Todos los Derechos reservados © 2004 - 2019, Forbes Colombia

Economía y Finanzas

África le quita a América Latina los aplausos

Mientras América Latina busca cómo resolver los desafíos de cada país y volver a crecer como bloque, África retoma la senda de crecimiento que le había quitado la llamada primavera árabe.

Publicado

on

Latam vs África

Durante el boom petrolero en los años 2003-2014, América Latina logró destacarse con altas tasas de crecimiento y se ganó el título de la prometedora región que en las siguientes décadas impulsaría la economía mundial. Hasta que se acabó el boom , el mundo se desaceleró y Latinoamérica perdió el impulso desde 2015. En su lugar, buena parte de África y el sureste asiático están tomando el liderato, pese a los retos que tendrán que enfrentar.

América Latina creció rápidamente ayudada de los altos precios de las materias primas que exportaba. Entre los resultados estuvo la construcción de grandes proyectos de infraestructura en algunos países y un amplio gasto social para reducir la desigualdad y la pobreza en muchos de ellos.

Lea también: El ascenso y declive de las clases medias de Europa y Latinoamérica

Fue la caída en los precios de los commodities la que dejó ver otra realidad: “Los aparatos productivos de Latinoamérica no se transformaron tanto como debían hacerlo y en sentido estricto siguen siendo economías muy parecidas a lo que eran, es decir que prácticamente solo producen materias primas, con niveles de desigualdad muy altos y poblaciones que no están lo suficientemente educadas para ser altamente productivas”, explica Javier Mejía, investigador de la Universidad de Nueva York en Abu Dhabi.

Al fenómeno deben sumarse los problemas de institucionalidad que tienen la mayoría de países de la región y dificultan la realización de negocios o, incluso, la llegada de nuevos inversionistas. Por ejemplo, el escándalo del Lava Jato en Brasil, el cual involucró a los dos partidos de gobierno y derivó en el conocido caso de corrupción de Odebrecht, cuyos sobornos se pagaron también en Perú, Colombia y Ecuador, entre otros países.

Así las cosas, de acuerdo con el más reciente informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras América Latina crecería 0,2 % este año, la región de África subsahariana lo haría en 3,4 %. Para 2020, la distancia se recortaría, ya que se espera que la primera región repunte hasta 2,3 %, a la vez que la segunda seguiría la tendencia ascendente hasta 3,6 %.

África subsahariana es una zona que logró su recuperación en crecimiento luego del fenómeno de la llamada Primavera Árabe y, pese a estar conformada por países con bajo crecimiento, se estabilizaría en un agregado de entre 4 y 5 % para la próxima década, excluyendo sus dos mayores economías, que seguirían creciendo por encima de dicho registro.

Pese a la heterogeneidad de la región y la separación que apenas están resolviendo el norte de África y la región subsahariana, hay fenómenos poblacionales similares que están llevando a ese continente a tomar la ventaja sobre América Latina.

El primero de ellos es la edad de su población. En general, la región apenas está entrando en un bono demográfico que ya parece estar diluyéndose, lo que llevará a que en la próxima década, la mayoría de sus habitantes estén en edad productiva.

Recomendado: Medio centenar de países lanzan plan para una economía baja en carbono

Al mismo tiempo empiezan a verse los resultados de las inversiones sociales de años anteriores en sectores de educación y salud, de modo que la expectativa de vida ha mejorado y por primera vez hay una generación con alfabetización y acceso a la prima que casi alcanzan 100%, mientras la clase media tiene también acceso a educación secundaria y los de mayores ingresos revelan una mayor asistencia a la universidad.

El fenómeno ha reducido la pobreza, ha ampliado su mercado y mejorado el capital humano, que todavía tiene la ventaja de ser contratado a un valor inferior, haciéndolo atractivo para empresarios e inversionistas.

Según Mejía, los países africanos todavía están muy lejos de entrar al club de ingresos altos, pero sí están en un nivel laboral cercano a América Latina. Además, en los próximos 30 años entrarán al grupo de países de ingresos medios, lo que significa un mayor acceso a la educación intermedia y con mano de obra que podrá prestar servicios con un nivel de especialidad similar al de la región latina.

