Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

Ocampo: “La preocupación de Colombia no es la deuda, sino sus exportaciones”

La desindustrialización del país en años anteriores es una de las causas que ponen en jaque su aparato productivo, de ahí que uno de los grandes retos sea impulsar un renacimiento de la economía basado en la diversificación de esta, dice en entrevista a Forbes el codirector del Banco de la República José Antonio Ocampo.

Publicado

on

José Antonio Ocampo
Andrés Rodríguez - Forbes

Esta entrevista al ahora saliente codirector del Banco de la República José Antonio Ocampo fue publicada en la primera edición impresa de Forbes Colombia

El codirector del Banco de la República José Antonio Ocampo llegó a su cargo después de haber dirigido la Misión para la Transformación del Campo, ejercer como ministro de Agricultura y de Hacienda de dos gobiernos diferentes a finales del siglo pasado, así como haber sido director del Departamento Nacional de Planeación y candidato a la presidencia del Banco Mundial por los países independientes.

Además de su extensa trayectoria profesional, Ocampo participa en las decisiones que toma el Banco de la República como autoridad monetaria sobre las tasas de interés en el país, medidas que están basadas en la lectura que él y los demás miembros de la junta directiva puedan tener sobre la situación macroeconómica de Colombia y el mundo.

En entrevista, Ocampo evalúa los desafíos que la economía colombiana debe enfrentar para asegurar su crecimiento en este y los años siguientes.

Lea también: Renunció codirector del Banco de la República

¿Cómo se puede explicar la alta devaluación de las últimas semanas?

Creo que la pregunta debe ser por qué estábamos tan revaluados antes. Es que uno de los temas de Colombia es que a lo largo del ciclo hemos tenido una tasa de cambio mucho más inestable de lo que ha sido tradicionalmente.

La tasa de cambio que tenemos hoy, en primer lugar, no está generando efectos negativos importantes, no hay un efecto significativo sobre la inflación y, además, es conveniente desde el punto de vista de lograr que se ajuste más nuestra balanza comercial.

El déficit de cuenta corriente estaría cerca de 4,4 % este año, superior a 2018, y eso se suma a un precio de petróleo inferior.

Claro, es que deberíamos diversificarnos.

¿Por qué el aparato productivo no se diversificó tanto como se esperaba con la caída de los precios del petróleo en 2014?

A lo mejor es que se debilitó por factores anteriores. Hay una asimetría en el aparato productivo, y es que es mucho más costoso crear capacidad productiva cuando se ha perdido.

Ese me parece que es el problema. Creo que aquí hubo todo ese proceso de desindustrialización, de debilitamiento del sector agropecuario, también en gran medida por la bonanza petrolera. Todo eso tuvo un efecto que en términos netos fue negativo. Ahora hay que volver a construir un aparato productivo industrial, agropecuario, de servicios; tenemos que diversificar, y eso es costoso, no se da de la noche a la mañana.

La deuda externa se ha mantenido este año sobre 41 %. ¿Qué tan vulnerable podría ser Colombia a una desaceleración global con ese nivel de deuda?

Colombia no tiene un problema de sobreendeudamiento. El tema siempre ha sido que cuando se devalúa la tasa de cambio, la relación de deuda sobre pib aumenta, pero eso es porque el pib en dólares disminuye por la devaluación, y entonces uno podría decir que era que antes se estaba sobreestimando la deuda. Por eso es mejor calcular con un pib de paridad, que es mucho más estable. Pero incluyendo la tasa de cambio, Colombia no tiene un problema de sobreendeudamiento. La vulnerabilidad son las exportaciones; las no tradicionales deben ser cada vez una proporción mayor.

Recomendado: Deuda externa llega a 42,9 % del PIB colombiano

Respecto a la agricultura, cuando se firmó el acuerdo de paz, entre los planes estaban mayores inversiones para zonas rurales, pero estas se han retrasado. ¿Le preocupa?

Por supuesto. Hay una cosa que sí veo que está andando y son los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (pdet), pero todo lo que se puede llamar ‘las grandes inversiones del campo’ no se está dando. Si me preguntan cuáles son esas inversiones más importantes, yo diría que vías terciarias; todos los estudios dicen que hay que duplicar o triplicar estas inversiones. Lo otro es ciencia y tecnología, asistencia técnica en donde en realidad haya avances positivos pero todavía falte mucho. Yo haría grandes apuestas sectoriales en la industria. Por ejemplo, en cacao o carne de cerdo, porque nosotros somos muy deficitarios del comercio con China, que tiene grandes necesidades por una peste en su porcicultura. Busquemos grandes apuestas.

