Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

Así cierra la situación económica en el tercer trimestre

En octubre se presentó una sorpresa negativa de los precios, con un aumento de 12,22% en la inflación, peor a lo esperado por el mercado. ¿Cómo cerrará el 2023?

Publicado

on

Monedas colombianas, dinero, economìa, moneda, dinero en efectivo

La semana anterior se publicó el dato de crecimiento para el tercer trimestre que con una tasa de 7,0% anual superó la mediana de las expectativas de la Encuesta de Opinión Financiera de Fedesarrollo que registraba 6,4%, además vale la pena notar que en esa misma encuesta se espera un cierre de este año en 7,7% y en 2023 se muestra una importante reducción en el dinamismo que lo pondría en 1,7%.

Para este registro el mayor impulso vino del comercio que aportó 1,6 puntos porcentuales, seguido de las actividades de recreación con 1,1 puntos y las industrias manufactureras con 0,9, donde el único grupo que presentó una reducción fue el de agricultura con -1,4% anual.

Lea también: Los precios se mantienen al alza

Esto tiene sentido ya que, si se revisa el dato de forma mensual a través del Índice de Seguimiento de la Economía, el mes de septiembre mostró una desaceleración al tener una tasa anual de 4,2%, la más baja desde la contracción de -2,9% vivida en febrero de 2021, afectada precisamente por una reducción de 3,7% en las actividades primarias asociadas también a la agricultura.

Junto a este dato del PIB, en octubre se presentó una sorpresa negativa de los precios, que analicé en mi columna anterior, con un aumento de 12,22% en la inflación, peor a lo esperado por el mercado y llevando la expectativa de los analistas encuestados por el Banco de la República a una mediana también de 12,22% en diciembre.

En este contexto, el mayor nivel del dólar que ya ha superado la barrera de los $5.000 añade una presión al alza de los precios vía las importaciones, hecho especialmente relevante en un país con altos niveles en sus déficits gemelos, es decir uno en balanza comercial y el otro fiscal. Además, alrededor del 26% de nuestros bonos (TES) están en manos de extranjeros lo que también añade más peso a la forma de financiar el déficit fiscal y sus implicaciones en el mercado cambiario vía la inversión extranjera de portafolio.

Por su parte, el desempleo, que para mí es tal vez la medida más relevante para evaluar la recuperación económica y precisamente la más lenta en ajustarse, en septiembre fue de 10,7% que si bien fue menor que en el mismo periodo de 2021 donde marcó 12% continúa siendo de dos dígitos, lo cual sigue siendo históricamente alto.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información económica

Viendo estos datos, vale la pena notar que vamos a tener un cierre de año con un buen crecimiento, pero acompañado de altos niveles inflacionarios, por lo que la preocupación se centra en el efecto que este aumento prolongado en el nivel de precios tenga sobre el consumo para el próximo año, en el cual la expectativa de diferentes entidades muestra una fuerte desaceleración para Colombia y recesiones en otros países. Así el reto ya no es que tan alto cerremos el 2022 sino como reducir la desaceleración esperada para 2023 y sacar el mejor provecho de la situación coyuntural mundial.

Por: Gregorio Gandini*
*El autor es fundador de Gandini Análisis, plataforma donde crea contenido de análisis sobre mercados financieros y economía. También es el creador del podcast Gandini Análisis y se desempeña como profesor en diferentes universidades en temas asociados a finanzas y economía.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Publicidad
Publicidad