Carrera de crecimiento

Al otro lado del Atlántico, América Latina se enfrenta todavía al desafío de recuperar sus tasas de crecimiento. Con un pronóstico de crecimiento para este año de máximo 1 %, México y Brasil son las dos economías más grandes de la región, pero también las primeras que se enfriaron, junto con Argentina, cuyo PIB decrecería 2 % en 2019, y que sigue implementando las medidas del FMI para superar la crisis.

El otro bloque importante de países latinoamericanos que conforman Perú, Chile y Colombia tendría un crecimiento de entre 3 y 3,5 % este año. Mientras los dos primeros siguen reportando bajo crecimiento, Colombia enfrenta la incertidumbre de la aplicación de la recién aprobada reforma tributaria —la cual debería incrementar el recaudo fiscal—, además del rearme de parte de la guerrilla de las Farc.

Puede interesarle: Ocampo: “La preocupación de Colombia no es la deuda, sino sus exportaciones”

Para el analista Eduardo Recoba, México podría obtener algún beneficio de las nuevas negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, mientras que Colombia ha demostrado fortaleza en su mercado de capitales, que sin embargo es pequeño para el tamaño de su economía.

Ambos bloques de países necesitarán aumentar el gasto público y generar políticas que incrementen el empleo y ayuden a subir también el gasto privado, todo para dinamizar sus economías.

Recoba advierte también que si bien la región combatió la pobreza con los recursos del boom petrolero, dicho crecimiento se trató más bien de una euforia económica en la que poco se cuidaron las políticas públicas y el crecimiento estructural, lo que dejó una clase media vulnerable a los choques de crecimiento de cada país.

De este modo, un estancamiento de América Latina atacará la demanda y, con ella, especialmente a la clase media, que precisamente es la que aportas la mayoría de la fuerza laboral. Con poco empleo, como ya se ha visto en algunos países de la región, habrá menos consumo y, por lo tanto, el inicio de una espiral de bajo crecimiento.

Mientras África retoma la promesa de crecimiento destacado que la Primavera Árabe le había retrasado diez años, América Latina tendrá que diversificarse para volver a crecer y encontrar la forma de robarse los reflectores mundiales.

La región tendrá que trabajar en acuerdos comerciales con países fuera de América Latina o con bloques económicos como la Unión Europea —de acuerdo con un informe publicado por Martín Rama, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe—, que aunque solo beneficiarán a un número limitado de sectores productivos, tendrían un efecto positivo sobre el crecimiento del pib de cada país al aumentar la complejidad de sus economías y dinamizar su actividad.

Impacto de la ‘guerra’ EE. UU.-China en Latam

Los conflictos comerciales globales, entre los que se destaca la mencionada guerra de China y Estados Unidos, podrían representar pérdidas por 700.000 millones de dólares en 2020, según cálculos más recientes del Fondo Monetario Internacional (FMI). Su directora, Kristalina Georgieva, señaló que el mayor impacto se ve en la pérdida de confianza, que tiene efectos directos sobre los mercados.

Recomendado: Estado de los aranceles chinos a EEUU tras acuerdo de Fase 1

Si bien México ha podido aprovechar la ruptura entre Estados Unidos y China para aumentar las exportaciones a su natural socio comercial principal, estos conflictos comerciales se han traducido para la mayoría de los países en la disminución de su actividad manufacturera y de inversión, a lo que debe sumarse el riesgo que advierte el FMI de un efecto negativo también sobre los sectores de servicios y consumo.

La razón de esta disminución de la actividad es que, a medida que se materializaron las alzas arancelarias de Estados Unidos a China, también se incrementó la incertidumbre, y esto obligó a las empresas de manufacturas a disminuir o aplazar sus decisiones sobre gasto de largo plazo y compra de maquinaria, en especial en el este de Asia.

Economía y Finanzas

Bolsas de valores de Colombia, Perú y Chile acordaron su integración

En una reunión extraordinaria acordaron que empezarán el proceso para unificar sus plataformas. La sede de la nueva holding será en Chile.

Publicado

on

Además de las movidas empresariales en el mercado de capitales de Colombia, esta vez la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) anunció que acordó integrarse con las entidades de Perú y Chile y así avanzar en la creación de un mercado unificado de la zona andina.

