Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Negocios

Black Banx a la vanguardia de los banqueros fintech colombianos

Publicado

on

Michael Gastauer fundador y CEO de Black Banx

No es ningún secreto que Colombia es una de las tres fuerzas motoras del rápido desarrollo del sector fintech en América Latina. Junto con Brasil y México, es uno de los motores en innovación y adopción de fintechs con un 48 % de la población que utiliza estos servicios en 2021. Asimismo, el mercado experimentó un crecimiento anual del 56 % desde 2019 (fuente: Fintech Times 28-6-22). El mercado mundial de pagos creció un 11 % en 2021 (fuente: McKinsey, octubre de 2022) y el mercado colombiano demostró ser particularmente receptivo a las atracciones de las fintech: precios, conveniencia, mejor servicio al cliente, acceso regional e internacional.

En un país grande donde el acceso a la banca y a la infraestructura tradicional, por no mencionar los costos, desafiaron la inclusión financiera y la facilidad de acceso hasta la fecha, tal vez no sea sorprendente que la gente haya adoptado con tanta facilidad la simplicidad de abrir cuentas bancarias tan solo registrándose en la aplicación correspondiente en sus teléfonos inteligentes o en su computadora portátil. Esta revolución tecnológica contribuyó en gran medida a mejorar la independencia financiera, la versatilidad y la posibilidad de elección tanto para las personas como para las empresas. Los colombianos quieren saber que su dinero está protegido, que pueden hacer negocios y transacciones personales de manera segura y que pueden acceder fácilmente a otras divisas. Dado el claro alejamiento de la modalidad de operaciones en efectivo, con las preocupaciones por los robos y la vulnerabilidad de la moneda local que ello conlleva, resulta reconfortante estar expuestos a divisas refugio como el dólar estadounidense y el euro, o la capacidad de recibir pagos e interactuar con empresas regionales sin grandes obstáculos monetarios o problemas de seguridad que superar.

El multimillonario de las fintech, Michael Gastauer, intuyó la oportunidad colombiana en 2018. Como fundador y director ejecutivo del grupo de banca digital Black Banx, una fuerza dinámica para la innovación en el vibrante sector de las fintech que construye la primera plataforma financiera global del mundo para permitir que las personas accedan a los productos bancarios independientemente de la nacionalidad y los requisitos bancarios, Colombia era el siguiente paso natural después de las importantes incursiones que ya había realizado en el mercado brasileño. Vio una clara necesidad de intercambio de divisas entre Brasil y Colombia, así como de aperturas para aplicaciones fintech más amplias en Bogotá y en otros lugares. Sintió los vientos del cambio y actuó en consecuencia; estableció un equipo central de 58 personas en Bogotá para atender a una base de clientes que aumentó a más de 1,1 millones en solo cuatro años y está listo para ver un mayor crecimiento dinámico.

Con ingresos estimados de USD 1 mil millones en 2022, Black Banx Group opera en nombre de 15 millones de clientes comerciales y privados en 180 países. América Latina es una región clave, ya que representa el 28 % de los ingresos del grupo. Su capacidad para ofrecer transacciones fáciles de realizar, flexibles y respaldadas por la más alta calidad tecnológica es un complemento perfecto para las necesidades de los clientes colombianos, que representan el 6,2 % de los ingresos del grupo Black Banx. Michael Gastauer considera que hay una serie de factores que impulsan la continuidad en el mercado colombiano.

En primer lugar, es un ejemplo de la capacidad de las fintech para mejorar la inclusión financiera de las personas no bancarizadas. Con la Corporación financiera internacional que estima que 1,6 mil millones de personas y 200 millones de pequeñas empresas no tienen acceso a servicios financieros formales (fuente: IFC, Banking on Fintech in Emerging Markets, enero de 2022), existe una brecha dolorosa que se debe achicar con el papel fundamental de las fintech. Empresas como Black Banx están teniendo un impacto radical en el segmento de la clase media del mercado bancario minorista en particular, que cada vez es más astuto y tiene más confianza en lo digital. En 2018, la clase media superó en número a los “vulnerables” y “pobres” en América Latina por primera vez (fuente: Banco Mundial 24 de junio de 2021) después de dos décadas donde la cantidad de personas que viven en situación de pobreza disminuyó en más del 50 % en comparación con las dos décadas anteriores. Si bien la riqueza y la actividad económica en América Latina se vieron duramente afectadas por el Covid, Michael Gastauer identifica un deseo insaciable de emprendimiento y progreso económico en Colombia, donde los segmentos de la economía de las fintech, las criptomonedas, las PYMES y los negocios con orientación internacional están prosperando.

Con su experiencia y trayectoria internacional, la experiencia de Black Banx y el atractivo de sus activos geográficamente equilibrados no pasan desapercibidos para este público comercial, que puede aprovechar un modelo de cobertura efectivo y una base de activos diversificada con solo mantener sus fondos a través de Black Banx, que actúa como una salvaguardia contra cualquier posible crisis financiera o bancaria en Colombia. Mediante el cumplimiento estricto de las regulaciones bancarias locales y los requisitos de cumplimiento, los clientes se benefician de poder depositar salarios y mantener sus activos en una estructura segura, con exposición al dólar estadounidense, euro o divisas regionales que facilitan la recepción sencilla de pagos o transacciones monetarias en sus respectivos países comerciales. El tráfico también va hacia otro lado, ya que la diáspora colombiana, que representa la mayor proporción de inmigrantes en Estados Unidos, utiliza bancos como Black Banx para cambiar divisas y transferir fondos a través de la frontera. Productos como las tarjetas de débito en varias divisas ofrecen a los clientes un aislamiento de la volatilidad del peso colombiano y una base sólida desde la cual realizar transacciones internacionales.

Una indicación de la fuerza que Black Banx obtuvo en Colombia es la calidad de su base de clientes. Tres de las diez empresas de exportación más grandes de Colombia tienen cuentas en Black Banx, para recibir pagos de los mercados de exportación más grandes de Colombia, como Estados Unidos, Panamá o China. Black Banx procesa más de USD 4 mil millones al año en pagos internacionales en nombre de sus clientes colombianos, lo que representa alrededor del 10 % de los ingresos totales de exportación de los países. Con la creciente apreciación de los beneficios de las ventajas de costos que ofrecen las empresas fintech como Black Banx, con una transacción de divisas promedio que cuesta solo fracciones en comparación con una transacción similar en un banco tradicional importante en el país, Colombia sigue desempeñando un papel clave en el triunvirato de la influencia financiera colombiana, mexicana y brasileña en la región. Con un mercado direccionable de más de 400 millones de personas y una apreciación cada vez mayor de las transacciones bancarias convenientes en tiempo real, las perspectivas siguen siendo positivas.

La experiencia de Michael Gastauer coincide con el potencial de la trayectoria de Black Banx en Colombia: “Cuando entramos por primera vez en el mercado, crecimos rápidamente gracias a nuestra apreciación de la oportunidad, estando en un país receptivo en el momento adecuado y con fuertes conexiones locales. Una vez que nos establecimos, la conciencia y la aceptación se convirtieron en una bola de nieva, y puedo ver que esas bolas de nieve se hacen más grandes y están más arraigadas”. Con tasas de crecimiento superiores, los mercados emergentes son sin duda un buen punto para las empresas fintech. Y Black Banx tiene más que hacer.

Articulos relacionados

Articulos relacionados

Publicidad
Publicidad