“Creo que aquí hubo todo ese proceso de desindustrialización, de debilitamiento del sector agropecuario, también en gran medida por la bonanza petrolera”

¿En marihuana medicinal también tenemos potencial?

Sí. El estudio de Fedesarrollo me pareció muy optimista, pero en esa industria hay algo por destacar que tiene que ver con la investigación. ¿Por qué toda la tecnología tiene que venir de Canadá? ¿Nosotros no somos capaces de desarrollar nuestra propia tecnología? Fíjese que los que más están invirtiendo son las empresas canadienses. Ellos están aprovechando su experiencia, pero eso demuestra que hay muchas cosas en las cuales nosotros deberíamos ser capaces de desarrollar nuestro propio conocimiento, y algunos lo hacemos. 

Por ejemplo, en café, nuestro Cenicafé es el centro internacional número uno en el mundo; Cenicaña, en caña de azúcar, que es donde tenemos una altísima productividad también. Entonces es un tema de decir ‘vamos a desarrollar tecnología’; y somos capaces, pero aquí realmente los recursos son muy limitados, etc.

Muchos no le creen a la proyección de pib de 3,6 % que tiene el gobierno, pero el ise da para pensar que sí podría cumplirse la proyección.

La proyección del Banco de la República es 3,2 %, y la verdad es que va a estar más cerca de eso que de 3,6 %. Hay unos sectores que todavía no se recuperan. Por ejemplo, segmentos de la construcción, como comercial y vivienda de estratos altos; agricultura ha crecido este año menos que en 2018, e industria está positivo pero tampoco se ve una gran recuperación.

Y debo decir que eso tampoco se ve en materia exportadora. Por el lado exportador, casi que no hay todavía ninguna rama que muestre recuperación, salvo algunas cosas específicas como las flores. O dicen que el oro también va muy bien.

¿Cuáles cree que son las fortalezas del país que deberían aprovecharse en este momento para volver a crecer por encima de 3,5 % y aumentar el pib potencial?

Es importante resaltar que mal que bien somos los buenos de la región. La Cepal fue la más acertada en 2018, pero esta vez todos están cerca del 0,5 % de crecimiento para América Latina y, en ese panorama, las tres economías del Pacífico, como se les llama a Colombia, Perú y Chile, son las mejores, y, curiosamente, Colombia está por delante este año. Es decir que la recuperación no es tan buena como se esperaba, pero de todas maneras somos de los mejores en crecimiento.

Curiosamente, yo creo que es una fortaleza de Colombia tener una tasa de cambio competitiva como la de este momento. Además, la inversión está bien, seguimos siendo receptores de inversión extranjera, tenemos un sector empresarial bastante dinámico, y todo eso son fortalezas.

Lea también: Los 10 retos económicos de Latinoamérica para 2020

¿Cuáles son las debilidades del país?

Estamos muy bajos en investigación y desarrollo. Toda América Latina está muy atrasada en investigación y desarrollo; el único país que invierte cada
año por encima del 1 % de su pib es Brasil, todos los demás estamos por debajo, incluso, del 0,3 %,
mientras que el promedio de la ocde es de 2,3 % del pib, es decir que estamos más o menos en una octava parte. China está cerca de 2 % y Corea, en 4 %.

¿Cuáles cree que son los puntos a los que debería prestarse más atención?

Las grandes necesidades son educación y salud, y ahí, mal que bien, el gobierno sí ha respondido desde la administración anterior. Pero los faltantes identificados están primero en ciencia y tecnología, donde estamos muy bajos, y en infraestructura.

En infraestructura, Colombia ha hecho algo muy interesante con las asociaciones público-privadas en puertos; en grandes vías hay una experiencia positiva, pero todavía falta. Por ejemplo, la vía a Tunja ya es otra cosa, si logra salir de Bogotá; el Valle del Cauca tiene la mejor red de vías, y eso con el problema de llegar a Buenaventura que no está totalmente solucionado, pero fue porque se invirtió a tiempo. Y, por razones sociales, yo diría que las zonas marginales del país necesitan mucha más inversión.

De otro lado, ¿cómo están viendo la tasa de desempleo? ¿Ya saben por qué está subiendo?

Todo el análisis que se ha hecho indica que es por una lenta creación de empleo. La razón es que hay un año de rezago entre la actividad económica y el empleo, entonces la tendencia negativa en las cifras de trabajo empezó en 2016, es decir, un año después de que la economía empezó a desacelerarse por la caída del petróleo, y yo creo que todavía estamos absorbiendo esa fase de descenso. 

