Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Red Forbes

2020, el año para ratificar el gran presente que vive Bogotá

En 2019 el PIB de la capital del país fue mejor que el de Colombia y la inversión extranjera se alcanzó su tercer periodo al alza.

Publicado

on

Bogotá está cerrando un año más que positivo en materia económica. La ciudad tiene un PIB con crecimientos superiores a los registrados por el país, la inversión extranjera va en camino a completar en 2019 su tercer periodo al alza, e importantes proyectos de infraestructura como la primera línea del Metro, indispensable para el desarrollo de la ciudad, se hicieron realidad.

Este 2019 fue un año en el que decenas de nuevas empresas internacionales mostraron su confianza en la capital, con proyectos de inversión nuevas y de expansión que se acercarían a los 2.950 millones de dólares, proyectos que demuestran el gran potencial que tienen Bogotá y sus municipios aledaños como plataforma regional para las empresas que buscan entrar al mercado latinoamericano o ampliar su presencia en el mismo.

Lea también: ¿Por qué todos hablan de Bogotá?

En medio de un panorama económico internacional en el que la incertidumbre ha sido una constante, Bogotá siguió fortaleciéndose y es hoy, sin lugar a duda, una de las ciudades con mayor potencial para hacer negocios en la región.

“En los próximos años, la inversión extranjera será determinante para que la ciudad mantenga su ritmo de crecimiento”.

Juan Gabriel Pérez.

Nada de esto es una casualidad. La Bogotá de hoy es una ciudad que por años ha construido, a través de un trabajo conjunto de la empresa privada, el sector público y la academia, una agenda productiva de largo plazo. Este esfuerzo permitió que usando las fortalezas de la ciudad y el departamento de Cundinamarca se estableciera la hoja de ruta para hacer de Bogotá-Región un territorio más competitivo y productivo.

Como resultado de este trabajo, Bogotá-Región se ha consolidado como el motor económico de Colombia. Las inversiones y nuevas empresas que llegan a la ciudad son fundamentales para los procesos de transformación productiva, la transferencia de conocimiento y el mejoramiento de las condiciones de miles de ciudadanos a través de la creación de empleos de calidad. La inversión extranjera que llega a la ciudad es, en suma, un aporte al crecimiento económico del país.

Lea también: ¿Cómo se define una valoración cuando una empresa tiene poca tracción?

En los próximos años, la inversión extranjera será determinante para que la ciudad mantenga su ritmo de crecimiento. La primera línea del Metro es un hito para la infraestructura de la ciudad y el país e incrementará la presencia de compañías chinas en la capital, además de dinamizar las relaciones comerciales de Bogotá y Colombia con los mercados de Asia.

Asimismo, proyectos como el Regiotram de Occidente, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Canoas, el Bronx Distrito Creativo o los hospitales de Bosa, Usme y Santa Clara, todos con espacio para la inversión extranjera, hacen parte de un portafolio de infraestructura por cerca de 9.000 millones de dólares que la ciudad ha venido adjudicando desde este año y que permitirá que Bogotá se siga transformando de cara al futuro.

Sumado a los proyectos de infraestructura, Bogotá tiene un enorme potencial para el desarrollo de negocios en sectores como el de tecnología y tercerización de servicios, manufacturas de valor agregado o cosméticos y farmacéuticos, además de ser un hub para las industrias creativas y estar en camino de convertirse en la capital latinoamericana del emprendimiento.

El panorama de Bogotá nos invita a ser todavía más optimistas. La evolución que ha tenido la ciudad ha llevado a que en el mundo entero se le vea hoy con otros ojos. En medio de este panorama lleno de retos y oportunidades, 2020 aparece como un año para ratificar que Bogotá es una ciudad que goza de un gran presente, pero que tiene aun un mejor futuro.

Contacto:
LinkedInJuan Gabriel Pérez
* El autor es director ejecutivo de Invest in Bogota.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Colombia.

Publicidad
Publicidad