Eso anunció a través de su página web la Bolsa de Valores de Colombia, en donde aseguró que tras una reunión extraordinaria entre las tres bolsas acordaron finalmente que empezarán su proceso para integrar las plataformas.

Lea también: Avanza posible integración entre bolsas de valores de Colombia, Perú y Chile

La nueva holding regional que crearán tendrá sede en Chile y buscará una única plataforma de negociación. Como apuntó la BVC en un comunicado, en dicha reunión acordaron “iniciar la planificación de la integración de las plataformas de negociación, compensación y liquidación de los mercados de las tres entidades bursátiles, dejando constancia expresa que este acuerdo se encuentra condicionado a las autorizaciones que los reguladores o supervisores de cada país evaluarán, y que cada entidad local procurará obtener“.

Eso quiere decir, en otras palabras que la Bolsa de Valores de Colombia, la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS) y la Bolsa de Valores de Lima funcionarán a través de una sola plataforma regional, pero todavía queda que autoridades implicadas le den luz verde a la alianza.

De acuerdo con la BVC, el 100% de las acciones de la bolsa de Colombia sería intercambiado por el 40% de las acciones de la ‘Holding Regional’.

Lea también: Bolsa de Valores de Colombia logra récord en emisiones de bonos

Por otro lado, el 100% de las acciones de la BCS sería intercambiado por el 40% de las acciones de la Holding Regional. “Previo al canje de acciones, la BCS efectuaría un reparto extraordinario de dividendos que, a la fecha de la valoración económica (esto es, al 31 de marzo de 2021), equivale a CLP $7.624.824.024”.

En cuanto a la bolsa de Perú, el 100% de las acciones del Grupo BVL, sería intercambiado por el 20% de las acciones de la Holding Regional. Y previo al canje de acciones, dicho grupo efectuaría un reparto extraordinario de dividendos y/o una reducción de capital que, a la fecha de la valoración económica (esto es, al 31 de marzo de 2021), equivale a PEN $49.198.380.

Lo que se viene

Ahora, según anunció la Bolsa de Valores de Colombia, lo que se viene es un periodo de implementación de dicha integración regional que comenzará con la firma del AMI y terminará con la constitución de la Holding Regional.

“Durante la fase de inicio de actividades de la Holding Regional (primeros años de vigencia inicial), exista un modelo de gobernanza transitorio que incorpore las mejores prácticas de gobierno corporativo, respete los términos de intercambio antes descritos y asegure el buen funcionamiento y la prestación de los servicios que los mercados de Colombia, Perú y Chile requieren”, concluyó el comunicado.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Colombia pagó anticipadamente parte de la deuda que vencía en 2022

Según el Minhacienda, el país pagó $5 billones de deuda pública interna de manera anticipada y en lo corrido de este año, esa cartera hizo operaciones de manejo de deuda y pagos anticipados por un total de $19,1 billones.

Publicado

on

Monedas colombianas, dinero, economìa, moneda, dinero en efectivo foto: Diana Rey Melo

Colombia pagó de manera anticipada deuda pública interna por 5 billones de pesos (1.247 millones de dólares), que vencía el próximo año, informó el lunes el Ministerio de Hacienda.

La redención anticipada correspondió a títulos de deuda pública interna TES con vencimiento en mayo de 2022 que estaban en manos de la Dirección General de Crédito Publico y Tesoro Nacional.

Lea también: La deuda externa en agosto subió a 52,3% del PIB

“La operación mejora el perfil de vencimientos de la deuda pública interna al reducir el valor de sus amortizaciones para el próximo año de 14,6 billones de pesos a 9,6 billones de pesos”, precisó el Ministerio de Hacienda en un comunicado.

Los TES son la segunda fuente de financiación interna del gasto del Gobierno, detrás del recaudo de impuestos.

En lo que va de este año el Ministerio de Hacienda realizó operaciones de manejo de deuda como canjes y pagos anticipados por un total de 19,1 billones de pesos.