De todas maneras, el reto en empleo es muy grande por el impacto de la migración venezolana, porque además del crecimiento de la fuerza de trabajo, hoy hemos tenido que 4 % de esa fuerza es venezolana, y eso significa que hay que generar mucho más empleo.

De hecho, este año ya observamos en las 13 ciudades principales que los indicadores se han dejado de deteriorar y la tasa de desempleo está relativamente estable, y la tasa de ocupación también ha dejado de caer; incluso ha habido algunos trimestres positivos. 

El problema de deterioro adicional este año es la zona rural y pequeñas poblaciones. Ahí es donde sí se observa un aumento del desempleo, que a mi juicio tiene que ver con lo mencionado antes y es que el sector agropecuario no parece haberse unido con fuerza a la reactivación.

Actualidad

Empresas deberán pagar los dos primeros días de incapacidad por covid: Mintrabajo

Una circular emitida por el Mintrabajo señala que los empleadores deben hacerse cargo de la incapacidad del trabajo en los dos primeros días y el resto por la EPS.

Publicado

on

Recientemente, el ministerio de Trabajo emitió unas circulares en las que define algunos lineamientos con respecto al manejo dentro de las empresas para los contagios por covid y también para evitar los contagios.

En esos documentos, que fueron explicados recientemente en un webinar organizado por Fenalco, el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, aclaró que “el médico tratante debe entregar la incapacidad que ordena el aislamiento por 7 días; los dos primeros días los paga el empleador y los siguientes la EPS respectiva”.

En el encuentro explicaron algunos aspectos de la circular 003 que expidió la cartera de Trabajo el pasado 12 de enero sobre los empleadores que deben exigir carné de vacunación para sus empleados y clientes.

Lea también: Mintrabajo exige que empleados de negocios abiertos al público estén vacunados

Si se mira el documento, apuntan que “en el Sistema General de Seguridad Social en Salud serán a cargo de los respectivos empleadores las prestaciones económicas correspondientes a los dos primeros días de incapacidad originada por enfermedad general y de las Entidades Promotoras de Salud a partir del tercer (3) día y de conformidad con la normatividad vigente. Artículo 3.2.1.10 del decreto 780 de 2016”.

En cuanto a la circular 004, que fue expedida en conjunto con la cartera de Salud, Cabrera también despejó dudas sobre el aislamiento obligatorio por siete días para las personas que presentan síntomas de gripa.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Morgan Stanley prevé petróleo a 100 dólares el barril en la segunda mitad del año

Según un análisis de la firma, el mercado se dirige a un “triple déficit” simultáneo de inventarios, capacidad disponible e inversión.

Publicado

on

petróleo
Foto: Reuters

Morgan Stanley espera que los precios del crudo Brent lleguen a 100 dólares por barril en la segunda mitad del año, y destacó que el mercado se dirige a un “triple déficit” simultáneo de inventarios, capacidad disponible e inversión.

“Los mercados clave de productos petroleros (gasolina, combustible para aviones y gasóleo/diésel) muestran (…) un retroceso pronunciado e inventarios que han caído a niveles bajos. Nada de esto indica debilidad”, dijo en una nota.

Lea también: Capacidad de refinación de petróleo baja por primera vez en 30 años en 2021

El banco elevó sus previsiones de precios para el Brent a 100 dólares el barril para los dos últimos trimestres del año, frente a los 90 y 87,50 dólares estimados anteriormente para el tercer y cuarto trimestre, respectivamente.

Los futuros del Brent cotizaban a unos 87 dólares el barril el viernes, mientras que el crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) estaba en 84 dólares. Ambos contratos están en camino de una quinta ganancia semanal consecutiva.

La proyección de Morgan Stanley coincide con la de otros bancos de inversión, incluido Goldman Sachs, que estimó que los precios del petróleo podrían alcanzar los 100 dólares por barril este año.

REUTERS

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Deuda bruta del Gobierno en 2021 llegó a 61,5%, pero fue menor de lo previsto

En 2021, la deuda bruta del Gobierno central cerró en $724 billones, $104 billones más que en 2020.

Publicado

on

Monedas colombianas

Una de las mayores preocupaciones para la economía colombiana es el alto nivel de deuda al que se ha llegado por cuenta de mayores gastos y menores ingresos durante la pandemia.

Por eso, según datos publicados por el Ministerio de Hacienda, la deuda bruta del Gobierno Nacional Central (GNC) cerró el 2021 en $724 billones, lo que representa el 61,5% del PIB. Eso significó un incremento de $104 billones frente al 2020.

