sachs, Ashish Gupta, y J. Michael Gearon, copropietario de los Atlanta Hawks de la NBA y fundador, presidente y director ejecutivo de la oficina familiar 28th Street, con sede en Atlanta. Empresas: posee acciones por un valor estimado de $ 280 millones y $ 560 millones, respectivamente. A diferencia de Zage y Lu, no comprometieron sus acciones. Un representante de Lu se negó a responder a una pregunta sobre el acuerdo de financiación de Lu.

Si bien Zage tiene la mayor participación accionaria en San Vicente, su participación con derecho a voto se divide 50-50 entre Lu’s Longview y Gearon’s 28th Street, lo que les otorga poder de inversión y de voto sobre las acciones de San Vicente en Grindr. Los representantes de Grindr y Tiga no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios.

Grindr registró una ganancia de US$5,1 millones sobre ingresos de US$146 millones en 2021, frente a una pérdida neta de US$13 millones y US$104 millones en ventas en 2020. La aplicación opera en más de 190 países y territorios y reportó 10,8 millones de usuarios activos mensuales en 2021, con aproximadamente 744.000 usuarios de pago a partir de junio. Aún así, la aplicación es mucho más pequeña que sus rivales que cotizan en bolsa: Bumble, que tiene una capitalización de mercado de US$4.300 millones, registró una ganancia neta de US$287 millones sobre US$766 millones en ingresos en 2021, mientras que US$13.000 millones (capitalización de mercado) Match Group, que posee Tinder, Hinge y OkCupid— acumuló una ganancia de US$278 millones sobre US$3.000 millones en ventas el año pasado.

La propiedad de Grindr ha cambiado varias veces desde que Joel Simkhai la lanzó en 2009. En agosto de 2015, la empresa estuvo a punto de ser adquirida por el servicio de citas online Ashley Madison por un precio de entre 60 y 70 millones de dólares, pero el acuerdo finalmente se canceló, según Pitchbook. Cinco meses después, en enero de 2016, Grindr vendió una participación del 61,5 % a Beijing Kunlun Tech, un operador de juegos en línea con sede en Beijing que cotiza en bolsa y presidido por el ex multimillonario Zhou Yahui, por 98 millones de dólares. Beijing Kunlun compró el resto de la empresa por 152 millones de dólares dos años después, en enero de 2018.

Pero mientras Grindr se preparaba para una oferta pública inicial en 2019, tuvo problemas con el Departamento del Tesoro de EE. UU. por los riesgos de seguridad nacional vinculados a su propiedad china. El Comité de Inversión Extranjera en los Estados Unidos (CFIUS), que tiene el poder de revisar las transacciones que involucran a inversores extranjeros en los EE. UU., obligó efectivamente a Beijing Kunlun a deshacerse de su propiedad en Grindr en marzo de 2019. Eso llevó a un esfuerzo de un año para vender el empresa que culminó en junio de 2020, cuando un grupo de inversores, incluidos Catapult Capital, San Vicente Group y Tiga Investments, completaron una compra apalancada de Grindr que valoró la empresa en 618 millones de dólares.

Ese no fue el final de los problemas de Grindr: la compañía recibió una multa de US$7 millones por parte de la autoridad de protección de datos de Noruega en diciembre de 2021 por enviar datos personales a anunciantes sin el consentimiento del usuario. Y en mayo pasado, el Wall Street Journal informó que los datos de ubicación de usuarios de Grindr se vendieron a anunciantes desde al menos 2017 hasta 2020. “Desde principios de 2020, Grindr ha compartido menos información con socios publicitarios que cualquiera de las grandes plataformas tecnológicas y la mayoría de nuestros competidores”, dijo Patrick Lenihan, un portavoz de Grindr, al Journal en ese momento, y agregó que la venta de esos datos ya no era posible bajo las prácticas de privacidad actuales de Grindr.

Hasta ahora, en su primer día de Grindr como empresa pública superó al de Bumble, la última aplicación de citas que se hizo pública en febrero de 2021. Las acciones de Bumble cerraron un 64 % más en su primer día de cotización, convirtiendo a su fundadora, Whitney Wolfe Herd, en multimillonaria. con un valor neto estimado de US$1.500 millones. Pero las acciones de Bumble pronto comenzaron a caer. Para noviembre de 2021, Wolfe Herd había desaparecido de las filas multimillonarias.

Las acciones de Bumble cotizaron un 46% por debajo de su precio de salida a bolsa el viernes. Esa es una historia de advertencia para Grindr, incluso cuando vuela alto en su primer día como empresa pública.

Articulos relacionados

Articulos relacionados

Publicidad
Publicidad