El viernes pasado el Gobierno terminó su programa de subastas de TES de este año por un total de 42,4 billones de pesos.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

La inflación y la productividad no serán el único eje para definir el alza del mínimo: Mintrabajo

Ángel Custodio Cabrera, ministro de Trabajo, anunció que este viernes iniciará la discusión y se dará a conocer el detalle del cronograma con el que buscarán llegar a un acuerdo con un plazo máximo hasta el 15 de diciembre.

Publicado

on

Ángel Custodio Cabrera, ministro de Trabajo. Foto: María Camila González.

Desde este viernes, el ministerio de Trabajo empezará a discutir cuánto será el alza del salario mínimo que empezará a regir a partir del próximo año y tendrán hasta el próximo 15 de diciembre para llegar a un acuerdo en las reuniones ordinarias.

Eso anunció Ángel Custodio Cabrera, ministro de Trabajo, en una rueda de prensa que dijo que este año habrá ciertos cambios en la forma en la que se va a discutir el incremento del salario mínimo.

Lea también: Se acercan las discusiones para el salario mínimo de 2022

Según Cabrera, para la discusión se van a acordar los cronogramas en conjunto con las centrales obreras, los empresarios y el Gobierno. De igual manera, aseguró que van a llamar a expertos externos que ayuden a definir el incremento.

Asimismo, Cabrera apuntó que para este año también no solo se tendrán en cuenta los indicadores como el de la inflación y la productividad para fijar el alza del mínimo, sino que también se revisarán la situación de informalidad del país, el comportamiento de la inflación, la sostenibilidad fiscal, la empleabilidad de jóvenes y los aportes a seguridad social.

Queremos incorporar varios parámetros para que en reuniones informales se hable de diferentes temas en las que ambas partes traigan expertos, otras opiniones del mercado laboral“, dijo este lunes en una rueda de prensa.

Cabe recordar que a octubre, según el Dane, la inflación año corrido va en 4,58% y estimaciones del Banco de la República dicen que el dato subiría a 4,9% al cierre del 2021. Eso quiere decir, en otras palabras, que si se tiene en cuenta ese dato el aumento del salario podría estar alrededor del 5%.

Ahora bien, teniendo en cuenta que el país atraviesa por un periodo de recuperación en el que se ve un impulso importante para la economía, pero lento para el empleo, la discusión del alza del salario mínimo también tendrá en cuenta las proyecciones que hay para la reducción de la pobreza.

El cronograma

Cabe recordar que la fecha límite que tienen las centrales obreras, los empresarios y el Gobierno para llegar a un acuerdo para fijar el mínimo es hasta el 15 de diciembre en reuniones ordinarias.

Si no se llega a un acuerdo, podrían definir unas extraordinarias y si definitivamente no llegan a ningún punto en común el Gobierno Nacional tendrá que definir el incremento del salario mínimo por decreto y anunciarlo antes de que se acabe este año.

Convierta a Forbes Colombia en su fuente de información habitual

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Bancolombia y BBVA formalizan financiación de la primera línea del Metro de Bogotá

La alianza entre ambos bancos involucra un capital de $678.000 millones, que estarán distribuidos en partes iguales y cuyo desembolso está planeado en un plazo total de hasta 36 meses.

Publicado

on

La primera línea del Metro de Bogotá se consolida paso a paso. De hecho, el más reciente podría ser uno de los más contundentes a la fecha, pues Bancolombia y BBVA anunciaron hoy la coestructuración y firma de un contrato por $678.000 millones para financiar la fase previa del proyecto.

El crédito será otorgado al concesionario Metro Línea 1, compuesto por las compañías China Harbor Engineering y Xi’an Rail Transportation Group. Esta suma será utilizada por el concesionario para los gastos iniciales del proyecto, agregó la información.

A su vez, la financiación llevará el sello de sostenibilidad dado que el proyecto ha sido concebido bajo parámetros de eficiencia energética y medioambiental, operará con luz y ventilación natural. Asimismo, los trenes operarán con energías limpias y todo el sistema será 100% eléctrico.

“Nos enorgullece participar en esta operación y en un proyecto como la construcción de la primera línea del Metro de Bogotá, no sólo por lo que representa para los bogotanos en materia de movilidad y calidad de vida, sino porque además, se alinea a nuestro propósito de apoyar el desarrollo de infraestructuras sostenibles, que promuevan el uso eficiente de los recursos, y este proyecto es una muestra clara de ello”, dijo el presidente de BBVA Colombia, Mario Pardo Bayona.

Por su parte,el presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora, sostuvo que esta financiación se integra a la meta 2021 de la institución para entregar $30 billones en créditos orientados por criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG).

El ejecutivo agregó que, de ese total, ya fueron entregados cerca de $27 billones que se traducen “en iniciativas que contemplan el cuidado del medio ambiente y una mejor calidad de vida para las comunidades”.

Siga a Forbes Colombia desde Google News

Seguir Leyendo

Economía y Finanzas

Las acciones de estas empresas están despegando: cómo subirse al tren

La nueva variante de Covid-19 alerta al mundo y el viernes las acciones se desplomaron. Sin embargo, algunos jugadores sacan provecho de la situación.

Publicado

on

Acciones

El temor a una nueva variante de Covid-19 sacudió hace unos días los mercadores de valores mundiales y a las criptomonedas. Sin embargo, no todos perdieron ese viernes negro. Las acciones de los fabricantes de vacunas de Covid-19 se dispararon ante los temores sobre una nueva variante del coronavirus, posiblemente resistente a las vacunas.

Las acciones de Moderna, BioNTech y Pfizer, que fabrican algunas de las vacunas contra el coronavirus más utilizadas en el mundo occidental, subieron 27,8%, 21,9% y 5,6%, respectivamente, el viernes por la mañana. 

Lea también: ¡Jaque instantáneo! La historia secreta de cómo el Grupo Gilinski está a punto de hacerse a Nutresa

Los fabricantes de vacunas con productos sometidos a pruebas o revisión también obtuvieron buenos resultados, con las acciones de Novavax subiendo un 10,4%, Inovio Pharmaceuticals un 5,3% y Vaxart un 4,1%.

Del lado opuesto, los precios del petróleo cayeron más del 10%, el peor día del activo en 2021 y su mayor caída en un día desde la primavera de 2020, según Reuters, con el crudo Brent de referencia mundial cayendo un 10,7% y el crudo Intermedio West Texas de EE. UU. Un 11,6%. 

Un día olvidable en Wall Street

Los principales índices del mercado estadounidense cayeron tras la noticia de la nueva variante, con el Dow Jones Industrial Average cayendo 1.000 puntos o 2,8 , también su peor día del año, S&P 500 2,2% y Nasdaq 2%. 

Los índices globales también cayeron: el Nikkei 225 de Japón y el HSI de Hong Kong cayeron más de un 2,5% y el FTSE100, el CAC40 de Francia y el DAX de Alemania bajaron entre un 3,6% y un 4,9%.

Los activos de refugio seguro también se beneficiaron de la caída, con el oro subiendo un 0,6% y los rendimientos de las notas del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, que van en contra de los precios, cayendo al 1,5% desde el 1,64% antes del Día de Acción de Gracias. 

La nueva variante del virus puso de patas para arriba a toda la comunidad científica, incluida la OMS. La nueva variante fue detectada en Sudáfrica la semana pasada, lo que generó la preocupación mundial de que podría generar nuevos brotes y obstaculizar la recuperación económica y los esfuerzos para contener el virus.

Lea también: EE. UU. se prepara contra la variante ómicron con nuevas prohibiciones

La variante, B.1.1.529, tiene un número muy alto de mutaciones. Los expertos creen que, posiblemente, podría evadir la inmunidad otorgada por las vacunas y ser más transmisible que otras variantes circulantes, incluida la variante delta, altamente infecciosa.

La Organización Mundial de la Salud convocó una reunión para discutir la nueva cepa y los gobiernos de todo el mundo se han movido rápidamente para imponer restricciones a los viajeros que lleguen del continente africano. 

La nueva variante ya fue detectada en partes de África, Asia y Europa y parece estar reemplazando a la variante delta.

En este marco, el fabricante de vacunas BioNTech dijo que está explorando si la nueva variante significa que su vacuna debe modificarse. Espera más datos sobre esto en dos semanas, dijo la compañía en un comunicado, informó Reuters.

*Con información de Forbes US.

Seguir Leyendo
Publicidad
Publicidad

Destacado