Lea también: Colombia pagó anticipadamente parte de la deuda que vencía en 2022

El dato, aunque alto, es inferior al pronóstico que había planteado el Gobierno a través del Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP) que era de 66,8% del PIB Asimismo, el dato también fue menor que el registrado en 2020, cuando cerró en 64,7% del PIB explicado por el importante crecimiento de la economía este año.

“El Gobierno Nacional ha tenido un esfuerzo activo con el ajuste gradual, progresivo y ordenado de las finanzas públicas, más allá incluso de las propias expectativas que habíamos incluido en el Marco Fiscal de Mediano Plazo”, explicó al respecto el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo.

La reducción de la deuda se explica, entre otras cosas, por una mejor dinámica de la economía para 2021, lo que le permitió al Gobierno hacer movimientos para bajar su deuda y ajustar las finanzas públicas.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Roberto Steiner, codirector del BanRep, criticó alza del salario mínimo para 2022

En un evento, el codirector resaltó que el incremento de 10,07% para este año no ayudará necesariamente a recuperar el mercado laboral.

Publicado

on

Roberto Steiner, codirector del Banco de la República FOTO: Banco de la República

Aunque la discusión del salario mínimo se tardó menos que en otros años y las centrales obreras, los empresarios y el Gobierno llegaron rápidamente a un acuerdo, hay quienes apuntan que ese incremento no es del todo positivo para el mercado laboral.

Eso manifestó el codirector del Banco de la República, Roberto Steiner, en un webinar organizado por el Itaú, quien apuntó que el mercado laboral se ha demorado más de lo previsto en recuperarse, pese a que la economía puede cerrar el 2021 con un incremento del 10%, superando cifras prepandemia.

Las recientes decisiones en materia laboral que tomó el Gobierno y que pueden tener una justificación política no van a facilitar la recuperación del mercado laboral. Eso es una lástima”, opinó Steiner de manera personal el webinar.

Lea también: En la última junta de año, Banco de la República subió la tasa de interés de 2,5% a 3%

Como lo han planteado otros expertos, la lenta recuperación del mercado laboral tiene que ver con que los sectores que más contratan personas en el país han tenido un rezago en su reapertura, así como las dificultades que han tenido grupos poblacionales como los jóvenes y las mujeres.

Cabe recordar, en ese sentido, que el Banco de la República hace una revisión de las condiciones macroeconómicas del país con el fin de tomar decisiones de política monetaria.

Precisamente, la próxima semana la junta del Banco de la República se reunirá para definir sus próximos pasos en materia de alza de tasas.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

¿Por qué Rusia planea prohibir el uso y la minería de criptomonedas?

Los argumentos, según la primera vicegobernadora del Banco Central ruso, Ksenia Yudaeva, son la amenaza que éstas representan para la estabilidad financiera, el bienestar de los ciudadanos y la soberanía de política monetaria.

Publicado

on

Vladimir Putin. Foto: EFE

Este jueves, el Banco Central de Rusia propuso prohibir el uso y la minería de criptomonedas en su territorio, citando amenazas a la estabilidad financiera, el bienestar de los ciudadanos y su soberanía de política monetaria. La medida es la más reciente de una ofensiva global contra estos activos digitales. 

Hace años que Rusia viene mostrándose en contra de las criptomonedas, utilizando el argumento de que podrían usarse para el lavado de dinero o para financiar el terrorismo. Finalmente les dio estatus legal en 2020, pero prohibió su uso como medio de pago.

Ahora, el Banco Central está en conversaciones con actores del mercado y expertos sobre una posible prohibición. Si los legisladores lo aprueban, podría aplicarse a nuevas compras de criptoactivos, pero no a las operaciones pasadas, dijo una de las fuentes, que solicitó anonimato debido a la sensibilidad del asunto. Otro vocero indicó que la posición actual del Banco Central era un “rechazo total” de todas las criptomonedas.

En respuesta a la solicitud de comentarios de Reuters, el banco central dijo que estaba preparando un informe de asesoramiento para expresar su postura sobre el tema. No comentó sobre detalles. El volumen anual de transacciones de criptomonedas realizadas por los rusos es de aproximadamente US$ 5.000 millones, dijo el banco central.

La primera vicegobernadora del Banco Central, Ksenia Yudaeva, deslizó este mes que la creciente popularidad de las criptomonedas generaba preocupaciones sobre los riesgos para la estabilidad financiera, destacando que su uso redujo la eficiencia de las políticas monetarias.

Ksenia Yudaeva

En tanto, el Banco de Rusia planea emitir su propio rublo digital, uniéndose a la tendencia global de desarrollar monedas digitales para modernizar los sistemas financieros, acelerar los pagos y contrarrestar una amenaza potencial de otras criptomonedas.

REUTERS

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado